Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

27 de marzo de 2010

"Cómo Entrenar a tu Dragón". Vikingos y dragones en Dreamworks

Más

Publihechizo

Lecturas

También


La última producción de uno de los líderes de la animación en el mundo del cine, Dreamworks, nos trae esta divertida película basada en el libro del mismo título, escrito por Cressida Cowell y publicado en España por Ediciones SM. Una película colorista, de corte fantástico, épico y con mucho sentido del humor. Los estudios de animación de Dreamworks siempre han sido la contrapartida a Pixar, o al menos así lo ve mucha gente. Sus películas suelen tener algo de parodia irreverente (como Shrek) y con temas dirigidos a un sector de público más amplio, en los que se ha dado alguna que otra película con crítica social de fondo más evidente, el caso de Antz, por ejemplo. Cómo Entrenar a tu Dragón es un entretenimiento sin más, una película de animación para todos los públicos que sitúa al espectador en una época pocas veces tratada en el género, la de los vikingos.

La cinta nos cuenta la vida de Hipo, un niño flacucho y de poca fuerza que trata de hacer lo posible por hacerse notar siempre que el poblado vikingo en el que vive es atacado por bandas de... dragones. Aprendiz de herrero y algo estudioso, siempre quiere mostrar que él puede ser como los demás, un vikingo rudo, fuerte y sanguinario como su padre, quien está bastante descontento con él porque traiciona todo lo que significa ser un vikingo, a pesar de que Hipo ha nacido así y no puede cambiar su condición aunque le ponga empeño. Todo el mundo lo considera una carga, incluso querrían librarse de él (con buen humor, por supuesto). Pero al comienzo de la película, y justo la misma noche en que el poblado es atacado por feroces dragones, un Furia Nocturna, el más peligroso de la raza dragonil y del que no se tienen referencias (no aparece en el manual de dragones), es derribado por el chico, quien sale a buscarle y reclamar su cabeza para que los demás aprecien su valor. Pero acabar a sangre fría con un dragón no es precisamente de su agrado ...

La verdad es que suelo pasármelo bien con las películas de animación que voy a ver al cine, pero con Cómo Entrenar a tu Dragón me lo he pasado especialmente bien. No sólo porque me ha parecido una historia original y con un ritmo muy bien llevado, sino por la calidad técnica que Dreamworks ha puesto en la realización de la película. Conforme pasan los años se hacen más y más películas con un envoltorio soberbio (ahí está Wall·E), y esta que nos ocupa no es una excepción. Posiblemente sea la película de Dreamworks Studios que más sobresale en su apartado técnico, y no es para menos, sólo hay que observar el movimiento de los personajes, la iluminación, los planos fotográficos o los diversos escenarios que pueblan la historia. Un colorido que deriva más hacia los tonos grises por tratarse de un ambiente frío y duro como es el de las tierras vikingas, pero que en su mayor parte resalta con la vegetación o los colores chillones de los dragones. Pero sin lugar a dudas creo que me quedo con la frondosa barba de Estoico, padre de Hipo y jefe de la aldea. ¡Pelo que parece de verdad! Muy logrado, en serio. Y ah, las escenas de acción, efectos especiales de explosiones, fuego, destellos... De lo mejorcito y muy impresionantes, casi parece que vayan a hacerte rozaduras. Si la versión en 3D de la película es bueno, este tipo de efectos deben ser apabullantes, en especial la secuencia final.


La banda sonora también merece una mención dentro del apartado técnico, pues no hay que olvidarse de la estupenda composición de John Powell, con ciertos temas folklóricos y desenfadados cuando lo pinta la ocasión, cuya calidad ya demostró de sobra con Shrek o Antz (esta última además con unos temas épicos soberbios).

Como bien dice el título, los dragones son las criaturas protagonistas del film. Criaturas que son machacadas constantemente por los guerreros vikingos sin compasión alguna, aunque más adelante se conocen las causas de dichos ataques en busca de comida. Unos dragones de formas muy caprichosas que parecen desentonar un poco, dado el carácter caricaturesco de los mismos, pero no es más que un efecto para diferenciar sus diversas personalidades, características y habilidad. Son mortales, divertidos y son la esencia de la peli. El dragón principal, el Furia Nocturna ("Desdentao", así le llama el chaval por su dentadura retraíble), destaca sobre los demás por su color oscuro, sus líneas estilizadas y su carácter juguetón, aunque todo el mundo crea que es una bestia sanguinaria. Me recordaba a una especie de Pokemon o algo así, por su cabeza plana, los ojos grandes... Muy parecido a los de las series de anime que echan en la televisión. Incluso tiene un aire muy semejante a Stitch, ese koala amorfo y tan salvaje de Disney. A lo mejor tiene que ver el que los directores se encargaran precisamente de llevar adelante Lilo & Stitch en 2002.

Antes mencioné el ritmo, y es que es algo de lo que más acertado me ha parecido. Mi interés ha sido captado desde el comienzo, desde el ataque de los dragones al poblado vikingo y más allá. La manera en cómo el chico va descubriendo poco a poco al Furia Nocturna, encariñándose con él y montando en su grupa para volar libremente por el cielo, instantes que son intercalados por las sesiones de entrenamiento de los más jóvenes de la aldea, quienes tienen que mostrar su aptitud para derrotar a ciertos dragones en la arena, en una suerte de pruebas con hacha y escudo. Sin duda de las partes más divertidas, aunque en general la película brinda momentos de buenas carcajadas.

Así que poco más puedo decir ya que no haya dicho. Es una de las películas que más me han gustado en lo que va de año. Una mezcla más que acertada y con estilo la de que combinar los dragones y los vikingos en una película de animación que nos habla de la amistad entre seres muy distintos entre sí, de romper con la tradición sin sentido ya establecida y querer hacer algo nuevo y beneficioso para todos, una convivencia mejor. Momentos muy evocadores de libertad y alivio personal aquellos en los que niño y dragón se funden en uno sólo para campar a sus anchas por el cielo (atención al crudo detalle final que me llamó la atencion). Creo que es de las pocas de este género que han sido adaptadas de una novela de fantasía de corte juvenil, por lo que el libro imagino que tendrá su qué para que lo hayan trasladado al cine. Dado que hay hasta el momento tres libros más, también sobre la convivencia con dragones, no me extrañaría nada que viéramos en un futuro no muy lejano las adaptaciones de dichos libros si la taquilla de esta película funciona bien. Por el momento a mi me han captado y han hecho que mi imaginación vuele alto, tan alto como los dragones de Dreamworks. ¡No dejéis que se os escape si os gusta el género de animación!


------------oOo------------

Título Original: How to Train Your Dragon / Director: Dean DeBlois, Chris Sanders. / Género: Fantasía. Animación. Comedia. / Nacionalidad: E.E.U.U. /Estreno: 26 de Marzo de 2010. / Duración: 98 minutos.

------------oOo------------

6 comentarios

Casi simultaneamos entrada, jeje. La vi anoche y salí muy contento del cine, la verdad. A mi también me ha gustado mucho.

No he querido leer tu reseña hasta haber terminado la mia, pero ahora que lo he hecho veo que hemos coincidido bastante en nuestra apreciación, muy positiva en ambos casos. :)

Me encantó cómo se muestran las diferentes variedades de dragones, y hay escenas que son realmente graciosas, sobre todo como dices las de los entrenamientos en la arena.

La influencia de Lilo & Stitch es clara, eso sí; especialmente en los gestos del Furia Nocturna.

Por tus palabras deduzco que no la visto en 3D, ¿no es así? La verdad es que en este caso merece la pena. Aunque la peli es buena en cualquier caso, gana desde esa forma de verla.

Saludos!

Pues sí, nos hemos cruzado. :p

Hemos coincidido en casi todos los puntos a destacar, que son el ritmo, la calidad técnica y lo divertida que es, no da para menos. Sin embargo, me gustó tanto que se me olvidó comentar los puntos negativos que tú sí dices en tu artículo, que es la típica previsibilidad de que adolecen casi todas las películas de animación (supongo que es para no decepcionar a la masa): el niño rechazado que trata de cambiar, el padre disgustado y que acaba por exaltarle... aunque el enfrentamiento final y el secreto de los dragones no me pareció previsible.

También se me olvidó comentar el nombre del Furia Nocturna, "Desdentao". No me acordaba. :D

Y no, no la he visto en 3D. Todavía no he visto ninguna en este formato, pero es que me probé las gafas del Kinépolis y la verdad es que no me resultaron nada cómodas. :S Supongo que será cosa de llevar gafotas. ¿Los que tenéis gafas las usáis aún así y no os molestan?

Y ah, he corregido algunos fallos que tenía mi artículo, cuestión de terminar el artículo corriendo antes de cenar. :D

La verdad es que tengo ganas de verla... a ver si ahora con las vacaciones me animo y voy al cine.

Un saludete

Yo solo diré que cuando terminé de ver la peli, tal y como me suele pasar en casos similares dije...

'''YO QUIERO MI DRAGÓN!!! ^^

Poco más que añadir tengo a vuestros comentarios, la verdad.

Lo de la previsibilidad es algo inherente a estos títulos, pero la película te hace disfrutar de un rato tan majo, que es un aspecto a pasar por alto. Además, aunque estaba cantado el final feliz, el final logra poner un punto que no me esperaba...

Bueno, yo uso gafas para cosas puntuales: la tele, el ordenador y también el cine. Y es verdad que llevar tus gafas y encima las polarizadas para el 3D resulta un poco engorroso. Pero como la película tampoco dura excesivamente, se hace llevadero. ¡No sé si podría tenerlas puestas durante una de las partes del Señor de los Anillos! :)

P.D. ¡Yo también quiero mi dragón! :P

Yo es que uso gafas para todo, cosas de la miopía. :D:D

El detalle final yo tampoco me lo esperaba, pero mira, cosas como estas marcan una diferencia.

+3 a lo de "¡Quiero mi dragón!". xDD

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies