Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de 'He-Man y los Masters del Universo'

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en 'The Book of the Ancestor'

No hará falta haber leído ni "The Broken Empire" ni "The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

junio 11, 2014

Crónica de la XXXIII Feria del libro de Granada (II): La traducción audiovisual y susurros entre el velcro

Compartir

El pasado domingo 11 de mayo asistimos a una mesa redonda titulada Bart Simpson y Meryl Streep hablan español: los entresijos literarios de la traducción audiovisual. Como ya sabéis por la gran cantidad de entradas en las que hemos comentado el doblaje de algunas películas y series así como la traducción de algunos libros y cómics, consideramos que sería interesante asistir a esta mesa redonda presentada por Violeta Ruiz Arcas y Alicia Martorell, y en la que María José Aguirre de Cárcer como traductora de la famosa serie Los Simpson (además de Futurama, Perdidos, Glee, Ley y orden, Acción criminal, Expediente X, Melrose Place, Entre fantasmas, Nymphomanyac, Al encuentro de Mr.Banks, El llanero solitario y Aprendiz de brujo, entre otros muchos títulos), y Natalia Gascón Schäfer, traductora de Meryl Streep en la última película Agosto (además de Jacuzzi al pasado, El pequeño Nicolás, Sutther Island, Mein Führer, Arthur y los Minimoys o Buenas noches, y buena suerte), nos pondrían al día de los entresijos de los traductores y su mundillo. Como en la anterior ocasión, el acontecimiento se celebró en el edificio de la Asociación de la Prensa de Granada, solo que en esta ocasión nos encontramos con que la mesa se realizaría en el patio, con un gran monitor al lado del antiguo pozo.

De izquierda a derecha: María José Aguirre de Cárcer, Alicia Martorell, 
Violeta Ruiz Arcas y Natalia Gascón Schäfer.

Debo reconocer que me sorprendió encontrar a tantas personas asistiendo a algo relacionado con la traducción, mucho más teniendo en cuenta que en España no somos famosos por tener un buen nivel en cuanto a idiomas se refiere. Hubo alrededor de treinta asistentes aproximadamente, muchos de ellos armados con un buen lápiz y su correspondiente bloc de notas. Tras una presentación inusual en la que una chica se colocó frente a la mesa y se dedicó a hablar en representación de ACE Traductores –que eran los que habían apalabrado el evento–, se introdujo a las correspondientes presentadoras de las ponentes y empezaron a preguntarse diversas cuestiones entre sí. Algunas de ellas fueron bastante interesantes, como por ejemplo qué diferencia había a la hora de trabajar en la traducción de una película o una serie, cómo se podían encajar algunas expresiones propias de otros idiomas al español –véase el ejemplo del personaje de Bart cuando dice «multiplícate por cero»– y la forma en la que los diversos estudios mandan el material a la empresa de traducción.

En cuanto a esta última pregunta, nos mostraron mediante el uso de la televisión, una prueba de cómo la traductora de Meryl Streep en la película Agosto había tenido que trabajar. Aparecía la duración del metraje en la parte superior e inferior, también nos explicaron que los estudios suelen mandar estas copias con muy mala calidad, a veces en blanco y negro y en ocasiones no les llegan a mandar una versión definitiva de la película, por lo que tienen que ir modificando la traducción a medida que les van mandando nuevas partes del metraje.

Evidentemente, todo esto dio pie a otras preguntas como fue el caso de la labor que debe realizar el traductor a la hora de sincronizar los subtítulos con la dicción de los personajes de cualquier medio audiovisual. Según nos comentaron las dos invitadas, ellas suelen mandar en un archivo todos los subtítulos, realizando anotaciones al margen sobre lo que significa la frase, a qué se refiere y todo tipo de detalles que puedan servir de utilidad al departamento de traducción del estudio a la hora de insertar los textos en la película. Como era inevitable, surgieron también a colación las webs de aficionados que se dedican a subtitular los capítulos de series famosas. En este caso las dos invitadas se pusieron de acuerdo en afirmar, que como internet ha revolucionado la velocidad a la que se exigen las traducciones, las webs de aficionados normalmente les quitan a ellas mucho trabajo y desmejoran sensiblemente la calidad de los trabajos finales, porque muchos de ellos no son profesionales.

El interior del edificio de la Asociación de Prensa de Granada, momentos
antes de que comience la mesa redonda.

Nos comentaron diversos gazapos en el que la traducción realizada por fans no tenía nada que ver con lo que decía originalmente el actor. Al público se nos explicó que esto no es algo que pase únicamente con las películas o las series de televisión, también ha ocurrido con grandes éxitos de ventas como fue el caso del último libro de la saga de J. K. Rowling, Harry Potter y las reliquias de la muerte. Debido a que la traducción estaba tardando más de la cuenta en llegar a España, hubo una serie de "fans" que se dedicaron a traducir el libro –sin cobrar por ello, claro está–, dando como resultado algo completamente diferente a la obra original. El hecho de que haya personas que accedan a malgastar su tiempo en leer algo semejante y que encima estén satisfechos con el resultado final, plantea bastantes enigmas en cuanto a la evolución mental de la sociedad actual.

Aprovechando que había surgido el tema de la pésima traducción de Harry Potter, nos estuvieron explicando también que cuando un traductor se enfrenta a la traducción de una obra escrita, o a la adaptación en película que se hace de un libro, tienen que tener un exquisito cuidado a la hora de darle a los personajes la entonación adecuada. Por ejemplo, si tienes a un personaje que proviene de una región recóndita de Irlanda, necesariamente tendrás que adaptar esa forma peculiar de hablar a algo que se parezca mínimamente a lo que tus oyentes, o lectores, conozcan en su propia cultura o su propio idioma. Es prioritario no caer en vulgarismos, pero es conveniente tener un conocimiento amplio de las diversas culturas del lugar para el que estás traduciendo para que luego el sonido o los subtítulos no rechinen en la cabeza de los espectadores o, en este caso, de los lectores.

Para finalizar, varios de los asistentes hicieron otras preguntas como «¿quién es el que da la idea para cambiar o adaptar los títulos de algunas películas?» o «¿cómo se suele tarifar una traducción audiovisual?». En cuanto a la primera cuestión, la respuesta fue que es el departamento de marketing del estudio o de la distribuidora, dejando bien claro que en ningún momento el traductor interviene en ese proceso de selección. Como mucho les permiten dar alguna que otra sugerencia que normalmente –según dijeron con resignación– suele ser ignorada. En cuanto a la segunda pregunta, contestaron de diversas maneras. Hay quien dijo que si es para traducir a español, se puede llegar a cobrar por palabra, en otras ocasiones se puede cobrar por minuto de metraje y otras veces incluso por segundo. Dependiendo de la empresa que se ponga en contacto contigo, la distribuidora, el estudio y mil factores que no se podían explicar en el breve tiempo que duraba la charla.

Una instantánea del cartel preparado para "Aquí dentro hay un traductor".

Como mi impresión personal, debo decir que me sorprende que los actos realizados en el edificio de la Asociación de Prensa de Granada estén tan mal organizados. No sólo no les funcionaba la mitad de los micros, sino que para poder activar el volumen del televisor para que todos lo oyésemos, tenía que estar acercándose la bedel para ir activando o desactivando el micro colocado frente al altavoz del televisor. Abrieron tarde las puertas, con lo que eliminaron unos diez minutos del tiempo de la mesa redonda y además no paraban de abrir y cerrar las puertas de cristal que podían hacer de aislante del sonido del tráfico del exterior, llegando incluso a charlar entre sí entorpeciendo a los que estábamos en las últimas filas. Esto sumado a que algunos de los asistentes parecían estar más interesados en mirar el móvil, reírse entre ellos y en parlotear sin cesar mientras alguna que otra chica abría y cerraba incesantemente un bolso unido con velcro –con el consiguiente ruido infernal que resonaba por todas partes–, dio como resultado una charla complicada difícil escuchar. Había que hacer tremendos esfuerzos por entender lo que decía una de las invitadas, más concretamente Natalia Gascón Schäfer, por el tono de voz tan suave que tenía, pero era algo que a los asistentes parecía no importarles en exceso. Una conferencia interesante, que podría haber dado mucho más de sí, de haberse realizado en otro lugar –otra de las salas del edificio, por ejemplo– y si hubiesen tenido un poco más de tiempo para explicarse.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies