Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

abril 15, 2014

Reseña: «La hechicera indómita», de Trudi Canavan

Compartir

¡Buenas, grumetillos! Aquí estamos de nuevo con La hechicera indómita, continuando con las aventuras de Auraya la Blanca, avatar de los Cinco Dioses circulianos, justo donde lo dejamos en La sacerdotisa blanca. Tengo que decir que, aunque las segundas entregas en las trilogías suelen ser libros de transición, más pausados y preparatorios, esta novela es muy superior a su predecesora. Me costó mucho pillarle el ritmo y el tono a Trudi Canavan en su presentación de "La era de los cinco dioses". El primer libro lo encontré demasiado introductorio, disperso, vago y unilateral en su argumento. Sin embargo, en La hechicera indómita, la cosa ha mejorado muchísimo con la aparición de los pentadrianos. Vamos, empezar a leer y no parar.

Sin querer desvelar mucho y evitando la pantanosa zona del spoiler, os voy a comentar las cosas que más me han gustado de esta segunda entrega de "La era de los cinco dioses". En primer lugar, la estructura narrativa en forma especular entre circulianos y pentadrianos. En el anterior libro, la única voz cantante, el único punto de vista que teníamos era el de los todopoderosos Dioses Blancos, cansinos como ellos solos con sus rígidas normas y su estrechez de miras respecto a los Tejedores de Sueños. Sin embargo, ¿es esto así? ¿Son las únicas divinidades verdaderas? En La hechicera indómita vamos a empezar la aventura desde el punto de vista de los Dioses Negros y sus seguidores de Ithania del Sur, tan abnegados en la tarea de librar de la hejería a sus vecinos del norte, como estos en iluminar a sus hermanos del sur. Y claro, la pregunta del millón ¿Quién adora al único y verdadero panteón del continente de Ithania? ¿Los circulianos o los pentadrianos? ¿Los Blancos o los Negros?

“Nuevos personajes y nuevas líneas argumentales mucho más trabajadas que las de La sacerdotisa blanca
En segundo lugar, y siguiendo con el juego de espejos que propone Trudi Canavan, tenemos a Reivan. Reivan es otra joven de humildes inicios cuyo sentido común, inteligencia e intuición la ponen enseguida en las primeras filas de los acólitos pentadrianos. Si Auraya es la sacerdotisa fetiche de los Blancos, Reivan es el ojito derecho de los Negros. Como personaje, Reivan es con diferencia muchísimo más interesante y coherente que la infantilizada sacerdotisa blanca con la que iniciamos "La era de los cinco dioses". Menos mal que en este segundo libro Canavan por fin empieza a darle entidad a Auraya y la centra, comportándose por fin como la mujer adulta que es, porque en ocasiones era para dar de comer a parte al personaje.


Otro punto que no quiero dejar de mencionar, es el interesante equilibrio de poderes que aportan los Tejedores de Sueños y los Indómitos. Leiard y Emerahl son dos de los mejores personajes de la novela. El primero nos va a ir mostrando lo que aconteció en el pasado a través de los recuerdos transferidos de generación en generación mediante de la red onírica de los tejedores. Emerahl, por su parte, tiene una particular tarea personal y busca respuestas a lo largo del continente, siguiendo pizcas de información, cual miguitas de pan, dispersas a lo largo de los siglos. Me da en la nariz, y esto es una apreciación personal mía tras haber leído entusiasmada el libro, que tanto Leiard como Emerahl van a ser las dos piedras de toque sobre la que se decidirá el particular juego de ajedrez que llevan entre manos las deidades circulianas y pentadrianas. Ahí lo dejo.

La edición de La hechicera indómita sigue la pauta del anterior libro, así que en ese aspecto, los histéricos como yo de la simetría de las estanterías en las colecciones, pueden respirar más que tranquilos. Se mantiene, además, el mapa de Ithania y el glosario de términos, que es de lo más útil, ya que Canavan tiende a no describir los términos que acuña. Tampoco encontraréis erratas sangrantes, tipografías extrañas ni giros imposibles en la traducción. Importante, muy importante y bien por Fantascy.

En definitiva, La hechicera indómita nos lleva de nuevo a una convulsa Ithania, continente que se debate entre dos fuerzas divinas antagónicas que reclaman su derecho a ser adorados como los únicos y verdaderos creadores del mundo. La trama lineal del primer libro desaparece, transformando la novela en algo más rico, complejo e interesante, con nuevos personajes y nuevas líneas argumentales mucho más trabajadas que las de La sacerdotisa blanca. Desde luego, tal y como Trudi Canavan está planteando las cosas, con ese juego de espejos, con ese continente dividido cual tablero de ajedrez entre los Blancos y los Negros, se puede augurar un final de trilogía fantástico e impactante. ¿Os atreveréis a seguir a Auraya, a Rievan, a Emeralh y a Leiard en Voice of the Gods? ¡Yo desde luego no pienso perdérmelo!

3 comentarios

De Trudi Canavan he escuchado distintos comentarios. Hay a quienes le encantan sus libros y a quienes no la quieren ver ni en pintura. Después de esta reseña... lo cierto es que tengo curiosidad por ver qué tal son estos libros. Aunque los primeros puedan ser un poquito flojos o meramente introductorios, si tanto te ha gustado este, quizás pueda ser una buena futura lectura. Qué pena que los días no tengan 48 horas y vivamos mil años... porque con la de cosas que hay por leer...

Trudi tiene un único problema: es Trudidimensional. Es decir, sufre del síndrome de Dan Brown: lees la sinopsis de sus libros y parece que vas a terminar leyendo la misma mierda que te tragaste en las siete entregas anteriores y, curiosamente, aciertas. Pero ya no puedes hacer nada porque te lo has leído entero. Pero en esta saga ya no me pillan.

Muy buena la reseña. Yo me llevé un chasco enorme con La Sacerdotisa Blanca y no estaba segura de si seguir con la lectura pronto hasta que he leído tu entrada!

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies