Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Trending
...

Opinión

¿Por qué Tad Williams es uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de Añoranzas y pesares y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

El Mundodisco inconcluso, destruido por una apisonadora

El albacea de Pratchett cumple el deseo del autor.

Literatura

Destino publicará
‘Mitos nórdicos’
de Neil Gaiman

El libro sobre mitología nórdica del autor de American Gods.

Cómics

Elric está de camino hacia su tercera BD

Esto es lo que le espera a Elric de Melniboné en Le Loup Blanc.

18 de mayo de 2013

Reseña: «Dark Lord: Más Días de Instituto», de Jamie Thomson Dirk Lloyd

Compartir

Título original: Dark Lord. A friend in need.
Edición: 349 págs. Alfaguara Juvenil, marzo 2013.
Disponible en ebook: Sí.
Precio: 15 € (tapa dura) / 5,99 € (electrónico).
Traducción: Roxana Erdman. 
Ilustraciones: Lola Rodríguez Soler.
Temática: Diario, fantasía, humor.
Correlación: Segundo libro de la serie "Dark Lord".


«Saludos insignificantes humanos. El gran Dark Lord, Señor de las Tierras Oscuras, ha vuelto… más o menos. Veréis, mientras sigo peleando con los ejercicios de lengua en ese aburrido instituto humano, ha pasado algo así como un… ¿desgraciado accidente? El caso es que mientras trataba de regresar a las Tierras Oscuras para instaurar de nuevo mi maligna malignidad, me he quedado atrapado aquí, sin poderes de nuevo, mientras mi querida secuaz Sooz ha sido enviada allí en mi lugar. ¡Noooooooo!»

Aquí estamos de nuevo, grumetillos, con las aventuras de Dirk Lloyd, el Gran Señor Oscuro, enemigo mortal de Hasdruban, el Blanco, y la Mancomunidad de las Buenas Gentes, que atrapado en el cuerpo de un adolescente de doce años, se las ve y se las desea para conquistar la Tierra al tiempo que hace los ejercicios de Lengua. Que conste que escribo esta reseña sin estar coaccionada por nadie. Es decir, ningún Señor Tenebroso me ha amenazado con transformarme en un zombi o ha agitado su anillo de poder para caer bajo el hechizo de la Flatulencia Incontrolada o la Alopecia Súbita. No, no, nada de eso. Ejem. 

Siguiendo con la línea del anterior libro –Dark Lord: Días de Instituto–, Jamie Thomson, ese escritor esclavo que trabaja a destajo para el Señor Tenebroso, sigue con las aventuras de Dirk y sus amigos, solo que esta vez nos moveremos por mundos paralelos y aterrizaremos en las Tierras Oscuras, que están más… rosas que nunca por la influencia de Hasdruban, el Blanco y la Mancomunidad de las Buenas Gentes. Además, veremos que a nuestro pequeño y maquiavélico Dirk le sale una competidora, tan audaz y hermosa, que hasta los Ejércitos de la Oscuridad caen rendidos a sus pies como si fueran cachorritos. 


Dark Lord: Más Días de Instituto sigue siendo un libro bastante juvenil, de hecho, me parece ligeramente más infantil que el anterior, que tenía más dosis de mala baba. Por supuesto, seguimos teniendo esos guiños a juegos de rol y fantasía épica, ironizando con gracia todos sus tópicos y situaciones desternillantes que arrancan más de una carcajada. Son la seña de identidad de la novela. Además, el libro es un verdadero canto a la amistad, a superar las dificultades de forma cooperativa, a creer en tus amigos y a no dejarse llevar por las apariencias, por muy aterradoras o luminosas que estas sean. Seguimos teniendo un libro lleno de preciosas ilustraciones en blanco y negro, recortes de periódico, notas y las fantásticas anotaciones del diario de Dirk, siempre tan llenas de chispa. ¡Es que me encanta! 

Respecto a la traducción y edición de la novela, es fantástica. Alfaguara mima sus libros. Mantenemos esa edición en cartoné, con papel de gramaje adecuado, tamaño de letra perfecto para que lo lean los chavales y ese corolario de agradecimientos, que hacen que se te salten las lágrimas de la risa. Lo único que ha cambiado respecto a la edición anterior es el color de las tapas, que ya no son rojas, sino violetas, y el traductor, pero esto último es inapreciable y las dos novelas mantienen terminología y continuidad. 

Sin duda, Dark Lord: Más Días de Instituto es un libro que no puedo por más que recomendar para todos los chavales de entre nueve y catorce años. Es una novela divertidísima, inteligente, que se lee con mucha facilidad y está acompañada de divertidas ilustraciones. Si eso no es suficiente para convenceros, yo me cuidaría muy mucho de las amenazas del Señor Oscuro, ya que correréis el riesgo de ser condenado a las Mazmorras del Destino, o sufrir el doloroso hechizo de la Alopecia Súbita… ¡Vosotros mismos!


0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies