Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

22 de febrero de 2012

Reseña: Ready Player One, de Ernest Cline, yo quiero estar en OASIS

Más

Televisión

Netflix desvela la
fecha de estreno de
‘The Witcher’

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Literatura

Gigamesh relanza la ficción corta de George R. R. Martin

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Literatura

La segunda novela de Susanna Clarke se titula ‘Piranesi’ y sale en 2020

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Televisión

Neil Gaiman y David Goyer llevarán ‘The Sandman’ a Netflix

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Lecturas

También

La primera novela del autor americano es una continua fuente de sorpresas, sobre todo si te gusta el mundo de los videojuegos y el cine.

El mundo del videojuego es una de las industrias que mayores cambios ha tenido en las últimas décadas, no sólo como opción de entretenimiento personal, sino también por la forma que tienen las personas de relacionarse, como por ejemplo mediante los famosos MMORPG –siglas en inglés para juegos de rol online multijugador masivos– cuyo primer puesto abandera el archiconocido World of Warcraft. Con esa premisa, y algunas otras, se construye Ready Player One, la novela con la que debuta el norteamericano Ernest Cline. La base sobre la que se sustenta su obra –de la que por cierto se espera una adaptación cinematográfica con él como guionista–, es la evolución del videojuego a nivel de red social, pero también un acercamiento a toda una moda retro cuyo origen se remonta a los años ochenta en el campo del cine y del videojuego.

Para los viejos lectores de más de treinta años que deseen echar la vista atrás hacia una época que marcó a toda una generación en el campo lúdico, con juegos de rol, de ordenador o de consola, pero también en el campo cinematográfico, con películas como La guerra de las galaxias (1977), Los cazafantasmas (1986), Juegos de guerra (1983), Regreso al futuro (1985) o Lady Halcón (1985), la novela de Ernest Cline se presenta como una excelente opción en la que invertir el tiempo. Estamos ante una novela de ciencia-ficción, en el que caben términos como distopía cyberpunk o ucronía futurista, pero también de aventuras, acción y fantasía. Su protagonista, un muchacho de instituto llamado Wade Watts, vive en una zona marginal de un mundo que perfectamente podría ser un reflejo del nuestro una cantidad indeterminada de años en el futuro, donde cuestiones como el hambre, la enfermedad o la tasa de desempleo mundial –que se halla por las nubes– acosan a la humanidad.


“El acercamiento a toda una moda retro cuyo origen se remonta a los años ochenta.”
La distopía que presenta Ready Player One se ve aún más acentuada por la necesidad imperiosa del ser humano de relacionarse de forma individual –esto es, desde su propio espacio personal– mediante un universo virtual llamado OASIS (al estilo de Second Life), al cual se accede gracias a una consola que el gobierno te proporciona el gratuitamente. Wade Watts, el protagonista, vive sus aventuras gracias a un alter ego llamado Parzival, por mundos de fantasía o de ciencia ficción que son recreaciones exactas de otros entornos de ficción que podemos apreciar en conocidas novelas o películas de tiempos atrás, mientras que otros son un reflejo de lugares reales o imaginarios en la mente del creador de OASIS, el excéntrico multimillonario James Halliday –la analogía que establece el autor con Steve Jobs, fundador de Apple, es muy evidente–.

Este Halliday, creador de videojuegos y de la plataforma virtual que permite al mundo entero tener una vida alternativa a la miseria del planeta, ha dejado un testamento a su muerte cuyo contenido irá destinado al primero que encuentre el Huevo de Pascua que se encuentra en cualquier rincón de OASIS. Para ello, los gunters (así se llaman los "cazadores del huevo") contarán con una serie de pistas que les permitirán acercarse al objetivo en una auténtica carrera contrarreloj para intentar hacerse con la fortuna del magnate. Nuestro protagonista, Parzival, cual caballero de la leyenda artúrica, cuenta con su astucia y sus conocimientos de los lejanos años ochenta y así probar fortuna con cada una de las pistas que permiten averiguar el paradero del Huevo. Hasta que la línea, aunque virtual, que separa el mundo de OASIS del mundo real se desdibuja de una manera brutal.

Para los amantes de los videojuegos, Ready Player One constituye una lectura altamente satisfactoria. Lo mismo sucede para los aficionados a la literatura fantástica (sea fantasía o ciencia-ficción), quienes encontrarán una novela fresca, ágil y plagada de referencias a iconos clásicos de las pasadas décadas, tales como el gigante de los juegos de rol Dungeons & Dragons, o las sagas cinematográficas Star Trek y Star Wars, pasando por innumerables alusiones a películas de los años ochenta y videojuegos programados antes de la revolución digital. Sin embargo, tal amalgama de referencias puede que sean demasiado para cierto tipo de lectores, en especial para aquellos que no estén familiarizados en la materia, quienes en cierto modo podrían llegar a aburrirse en la lectura de la novela. Sin embargo, dada su continua fuente de sorpresas y su condición de novela de aventuras –en la que no faltan criaturas peligrosas ni objetos mágicos, tampoco las naves espaciales ni la tecnología informática–, se convierte en una lectura muy ágil y recomendable. Es posible que Ready Player One se convierta una de las lecturas más entretenidas que los lectores hayan catado últimamente, especialmente por el factor nostalgia de una época-estilo de vida que ya definió Tron en el mundo del cine y que Ernest Cline –todo un friki de los ochenta– ha sabido plasmar y expandir sobremanera en su novela.

5 comentarios

Mmmmmm... me encanta Tron (la buena)
Ha sido de mis últimas compras, a ver cuando le hinco el ojo =)

Besotes

Oh, maldita sea, soy del grupo de los viejos lectores y por goleada.
Y sí, es tema de libro, claro está. Pinta bien.
Saludos.

Oh,señor... Me siento vieja!! Jajaja ... Este libro va a la lista de futuribles de cabeza!!

Jolines, yo también me he sentido vieja. xDD Pensando las viciadas que me he dado jugando al ordenador cosas como World of Warcraft, tengo la sensación de que va a ser un libro que va a hacerle bastantes guiños, no se si bien intencionados o no, a todo el mundillo del juego online como bien he podido leer. Tendré que leerlo para recrearme un rato. Además con esa pedazo de nota que le has puesto... xD como para no leérselo.

Bueno... pues gracias a una iniciativa por la cual el capitán y yo nos hemos llevado un "libro sorpresa" el uno al otro para leer durante estas navidades... Su propuesta fue Ready Player One y puedo decir tras acabar de leérmelo ahora mismo...

... que es uno de los mejores libros que me he leído a lo largo de todo este año. La forma en la que el autor nos incita a los lectores jugones a perdernos por la gran cantidad de historia sobre videojuegos que lleva James Hallyday a Oasis con la búsqueda de su Huevo de Pascua... es sencillamente genial.

Tiene acción, suspense, tecnología (de la nueva y de la vieja e incluso la del futuro) y os puedo asegurar que cuando Spielberg (que según creo ya tiene los derechos del libro), lleve la novela a la gran pantalla será un puntazo. Solo espero que no ponga a niños yogurines como en Super8 (más que nada porque no son tan pequeños, ya que acaban el instituto nada más empezar el libro y uno de ellos lleva hasta su propia autocaravana), y que si puede corrija el único fallo que le he visto a la historia.

El sixer llamado Sorrento, el villano malo maloso de toda la historia, está muy poco aprovechado. Podría haber dado mucho más de sí. Esperemos que ahora que hemos tenido ejemplos de como se puede presentar un mundo perfectamente vectorial como en la nueva de Tron, se esmeren por hacerlo parecido con Ready Player One.

Aunque si os soy sincera siento un poco de "emoción-pánico" ante la perspectiva, no se lo que saldrá. Históricamente, todas las adaptaciones de videojuegos a la gran pantalla han sido un desastre, en este caso sería una novela que hace un homenaje a toda la historia de los videojuegos. Puede ser una gran oportunidad de hacer historia o perderse de nuevo entre la masa de pelis malas...

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Cierra este mensaje o lee más sobre el tema. Más información · Las cookies