Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

Un destacado

Otro destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

13 abr. 2015

Críticas de TV: 'The Walking Dead' temporada 5, episodios 11 y 12

Compartir


No es la primera ocasión en que nuestros protagonistas creen haber encontrado un lugar donde poder refugiarse de toda la locura que llevan sufriendo desde hace, si no recuerdo mal, prácticamente un año. Sin embargo, los encuentros que han tenido con otras personas han convertido esa ilusión en una pesadilla. En unos casos les han intentado matar por la supervivencia "general", en otros se los han intentado comer y en el resto directamente robar, violar o asesinar. Que el ser humano no es una de las cosas más bellas de este universo queda de forma meridianamente clara a lo largo de toda la serie, en la que un zombi simplemente es un estorbo en mitad del camino, y el hombre un problema que afecta a la supervivencia del más fuerte o, en el caso de Rick Grimes, el más obstinado —o loco, ahora que lo pienso—.

The Walking Dead 5x11: "La distancia"


Después de la poderosa tormenta que casi acaba con todos ellos y tras un encuentro realmente perturbador con el amable Aaron, tanto Maggie como Sasha deciden llevarlo ante Rick. Éste, nervioso por ver a otra persona bien vestida, sin rasguños y limpio le hace sospechar inmediatamente sobre sus intenciones. Tras una tensa charla en la que Aaron recibe un poquito de "amor orco" por parte de Grimes, consiguen sonsacarle la localización de un lugar llamado Alejandría. La teoría es que tras unas altas vallas de metal, toda la comunidad que ha encontrado refugio allí está a salvo de la amenaza que los zombis pueden representar, aunque vengan en rebaños de gran tamaño. Sin embargo, esa conversación y esa promesa de refugio —pensando que en otras ocasiones ya les ha salido rana el experimento—, le hacen decidir una vía alternativa por la que dirigirse a ese supuesto lugar seguro. Sumergidos en lo peor de la noche rodeados de zombis, Rick volverá a sospechar una vez más de Aaron cuando descubran que además de espiarles durante todo el camino, también estuvo escuchando sus conversaciones mediante un sistema de escucha a distancia. Tras un rifirrafe en el que podrían haber muerto los personajes más importantes de la serie, consiguen llegar hasta la zona franca en la que los otros compañeros han encontrado al amigo —en este caso pareja— de Aaron.


Durante todo el capítulo la paranoia de Rick sobre la confianza que se puede depositar en los desconocidos es una constante. Él es el primero que toma decisiones basadas en el miedo que terminan poniendo en peligro a todo el grupo. Después de lo que les ha pasado hasta el momento, es lógico que se plantee la necesidad de defender a todo su rebaño como jefe de la camada, pero creo que es la prueba más que evidente de lo tocado que se está quedando con todo el follón de los zombis. Hay algunos a los que se les nota menos, como es el caso de Daryl, Maggie, Glenn o Abraham Ford, pero de una forma u otra, todos han tenido una forma de escapar, de dar rienda suelta a la frustración, el miedo y la desesperación. El único al que aún no he visto desahogarse ha sido a Rick, creo que porque la única ocasión en la que se lo permitió fue en la cárcel con funestos resultados. Quizás su mente nunca se recupere.

En definitiva, "La distancia" es un episodio esperanzador donde se nos presenta cual va a ser la trama para la siguiente temporada, al igual que ya nos pasó con Terminus. Esperemos que Alejandría traiga un soplo de aire fresco a una trama donde ya empiezan a repetirse las escenas, como es el caso de los zombis en la carretera, las huidas del cura para reencontrarse a sí mismo o la aparición una y otra vez de las dudas del resto del grupo sobre si van a poder sobrevivir o no. Es cierto que se juega siempre con el "qué pasará", pero creo que le vendría bien un giro a los acontecimientos. Ya os he dicho que me baso únicamente en la televisión, no en los cómics. Por el momento tengo ganas de ver cómo va a terminar todo.

The Walking Dead 5x12: "Recuerda"


No hay nada más peligroso que la comodidad. Es algo que los protagonistas han aprendido de sobra a medida que se han encontrado con falsas ilusiones de paz y tranquilidad en mitad del caos. Aparentemente, Alejandría les está ofreciendo un montón de ventajas. Casas de millones de dólares, agua corriente, oficios, y una "alcaldesa" que fue congresista y que parece tener muy claras cuáles son las habilidades del grupo de Rick. Sin embargo Daryl no consigue adaptarse porque en el fondo sabe que algo raro está ocurriendo: no se fía de que un grupo de niños ricos y amas de casa hayan podido sobrevivir a la barbarie que se ha adueñado del mundo sin sufrir daños, al menos aparentemente. Para intentar compensar al grupo cuando tienen un desencuentro con el líder de los "expedicionarios", la alcaldesa Deanna Moore les ofrece a Rick y a Michonne la posibilidad de hacerse policías.


En mitad de todo esto, tanto Carl como Carol le recuerdan a Rick que la comodidad les puede volver débiles ante otra posible hecatombe o ante una posible traición por parte de los habitantes de la ciudad, por lo que Rick se plantea la necesidad de asegurarse dentro del pueblo para evitar que nadie les pueda coger desprevenidos. La desaparición del arma que guardó antes de entrar en la urbanización dentro de una batidora vieja en mitad del campo, le hace desconfiar aún más de las razones por las que la utopía de Alejandría parece funcionar sin fallos.

Este episodio viene a ser lo que se llama un capítulo de transición o de preparación para la trama que veremos aparecer en próximas emisiones. Lo que espero fervientemente es que no parezca ser tan previsible como parece ser a simple vista. ¿No os apetecería ver Washington? Yo sí, llevo mucho tiempo esperando aunque Eugene no tenga la cura para el virus zombi.

3 comentarios

A mí me parece chulísima la evolución de Rick en estos capítulos... volviéndose más realista, más duro, más "superviviente" y menos "happy flower demócrata".
Habrá que ver qué va sucediendo en este nuevo "praíso" en donde todos parecen estar atolondrados y viviendo en sus mundos de Yuppie

Estas reseñas que haces me están obligando a replantearme la decisión de abandonar la serie tras las dos primeras temporadas, que me parecieron horribles en todos los sentidos. Hace mucho que sigo los cómics, y la comparación con la serie era tan dolorosamente desfavorable para ésta que no había manera de disfrutarla.

Os diré que a mi por lo menos, los últimos episodios me están gustando mucho. Eso sí, tengo amigos que también se han leído los cómics y siguen defendiendo que son mucho mejores que la serie. Yo creo que nunca es malo tener exceso de ciertas cosas. Tenéis la versión de los cómics y luego la versión de la serie. Lo mismo que hicieron con la horrenda serie del Buscador de la verdad o lo que van a hacer en un futuro con Juego de Tronos. El formato se presta a intentar captar la atención del espectador con personajes carismáticos como Rick y otros inventados como Daryl (que me encanta, como digo siempre). Así que bueno, os animo a que le echéis un ojo. ^^

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies