Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

mayo 27, 2014

Reseña: «La Era de Huesos», de Samantha Shannon

Compartir

¡Bienvenidos a Scion Londres, donde incluso un Soñador puede iniciar una revolución! La jovencísima autora británica Samantha Shannon nos trae con La Era de Huesos una novela rompedora donde los límites entre los géneros están difusos encontrando elementos fantásticos, sobrenaturales, ucrónicos, distópicos, juveniles y románticos, todo bien mezclado, que no agitado, en un cóctel literario refrescante que hacía mucho que no tenía la inmensa satisfacción de leer. Desde ya tengo que decir que ha sido una de mis mejores lecturas del año por su originalidad, por su planteamiento, por el desarrollo de su protagonista femenina y por el equilibrio que consigue mezclando argumentos tan dispares. Como novela de presentación de una autora novel me parece simplemente fantástica y aunque a lo largo de la novela encontremos mejorables algunas cosas (a mi humilde entender), el conjunto es tan interesante, original, distinto, imaginativo y coherente, que para mí ha sido todo un flechazo literario. No miento cuando digo que el libro lo leí en dos sentadas. No podía despegarme de él, no podía dejar de pensar en él y maldecía a todo aquel que venía a interrumpirme con preguntas tan banales como «¿quieres venir ya a cenar?». Pues no, ni se come, ni se bebe, ni se respira hasta que se termine el libro, y punto. ¿Vosotros lo entendéis, verdad?

¿Qué es La Era de Huesos? Ante todo y por encima de todo una novela juvenil, luego no vayamos rasgándonos las vestiduras. Paige Mahoney, nuestra protagonista, tiene diecinueve años y se dedica a hacer turbios trabajos en los bajos fondos de Londres. Ella, como todos los que viven a la sombra de lo que se considera la buena sociedad londinense, tiene dones espirituales. Paige es una clarividente y en una sociedad tan totalitaria, deshumanizada, temerosa y fría como la del Londres del siglo XXI, donde se mira con verdadero terror cualquier cosa que sea ligeramente sobrenatural, su don es peligroso y se considera alta traición el que incluso respire sin permiso del gobierno. Lo que no sabe es que hay cosas aún más aterradoras en la oscuridad que el totalitario régimen de Scion en el que trata de sobrevivir y que surgió a finales del siglo XIX a la sombra de los crímenes más horrendos. Y hasta aquí puedo leer sin dar más detalles de los estrictamente necesarios y que son la gracia de la novela.


“La autora ha sabido deslumbrar con un estilo pausado y detallista”
La protagonista de la novela es valiente, decidida, autosuficiente, impulsiva y, como buen adolescente, contradictoria, con sus días buenos y sus días malos. Lo mismo actúa de forma irreflexiva e impulsiva, sin pensar, que tiene un arranque de madurez y sopesa las cosas. Personalmente, me ha gustado mucho su evolución, el ver como poco a poco deja ese típico egocentrismo adolescente de “yo y mi mundo” para ir adquiriendo la madurez personal y la empatía necesaria para dejar de preocuparse sólo de ella misma y empezar a hacerlo por alguien más. Además, como protagonista indiscutible de la novela, todo lo veremos desde su punto de vista. Esto, en ocasiones, puede parecer que enlentece la novela, pero es solo una impresión pasajera. Y es que hay tanto que ver, tanto que contar, el mundo que ha diseñado la autora es tan rico, tan original, tan vasto, que en ocasiones incluso os sentiréis perdidos ante la avalancha de terminología, clases de clarividencia, siglas y éter –¡éter everywhere!–. Lo único que puede resultar un tanto confuso son los continuos flashbacks al pasado de Paige, que aparecen de pronto y sin anestesia, rompiendo un poco el ritmo interno de la novela. Así que, lectores que no seáis habituales de lecturas de fantasía o ciencia ficción, paciencia, leed despacio. Mirad el mapa, el diagrama de los siete órdenes clarividentes, el glosario y no arrojéis la toalla nada más empezar.  La novela, de verdad os lo digo, merece muchísimo la pena.

Si el punto fuerte de La Era de Huesos es Paige, su protagonista, la falta de secundarios que la arropen es una de las cosas que más he echado en falta. ¿Qué es un buen protagonista sin un plantel de personajes que lo apoyen? Es más, técnicamente los personajes que van y vienen en la novela y en la vida de Paige los clasificaría de terciarios si hubiese que ponerlos en una categoría. Tanto sus socios en el hampa sobrenatural, como su familia o sus lazos escolares son casi anecdóticos, al menos en este primer libro. Espero que eso sea simplemente debido a que estamos en una novela introductoria dentro de una larga saga, porque creo que hay mucho que contar aún y no se ha explotado lo suficiente ciertos aspectos del libro como las órdenes clarividentes o el funcionamiento de la clandestina sociedad esotérica que vive a la sombra de la gente normal. Esta primera novela ha sido como un pequeño aperitivo de quinientas páginas de lo que está por venir y es muy, pero que muy prometedor. Por lo pronto, ya estoy llena de preguntas sin respuestas y con ansias por hacerme con el segundo libro, The Mime Order –¡la impaciencia me corroe!–.

Otra cosa que me ha parecido forzada en la novela ha sido el romance metido con calzador, absolutamente irrelevante, que para más inri, se veía venir y está lleno de topicazos. Ante todo, y por encima de todo, no olvidemos que La Era de Huesos es una novela juvenil metida en el saco de las novelas distópicas adolescentes, por lo que es absolutamente obligatorio meter un mal de amores. Sin embargo, creo que hubiese quedado mejor y más natural el haberlo puesto un poco más adelante, desarrollarlo más pausadamente o mejor aún, dejarlo insinuado a la imaginación del lector, como reclamo para el siguiente libro. En ese aspecto no ha habido suerte y nos saltará a la cara de la forma más absurda posible. ¡Qué le vamos a hacer!


Quiero partir una lanza a favor de la trabajada traducción de Gemma Rovira. La autora adapta para su novela toda una terminología sacada de los bajos fondos del hampa londinense y del ambiente esotérico de los grandes salones del siglo XIX; traducir al castellano ciertos términos como «onirosaje», «zona hadal», «cordón argénteo» o «amaurótico» con sentido y con gusto léxico, sin que pierdan su esencia semántica en la traducción, ha tenido que ser canela fina. En lo personal, soy una gran admiradora del trabajo de Gemma Rovira hasta el punto de que hay libros que he comprado en castellano en lugar de su versión inglesa porque ella era quien los traducía.  De esto podría hablar largo y tendido, pero para resumirlo: del mismo modo que voy al centro comercial a comprar una blusa sin taras, con todos sus botones y sin descosidos, lo mismo quiero un libro bien traducido, sin faltas de ortografía y sin giros imposibles. Y eso, tristemente, es algo cada vez más difícil de encontrar. Este no es el caso, ¡faltaría más! Siguiendo con la edición del libro por parte de Fantascy, seguimos en la línea impuesta en la colección: tapas blandas con solapa, buena letra, buen interlineado, buenos márgenes y papel de relativa calidad, ajustando en lo posible la relación calidad/precio del libro, además de un mapa, glosario y un diagrama donde se nos explica las diferentes órdenes clarividentes: adivinos, médiums, sensores, augures, guardianes, furias y saltadores.

Llegados a este punto, y para terminar, solo quisiera advertiros de un detalle bastante molesto que acompaña a la publicidad del libro: su comparación con J. K. Rowling y el fenómeno Harry Potter. Esto puede llevar a confusión y desviar al verdadero lector potencial de la novela. La Era de Huesos no es una novela juvenil amable llena de niños magos y mágicos internados; aquí tenemos una narración más oscura y madura con elementos sobrenaturales. Lo único que tienen en común estas dos autoras, Shannon y Rowling, es que las dos han publicado bajo el sello Bloomsbury. Hablando en plata, se parecen lo que un huevo a una castaña.


En definitiva, La Era de Huesos es un prometedor debut literario que mezcla con acierto géneros tan dispares como pueden serlo la fantasía, la ciencia ficción, el mundo sobrenatural y el romance juvenil. Como libro de presentación, la autora ha sabido deslumbrar con un estilo pausado y detallista, en perfecto equilibrio entre lo que quiere contar y cómo contarlo. La autora es capaz de mantener nuestra atención constante durante más de quinientas páginas sin que tengamos la sensación de que sobre una sola coma, todo lo contrario. El libro se hace corto, te deja llena de interrogantes y con las ansias se saber más, de profundizar en todos los misterios de la clarividencia y el sórdido Scion. Engancha y mucho. ¡No podéis dejarlo pasar!

Unas imágenes del libro




Información adicional

Ciencia ficción Fantasía Literatura juvenil Novela

La Era de Huesos.
(The Bone Season).

Ucronía distópica, fantasía, sobrenatural, juvenil.
Traducción de Gemma Rovira.

Fantascy, mayo de 2014.
523 páginas.
Disponible en ebook.
16,90 € (rústica con solapas), 7,99 € (electrónico).
Primera entrega de la heptalogía "La Era de Huesos".

Primeras páginas

9 comentarios

Ya he comentado en alguna otra reseña que aunque el argumento me llama, tengo la sensación de que va a ser un poco hard para mí, que con las distopías y otros derivados de la cifi soy un poco negado. Pero tú haces hincapié es que es juvenil, y viniendo de un portal especializado en fantasía, cifi y derivados, pues me quita un poco la idea de que es demasiado hard... No sé yo, supongo que al final terminaré haciéndome con él y comprobando yo mismo si va a salirse de mi zona de confort distópica o no XD. Muy buena reseña.

E.Kiddo No te preocupes, que este libro no puede meterse en el saco de ciencia-ficción hard. Tira más hacia la fantasía urbana con tintes de romance paranormal juvenil, que hacia la ciencia ficción.

El único elemento, propiamente dicho, que tiene de ciencia ficción es la idea de una ucronía ( a finales del siglo XIX "algo" cambia y se desarrolla una historia de la humanidad paralela a la nuestra) y la de una distopía (una sociedad muy totalitaria donde la protagonista lucha contra el sistema).

Quizás, al principio, si no eres lector habitual de fantasía, puedes sentirte un poco abrumado por la cantidad de ideas, terminología y palabros ideados por la autora que aparecen en la lectura casi sin anestesia. Pero una vez te acostumbras a los diferentes tipos de clarividentes, a los poderes que cada uno tiene y la jerga básica que usan en el libro para referirse a ellos, no tiene más complicación.

Además, para mí era importante recalcar que es una novela juvenil. Hasta ahora Fantascy no había puesto ninguna en su catálogo y podría despistar a un lector acostumbrado a lecturas de tono más adulto y seguidor de la colección. Vamos, que la novela podría ponerse perfectamente en las librerías junto a Los Juegos del Hambre o Divergente.

A mí me ha gustado un montón la novela. Me ha parecido superior a los libros juveniles distópicos que se han ido publicando, más original y trabajada. Si te animas a leerla, ya nos contarás.

Gracias por comentar :)

yo tenia mis dudas de si leermelo, pero leída la reseña me tiro de cabeza! ( a ver si me toca en el concurso que ha hecho Fantascy )

Marina Vidal ojalá tengas suerte en el concurso de Fantascy y puedas leer la novela sin tener que comprártela XD Ya nos dirás que te ha parecido. No quiero parecer cansina, pero a mí me ha gustado un montón ;)

" No podía despegarme de él, no podía dejar de pensar en él y maldecía a todo aquel que venía a interrumpirme con preguntas tan banales como «¿quieres venir ya a cenar?». Pues no, ni se come, ni se bebe, ni se respira hasta que se termine el libro, y punto. ¿Vosotros lo entendéis, verdad?"

Jajajajajaja, muy identificado. Creo que la primera vez que me enganché con un libro a tal punto de quedar encadenado a él, acostarme leyendo y despertarme para agarrar el libro de la silla al lado de mi cama, fue con Harry Potter. Tendría 7 u 8 años, mi abuela me había regalado el libro para mi cumpleaños y a la semana lo había devorado, que a esa edad a mi me parecio rapidísimo. La abuela me dijo que eso no era leer, que no los disfrutaba y que así ni los entendía. Cuando me llevó al cine a ver la película, y no paré de saltar en todo el rato, y hacer comentarios insoportables como: "ay! ahora viene el perro!" o "uy! esta parte!" se dio cuenta que si lo había leído posta. ¡Por mi abuela, que me metió en esto de la literatura fantástica y siempre me regaló los mejores libros que he tenido!

Juan José, que gran vicio el nuestro, ¿verdad? Además, esa frase de "no disfrutas los libros de lo rápido que lees" la tengo más que oída yo también. ¿Qué tendrá que ver una cosa con la otra? ¡Qué incomprendidos que somos! :P

¡Gracias por pasarte por aquí!

A mi también me ha pasado en ocasiones eso que dices, lo de no soltar un libro hasta que prácticamente lo acabas.Y curiosamente me ha pasado con libros como "Canción de hielo y fuego", los de "Harry Potter", los de "Geralt de Rivia", "Las monarquías de Dios" y unos pocos más. Cada cierto tiempo salen libros así y resultan ser de los mejores que uno ha leído nunca.

En el caso de La Era de Huesos, seguramente lo terminaré leyendo, y es una buena premisa el que enganche tanto. ¡El aburrimiento para las ovejas!

Que buena reseña, tengo ganas!! pero acá no la he visto soy de Centroamérica, veré si la mando a pedir mmmm

saludos

Me lo acabo de terminar y coincido contigo en lo de los personajes secundarios, la evolución con el Custodio me pareció demasiado... antinatural.

Y luego hay escenas que son muy de ¿Paige, cómo demonios sabes eso? Vease lo que le preguntó antes del candado ¿Cómo le da por preguntar eso? ¿Cómo sabe que es eso? (No quiero dar mucha información para no hacer spoiler pero no sé si se me entenderá) :S

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies