Últimas publicaciones

Reseña: «La guerrera de Tildor», de Alex Lidell

Menea este post en Meneame.net

Título original: The Cadet of Tildor.
Edición: 384 págs. Oz editorial, septiembre 2013.
Disponible en ebook: No.
Precio: 17,90 € (rústica con solapas).
Traducción: Paula Zumalacárregui, Lorenzo Díaz.
Temática: Fantasía épica, juvenil.
Correlación: ¿Primer libro de una trilogía/serie?


¡Uno para todos y todos para uno! ¿O eso no era de otra novela? Pues la verdad, es lo único que le ha faltado decir a la protagonista de La guerrera de Tildor, Renée de Winter, para conjurar al espíritu de Alejandro Dumas en el libro. La autora, Alex Lidell, es una fanática de Los tres mosqueteros y como no podía ser de otro modo, esa admiración salta en todas y cada una de las páginas de la novela, empezando por el nombre de la protagonista (en un claro homenaje a Milady) y terminando en el lugar donde pasa gran parte de la acción, la Academia de Tildor, una institución de corte militar que respira el aire de los mismísimos Mosqueteros del Rey. Y si a todo esto, que ya de por sí es un plus fantástico, le sumas una protagonista aguerrida, que se rebela al destino de ser una “princesita en apuros”, que no anda deshojando la margarita ante los protagonistas masculinos de turno, que es proactiva, que sabe lo que quiere y que pelea por conseguirlo… ¡Vamos, que aún queda esperanza para los roles femeninos en la literatura “Young Adult”!

“En la web oficial de Alex Lidell hay material didáctico para que La guerrera de Tildor sea lectura recomendada en los colegios”
¿De qué va La guerrera de Tildor? Lady Renée de Winter, de diecisiete años, quiere convertirse en guerrera.  Sus compañeras, o no han sido capaces de superar las difíciles pruebas para formar parte de la élite de las fuerzas de Tildor, o están dentro del otro grupo de estudiantes, los magistrados, futuros letrados del reino. Ella es la única chica que queda en el último curso de cadetes guerreros y sabe que se ha quedado atrás en fuerza física respecto a sus compañeros masculinos. Sin embargo, lo que le falta en altura y musculatura, lo suple con ingenio y una voluntad de hierro. Sin embargo, su nivel no parece satisfacer a Savoy, el capitán de la Séptima, el cuerpo de élite de las tropas de Su Majestad, que para su fastidio personal ha sido destinado a la Academia para instruir a los cadetes del último año. A todo esto, hay que sumarle que el reino de Tildor es débil. El joven e inexperto rey Lysian ha heredado una corona que pende de los hilos de los grandes y enconados enemigos: los Víboras y la Familia, que se dedican a socavar los cimientos del reino a través del tráfico de personas, combates clandestinos de gladiadores y el comercio de drogas. Interesante, ¿verdad?

No os engañéis con la sinopsis, que no vamos a encontrarnos con la versión juvenil de Juego de tronos, como he leído por ahí. Renée de Winter no es Arya, y La guerrera de Tildor no es “Canción de fuego y hielo”. Las dos tienen características semejantes (son unas protagonistas de armas tomar) pero esta novela está recomendada a partir de los doce años y es inocente en sus planteamientos. Lo que predomina es la camaradería entre los protagonistas, la lealtad a los ideales personales y la visión de que todo no es ni blanco, ni negro, sino lleno de matices que van en consonancia al desarrollo de los personajes. Los temas “escabrosos” van a quedar muy insinuados, y todo mostrado de forma políticamente muy correcta, sin esconderlo, pero tampoco metiéndose en terrenos pantanosos, que a fin de cuentas, estamos en una novela juvenil de fantasía épica.


¡Aviso! Atención a lectores que buscan el romance: olvidaos de eso. Solo vamos a encontrar insinuaciones de lo que podría pasar en los libros posteriores. Para mí ha sido absolutamente refrescante que la autora haya prescindido de un almibarado romance juvenil en toda regla con los consabidos y tópicos triángulos amorosos que tanto abundan y que tan poco aportan a las tramas de la novela. Mejor quedarse con la intriga y sospechar por donde podrían ir los tiros en los siguientes libros, ¿no creéis? De esa forma se fraguan los mejores romances, a fuego lento y con dosis de cuentagotas.

¿Qué es lo que más me ha gustado? Supongo que a estas alturas ya lo habréis adivinado: las referencias veladas a Los tres mosqueteros, una protagonista irreductible como Renée y su contrapartida masculina, el insoportable pero íntegro, instructor Savoy, el joven que ostenta la capitanía de la Séptima. Son los personajes más desarrollados y más cuidados, con un trasfondo y unas historias personales que justifican sus motivaciones y su comportamiento.

Por el contrario, como cosas a mejorar os diría que los personajes secundarios como Sasha (la compañera de habitación de Renée), Alec (su mejor amigo y confidente), Diam (el travieso hermano pequeño de Savoy), o Seaborn, (el instructor que compartió locas aventuras juveniles con Savoy), están simplemente perfilados, muy por los pelos y su función es casi de adorno. Otro punto flojo es su ambientación. Tildor está someramente descrito, al igual que las motivaciones de las dos grandes mafias que controlan el reino. La autora da por supuestas muchas cosas, apenas da unas pinceladas y lo deja todo a la imaginación del lector. Si habéis leído el libro que homenajea, lo veréis todo bajo la alargada sombra de Alejandro Dumas y sus mosqueteros, si no, tendréis una bruma que os llevará a una atmósfera de fantasía épica al uso. Digamos que la autora hace hincapié en la acción de la historia olvidándose de concretar el dónde.

Como plus, en la web oficial de Alex Lidell hay material didáctico para que La guerrera de Tildor sea lectura recomendada en los colegios, con ejercicios complementarios de comprensión lectora y ética, así que por favor, si hay algún docente por aquí, que le eche un ojo al libro que esto es muy interesante y los chavales seguro que agradecen leer algo que les motive.

Poco más me queda decir de La guerrera de Tildor. He disfrutado muchísimo de la lectura pese a los aspectos mejorables de ésta, como la ambientación o el desarrollo de los secundarios. Me ha encantado encontrarme un personaje femenino decidido, de esos que escasean últimamente en las novelas adolescentes, sin estúpidos triángulos amorosos y que basa su argumento en las difíciles decisiones personales que tienen que tomar dos de sus principales protagonistas: la amistad o el deber, el deber o el rey, el rey o Tildor. Si queréis una novela de fantasía épica juvenil con aires mosqueteros, una protagonista con carácter y leves toques de romance, desde luego, este es vuestro libro. Yo espero con ansia la siguiente parte, y que le espera a Renée en su último año como cadete de Tildor. ¡No os lo perdáis, grumetillos!

6 Comentarios:

XD huy, por un momento un lapsus me la ha jugado porque he leido por inercia "La Guerrera de Tildoras" jaja.

Bueno, este tipo de novelas es justamente lo que busco ahora y creo que la gente deberían valorar mas.
Una historia interesante, con un buen protagonista y que no necesita ser Juego de Tronos para ser disfrutable a diferencia de como piensa muchisima gente muy mal acostumbrada a denigrar toda obra que no sea una obra maestra.

No estoy de acuerdo sin embargo sobre esa opinión sobre el triángulo amoroso. Las novelas de fantasía contienen como todos los elementos de la vida, historias de amor en su interior y no veo por qué va a ser algo que lastre las tramas de estas novelas cuando en muchos ocasiones son algo que le aporta vida más allá de la lucha contra el malo o las bestias de turno o los tejemanejes políticos que tenga la historia.
Eso sí, estoy de acuerdo en que las mejores historias de amor se desarollan muy muy lentamente o sea que si eso se apunta para futuros libros pues mejor y así de paso nos ofrece la autora otra saga, que generalmente una historia de un solo libro siempre sabe a poco.

Me la apunto, lo cual ya van chorrocientas veces y si no fuese por vosotros habría cientos de libros que desconocería.

Tildoras, una buena trama amorosa siempre es bienvenida en un libro. El problema, son como las están planteando en los libros juveniles: llenas de tópicos, mal llevadas, con protagonistas femeninas que juegan a dos bandas sin preocuparse de nada que no sean ellas mismas... Alargada es la sombra de Crepúsculo :(

La Guerrera de Tildor (no Tildoras, jajajajaja) es un libro que me han gustado un montón y eso que es juvenil al ciento por ciento :)

Hola Eilonwy! Te iba a dejar el siguiente comentario en tu blog, pero parece ser que has cerrado la admisión de comentarios... Estoy seguro que a Loren no le molestará este pequeño offt-ocpic:

Joo... hace unos días Korranberg y ahora tú también echas el cierre! :_( Es toda una lástima, pero entiendo tus razones, Eilonwy. Espero que al menos nos sigamos leyendo en nuestra querida Espada, por twitter... y por supuesto, sabes que tienes abiertas las puertas de Adalides siempre que quieras darte un garbeo por allí. ;) Un abrazo!

Hola, Jolan! Muchas gracias.Si he cerrado el blog del todo, la crónica de una muerte blogueril anunciada. No podía dedicarle todo el tiempo que quería, así que mejor, un final digno, aunque eso no signifique que abandone la red, solo me reubicaré por otros lados :P

Y perdón por el off-topic, Loren

¡Claro que no me molesta! Faltaría mas. :) Es más, a mi tampoco me ha molado que cierres el blog, un lugar menos siempre será peor. Pero así son las cosas, no se puede hacer todo. ¿Quizá más adelante?

En relación a la novela de "La guerrera de Tildor", yo tampoco creo que las féminas de las novelas juveniles (y de cualquier otra etiqueta) tengan que se descerebradas y que tengan que actuar como si fueran tontainas de un drama romántico barato con ínfulas modernas.

Me pregunto hasta qué punto, e ignorando todo tipo de tendencias del mundo editorial, un escritor o escritora podría hacer algo desbancándose de las modas, y su resultado. No hablo de los autores que sí lo han hecho, sino de aquellos que por requisitos para vender más o por ser "lo que se lleva", no lo hacen.

Yo no sé que pasa en el panoráma literario juvenil, que a todas las protagonistas femeninas (en general, que hay honrosas excepciones) les faltan un hervor. Ni tienen garra, ni carácter, ni se aclaran con ellas mismas. Son egocéntricas, manipuladoras y si no tienen tres o cuatro chicos detrás a los que mangonear, no son nadie.

Es un estereotipo que no me gusta nada, pero nada en absoluto. Por eso, cuando salen protagonistas femeninas que se desmarcan, que piensan por ellas mismas, que no están inmersas en cuadrángulos amorosos estúpidos, que toman la iniciativa... Entonces disfruto como una enana de la lectura.

Quizá es por el salto generacional, pero no me gustan los arquetipos femeninos que están de moda en el mercado juvenil y young adult hoy en día. Esta visto que está de moda, es lo que el público pide y es lo que los autores dan. Creo que es un círculo vicioso :(

Deja un comentario

Los comentarios son sometidos a moderación. Para evitar errores en los mensajes, revisar y copiar tu texto antes de publicar. Por ante mí, el presente escribano, y habiéndolo hecho y prometido decir verdad, declaro lo siguiente:

Últimas reseñas y artículos


Literatura

La hechicera indómita (La era de los cinco dioses 2)

“Nuevos personajes y nuevas líneas argumentales mucho más trabajadas.”

Legión y El alma del emperador

“Una buena forma de empezar a leer algo de Sanderson.”

El sol bajo la seda

“El trabajo de investigación que hay detrás de la novela salta en cada una de las páginas.”

Las cubiertas alemanas de los libros de Brandon Sanderson

Por la editorial alemana Heyne Verlag.

Alas tenebrosas: 21 nuevos cuentos de horror lovecraftiano

“Una antología muy buena, de las mejores que ha sacado la editorial.”

Índice de literatura

Cómic

Star Wars. En la sombra de Yavin

“La primera toma de contacto definitiva para los recién llegados al Universo Expandido de Star Wars.”

Thor 3: Exiliado

“Si consigue vencer a Loki es porque siempre termina controlando su furia.”

La ciudad de Ys 2: La Morgana roja

“Os va a dejar con la miel en los labios.”

Fafhrd y el Ratonero Gris en Fábulas

Los personajes de Fritz Leiber asaltan las páginas de Bill Willingham.

El Roto: A cada uno lo suyo

“Una realidad difícil de asumir pero que no tiene que pasar desapercibida.”

Índice de cómic

Entrevistas

Ver todo

Ilustración

Ver todo

Cine y Televisión

Ver todo

Novedades editoriales

Ver todo