Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

Un destacado

Otro destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

14 de mayo de 2012

Las Crónicas de Kane: El Trono de Fuego – Rick Riordan

Compartir

Título original: The Throne of Fire.
Edición: 416 págs. Montena, col. “Serie Infinita”, marzo 2012.
Precio: 15,95 €.
Traducción: Manuel Viciano Delibano.
Temática: Histórica, fantasía, aventuras, viajes.
Correlación: Segundo libro de la trilogía “Las Crónicas de Kane” tras La Pirámide Roja.



Escuchad. No tenemos mucho tiempo para hacer introducciones largas. Tengo que contar esta historia o moriremos todos”. Las cosas se complican para Sadie y Carter en esta nueva entrega de “Las Crónicas de Kane”, no es para menos. Una panda de dioses egipcios andan sueltos por las calles de Brooklyn, un grupo de magos pertenecientes a la Casa de la Vida intentan detenerlos y el dios Apofis tiene la imperiosa necesidad de merendarse el sol y destruir el mundo. ¡Ahí es nada!

En El Trono de Fuego los hermanos Kane son conscientes de la responsabilidad contraída por ser quiénes son y lo que se espera de ellos (ver la reseña de La Pirámide Roja). Además, no todos los magos están conformes con el resultado de su anterior aventura. Las cosas se complican cuando Apofis, Señor del Caos, comienza a liberarse y los protectores de Sadie y Carter, Isis y Horus, ambiciosos a la par que poderosos, no consideran necesario despertar a Ra, decrépito y anciano Señor del Orden, para que continúe su milenaria batalla contra Apofis. Además, en esta segunda aventura contrarreloj, los hermanos Kane no van a estar solos. Su llamada a lo largo del globo les ha traído ayuda y varios jóvenes, descendientes de las estirpes de los faraones, se unen a su causa en su cuartel general en Brooklyn. Y es que, como indica Carter, Manhattan tiene otros problemas…

Miré hacia Manhattan, al otro lado del río. Desde la terraza tenía una vista estupenda. Cuando Sadie y yo llegamos a la Casa de Brooklyn, Amos nos dijo que los magos procuraban apartarse de Manhattan. Que Manhattan tenía otros propios problemas aunque no nos explicó cuáles. Y a veces, cuando miraba en aquella dirección, podría haber jurado que veía cosas. Sadie siempre se reía cuando sacaba el tema, pero una vez me pareció que había un caballo volador…

Guiños a parte de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo, en El Trono de Fuego encontramos la misma estructura en forma de transcripción de audio que en el libro anterior, alternando el punto de vista de Sadie y Carter. Y qué queréis que os diga, superado el primer tomo, más introductorio, lo que encontramos aquí es más acción, más humor, más misterios, más personajes, más pruebas infranqueables y por supuesto, más romance. ¿Qué sería de un libro juvenil sin esas dosis de romanticismo entre humanos, dioses, zarigüeyas y wombats?

Hay un personaje secundario que no puedo dejar de nombrar ya que sus apariciones han sido estelares y desternillantes. Me refiero a Bes, el dios egipcio de los enanos. En mi humilde opinión, este personaje se merece un libro para él solito. Feo hasta la avaricia, orgulloso de serlo, socarrón e irónico, Bes tiene una escena impagable con un bañador tipo slip marca Speedo, unas letras en salva sea la parte anunciando “Orgullo Enano” y una onda de fealdad esparciéndose por todo el río Támesis con la intensidad de un tiro de mortero… ¡Inenarrable! ¡No hay escena que no protagonice que no sea capaz de sacarte una carcajada!

Siguiendo con la edición del libro, tengo que decir que Montena ha hecho un trabajo impresionante. Ni una errata, ni un mal giro o una traducción forzada, papel de gramaje adecuado, letra cómoda e interlineado más que suficiente para que los renglones no se apelotonen en franca rebeldía. Además, al final del libro tenemos un glosario con los principales dioses egipcios que salen en la novela, algunos jeroglíficos y, como siempre, la desternillante lista de capítulos del libro. No hay nada que motive más para seguir leyendo que sonreír con los ocurrentes títulos que Riordan les pone a cada uno de los capítulos…

En definitiva, poco más me queda por decir sin meterme en el pantanoso terreno del spoiler, salvo volver a enumerar todas y cada una de las virtudes de la novela. El Trono de Fuego es un libro divertidísimo, ágil, muy bien escrito, imaginativo, sin tiempos muertos y muy en la línea de Rick Riordan, y que sigue, con inusual acierto, la línea abierta en el libro anterior. Si La Pirámide Roja fue bastante introductoria y ya nos dejaba saborear las mieles de la verdadera aventura y diversión que ha supuesto El Trono de Fuego, la pregunta que me viene a la cabeza ahora es: ¿Qué le deparará la duat a Sadie y Carter en La Sombra de la Serpiente, última entrega de “Las Crónicas de los Kane”? ¡Quién sabe! Con Rick Riordan todo es posible y lo peor de todo es que voy a tener que esperar hasta octubre para averiguarlo. ¡Argh! Adiós a mis uñas... De momento, y si tenéis más interes, podéis acercaros a la WIKIA "The Chronicles of Kane", en inglés.

3 comentarios

Tengo ganas de leer a este autor porque todos hablan maravillas de él.

Prometen mucho estas aventuras arqueológicas con dioses egipcios... ¿Se atreverán a hacer película una vez adaptada la primera entrega de las novelas de Percy Jackson? Puede que cuando salgan en bolsillo me haga con ellas, siguiendo la recomendación.

Rick Riordan es el genio del siglo.

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies