fantasíaincipit

Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Cultura fantástica, por y para lectores de espadas y conjuros

Fantasía

Íncipit

14 de mayo de 2011

La Horda del Diablo (I): "La Caza del Nigromante", de Antonio Martín Morales

Qué es fantasía

Es tener la espada a mano y el hechizo aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer los oscuros salones del castillo abandonado, deslizarse hasta la mazmorra, enfrentarse al troll, al dragón antiguo y anotar los conjuros del último nigromante de la torre olvidado por las eras que van y vienen.

Temas más

Lo + leído

1

Las aventuras de
Conan el Bárbaro se contarán finalmente
en Netflix

JuegosEl bárbaro creado por Robert E. Howard ya tiene rumbo fijo: Netflix. Por lo visto, el líder del strea... ...Más

2

Ron Howard y Warwick Davis se reunirán de nuevo en la secuela de ‘Willow’ para Disney+

CineEl género de la fantasía está en alza, y una buena forma de celebrarlo es enterarse de que Walt Disn... ...Más

3

Mantic Games y Dark Horse han hecho un
nuevo juego de rol
de ‘Hellboy’

JuegosEl demonio rojo creado por Mike Mignola ya ha conocido a su nuevo juego de rol. Mantic Games... ...Más

Lecturas

También

Reseña de la primera novela de 'La Horda del Diablo', de Antonio Martín Morales, y publicada por Everest en 2010. Una historia de fantasía épica protagonizada por Remo, un antiguo cuchillero de un grupo conocido como La Horda del Diablo.

Regresando a los motivos de la fantasía heroica, o de “espada y brujería”, el granadino Antonio Martín Morales teje entre las páginas de La Caza del Nigromante un relato de heroísmo y sacrificio, valores inherentes a todo ser humano cuando personas de mal talante o de dudoso proceder nos arrebatan aquello que más queremos. En el caso de Remo, antiguo cuchillero de una rama del ejército conocida como La Horda del Diablo, su vida hasta ahora no ha sido precisamente de alegría, hecho que tratará de cambiar a lo largo de las páginas de esta novela que está muy próxima, como digo al principio, de los motivos por los cuales la fantasía heroica es como es. Viniendo de una editorial con una larga trayectoria en literatura infantil y juvenil como es Everest, amén de encontrar el libro en las secciones literarias para los jóvenes en las librerías habituales, uno puede imaginarse que será una lectura para niños, pero nada más lejos de la realidad, pues si bien la edición así lo deja patente de primeras con esa portada de cruda violencia (y de excelente presentación en tapa dura, por cierto, y con mapa a color incluido), estamos hablando de otra cosa si nos centramos en su contenido, donde hallamos la suficiente cantidad de escenas truculentas como para codearse con la literatura fantástica habitual para adultos.
Empleando una prosa sencilla pero efectiva, y no exenta de multitud de bellas oraciones y sabia elección de palabras, esta primera novela de la pentalogía ofrece un relato ágil, ameno y de fácil consumo. La Caza del Nigromante no destaca especialmente por una compleja red de subtramas y giros inesperados, más bien todo lo contrario, va directo al grano con ciertas pausas a lo largo de su narración. Dichas pausas son escenas del pasado que se nos da como información en determinados puntos clave para formar la personalidad de su complejo personaje principal, Remo (una de las mejores cosas que tiene la novela). Esos interludios, o flashbacks, sirven para dotar de una mayor profundidad al personaje, así como las diferentes muestras de su personalidad en los diálogos (por lo general secos y algo fríos) o sus relaciones con el resto de los personajes del coro, véase Sala, la única fémina de peso en esta historia. Una mujer de armas tomar, independiente, y donde se nota la intención del autor por dotarla de un peso relevante en el relato, pero que se ve sin embargo algo eclipsada en su mayor parte por las hazañas de Remo pese a su interesante propuesta.

La ambientación es otro de los puntos fuertes de la novela. Bebiendo de las raíces de los relatos originales de “espada y brujería”, se nos presenta una sustanciosa porción de un amplio mundo que de seguro tiene un mayor desarrollo en sucesivas entregas, que ha sido marcado duramente por la guerra, que bebe de raíces mitológicas tanto en su trasfondo como en la nomenclatura de sus lugares (Vestigia, Nuralia, Venteria…) o en los nombres de los personajes (Selprum, Tendón, Lorkun, Bécquer…), y que hará que su lectura cobre una familiaridad al tener los nombres una raíz que nos resultará familiar. Sin embargo, la novela no huye de los clichés o los tópicos que son ya propios del género, aunque sí tiene las suficientes dosis de originalidad como para considerarse un relato fresco y original. Pero nótese que esos tópicos de los que hablo (el inicio en una taberna, el adentrarse en territorio desconocido, el poder de la espada de Remo…), no suponen lastre alguno, y el que escribe estas líneas gusta de los tópicos si el autor sabe cómo emplearlos, como es el caso de Antonio Martín Morales. Si los clichés se usan convenientemente y la narración es diferente y los apoya, tendrá éxito. La agilidad de lectura en La Caza del Nigromante se debe fundamentalmente al mencionado uso de los flashbacks y al estar el ritmo narrativo estructurado en torno a una serie de capítulos (más de treinta), de mayor o menor duración, que saben dónde cortar para enganchar al lector. Y no debemos olvidarnos ni mucho menos de las escenas de lucha, cuyo autor ha sabido imprimir un ritmo especial, según sus propias palabras, inspirado por las modas actuales como pueden ser los juegos de rol online, donde todo sucede muy rápido y hay muy poco tiempo para la reflexión. Así son los combates en La Caza del Nigromante, breves (narrativamente hablando) y muy intensos, sin escatimar en detalles innecesarios.

Se trata, pues, de una colección de libros que auguran una poderosa fuente de inspiración, y esto es tan sólo el principio. El mundo de “La Horda del Diablo” es rico, tiene mucha fantasía, mucha aventura, no falta la sangre, ni los monstruos, ni el mentar a los dioses. Si es juvenil o no ya dependerá del futuro lector que se adentre entre sus páginas. La Caza del Nigromante no es la primera novela de Antonio Martín Morales, pues anteriormente ha escrito otras obras tales como La Mirada de Judas, Torrevela y El Mar de los Sueños, además de estar trabajando en la inminente tercera parte de "La Horda del Diablo", El Pacto de las Cinco Montañas. Recomiendo “La Horda del Diablo” a quien busque una lectura de fácil asimilación, fresca y divertida. A continuación os dejo con el tráiler del libro, realizado para la ocasión:


Si queréis saber más sobre todo lo que rodea a “La Horda del Diablo”, podéis dirigiros a su web oficial, donde encontraréis foros, descargas de preludios, fan art y otras muchas cosas. Nos vemos en La Maldición Silach.

***

Ventajas:
-Una novela de fácil lectura, con los suficientes ingredientes para considerarse una novela muy completa.
-Se nota el empeño del autor por acercarse a los clásicos de la literatura fantástica, y no hablo sólo de los actuales, también los cercanos a los relatos de Conan.
-Agradará tanto a jóvenes como a adultos por igual.

Desventajas:
-Los tópicos a los que recurre posiblemente no sorprendan a los más curtidos en el género.-Esos tópicos se convierten en una segunda arma por el buen uso que el autor da de ellos.
-Que esté catalogada casi exclusivamente como literatura juvenil.

comentarios

Hace poco me "dio la vena" por poner en mi lista de compras futuras novelas de Fantasía de autores españoles y... mira por donde esta promete.

Conversaciones



 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Cierra este mensaje o lee más sobre el tema. Más información · Las cookies

Ir a lo
alto

Fantasía

íncipit