Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de 'He-Man y los Masters del Universo'

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en 'The Book of the Ancestor'

No hará falta haber leído ni "The Broken Empire" ni "The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

septiembre 15, 2015

'Sueños de piedra' de Iria G. Parente y Selene M. Pascual

Compartir

La reseña de hoy es especial, tan especial como el libro que tengo entre mis manos. Es más, tengo la sensación de que diga lo que diga, no voy a ser capaz de hacer justicia a un libro tan maravilloso como Sueños de piedra, de las jóvenes autoras españolas Iria G. Parente y Selene M. Pascual. Veréis, soy fan irredenta de la colección juvenil de Nocturna Ediciones, me pirran todos y cada unos de sus libros. Adoro el gusto que tienen al elegir las publicaciones que editan y siempre, siempre, siempre son una apuesta segura cuando quiero sumergirme en las aguas de la literatura juvenil. Y con esta novela se han superado.

Con esto quiero decir que mi objetividad, porque siempre trato de ser lo más objetiva posible, se ha ido por el caño con esta novela. Sueños de piedra me ha sorprendido por lo bien planteado que está, por su estructura interna, por el desarrollo de los personajes, la ambientación y el romance, por el cambio en el juego de roles masculino y femenino, por cómo rompe los tópicos de los cuentos de hadas y las novelas de fantasía clásicas. Pero sobre todo, lo que más me ha gustado es como habla sin tapujos y con inusitada elegancia de ciertos temas que parecen tabú en la literatura juvenil (dícese sexo). Y todo esto sin mencionar el final, ¡absolutamente fantástico! El de Sueños de piedra es uno de los mejores finales que he leído en mucho tiempo, el más coherente, el más valiente y el que le da un verdadero broche de oro a la historia: atrevido, melancólico y lleno de esperanza a la vez. Y autoconclusivo, chapeau.


—Si lo más inteligente es convertirse en el ídolo de unos cuantos muertos de hambre para ser rey, yo también puedo hacerlo
Pero vayamos por partes. ¿De qué va Sueños de piedra? Arthmael, el egocéntrico, mimado, caprichoso, atractivo y bien pagado de sí mismo príncipe de Silfos, de la noche a la mañana pierde el favor de su padre en aras de un hermano bastardo que no conoce. Frustrado, dicha joya principesca decide que va a salir a recorrer los caminos para labrarse un nombre rescatando doncellas en apuros, matando dragones y todas esas heroicas acciones que un solo alguien de su talla y linaje puede acometer, demostrándole así a su molesto padre que él, y solamente él, es el digno heredero de la corona de Silfos. Por supuesto, todo se tuerce desde el primer momento porque el mundo real es no es tan maravilloso, glorioso y épico como Arthmael creía al inicio de su aventura. Y así es como este dechado de virtudes se encuentra con Lynne, una joven prostituta, dura como el diamante, contestataria, valiente, demasiado sarcástica para su propio bien, y con una rana parlante, que en realidad es un mago, Hazan, que no da pie con bola y que es un desastre con patas a la hora de lanzar hechizos. Así reunidos, los tres deciden hacer camino, cada uno con sus propias motivaciones: egoístas algunas, cobardes otras, envueltas en la mentira, las terceras.

Fuera ideas preconcebidas con esta novela. El príncipe encantador tiene el mismo encanto que un mulo y sus motivaciones son egoístas, egocéntricas y hasta cierto punto vengativas. La doncella en apuros, ni es doncella ni tiene problema alguno en utilizar su puñal o su rodilla en entrepierna ajena cuando es necesario poner los puntos sobre las íes. Y el mago en cuestión ni es anciano ni poderoso. Es más, ni siquiera tiene ni madera para serlo. Todo lo contrario: en un jovencito imberbe y cualquier hechizo que lanza está abocado al más absoluto desastre. Con semejante trío, ¿alguien dijo problemas?


Cada capítulo está narrado desde el particular y personal punto de vista de Arthmael y Lynne. Esto no solo le da ritmo y riqueza a la narración, sino que además las autoras han sabido dar suficiente entidad a los dos personajes principales para que realmente nos importe su peculiar visión de la historia, todo ello sin dar la sensación de repetir algo que ya había sido contado en el capítulo anterior, punto importante. El desarrollo de ambos está trabajadísimo y son el pilar fundamental sobre el que se construye la novela. Además, la interacción de ambos es muy divertida, sus diálogos son ingeniosos y chispeantes. En más de una ocasión estallaréis en carcajadas, os lo aseguro. Los cambios en los roles de los protagonistas es otra de sus virtudes más logradas: ni el príncipe va al rescate ni la doncella en apuros espera languideciendo en la más alta torre. ¡Ni falta que hace! Además, siempre está ocurriendo algo en la novela y son los personajes el eje conductor de estos sucesos. Desde luego, el libro no se puede soltar y es imposible dejar de leer, siempre esperando por el siguiente capítulo.

Las mujeres, pedazo de imbécil, somos igual de válidas que vosotros. Que algunos hayan hecho de este mundo un lugar de hombres no significa que no seamos dignas de vivir en él, de ocuparnos de nuestras vidas, de hacer lo que se nos antoje con ellas
Como podréis adivinar, grumetillos, estamos ante una novela juvenil adulta (YA) por lo que la parte romántica del asunto es otro de los grandes pilares de la historia. En ese aspecto, tengo que deciros que ya quisieran muchas novelas de romántica adulta (RA) tener el desarrollo, el encanto, el buen gusto y buen hacer que tiene Sueños de piedra. La novela contiene una historia de amor que evoluciona poco a poco, a fuego lento, reposada, coherente, generosa, con fundamento y alejada de ese horrible instant-love que puebla las novelas YA como si fueran una plaga de langostas. Quizá en algunas ocasiones hayan escenas que creáis que están tan edulcoradas qué vais a sufrir un inminente ataque de diabetes. No os preocupéis, es un contraste deliberado con otras, mucho más duras y que no solo son necesarias para el desarrollo de la novela, sino que están contadas con un gusto y una sensibilidad absolutamente exquisitas. Por otro lado, me ha encantado la visión del amor que se tiene en la novela como sinónimo de generosidad. Olvidaos de ese amor tóxico que da grima leer en las novelas YA, donde ellas se someten a los caprichos de un tío posesivo, controlador y arrogante sacrificándolo todo en aras a esa imagen de amor romántico, que ni es amor ni es nada que merezca la pena conservar.

Otro punto a favor de la novela, para mí francamente importante y que no quería dejar pasar, es el mensaje feminista que subyace en sus páginas. Cuando digo feminista aludo a la igualdad entre género, no a posiciones extremistas ni radicales. Es decir, ni una mujer es menos mujer por aspirar a realizar el trabajo de un hombre, ni un hombre es menos hombre por demostrar sensibilidad y capacidad para cuidar a una criatura. Ese mensaje que transmite Sueños de piedra, ambientada en el patriarcal y medieval reino de Silfos donde el papel de la mujer es casarse y tener hijos abandonando toda aspiración por el camino, me parece digno de destacar. La realización personal, ya sea de un hombre o una mujer, independientemente de su condición social o pasado, es el gran mensaje que esconde la novela. Fantástico.


La edición es simplemente una cucada. Pero eso ya lo sabéis, es la marca de la casa en Nocturna Ediciones. El libro se presenta en tapa blanda reforzada con solapas, tiene papel de calidad, un mapa del continente de Marabilia y unas preciosas y pequeñas ilustraciones que acompañan a cada capítulo: una corona para Arthmael y unas monedas para Lynne. Además, como detalle editorial, el libro llegó a casa con dos marcapáginas: uno de ellos, la corona dorada de Silfos. ¿Cómo no enamorarse de una edición así?

Sueños de piedra es un libro absolutamente fantástico que nadie, nadie, nadie debe dejar pasar. Es una novela con más significado del que aparentemente se muestra. Un verdadero alegato al amor de verdad, que es siempre, pero siempre, generosidad y respeto hacia el otro y, por supuesto, una verdadera defensa al amor propio, que no es menos importante. ¿Cómo amar a alguien si antes no te has puesto en paz contigo mismo? También es un canto a los sueños, al poder de las convicciones, a que todo se puede conseguir si se pone el suficiente corazón y empeño, no importa cual grandes o altos sean los obstáculos. Y todo ello envuelto en la brillante y colorida atmósfera que solo los cuentos, los verdaderos cuentos, pueden dar. ¿Quién puede pedir algo más? Para acabar la reseña de esta fantástica novela solo me queda decir una única cosa: Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Nocturna Ediciones, 21 septiembre 2015
Rústica con solapas, 573 págs. 16,50 €

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies