Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

mayo 12, 2015

'El mundo de hielo y fuego' de Elio M. García Jr., Linda Antonsson y George R. R. Martin

Compartir


No es algo nuevo para nadie el éxito sin precedentes que ha conseguido la saga de George R. R. Martin, «Canción de hielo y fuego» en todo el mundo. Es cierto que hay quienes ya sabíamos de su existencia antes de que se emitiese la serie de televisión, pero no hay que cerrar los ojos ante las ventajas que ha supuesto el salto del papel a la pequeña pantalla —y en un futuro quizás a la grande—.

Aparte de la traducción de las novelas a un montón de idiomas, hemos podido volver a sobrecogernos con la representación que los creadores de la serie han hecho del Nido de Águilas, de las ruinas de Harrenhal o del Muro de Hielo. Hemos podido adjudicarles a todos los personajes un aspecto muy detallado y cuidado gracias al vestuario, y nos hemos complacido viendo las expresiones de perplejidad, terror, alegría o resolución de esos actores que han servido de vehículo para volver a recordar todo aquello que en su día leímos con ansia.

Una de esas ventajas de las que hablo es el libro que tengo entre mis manos y del que os quiero hablar hoy. Editado por Gigamesh y con una ilustración de portada y sobrecubierta de Enrique Corominas, El mundo de hielo y fuego es un asombroso compendio escrito por Elio M. García Jr. y Linda Antonsson bajo la supervisión y colaboración de George R. R. Martin, quien también ha escrito unas cuantas cosas de su puño y letra.

El libro habla de todo lo que tiene que ver con el mundo de la saga de «Canción de hielo y fuego» y nos recuerda a aquellos editados ya hace mucho, donde se hacía referencia a grandes éxitos de la literatura fantástica como por ejemplo El bestiario de Tolkien, La Enciclopedia ilustrada de Tolkien, el Atlas de la Dragonlance, el Atlas de los Reinos Olvidados y muchos otros que ya entrarían dentro del territorio de los suplementos para juegos de rol.

Vamos con el repaso a lo que ofrece El mundo de hielo y fuego.

Una larga tradición de mitos y leyendas


Como en todas saga de fantasía que se precie de tener una cierta calidad, en El mundo de hielo y fuego se nos mostrarán las bases sobre las que se ha construido todo lo que hemos podido leer en los libros y ver en la serie de televisión. Siempre se ha dicho que para poder escribir fantasía no vale con sacarse algunas cosas extrañas de la manga creando sucesos sin orden ni concierto, casi por "generación espontánea". Las cosas deben guardar cierta coherencia y disponer de un alto grado de cohesión que haga creíble la historia que se nos va a narrar.

Esto se acrecienta exponencialmente cuando el escritor incluye una buena base de acontecimientos sucedidos en tiempos pasados, y que al igual que en nuestra vida real, nos mostrará que esos personajes provienen de una época plagada de mitos y leyendas que les hacen poseedores de ciertos rasgos distintivos —véase el choque de caracteres y costumbres que hay entre los habitantes y dirigentes del Norte y los de la zona del Dominio, por poner un ejemplo extremo—.

Así pues, la sección de Historia Antigua de este libro es para mi gusto de lo mejor que podremos encontrar en él. Se nos hablará de la Era del Amanecer, donde los verdevidentes y los gigantes aparecen señalados como los primeros habitantes de Poniente antes de que los primeros hombres y los ándalos les declarasen la guerra y los masacrasen convirtiéndoles en parte de los cuentos y las canciones de cuna de las matronas. Conoceremos un intento de conseguir la paz por parte de la gente del bosque reuniendo a esos hombres crueles en el llamado Ojo de los Dioses, donde había arcianos milenarios e inmensos, y cómo pese a aquello terminaron por talarlos a todos para convertir la isla en un cenagal repleto de tocones podridos.


Se nos hablará también de cómo el argonauta Trono de Piedramar parece haber existido desde siempre, construido por lo que parecen ser habitantes muy anteriores a los primeros hombres, al igual que se nos revelará lo que ocurrió durante la Larga Noche, donde el invierno duró toda una generación y en la que se podían observar legiones de los Otros montados sobre enormes arañas de hielo y sobre los caballos resucitados de los caídos. ¿Pesadillas para asustar a los niños y que se porten bien? ¿Quizás una forma de recordarles a los futuros hombres que defenderán a sus familias de que hay cosas peores que la pobreza, las traiciones o las ambiciones de los hombres?

Como no podía ser de otra forma, en ese apartado de Historia Antigua también conoceremos cual fue el auge de la antigua Valyria, de dónde provenían sus habitantes y sus dirigentes, el origen de su excelsa fortuna, así como la fundación del llamado Feudo Franco y sus constantes luchas contra el Antiguo Ghis. También es llamativa la explicación que se ofrece en este libro sobre el nacimiento de los dragones que tanto poder ofrecerían a Valyria y a los futuros Targaryen —de los que veremos un amplio apartado en el libro para el que quiera saberlo todo sobre ellos—, así como el surgimiento de ciudades como Braavos, fruto de un motín y un naufragio incitado y secundado por esclavos capturados por todos los rincones del mundo gracias al imperio valyrio —es una forma magnífica de explicarnos la razón de su sociedad multicultural donde el rezo a cualquier credo está permitido—.

La llegada a Poniente de los ándalos, su expansión por el Valle de Arryn, el éxodo de los Rhoynar en los diez mil barcos comandados por Nymeria, su unión a Dorne y la maldición de Valyria no harán más que completar una sección plagada de detalles a cada cual más interesante, y sobre los que no me importaría leer algún spin off.

Un recorrido por Poniente, Essos y el lejano Sothoryos


Poniente: De Más allá del Muro hasta la exótica Dorne

A lo largo de este libro se nos explicarán de forma muy detalla las distintas zonas que forman los llamados Siete Reinos, aunque como bien dice el narrador —un maestre de la Ciudadela llamado Yandel—, ese número es más bien una forma de hablar, ya que muchos son los regentes que han hollado estas tierras y diversa la extensión que sus reinos han ocupado. Lo que sí es cierto es que hay algunas regiones que por su casta familiar han dejado más huella en la historia, por lo que podremos leer acerca de su alzamiento y caída, la relación entre otras casas nobiliarias y cómo derivará todo en los acontecimientos narrados actualmente en la saga de novelas.

Como sería imposible comentar todo lo que podéis encontrar al respecto —para eso os animo a conseguir el libro— prefiero comentar aquello que más me ha llamado la atención, como por ejemplo la mención que se hace sobre la Guerra de los Reyes Nuevepeniques, la caída de Harrenhal y lo que le dará fama a la canción Las lluvias de Castamere—cuyos detalles os dejarán boquiabiertos— y las historias que hacen de Dorne uno de los reinos más misteriosos tanto por la actitud de sus dirigentes como por descender de la misma Nymeria.


En mi opinión, lo mejor de esta sección es la imponente referencia a las Islas del Hierro y sus hijos, mostrándonos una sociedad en la que primero se saquea y luego se negocia. Una prueba más de que la fantasía puede ser también otra forma de hablar de nuestra propia historia. ¿No os parece una mezcla de lo que conocemos sobre la sociedad pirata y la de los vikingos? Espero que Martin de a los hijos del hierro más protagonismo durante los siguientes libros. De hecho me encantaría ver cómo han hecho en la serie la siguiente corona de pecios que ostenten los Greyjoy.

Essos

En las historias que completan la narración de la saga de «Canción de hielo y fuego» de Martin encontraremos mitos y asombrosas leyendas más allá del citado Poniente y sus Siete Reinos. La prueba la tenéis en Essos, tierra plagada de misterios, hogar de la legendaria Valyria y el Antiguo Ghis que actualmente acoge una gran cantidad de ciudades —surgidas tras el imperio de los señores de los dragones—, conocidas como Ciudades Libres. Es algo que veremos recurrentemente a lo largo de los libros y la serie, lo que nos permitirá percibir en grado sumo todos los matices que salpican a las gentes que allí habitan. La misma Daenerys ha experimentado en sus carnes la diferencia de vivir como khaleesi de un clan dothraki a ser la libertadora de esclavos en la ciudad de Mereen, por poner un ejemplo evidente.


Los habitantes de las ciudades libres se rigen bajo unas leyes distintas, normalmente aliñadas de ese tufo a esclavitud que tan buenos resultados les dio a los regentes valyrios. Gracias a las distintas marcas que sirven para diferenciar la función de cada esclavo —como bien veremos reflejado en el libro con unas ilustraciones maravillosas—, y a las distintas monedas de cada región, percibimos con todo lujo de detalles la variopinta mezcla de culturas y tradiciones de las Ciudades Libres, compuestas por los núcleos urbanos de Lorath —la más pobre, aislada y atrasada, dedicada a la pesca principalmente —, Norvos —una ciudad desde siempre santa, marcada por su gran cantidad de templos a distintas creencias y por el sonido de las tres campanas que rigen la vida de sus ciudadanos—, Qohor —la llamada Ciudad de los Hechiceros, repleta de bosques—, y las ciudades que ocupan las llamadas Tierras de la Discordia representadas por Lys, Tyrosh y Myr. También estará Pentos y Braavos, esta última y en mi opinión la ciudad más interesante de todas, tanto por la trama de Arya como por su historia.

Y como no puede ser de otro modo, la localización de tierras lejanas como las Islas del Verano y las Islas Basilisco, entre otras, para dejarnos bien claro que en cada lugar hay intrigas, gobernantes, tradiciones, culturas y paisajes dignos de ser explorados. ¿Una referencia al continente oceánico, quizás?

Sothoryos

De Sothoryos poco se sabe, como bien viene explicado en el libro ya que, como es lógico, al igual que cuanto más tiempo pasa en la historia, menos datos se conocen de ciertos acontecimientos históricos, la lejanía física también influye para fomentar el olvido y la creación de leyendas. Por esto, los pocos datos que en el libro se dicen que conserva la Ciudadela son comentarios lanzados al viento por comerciantes y navegantes o incluso por algunos maestres que han viajado de forma casual por esas tierras misteriosas.


Lo que sí es cierto es que desde los jinetes montados en cebras —los Jogos Nhai—, pasando por los Leng —¿una mezcla entre egipcios y asiáticos?—, Yi Ti —la tierra de los tres dioses emperador, los mil dioses y los cien príncipes—, y todo lo que hay más allá de las Puertas de Jade, se nos abre un mundo realmente ingente ante nuestros ojos al servicio del poder de nuestra imaginación.

¿Habéis pensado que de cada lugar de los descritos en este libro podrían salir otras siete novelas del estilo de «Canción de hielo y fuego»? Es quizás una forma de hacer referencia hacia otros mundos igualmente ricos de la fantasía, como puede ser el de las aventuras de Conan, el creado por Tolkien para El Hobbit y El Señor de los Anillos y otros tantos que también ofrecen una mezcla a partes iguales de asombro y de promesas de futuras aventuras.

Héroes y lugares que dan nombre a las leyendas


Me gustaría hacer hincapié en la información que ofrece el libro sobre lugares que ya han desaparecido de los registros y que han pasado a ser parte de la Historia Antigua. Está todo descrito con una exactitud tal que bien parece que estuviésemos ante historia real, de la que quizás todavía pudieran quedar vestigios que poder visitar y contemplar en nuestro día a día. Personalmente, es uno de los aspectos más sobrecogedores e impactantes de esta recopilación de descripciones y de historias, ya que consiguen que el lector —sobre todo el fan de las novelas y la serie— pueda dar un paso más allá en la inmersión que puede realizar en este mundo. Es posible que dar tantos detalles sobre tantas cosas den al escritor poco margen de maniobra de cara a futuros libros, ya que estoy convencida de que el compendio gustará tanto a algunas personas, que terminarán por aprendérselo de memoria y aplicarán el implacable peso del observador a sus escritos (de todas formas, quién sabe).

Lo mismo sucede con sus grandes personajes, algunos de los cuales ya pudimos ver en pequeños relatos o en historias cortas como las de Dunk y Egg, donde conocimos a Ser Duncan el Alto y a uno de los pequeños Targaryen que le hace de escudero. Entre estas personalidades tan maravillosamente explicadas en el libro tenemos casos como el de Nymeria, la guerrera que decidió encontrar contra viento y marea —nunca mejor dicho—, un lugar para su pueblo. También es digna de mención la explicación de porqué el nombre Lágrimas de Alyssa de la cascada que nace en la Lanza del Gigante, en el valle de Arryn, y como no, la mención y narración de la vida de personajes tan imponentes como el Rey Gris, regente de las Islas del Hierro, que se dice que dio muerte a Nagga, el dragón marino más grande que haya existido, o la leyenda de como Dalton Greyjoy fue apodado el Kraken Rojo, al más puro estilo del famoso vikingo Ragnar.


Es una delicia para todos aquellos que quieren profundizar un poco más en las viejas historias que cuentan los personajes de las novelas y no me desagradaría en absoluto que, tras acabar la saga, Martin les dedicase unas cuantas palabras para poder vivir aventuras junto a ellos.

El arte de El mundo de hielo y fuego


No puedo concluir esta reseña sin ahondar más profundamente en algunas cuestiones importantes que creo que hay que destacar más allá de la gran labor que han realizado tanto los escritores como los traductores del libro. Estoy refiriéndome precisamente a su apartado artístico.

RELACIONADO: 10 ilustraciones que podrás ver en El mundo de hielo y fuego

En todo momento, y a medida que pasamos las páginas de este inmenso volumen, podremos encontrarnos con verdaderas obras de arte que bien podrían estar expuestas en un museo. Desde la doble portada de Corominas —una para la sobrecubierta y otra para las tapas del libro—, hasta las detalladas descripciones que se realizan en el mapa de cada una de las regiones sobre las que se inserta información por parte de los autores, su nivel de detalle no tendrá nada que envidiar al de cualquier enciclopedia de nuestro mundo.


Asimismo, la forma en la que se describen los tatuajes de los esclavos y las monedas de las Ciudades Libres e incluso la escena del combate de Sir Duncan el Alto contra lord Lyonel Baratheon es de un realismo tal que parecen instantáneas sacadas con una cámara de fotos. El papel ayuda gracias a su tono mate —siempre he pensado que es una pena sacar libros de ilustraciones con papel satinado, ya que los brillos que se producen al leer bajo buena luz dan al traste con la grata experiencia que pueda proporcionar el libro en cuestión—, y la encuadernación es capaz de forma holgada de afianzar el gran peso de su número de páginas.

En resumen, El mundo de hielo y fuego tiene una edición redonda, incluyendo su punto de lectura mediante tira de tela, y también por la concordancia de términos del libro con respecto a las noevlas (gracias a que es la propia Gigamesh quien lo publica). Hará las delicias de los bibliófilos que además sean fans de la saga, y es sin duda un regalo perfecto tanto para los demás como para uno mismo.

FICHA TÉCNICA

Ediciones Gigamesh
Serie: Canción de hielo y fuego
Traducción: Natalia Caballero, Juan Pascual Martínez y Andrea Montero
Lanzamiento: 8 de mayo de 2015
Edición: Tapa dura con sobrecubierta
Género: Fantasía, enciclopedia, ensayo
ISBN: 978-84-16035-34-2
336 páginas
46 €

8 comentarios

Una pregunta dirigida a los que se hayan leído Canción de Hielo y Fuego: me dispongo a empezar la lectura de éstos (con muchas ganas), pero no tengo claro dónde encajar El Mundo de Hielo y Fuego entre la historia principal. Consultarlo a medida que aparezcan nombres en CdHyF o debería leerlo todo antes/después de un determinado libro?

Pues la verdad creo que leerlo al principio de la saga sería un interesante ejercicio que en su momento me habría gustado hacer. Lo único importante es que leas y disfrutes de ese mundo.

Pues yo creo que deberías empezar leyendo las novelas, es la forma más directa de introducirte en el mundo de Poniente. Yo el El mundo de hielo y fuego lo veo más enfocado a aquellos que ya han leído las novelas, y es más aprovechable cuando ya se han leído estas porque encuentras paralelismos. claro que yo soy de la opinión de que siempre es mejor leer las obras en el orden cronológico en que fueron concebidas para sacarle todo el provecho posible. :)

Yo que lo leído todo y ahora me ha llegado a la casa este, te digo que lo leas cuando y como quieras. No te va a estropear la historia principal, sino que te la va a enriquecer. Yo conforme leía la saga investigaba todo lo que podía por ahí, y este libro no hace más que facilitarte las cosas, ¡ojalá lo hubiera tenido antes!

Vamos, Cyram, que si alguien no tenía ya bastantes motivos para desear conseguir el libro, ahora más XD
Me encantan los libros que expanden los mundos y añaden informaciones, datos, historias, etc., que en muchas ocasiones es difícil hacer que aparezcan en la historia de las novelas. Sin duda un must have en toda estantería de literatura fantástica.

"También por la concordancia de términos del libro con respecto a las novelas". Espera, ¿qué? ¿Esto es por todas las traducciones de toponimos y títulos que han decidido cambiar porque les ha venido en gana hacer un glosario nuevo?

Nami, todo lo contrario, gracias a que es Gigamesh quien edita el libro no hay problema en reconocer todo porque cada término es exactamente el mismo que el de las novelas (y si se ha escapado alguno no nos hemos dado cuenta).

Vamos, que no es lo mismo que cuando La Factoría de Ideas editó La espada leal en una antología y los términos no eran los mismos que los de las novelas.

Cyram: Me has dado más ganas todavía si cabe de hacerme con él. ^^

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies