Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de 'He-Man y los Masters del Universo'

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en 'The Book of the Ancestor'

No hará falta haber leído ni "The Broken Empire" ni "The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

diciembre 19, 2014

Críticas de cine: 'El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos', la peor película de la Tierra Media

Compartir

El final de la trilogía El Hobbit está aquí y decepciona por su propuesta demasiado ruidosa y algo vacía de contenido.

¿Por dónde empiezo? El estreno de El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos no me deparaba un entretenimiento seguro después del agridulce sabor que me dejó La desolación de Smaug, pero todo era probar suerte una vez más. La lista de cosas negativas que podría decir del final de la trilogía de Peter Jackson sobre El Hobbit es enorme, pero por razones de espacio no puedo decirlas todas. Lo que sí quiero hacer antes que nada es dejar clara una cosa: la Tierra Media es uno de mis mundos de fantasía predilectos, y en ningún momento trato de comparar la obra de Tolkien con la adaptación que ha hecho Peter Jackson, es decir, trato de separar libro y película como entes independientes, aunque la comparativa se tiene que hacer en algún momento. Por eso con esta única línea me sirve: como adaptación La Batalla de los Cinco Ejércitos es la peor película de las seis que se han hecho sobre la Tierra Media. Pero es que como película independiente ajena al universo de Tolkien es un fiasco: carente de ritmo y lógica interna.

La Batalla de los Cinco Ejércitos empieza francamente bien, justo donde lo dejó La desolación de Smaug, con un dragón terriblemente enfurecido que se dirige a la Ciudad del Lago para terminar con ella mediante el fuego, y tras el espectacular momento lleno de terror, comienza un declive constante que termina a las dos horas y media. La épica y espectacularidad que Peter Jackson debería haber insuflado a la cinta no hace sino destacar por su ausencia, como si el director estuviera demasiado cansado tras un tremendo recorrido por la Tierra Media. Estamos, pues, ante una épica de principiante, para nada al mismo nivel que las que sí se mostraron en la trilogía de El Señor de los Anillos, gracias sobre todo a que la banda sonora de Howard Shore estaba mucho más inspirada por aquel entonces.


No es un secreto el que muchos aficionados a la obra de Tolkien opinen que las películas deberían haberse reducido a dos, ahorrándonos de esa forma una gran cantidad de escenas que en nada contribuyen al desarrollo general de la trama, sino todo lo contrario: la entorpecen. La parte disfrutable, la de verdad, que ofrece La Batalla de los Cinco Ejércitos, no es sino un pequeño conjunto que con un poco de tijera en la sala de montaje se podría haber pegado directamente en La desolación de Smaug y aquí no habría pasado nada.

Lo positivo de la cinta

Está claro que algo debe tener la película para que guste entre el público, y por supuesto les doy la razón a la hora de alabar aspectos como los efectos especiales –no todos, como veremos en el apartado de las cualidades negativas–, la construcción de escenarios, el vestuario, el sonido o la interpretación de actores como Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage, Lee Pace o Ken Stott. Por supuesto, estamos ante el final de una trilogía, y si queremos saber como acaba –en caso de no haber leído la novela– es de obligado visionado. La película gustará más que a nadie a los que disfrutaron con las dos primeras entregas y busquen más de lo mismo.


Hacia donde sí tengo que romper una lanza a favor de La Batalla de los Cinco Ejércitos es para el aspecto interpretativo y los momentos que realmente valen la pena: son unos cuantos, y aunque no consiguen subir la calidad de la cinta, por separado brillan con luz propia, en especial los protagonizados por Thorin Escudo de Roble y su maldición familiar, el dragón Smaug o Bilbo Bolsón, por no decir las aventuras de Gandalf en solitario en Dol Guldur, y que aquí me parecen escasas y con demasiados personajes que únicamente aparecen por mero lucimiento para que el espectador poco atento los relacione con las películas originales –oh, ya hablamos de El Señor de los Anillos como la trilogía clásica de Star Wars–.


Queda muy bien reflejada, a su vez, la condición del héroe improbable y el cambio paulatino que sufre frente a un objeto mágico de gran poder cuyas implicaciones desconoce, tema que lleva dándose en la saga desde La comunidad del anillo. y que encontramos en la figura de Bilbo Bolsón, ese pequeño saqueador que no quería abandonar la Comarca y que termina viajando hacia la Montaña Solitaria.


HASTA AQUÍ LA VERSIÓN CORTA DE LA CRÍTICA, SI QUIERES LA VERSIÓN EXTENDIDA SIGUE LEYENDO...


Lo no tan positivo: demasiado para contarlo

La Batalla de los Cinco Ejércitos tiene una excesiva cantidad de puntos negativos para mi gusto, tantos que he tenido que reducir considerablemente la lista. Esta amalgama de disparates no hacen sino evidenciar la poca lógica interna de los creadores de la cinta respecto a la Tierra Media de Tolkien, el cual es un universo de magia, criaturas, villanos y héroes no exento de leyes físicas y de ciertas limitaciones (sobre todo en lo que se refiere a lo que los personajes pueden o no hacer).


Dudoso respeto hacia la obra de Tolkien. Esta no es una declaración de un hincha del profesor de Oxford ni mucho menos –por suerte, nunca he sido hincha de nada–, sino simplemente una obviedad. En el caso de que Peter Jackson y el resto del equipo fuesen admiradores de la obra de Tolkien habrían mantenido incólumes determinados elementos propios de la novela sin añadir otros por el camino. Es cierto, la batalla tal cual la narra Tolkien debe precisar algunas modificaciones para ser adaptada a la gran pantalla, pero Jackson y cía han excedido la dosis y lo añadido de su propia cosecha es pobre en argumentos y en espectacularidad, con una fórmula gastada que ni funciona ni sorprende ya. ¿Dónde está la interpretación inteligente de una obra? Aquí no, desde luego.

El director consigue diluir la esencia de la novela. Hemos de reconocer que diluir la esencia de algo es una tarea bastante difícil: es como tratar de sacar un 0 en un examen escribiendo acertadamente. Pero Peter Jackson lo consigue y no solo rebaja la aparición de personajes concretos en los momentos álgidos, sino que hace que otros que ni siquiera deberían tener su momento terminan teniéndolo de todas formas. Es más, la carencia de toda lógica es aún más evidente cuando vemos a magos ancianos y medianos carentes de habilidad guerrera en mitad de una batalla cuando su muerte puede significar el cambio total en la historia que viene a continuación.


El final no es tan emotivo como pensábamos. Es una pena, pero el final de El Hobbit no tiene tanto sentimiento como pudiéramos creer en un primer momento, de hecho es bastante flojo. No sé la razón exacta, pero la historia de Bilbo Bolsón debería estar cargada de tristeza por los momentos vividos que ya no volverán, de un anhelo por los compañeros que quizá jamás vuelvas a ver. Esos sentimientos quedaron mejor reflejados cuando la compañía de enanos se marcha sin Bilbo en Un viaje inesperado que en el final de La Batalla de los Cinco Ejércitos. ¡Debería ser justo lo contrario! La única explicación posible es que esos sentimientos se han desvanecido como por arte de magia porque a alguien se le ocurrió enganchar el final de la cinta directamente con La comunidad del anillo, una continuidad totalmente innecesaria, barata y artificiosa.

Una trama aburrida. Ya lo he dicho más arriba, los únicos momentos verdaderamente interesantes son los protagonizados por Smaug, Thorin, Bilbo y Gandalf, el resto es mera distracción de lo que verdaderamente importa: ni los hijos de Bardo, ni las tonterías de Alfrid ni los problemas familiares de Legolas deberían interesarle al espectador. Es tratar de darle una importancia que no la tiene a detalles nimios que no sirven al propósito de la historia y evidencian su propósito de rellenar metraje. ¿Es que no hemos ido a ver una batalla de dos horas?


Peter Jackson no es un buen narrador de batallas. Es un hecho, la habilidad de Peter Jackson para contarnos el devenir de una batalla es totalmente nula. Lo demostró en Las dos torres, cortando las secuencias bélicas cada dos por tres, y casi da al traste con la batalla de Minas Tirith en El retorno del rey, aunque fue un derroche de épica desde principio a fin (nada que ver con La Batalla de los Cinco Ejércitos). Esta batalla debería haber sido como un chasquido de dedos: un conflicto rápido, directo y sin interrupciones, que cree tensión en el espectador y no le aburra en mitad del conflicto intercalándolo con venganzas y rencillas personales de los personajes. Lamentablemente, no lo ha sido.

El canon sigue ahí, pero no es lo mismo. El canon de la obra de Tolkien se tiene que respetar sí o sí, pero parece que a Peter Jackson y cía eso no les basta y tienen que liar las cosas un poco más cada vez, inventando situaciones sacadas de la chistera que no funcionan y chocan con lo que escribió Tolkien. Lo que sí está claro es que el resultado de la novela tiene que ser el mismo (X muerto, Y con la mano amputada, Z en las tierras misteriosas del norte, etcétera), aunque los medios para llegar a él se distancien demasiado de la obra original. Por ejemplo Azog y su hijo Bolgo: ¿adivináis quién muere a manos de quién?.


No hay huargos en la batalla, pero sí trolls. El ejército compuesto por trasgos y huargos fue uno de los que pelearon a los pies de Erebor contra Humanos, Enanos y Elfos, pero por razones que solo el destino conoce han desaparecido los lobos gigantes y ahora solo hay trasgos, orcos, trolls y hasta «monturas cabra» (parecen sacadas directamente del videojuego World of Warcraft). ¿Por qué no usar fieras monturas en la batalla cuando está claro que otorgan una gran ventaja militar? Y más teniendo en cuenta que no han dejado de aparecen huargos en las otras cinco películas de la saga.

¿Y la Piedra del Arca?. El objeto por el que hay una batalla y que hace perder la cabeza a Thorin termina olvidándose completamente. ¿Ya estamos guardando escenas para la versión extendida en DVD y Blu-ray, señor Jackson?

El momento Dune. ¿Desde cuándo hay gusanos gigantes come-tierra en la Tierra Media? Quizá los hay en algún lugar ultrarecóndito del mundo, pero no hacía falta mostrarlos. Con este tipo de recursos lo único que se consigue es que nos hagamos preguntas sobre lo que pasaría si, por ejemplo, esos gusanos fuesen usados para otros fines, como penetrar en la fortaleza de los enanos, por ejemplo, o acabar con los ejércitos enemigos devorándolos desde abajo.

El orco delfín. Sabréis a qué me refiero si habéis visto la película: propulsarse desde el hielo a esa velocidad y desde una posición horizontal contraviene todas las leyes de la física.

Los momentos deus ex machina. Este tipo de situaciones chocan demasiado con la lógica impuesta por la conciencia del espectador y aunque en algunas ocasiones no llega a conseguir sacarle de la acción, sí le deja un regusto «extraño», como si supiera que algo falla.


Se nota demasiado el ordenador. Es sorprendente, pero podemos esperar una perfección absoluta de una película que ha costado tantos millones de dólares, o por lo menos algo que se le acerque. No deja de sorprender que haya momentos hechos por ordenador absolutamente ridículos y que parecen trabajos por un aficionado a la animación CGI. Momentos donde se nota una barbaridad que no se trata de actores reales, o donde incluso se aprecian fallos técnicos dignos de cualquier amateur que acaba de hacer sus pinitos en el mundo del cine digital.

La falsa épica o la épica de segunda mano

Creo que todos nos podemos hacer una idea de lo mucho que gusta en el cine comercial de la última década la aparición de escenas que dicen ser épicas, pero son tan artificiales que no consiguen llegarte al corazón y producen un efecto totalmente contrario: rechazo hasta el punto de la vergüenza ajena. En el caso de La Batalla de los Cinco Ejércitos no dejan de sucederse una tras otra situaciones que los que amamos la fantasía por encima de otros géneros nos resultan chirriantes y hasta ridículas. Situaciones que dicen resaltar valores propios de los héroes y las gestas míticas, pero no es así.



Es el caso de las ya tradicionales escenas de acción diseñadas específicamente para personajes como Legolas. El elfo hijo del rey de los elfos silvanos asombró a todo el mundo cuando él solo podía terminar con un olifante y toda su dotación en El retorno del rey, se deslizaba por una escalera a bordo de un escudo mientras disparaba flechas en Las dos torres –el escudo terminaba clavado en el pecho de un fornido uruk-hai, por cierto–, o le vacilaba a un troll en Moria subiendo encima de su cabeza –reconozco que eso hasta queda bien–. Proezas que han ido en aumento gracias a su total carencia de lógica interna. La Batalla de los Cinco Ejércitos no está exenta de ellas, ¿o es que alguien pensaba que el bueno de Legolas no tendría momentos de lucimiento? Pues aquí los hay y en una cantidad exageradamente grande y que rompen la verosimilitud del argumento y el ritmo narrativo.

¿Y qué es eso de la falsa épica o la épica de segunda mano? Es, ni más ni menos, que destruir los supuestos lucimientos que podrían llegar a tener determinados personajes en momentos concretos de la historia, pero que debido a una falta de habilidad de los creadores de la película esos momentos no llegando jamás y terminan siendo escenas de pelea extrema, con cuanto más ruido y efectos especiales mejor, para aturdir al espectador. Los ejemplos más evidentes en La Batalla de los Cinco Ejércitos se dan cuando aparecen personajes que salvan la escena y que Tolkien nos los describe en la novela como los portadores de esperanza, pero que sin embargo Peter Jackson y compañía han destruido –para más información, leer el artículo El Hobbit: Quién es quién en la Batalla de los Cinco Ejércitos–.


En el caso de esta película, parece que faltaba tiempo y que los productores, guionistas y directores no podían encajar bien determinados personajes, tanto espacio de reloj se han comido otros totalmente innecesarios como Alfrid, el lacayo del gobernador de Ciudad del Lago. ¿De verdad a alguien le importa lo más mínimo ese personaje? Querían una réplica del Grima de Las dos torres y les ha salido rana. Lo mismo puede decirse de otras situaciones, cuyo paralelismo con la trilogía original de películas –dios, otra vez– es demasiado obvio, como si el espectador fuese tonto y no supiera enganchar la trama de la siguiente sin tantos puntos de conexión. De acuerdo, Peter Jackson quería en su currículum dos trilogías de películas relacionadas entre sí.

AVISO DE SPOILER. Beorn es otro de los personajes más maltratados de la novela: es cierto que solo aparece en momentos puntuales, pero su participación en la batalla debería haber sido todo lo grandiosa que merece, no un mero parche que te diga «eh, este tío salía en la peli anterior y tenía muy mala leche; seguro que mata orcos a montones».


Resumiendo: Mucho ruido y pocas nueces, demasiado artificio, demasiada demostración de habilidad con la espada –ni Thranduil se salva–, demasiados saltos acrobáticos y demasiada exhibición de talentos.

Conclusión: El viaje por la Tierra Media ha terminado

El estreno de la El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos era uno de los más esperados del año, pero las críticas de la cinta se reparten entre los habituales de las películas de Peter Jackson y los que sí lo son pero buscaban algo más en relación a la obra de Tolkien. En mi opinión, como adaptación es un fracaso, y aunque no estamos ante una de las peores películas del año, poco le falta. Tiene momentos muy buenos, pero posee el mismo problema de desequilibrio que cintas como Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal: las buenas escenas no salvan la cinta y se quedan como islas diminutas en un mar enorme. Lejos quedaron las excelsas adaptaciones de los libros de Harry Potter, otra de las sagas literarias de fantasía de la pasada década. Un viaje inesperado es sin duda la mejor de la trilogía con diferencia, y pese a determinadas licencias, como adaptación y película supera con mucho a las dos siguientes –aunque sigue estando muy por debajo de La comunidad del anillo–. En cualquier caso, una vez vistas las dos primeras entregas no podíamos esperar nada diferente de la conclusión de la trilogía.


Siento lástima porque deseaba con todas mis fuerzas que esta película me hiciese ser parte de la Tierra Media, pero Peter Jackson y su equipo no lo han conseguido. Quería una buena película, que Tolkien se hiciese notar en cada fotograma, pero en ningún momento he logrado conectar con la oferta que me han hecho y me he sentido demasiado alejado de ella. Lo que ahora mismo me ronda por la cabeza es que a lo mejor estas películas no están hechas para mí.

Lo mejor de El Hobbit: La Batalla de los Cinco Ejércitos es su espectacular comienzo y "The Last Goodbye", la canción de Billy Boyd para los créditos finales que sí consigue transmitir el sentimiento de pérdida y añoranza que le falta al final de la película propiamente dicha. Por lo demás, parece que esta ha sido la última película de Peter Jackson sobre la Tierra Media, aunque se rumorea que amenaza con volver a ella.

28 comentarios

No la he visto, pero ninguna de las anteriores me convenció. Tal vez la primera, porque vamos, tenia muy fresco el libro (recién lo lei este año) y pues la verdad es que nunca estuve de acuerdo con hacer tres películas de un libro tan corto. Y nunca lo estaré. Tengo muchas dudas de si iré a verla al cine (lo mas probable es que no lo haga) entonces por lo que comentas, creo que se ve mucho artificio y eso no me suele gustar pero nada.

Gracias por la buena crítica.

Muy buena reseña.
A mi me quedo un gustillo muy amargo ya que he sido fan de la obra de Tolkien y de las películas de El Señor de los Anillos desde los 9 años (12 años siendo admirador), y esperaba con todas mis ansias que esta película superara el otro amargo trago que fue la segunda...pero no lo hizo.
Muy atrás quedaron las arengas del Rey Theoden y de Aragorn en la Puerta Negra, le falto mucho, pero mucho de la épica de la trilogía anterior. No sé si será excesiva culpa de Peter Jackson o si la propia WB metió en exceso sus narices pero lo que jamás perdonaré de estas películas de El Hobbit son el relleno inútil e innecesario que le agregaron tanto con sub tramas como con personajes tan ridículos como Alfrid. El exceso de CGI es otra cosa que me disgustó bastante, era como estar en un juego de PS3 lo que más aun le quita el aspecto épico a la cinta. Si ya encontraba algo innecesario tres películas, que no hayan adaptado el nostálgico final del libro me parece hasta una falta de respeto para lo que leyeron el libro y para los que no, por qué quienes no lo hicieron se preguntan muchas cosas al salir del cine.
En fin, esperaba mucho más, esperaba algo parecido a El Retorno del Rey en cuanto a lo épico, pero ni cerca anduvieron. Creo que o Peter Jackson y Philipa Boyens o la Warner Bros. terminaron la saga por obligación y sin ganas más que por amor a la Tierra Media.

Muchas gracias por la crítica, coincido en el 98% contigo, saludos desde Chile.

Buff, miedo tengo de ir al cine. Me encantó la primera película del Hobbit y, aunque no tanto, también disfruté de la segunda. Lo que más me desagradó de la Desolación de Smaug fue la aparición de Legolas y Tauriel. Entendí la inclusión de Tauriel, para no crear el efecto "fiesta de la salchicha", pero Legolas había vuelto con sus cabriolas élficas, ahora más exageradas que nunca (peleando y lanzando flechas montado sobre las cabezas de enanos, por Dios..) y parece que en esta película llegará a más. Además, Thorin de repente obsesionándose con la Piedra del Arca hasta el punto de estar dispuesto de sacrificar la vida de Bilbo (que se suponía era su amigo) o la escena de Gandalf explicando el origen de los Nazgul, que ni siquiera tengo idea de si es leal al mundo de Tolkien (no he leído nada suyo, por desgracia).

Me parece que La Batalla de Los Cinco Ejércitos va a ser una decepción. No una mala película, pero sí una decepción para alguien que se imagina algo al nivel de la batalla de Minas Tirith o la destrucción del Monte del Destino para la conclusión del Hobbit. En fin, confío en Big Hero 6 para pasar un buen rato en el cine este finde.

Saludos, y buena crítica, Loren :)

Gracias por pasaros por aquí. :) Y ya lo digo: al que le haya gustado las dos anteriores va a encontrar más de lo mismo, pero quien busque que la cosa cambie en caso de no haberle gustado las dos anteriores, lo lleva claro. XD

Geek Furioso: en realidad esa parte de la película sí se corresponde con el libro, y es exactamente igual. :D Le ha entrado tanta rabia que cuando descubre que ha sido él en el libro también le llama de todo y lo levanta para tirarlo por el parapeto. Y no lo tira por mediación de Gandalf (y no de ningún enano, curioso).

Llevo aquí un tiempo escribiendo como una posesa. Llevaba una buena parrafada escrita, pero he decidido que esta película no se merece este esfuerzo por mi parte. xD Estoy de acuerdo con todo lo que ha dicho Loren sobre la película. Si le hubiésemos cambiado los nombres a los personajes y a los lugares podría haber sido cualquier película de fantasía de un director venido a menos por algunos fallos de racord y algún que otro canteo del píxel (que alguien se fije en Galdalf cuando se baja del trineo de Radagast por favor y me diga si esa escena no está tan mal hecha que es hasta obsceno).

Parece mentira que hoy en día con la gran cantidad de medios de los que se disponen para hacer juegos de la "NextGen", se cometan estos fallos garrafales, pensando además que la gente se va a fijar precisamente en ese personaje porque es uno de los principales. En cierto, tengo que admitir que me gusta la vena "chunga" de Galadriel, pero esto es algo que rompe total y absolutamente con el personaje. No solo por su papel en El Hobbit, sino porque ahora, ante un nuevo revisionado de las películas de ESDLA, nos preguntaremos, ¿porqué razón Galadriel deja que las cosas vayan tan mal con Saruman? ¿porqué es Gandalf y no ella la que detecta el mal en Isengard? Este Peter Jackson ha confundido ser director de cine con ser escritor. Cuando llegamos a ese punto es como si este señor intentase corregir a Tolkien. Si él dice que Azog está muerto. ¿De verdad tiene que estar vivo?. Si él dice que Beorn tiene un papel importante en la batalla ¿hay necesidad de relegarlo al olvido? En ESDLA justificó la no aparición de Tom Bombadil con el argumento de que ralentizaría la historia -cosa en lo que estoy de acuerdo-, ahora que veo lo que ha hecho con Beorn, me parece a mi que o no se ha leído los libros o es que directamente no le gustan mucho los druidas. Ya ha sido a Radagast y se ha dedicado a ponerle la cabeza llena de mierda de pájaro... en fin...

No voy a hablar sobre el arco improvisado que se construye Bardo, tampoco voy a mencionar la estupidez de dejar que el enemigo construya una baliza para dar señales a sus tropas a la vista de más de un millar de elfos que son capaces de ver a kilómetros de distancia -¿no os acordáis de la frase de: "Qué ven tus ojos de elfo"?- y encima justo en una de las torres de la ciudad de Valle... tampoco voy a hablar de cómo Gandalf ordena a Radagast a reunir a los animales del bosque para poder llamar a las águilas a la batalla. ¿Me está diciendo Señor Peter Jackson que el Rey de las Águilas acepta órdenes? Y así en un suma y sigue, así que prefiero parar aquí.

Eso sí, lo de las cabras a lo World of Warcraft -sí, la usan sobre todo los enanos y lo sé porque yo pertenecí a una hermandad en la que hacíamos la llamada "patrulla cabra" por los alrededores de la capital humana y enana- me hizo reír de verdad. Al menos... fue entretenida, siempre y cuando lograse olvidar mi edición anotada de "superlujodelaleche" de El Hobbit que me leí hace poco. xDD

Me parece que Loren ha dado con la clave en su crítica.... "parece que Peter Jackson estuviera cansado".
Ya se veía venir con la cantidad de problemas que hubo con ESDLA al final. Por lo visto, no les pagaron a la familia de Tolkien el porcentaje acordado; así que decidieron no dar su permiso a próximas adaptaciones. Por entonces ESDLA estaba en auge, y fue una decisión bastante errónea por parte de los productores no haber querido aprovechar el tirón, la publicidad ya hecha, etc... para sacar una película de El Hobbit.

Ahora, tantos años después, con medio mundo en crisis, y sacar una parte de la historia que es más bien "enfocada a un público joven", no es un gran acierto... Máxime si lo llevan de forma "chanchullera": primero que si una peli, luego que si harían dos, luego que si cambio de director, luego que si otro, luego que lo retoma Peter Jackson, luego que hacen tres pelis....

La Metro Goldwyn Mayer está detrás de El Hobbit, como no estuvo con ESDLA (si mal no recuerdo), así que se podría decir que en la trilogía ESDLA fue Peter Jackson el que tenía el pincel... Y cuando el pincel lo tiene el artista, pues sale arte.
Cuando el pincel lo tiene el productor (es decir, el tío que pone la pasta, que no tiene ni pajolera idea de arte, y sólo le interesa ganar más pasta), no le deja al artista crear arte... Le dice "píntame una tía semidesnuda sobre una harley-davidson, ¡que eso vende!".
Al final el papel del artista pasa por poco más que dar cuatro pinceladas y colocar su firma, a modo de subir el "caché" publicitario del producto, de cara al público....

Se me entiende, ¿no?
En otras palabras: para mí, El Hobbit, no se puede decir que 'lo haya hecho' Peter Jackson.

Entre otras cosas porque recuerdo los DVDs de comentarios de ESDLA, y a Jackson criticar la imagen de los magos en la fantasía épica habitual, lanzando hechizos y tal y cual... Y que precisamente le gustaba ESDLA y Gandalf porque no era un mago que estuviera lanzando conjuros por doquier, sino que su "magia" era más inexplicable, era elemento de unión entre tramas, era más como "sabiduría" y conocimiento del todo, que un "abrakadabra" y sale una bola de fuego.
Y sin embargo, en las 2 primeras pelis de El Hobbit, hemos visto a Gandalf hacer conjuros aquí y allí.... (si bien es cierto que en el libro Gandalf también hace algún conjuro, más que en los libros de ESDLA, tampoco es algo tan espectacular -y comercial- como lo que se ve en estas 2 películas).
He visto a Gandalf partir una roca con su bastoncito para que la luz del sol pasase, le he visto lanzar una explosión en mitad de unos ""trasgos"", le vi partir una roca y ponerla a rodar, crear fuego chasqueando los dedos para encenderse su pipa, crear fuego y prender una piña para lanzarla (puestos a ser puntillosos, ¿no podría haber lanzado ya una bola de fuego?)....

Pero la prueba más clara de que El Hobbit es un subproducto meramente comercial y sin sentido, son dos:
- El público al que va dirigido (y el "destrozo" que se ha hecho, para ello, con la historia)
- El copy/paste de ESDLA.

1º) No os engañéis, El Hobbit NO es para todos los públicos, es para niños. Pero comete un gran error, porque a la vez... tampoco es para niños.
Esto es como hacer una peli infantil, en la que se traten temas de sexo y violencia; no cuadra.
Pues nada más ver la representación, patética y vergonzosa, que han hecho de los enanos (joder... os juro que lo que me vino a la cabeza fue: ¡DISNEY!), así como las tonterías que hacen y diálogos insulsos y pueriles.... te das cuenta de que estás viendo una peli Disney para niños.
PERO, luego incongruentemente.... te encuentras con un Thórin hablando gravemente sobre cómo los asquerosos orcos masacraron a su pueblo, cómo le cortaron la cabeza al rey Thrór, etc etc...

Y seguimos y nos topamos con un Rádagast con caca de pájaro en la cabeza, y un nido bajo su sombrero (metáfora simplona e infantil para indicarnos que "tiene la cabeza llena de pájaros"); hablando con un erizo, y entornando los ojos como quien se fuma un porro cuando Gandalf le da de su pipa. Por no olvidar el trineo tirado por ¡conejos! y no sobre la nieve, sino sobre tierra, piedra... en fin.... Disney puro.
Pero luego te ves a Rádagast siendo atacado por el fantasma de un nazgûl, tratando de apuñalarlo para matarle, en una escena que asustaría a cualquier niño. O ese orco Azog que provoca temor sólo con su presencia en cualquier mente infantil (sacado de la manga, para no liar a los niños con que Azog fue el padre de Bolgo, que mataron los enanos y tal... Aunque fijaros si eso era importante, porque es ese el motivo por el que los trasgos van a la guerra X( pero en fin)

Como digo, vemos un montón de incongruencias, como que han intentado hacer una peli para todos los públicos, infantil para atraer a los niños, y a la vez adulta para retrotraer a los fans de ESDLA.
Y ambas cosas no cuadran...

Incluso ESDLA, sin ser una peli infantil, es una peli que puede verse con los niños, ya que ni es infantil, ni es adulta, es "para todos los públicos" (no salen Áragorn y Arwen 'dale-que-te-pego'; )
Como Star Wars cuando lo veíamos de pequeño junto a nuestros padres, acurrucados entre las mantas del sofá.
El Hobbit en cambio, por enfocarse más en sacar un producto vendible, tiene momentos para niños pequeños de 5 años..... y en cambio otros que NO puede verlos un niño de 5 años.
Pero esos momentos son tan infantiles que causan hastío en los adultos o incluso adolescentes:
- Los enanos cantando a lo Disney; la caracterización de muchos de ellos, que más que enanos parecen payasos de circo; las cagadas de pájaro de Rádagast; el poner a los elfos como afeminados y vegetarianos (sólo les faltó ponerle gafas, y la cantidad de bromas con "elfos hipsters" que hubiesen habido :'( ).
Incluso la aparición del Gobernador de Esgaroth y su "ayudante" me recordó mucho al que sale en Pocahontas
http://41.media.tumblr.com/tumblr_m61scdJ6uw1qd4zqpo2_500.jpg

Los ""trasgos"" que parecen haber sido hechos por Disney (y su canción igualmente); desde luego no se parecen en nada a los trasgos de las Montañas Nubladas que asaltan a la Compañía del Anillo en Moria... Parecen más bien gremlins mutantes.
La guarida de estos, con tantos puentecitos y saltos y tonterías... de nuevo, muy a lo Disney.

Por no hablar de tonterías sacadas de la manga que ponen de mala leche a los fans...
Como la aparición de Galadriel y Saruman (que ya apunta maneras de malo el jodío).
Porque una cosa es que se metan por la cara el personaje de Tauriel, la elfa... y otra cosa es que me quieran colar la historia de amor entre una elfa y un enano (¡que encima no tiene barba! X( ).
Pero claro... como en la historia original no hay ningún amor, ni ninguna mujer llorando por la muerte de su amado... (y es un cliché típico en lo comercial) pues debían introducirlo, aunque carezca de lógica.

2º) Y como dije... los copy/paste.
Una cosa es que hagan guiños a ESDLA, en su honor... Y otra muy distinta que plagien escenas, por vagancia y porque "total, así rellenamos el metraje... porque ni p*ta idea de qué meterle en más de 6 h de metraje sobre un libro de menos de 200 pgs".
Hablo de momentos trasladados desde ESDLA a El Hobbit:
- Gandalf con sus fuegos de artificio
- En la 2º peli una escena de Bilbo mirando el agua del arroyo encantado del Bosque Negro, idéntica a cuando Frodo miraba las aguas de la Ciénaga de los Muertos (de hecho, pensé "joder, ya verás tú como sale un fantasma y todo....", aunque afortunadamente no).
- De nuevo la polilla para llamar a las águilas a que les rescaten (¿eso dónde se compra? XD )

Y otras varias escenas copy/pasteadas que ahora no recuerdo.

Todo ello, hace que El Hobbit sea lo que es: Una pantomima, que merece todo su éxito, y únicamente vende, por dos razones:
- Tiene que ver con ESDLA
- Y firma Peter Jackson

Sí, es evidente que han calcado demasiadas escenas de ESDLA; y eso en mi opinión le quita sustancia como obra independiente. Demasiados guiños me parecen repetitivos. X( El tono Disney también está muy claro, pero como dices hay una descompensación entre escenas para adultos y escenas mucho más suavizadas (eso recuerdo haberlo visto hace poco en otra peli, pero no recuerdo cual).

¿Es que nadie dice nada de los gusanos de Dune? XD XD

No he visto la 3º (ni pienso pagar por ese despropósito), así que no sé a cuáles gusanos de Dune te refieres XD
Pero ya con eso.... más motivo para no verla jajajajaj, ¿qué será lo próximo? ¿Meterá a los nazgûl en bestias aladas también? XD Qué batiburrillo...

Yo cuando vi al Gran ""Trasgo"" aparecer de la nada, a lo Disney (tras la caminata del grupo), y decirle a Gandalf:
- ¿Y ahora, qué vas a hacer?
Y Gandalf le lanza un tajo con la espada, y el Gran ""Trasgo"" se queda en plan: :P Hmm, sí... será suficiente... Ay, me muero

Pausé la peli, fui a tomarme algo, luego al baño, y a llorar porque Disney comprara los derechos de Star Wars (y de hecho, visto el trailer... no me equivocaba X( )

Esto es todo un señor dossier sobre la peli... De momento me lo dejo en espera hasta que la vea, que lo más probable es que me espere a que transcurran las colas en los cines que habrá de aquí a Reyes. Pero vamos, veo por donde van los tiros... y la verdad que es una pena que Peter Jackson no haya sabido darle un digno colofón a la trilogía. Y eso que -para mi gusto- no empezó nada mal...

Yo la verdad es que tuve suerte, fui a una sesión entre medias de otra más grande y apenas había nadie, se estuvo la mar de bien. :D

Ya comentaréis Aedriano y tú cuando la veáis (si es que Aedriano termina viéndola, que seguro que sí XD).

A mi lo del Grant Trasgo no me disgustó, ni la canción ni nada, pero es verdad que cuando le dan el tajo se queda un poco parado como diciendo "oh, está bien así". Es... raro.

Loren.. no "es raro"... es "muy Disney" XD

Puede gustar más o menos, pero es "muy Disney". Y yo para ver enanos de Disney me veo Blancanieves. Y para ver a un gobernador con su ayudante lameculos unicejo, me veo Pocahontas XD

Y claro que la veré.... Aunque sea para sentir la decepción. Pero no pienso pagar por verla; tú ya me entiendes 8)
No como ESDLA, que esa sí que con gusto fui a verla al cine... De hecho fui dos veces al cine a ver Las Dos Torres. :P ¡Qué peliculón! Eso sí que merecía los 3 € que costaba el día del espectador.... Y no los 9 ó 10 que piden ahora para ver "El Hobbit en 3D" y tonterías de esas.
:o ¡Esto en mis tiempos no pasaba!

Hombre, pero los enanos siempre han estado ahí, y la verdad es que no hubiera quedado muy cinematográfico que todos fuesen iguales salvo por los colores de la ropa, como en el libro. XD

Solo que el diseño de los enanos en la peli son un poco... chocantes, salvo algunos como el padre de Gimli, que sí parecen enanos tradicionales. Los otros tienen unos peinados de agárrate y no te menees. XD

Por eso digo... muy "cinematográfico" y muy "Disney".
Los únicos enanos que parecen enanos son Glóin, Óin y Bifur (que lo del hacha en el perolo sobraba U_U ).
Lo del peinado de Nori.... es de traca.
Ori..... bueno... cómo decirlo con suavidad... ¿a ti no te entran ganas de dárselo de comer a Grimgor Piel'ierro? O al menos darle dos tortas...
http://heirsofdurin.files.wordpress.com/2012/09/thcc_ori_01.jpg

Bofur es el que más carisma tiene (sobre todo si vemos las versiones extendidas); y creo que hasta es más carismático incluso que los tres únicos enanos que "se definen como personajes": Thórin, Balin y Kili.
Pero eso sí... Bofur ¡no es un enano, ni de coña! Ni su comportamiento, ni su caracterización... No sé, yo lo veo y me parece de los pueblos estos de la taiga por ahí perdíos que en alguna ocasión ha visitado Frank de la jungla...

Y lo de Fili y Kili no tiene perdón (enanos sin barbas...). Pero claro, al que va con el papel de "galán" no le puedes poner con barba y con pinta de enano; no. Tienes que ponerlo como un guaperas 'algo bajito'.
Espero que no ocasione un cánon y empecemos a ver en la fantasía enanos que se parezcan simplemente a "humanos un poco más bajos, robustos y guapos sin barba".
Que mira lo que pasó con Anne Rice.... y al final acabamos teniendo Crepúsculo :'( :'(

TODOS ACA SE HACEN QUE SABEN ALGO DE CINE Y SON TODOS UNOS FRACASADOS, Y UNOS ENVIDIOSOS,FILMENSE USTEDES UNA TRILOGIA ASI MANGA DE RETRASADOS MENTALES, !!!

Gracias a Anónimo por tus elocuentes y sabias palabras. :) Hay que tener un buen bagaje cinéfilo como para poder disfrutar de una película como esta al cien por cien sin ningún tipo de impedimento, es cierto.

La próxima vez intenta escribir algo con más peso para no sacarnos los colores. Si es que puedes.

Has hecho bien en no escribir con tu nombre real, habrías tenido el acceso bloqueado a esta página (y cualquier mensaje siguiente de este estilo será borrado sin más; dejo este porque me ha hecho gracia).

Sí, sí, deja el comentario. El tipo este ni sabe hablar bien español.

Una crítica miope a la que el tiempo dotará de unas muy necesarias dioptrías, pues estamos en muchos sentidos ante el film más brillante de los seis.

Al igual que en su conjunto, pese al mérito que supusieron, esto es, una reinvención del cine de fantasía y ciencia ficción tan grande como sólo lo ha supuesto la por pocos verdaderamente comprendida Avatar de James Cameron, la trilogía cinematográfica de El Señor De Los Anillos es, aún grandiosa, más limitada en cuanto a percepción que la obra literaria en la que se basa, en el caso de El Hobbit sucede lo opuesto. Es decir, el conjunto de las películas es más completo, profundo... perceptivo del verdadero espíritu de la obra tolkiniana que el propio cuento, pues se ha llevado a cabo con una magistral visión de conjunto increíblemente plasmada en pantalla, y sólo pudiendo no ser disfrutada por los que, empachados de tecnología audiovisual, son incapaces ya de saber diferenciar lo majestuoso de lo reiterativo, lo sorprendente de su escepticismo.

Yo disfruté como un ENANO viendo la película, sin duda uno de los espectáculos audiovisuales más emocionantes y remarcables de toda mi vida.

De un lector de los libros de años antes de las películas.

Les recuerdo así mismo, aún suponiendo que en el fondo no debería ser necesario, que El Hobbit nació como un cuento aislado para el cual Endor sólo fue un marco necesario.

Fue su segunda parte, ida de madre, la que convirtió la segunda parte del cuento en la magna obra que El Hobbit no es: El Señor De Los Anillos, en la que Tolkien por fin se dio cuenta de las implicaciones narrativas que cual zarcillos iban expandiendo el humus que fecundaba sus ideas, convirtiendo así un anillo de una importancia tan relativa como una joya encontrada mismamente en una historia como la que se contó en la película, pongamos el ejemplo, de Dungeons & Dragons de Jeremy Irons, en el brillante núcleo de una historia magna.

El presupuesto de la trilogía de El Hobbit era llevar a cabo una re-lectura de El Hobbit con la visión de quien lo re-escribe desde el conocimiento de todo el conjunto de la obra tolkiniana. El resultado es altamente satisfactorio, sublime por momentos, en general espectacular y por momentos profundamente emocionante, y no menos en esta culminación que ha sido La Batalla De Los Cinco Ejércitos, que me ha emocionado hasta las lágrimas al saber, en medio de tanta espectacularidad, conservar intacto el mensaje original del pequeño cuento que inició la insospechada entonces por Tolkien Tercera Edad, el valor de la AMISTAD.

Y en cuanto a debates como el de la pinta de los enanos... bueno, árboles que no dejan ver el bosque...

En suma, una reinterpretación magistral, no sólo muy necesaria, sino, diría más, sueño cinematográfico hecho realidad.

Y, un consejo... aunque no entraré a leer posibles respuestas, sé unas cuantas cosas acerca del espíritu humano, o de las sombras que lo empañan. Sé que nadie cambia de opinión, y que la opinión se defiende a capa y espada, cuando se ha manifestado en la Red, cual si al hacerlo capitulases vergonzosamente ante tus seguidores... así que, os pido, por favor, que no contestéis a este humilde punto de vista... no. Dejadlo pasar. Es sólo mi opinión. La opinión de alguien que será un gran escritor, si tiene suerte, en un futuro incierto y a todas luces distante. Y por tanto, una opinión revalorizada por el paso de los años, aunque entonces perdida.

Respirad antes unos segundos, reflexionad... volved a ver la película algún día, libres de los prejuicios de vuestro propio ego.

Adiós.

¿Que no te contestemos al mensaje? Es decir, pones cosas como "volved a ver la película algún día, libres de los prejuicios de vuestro propio ego" y quieres que la gente lo deje ahí sin ningún tipo de réplica. Tienes razón, no voy ni a debatir sobre lo que has dicho. Empezaste más o menos bien, y el hecho de escribir tantos mensajes para, sin duda, llamar la atención, hace que muchos perdamos el interés (a eso se le llama spam). ¿Que la peli te ha parecido de lo mejor del género fantástico en cine? Enhorabuena, has sabido disfrutar de algo con lo que muchos no hemos podido. Y el hecho solo de declararte fan de la obra de Tolkien ya me suscita algunas dudas, de si realmente lo eres o si eres de los que opinan bien de la peli para llamar la atención. Perdona que te diga, pero no me cuadra mucho. Y no eres el único que sabe algunas cosas del espíritu humano. XD

En fin, que te vaya bien allá donde opines.

Estoy de acuerdo contigo.

Esta película, para los que sabemos valorar lo que es bueno, es una mierda.

Desde enanos que parece que estuvieran de carnaval (apariencias exageradas) hasta "nazguls" que inspiran más lástima que maldad cuando aprecen los 9 en dol guldur. ¿Recuerdan los del señor de los anillos? Un pésimo desenlace, ¿qué pasa con la montaña, la piedra del arca y los putos personajes? Nunca nadie los sabrá. Exageración con el poder y la suerte de los protagonistas. Si el dragón no los mató cuando se adentraron el la montaña fue porque prefirío hablar y hablar y no matarlos a todos de una llamarada, acabando con la trama. Demasiadas historias personales que hasta parece una novela colombiana de esas de retrasados mentales. Un Throin con cambios de humor repentinos que se podría decir que padece algun trastorno mental.

Y sobretodo esta no deja de ser una película para niños que solo buscan golpes y acción sin ninguna filosofía ni contenido más allá de las espadas y las constantes peleas.



Esos gusanos come-tierra existen en los libros de la Tierra Media, (pero no salen en el libro de El Hobbit), sin embargo viven en lugares muy profundos de la tierra y jamás podrían ser usados por otras razas. En los libros de eSdlA, cuando Gandalf cae junto con el Balrog al abismo de las minas de Moria se encuentra con esos gusanos, pero no tienen mayor importancia.

Y quien entrego a Bilbo la cota de Mithril ? En la comunidad creo que mencionan a Balin

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies