Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

noviembre 07, 2014

Entrevistamos a Mario Villén Lucena: «Para escribir hay que ser constante»

Compartir

El escudo de Granada y 40 días de fuego son las novelas que el autor ha publicado hasta ahora.

Mario Villén Lucena es granadino, natural de Pinos Puente, y en su carrera literaria ha ganado más de diez premios literarios de Jaén, Málaga y Granada. Hasta la fecha ha sacado dos novelas: El escudo de Granada y 40 días de fuego, de reciente aparición –que reseñamos hace unos días–, ambas publicadas por Editorial Seleer.


Se encuentra en plena vorágine organizativa de las Jornadas de Novela Histórica de Granada junto a los también escritores Blas Malo y Carolina Molina.

El autor se ha prestado amablemente a contestar a una tanda de preguntas, que reproducimos a continuación.

Hola Mario, ante todo quería agradecerte el que te hayas prestado para contestarnos a unas cuantas preguntas.

Gracias a vosotros, es un verdadero placer atender a gente como vosotros, tan comprometida con la cultura, en el más amplio sentido de la palabra.

Sabemos que el panorama literario actual está de capa caída. ¿Qué crees tú que hace falta para mover el corazón del lector? ¿Crees que la industria editorial lo está haciendo bien?

Lo que necesita el corazón del lector es editores, no empresarios, que realicen una selección seria de manuscritos a publicar. El trabajo del editor se está desvirtuando, está perdiendo su esencia. Para publicar, por encima de la calidad, se tienen en cuenta criterios como la fama del escritor, la moda, la repercusión mediática o incluso la imagen física del autor. Los escritores nos estamos convirtiendo en productos, paquetes envueltos que también se venden y que ayudan a vender. En literatura, lo primero debe ser la calidad del texto.

Como pregunta obligada que hacemos a la gran mayoría de escritores de novela histórica a los que hemos entrevistado... ¿Has pensado alguna vez en probar suerte con otros géneros? De ser así, ¿cuál elegirías y por qué?

Por el momento me siento cómodo con la novela histórica. Aúna mis dos grandes pasiones: la historia y la literatura. Pero reconozco que a veces he fantaseado con el realismo mágico, o incluso con alguna novela contemporánea. Escribir es un proceso que dura toda una vida y requiere un aprendizaje constante. No descarto embarcarme en otros mares…

Indagando he descubierto que para centrarte en la escritura utilizas música. ¿Qué sueles escuchar? ¿Necesitas cambiar de ritmo o de estilo dependiendo de la temática de algunas escenas?

La música es una fuente de inspiración con gran poder. Aísla del entorno y remueve emociones. Para escribir siempre busco un estado cercano a la melancolía, por eso la música que elijo suele ser tranquila. Sade, Angus and Julia Stone, Enya, Luar na Lubre,… incluso para escenas de acción… En ese estado empatizo mejor con los personajes, independientemente de lo que estén viviendo.


En el proceso creativo, sabemos que existe un bloqueo psicológico muy concreto, el temido «Síndrome de la página en blanco» ¿Te ha ocurrido alguna vez? ¿Cómo te sobrepones a las preocupaciones del día a día para poder seguir escribiendo?

Por el momento no me he enfrentado a ese síndrome. Creo que la razón es sencilla. Para escribir hay que ser constante, pero eso no significa que haya que forzar la inspiración. Escribo cuando realmente me apetece (afortunadamente me apetece casi siempre). Si en un momento concreto no siento la llamada de la musa, sencillamente no me siento a observar la página en blanco. Correría el riesgo de convertir algo pasional en algo rutinario. Escribir debe ser un acto impulsivo, fruto de un arrebato. Si lo entiendes así no hay bloqueo que pueda detener el torrente de ideas…

Se acerca cada vez más el día de las III Jornadas de Novela Histórica de Granada y volvemos a verte un año más en ese maravilloso triunvirato que formáis Carolina Molina, Blas Malo y tú. ¿Cómo describirías tu experiencia en el comité organizador de las Jornadas? Gracias a este marco, ¿has vivido alguna vez alguna anécdota de la que te vayas a acordar para siempre?

La experiencia está siendo espectacular. Las jornadas requieren trabajo y dedicación, pero trabajar con Blas y Carolina es fácil. Nos organizamos a la perfección y nos repartimos las tareas de forma racional, en función de las habilidades o contactos de cada uno. Blas y Carolina son excepcionales, como personas, como escritores y como compañeros. Las jornadas constituyen un proyecto que ellos comenzaron en 2013 y formar parte de él está siendo muy gratificante. Vivimos en un proceso de “tormenta de ideas” constante.

Desde que leí El escudo de Granada –cuyo tema central es la toma del castillo de Moclín– me he percatado de que tienes cierta predilección por la temática bélica. ¿Es simplemente un recurso para explicar acontecimientos en la historia o es que el tema bélico te interesa especialmente?

Las guerras, las batallas, me interesan en la medida en que llevan a los personajes a situaciones límite. Me encanta explorar las reacciones de los seres humanos ante situaciones extremas. El escudo de Granada y 40 días de fuego tienen algo en común: más allá de las luchas y las guerras, ambas historias conllevan una intensa evolución de los protagonistas, que viven un proceso de maduración a lo largo del texto. En ambos casos las batallas son desencadenantes de ese proceso. En 40 días de fuego se ve aun más claro, ya que no hay un único protagonista. Aparecen en torno a diez personajes “redondos” cuyas vidas se siguen durante toda la novela.


Me ha gustado mucho 40 días de fuego, precisamente por centrarse en el saqueo vikingo de Sevilla, algo pocas veces visto hasta hora. ¿cómo se te ocurrió la idea? ¿En algún momento te ha servido de inspiración Vikingos, la serie emitida en el Canal Historia?

La historia del saqueo vikingo de Sevilla se me cruzó en el camino cuando documentaba para El escudo de Granada, allá por el año 2006. La invasión vikinga de Sevilla aparecía en un texto como justificación del refuerzo de la flota andalusí durante el mandato de Abd al-Rahman II. Desde entonces esa historia me acompañó hasta que encontré el momento oportuno para documentarla y novelarla. Como puedes ver, el interés es independiente y anterior a la serie. Lo que sí es cierto es que el azar ha hecho que el tema vikingo se ponga de moda poco antes de la publicación de la novela. Puede que los astros hayan confabulado…

Sabemos que los escritores suelen encariñarse de sus personajes, pero hay ocasiones en las que surge una verdadera relación amor-odio con ellos. De todos los que aparecen en tu nueva novela, ¿cuál es tu preferido y con cual tuviste más problemas o pereza a la hora de desarrollar su historia?

Mi preferido es Kamal. Siempre me encariño con el “atormentado”, el personaje que ha vivido las experiencias más fuertes y tiene que sobreponerse a ellas. El protagonista que más me costó definir fue Alí el rifeño. Es un personaje dual que oscila entre dos extremos, motivado por unos condicionamientos que le son impuestos por su familia. Me resultó complicado explicar esa dualidad, esa personalidad tan compleja.

A la hora de editar un libro sabemos que el proceso es largo y tedioso. Una vez publicada tu obra ¿Te atreves a releerla?

Un tema peliagudo. Siempre, en cualquier momento que lea algo que he escrito, encuentro cosas a mejorar o corregir. A veces elijo al azar una página y la leo, para intuir el efecto que puede provocar en el lector. Pero no me lanzo a leer la novela completa. Lo que sí me interesa es conocer las impresiones de los lectores. Cuando son conocidos les insisto en que me den una crítica sincera. Puedo resultar pesado, pero ayuda a conocer los puntos fuertes y débiles de la obra.


En el mundo de la literatura, se han dado casos de personas que no han aceptado críticas hacia su obra ¿Eres bueno aceptando críticas? ¿Eres un escritor que aprecia la ayuda que pueda proporcionarte un lector cero?

Por supuesto que las acepto, y las busco. Constantemente, cuando tengo la oportunidad, pido una crítica. Puede haber opiniones que no compartas, o que sean opiniones personales de un único lector, no compartidas por otros. De una u otra forma, siempre tienen un valor. Hoy en día tenemos la posibilidad de establecer una retroalimentación directa a través de las redes sociales. La crítica es una herramienta muy útil para un escritor.

Recientemente hemos estado conversando en un post de Facebook sobre la gratuidad de la cultura en esta época de dificultades, donde el trabajo intelectual o mental se desmerece por encima del físico. ¿Has sufrido alguna vez algún tipo de menosprecio por dedicarte a este oficio como es el de escritor?

Menosprecio no. Lo que sí me ha pasado es que ha habido gente que se ha extrañado de que escriba. Han sabido de mi oficio por mi primera publicación y piensan que es algo nuevo, de ahora. No saben que empecé a escribir con intención literaria desde que aprendí a leer y escribir, que hice un largo rodaje de años con relatos cortos y certámenes literarios. Escribir se ha puesto de moda y hay muchas personas que se lanzan a escribir una novela sin ningún tipo de bagaje ni experiencia. Por supuesto, todos somos libres de escribir y expresar lo que nos venga en gana en el momento que más nos apetezca pero, personalmente, considero que el oficio de escritor implica una compulsión por escribir que se tiene desde siempre, que empuja a escribir y aprender durante muchos años.


Tengo entendido, te gusta leer cómics y jugar a videojuegos ¿Cuál es tu cómic favorito y cuáles son  los videojuegos que más te han gustado o que te gustaría poder jugar? ¿Tienes en mente hacerte con algún nuevo ejemplar  de algo de esto en un corto espacio de tiempo?

He leído muchos cómics. Tengo un hermano mayor que es muy aficionado y desde pequeño me los prestaba. Entre otros, he leído a Juez Dredd, "La casta de los Metabarones", Watchmen… pero mi favorito, sin lugar a dudas, es "Thorgal". Me encanta la combinación que hace del mundo y la mitología nórdica con la ciencia ficción. Ahora que lo pienso, 40 días de fuego bien podría ser un tributo a esa fascinación que me despertó "Thorgal" por lo vikingo cuando apenas era un adolescente.

Sobre videojuegos, empecé con un Spectrum y llegué hasta la Xbox 360. Reconozco que ahora los tengo abandonados (el tiempo es limitado y no me da para todo) pero a veces saco algo de tiempo para jugar a la saga "Total War". Me encantan los juegos de estrategia.

Para concluir, me gustaría hacerte una pregunta que tiene relación con una nueva sección que vamos a hacer en La espada en la tinta llamada "El rincón del novato", donde vamos a intentar ofrecer –desde el punto de vista del lector– algún que otro consejo a esos autores noveles que pueden estar algo perdidos en la jungla de la industria literaria.  ¿Tienes algún consejo que ofrecerles de cara a la relación con las distintas editoriales o a la presentación de sus trabajos? ¿Te costó mucho trabajo comenzar a publicar?

Paciencia. Los tiempos en el mundillo editorial se miden en años. Las respuestas de las editoriales y agentes suelen tardar más de un año, e incluso más de dos. Hay que mantener la entereza y no desesperar. Es un proceso muy lento. El primer paso es filtrar las editoriales en función de la temática de la novela.

Muchas gracias por haber contestado a todo lo que te he preguntado. Es un placer hablar contigo. Espero que nos podamos volver a ver muy pronto.

2 comentarios

Gracias por esta entrevista tan completa, con preguntas tan inteligentes

¡Gracias a ti por prestarte a ella, Mario!

Me ha gustado la entrevista, muy completa y con buenas respuestas. :)

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies