Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

octubre 17, 2013

Reseña: «Y, el último hombre, núm. 1: Sin hombres», de Brian K. Vaughan y Pia Guerra

Compartir

Título original: Y, The Last Man, Vol. 1: Unmanned.
Guión: Brian K. Vaughan.
Dibujo: Pia Guerra.
Color: Pamela Rambo.
Edición: 160 págs, color. ECC Ediciones, abril 2013.
Precio: 14,95 € (rústica).
Traducción: Guillermo Ruiz Carreras.
Temática: Ciencia-ficción, distopía.
Correlación: Primera entrega recopilatoria de "Y, el último hombre".


El género masculino como tal ha dejado de existir en todo el planeta en el mismo minuto, en el mismo instante. Y no hablamos sólo del ser humano, sino de todas las especies animales y vegetales habidas en la Tierra. ¿Qué ha podido causar este hecho? ¿Estamos ante una treta argumental similar a la de la película de M. Night Shyamalan El incidente? Es lo que tenemos que averiguar en una de las últimas series del sello Vertigo, donde el más que solicitado guionista Brian K. Vaughan y la dibujante Pia Guerra han creado una historia donde el género de la distopía corre libremente para llevar al lector de la mano por los caminos que han marcado estos dos creadores y que comienza en Sin hombres, primer tomo recopilatorio de la serie que recoge los números 1 a 6 de la serie original. Es de sobra conocido que el cliffhanger final en todas las series de Vertigo no lo quita nadie, por tanto, ¿qué mejor manera que hacer del lector un potencial comprador del segundo tomo de la colección?

La distopía que encierra “Y, el último hombre” es sencillamente espectacular, una de las más complejas e intrigantes de cuantas se han publicado en la última década, y que no deja de tener un componente de aventuras. Como lectores, somos capaces de deducir detalles que el argumento no toca directamente pero que están ahí, como por ejemplo la cantidad de cosas que se habrán perdido por culpa de la desaparición del género masculino, no sólo grupos musicales como U2, Guns N’ Roses o los Rolling Stones (esto sí es una de las cosas que comenta uno de los personajes), sino también escritores, diseñadores de videojuegos, dibujantes de cómic, transportistas, cargos del gobierno, y un largo etcétera, por no hablar del daño emocional sufrido por sus parejas, familiares o amigos. Es tan amplio el alcance de esta catástrofe ocurrida a las primeras páginas del inicio de la serie, que la magnitud de los acontecimientos queda apenas perfilada en unas pocas viñetas debido a la gran repercusión de la misma. Pero lo más importante de todo, independientemente de las pérdidas humanas, es lo siguiente: ¿qué ocurrirá cuando las mujeres del planeta comiencen a morir por causas naturales? ¿Qué hay de la reproducción?


Es difícil conseguir transmitir la relevancia de los hechos narrados en “Y, el último hombre”,  y tanto Vaughan como Guerra lo consiguen en cierta forma, aunque la historia goza por ahora de un grado de ligereza que no parece llegar a ese nivel autoimpuesto de dramatización de los hechos. Quizá, como le ocurre a Yorick y su mono Ampersand, los únicos seres masculinos del planeta, todo esto les llega de sopetón (especialmente al primero, dado que el segundo a estas alturas poco o nada le importará), lo que puede significar que no se han dado cuenta todavía de la importancia del lío en el que se han visto envueltos por causas involuntarias. A nosotros como lectores nos ocurre lo mismo, todavía no podemos asimilar la debacle en toda su extensión en unas pocas páginas, aunque nuestras neuronas siempre vayan más allá del guión para atar cabos, imaginar situaciones probables y mil cosas más que se nos pase por la cabeza.

En esta primera toma de contacto con “Y, el último hombre” asistimos a un buen comienzo de lo que promete ser una de las mejores series actuales del cómic de Vertigo, aunque en mi opinión, tiene algunos puntos mejorables. En primer lugar, el dibujo de Pia Guerra (y también el color de Pamela Rambo) no me termina de llenar, creo que es inferior a la calidad del guión de Vaughan aunque está claro que el apartado artístico es un estándar en las series regulares del sello Vertigo y el dibujo de la dibujante no es absoluto malo, tan sólo cumplidor. En segundo y último lugar, Yorick es un personaje demasiado inconsciente sobre el entorno que le está tocando vivir, excesivamente descuidado con sus acciones, como si éstas no pudieran tener ninguna trascendencia y todo pudiera salir bien tan sólo por ser el único hombre vivo del planeta. Pero en “Y, el último hombre” hay mujeres peligrosas organizadas en bandas (como las Amazonas), que tienen armas y están ávidas de carne de hombre (en el sentido de que quieren acabar con todos ellos a toda costa, no penséis mal, aunque las alusiones sexuales en toda la serie son más que evidentes). Yorick sigue un patrón similar al del personaje de Robert Carlyle en 28 semanas después, es decir, no es capaz de asimilar las posibles consecuencias negativas que podrían tener sus acciones por muchos sentimientos que haya en juego. No me imaginaría a los personajes de La carretera corriendo riesgos innecesarios ni arriesgándose en balde, aunque está claro que el ser humano es una criatura que se mueve por impulsos y que puede cometer equivocaciones. Errores, sí, pero el peligro para Yorick es muy real, más teniendo en cuenta que el devenir de la raza humana depende por ahora de él mismo, por muy extravagante que suene decirlo.

Quitando este último párrafo, que bien puede tratarse de una apreciación personal pero que de seguro comparten algunos de los lectores de esta reseña, “Y, el último hombre” es una serie recomendable que tiene visos de convertirse en una de las grandes del sello Vertigo en un futuro próximo, porque apunta maneras.


4 comentarios

Pues yo también ando embarcado en su lectura y debo decir que me está enganchando como pocas series desde hace bastante. Espero que los números posteriores me resulten al menos tan buenos como estos primeros.

Tienes razón en que la actitud de Yorick, el protagonista, es un poco inconsciente y actúa a veces de manera un tanto errática. Pero bueno, también así le hacen menos predecible...

Yo me quedé a medias; al número 11 o 12 de la antigua edición de planeta. Quizás sería buena idea plantearse venderla y comprar estos tomos. Interpreto que son en tapa dura, en la línea de Lucifer y Sandman?

Jolan: Es verdad que de esa manera el chaval es menos predecible, pero se mete en cada lío por culpa de eso... XD

Nyarla: Estos son en rústica, nada que ver con los que comentas. Pero la edición sigue siendo igual de buena, es decir, no se cae a pedazos en cuanto lo abres diez veces.

Ok :D
Bueno es saberlo, porque a algunos de Norma les pasaba precisamente esto... uno ya no se puede fiar de que una edición sea cara, o en tapa dura, para que sea buena.
Aquí tengo los tomos de Authority, en tapa dura, a 20€ cada uno, y alguno de ellos tiene las páginas casi sueltas. Lamentable...

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies