Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

octubre 23, 2013

Reseña: «Millenium, vol. 1: Los hombres que no amaban a las mujeres», de Runberg & Homs

Compartir

Título original: Millénium, tome 1.
Guión: Sylvain Runberg.
Dibujo: José Homs.
Color: José Homs.
Edición: 144 págs, color. Planeta DeAgostini Cómics, octubre 2013.
Precio: 18,95 € (tapa dura).
Traducción: Olga Marín.
Temática: Thriller.
Correlación: Primera entrega de la bande dessinée basada en la trilogía de novelas de Stieg Larsson.


Ambientada en la siempre aparente Suecia perfecta, Stieg Larsson nos presentaba hace ya unos cuantos años una trilogía realmente interesante en la que una chica llamada Lisbeth Salander y un hombre llamado Mikael Blomkvist, personas muy diferentes entre sí, se unían para investigar una serie de acontecimientos que, a simple vista, no parecían tener conexión. Ella, dedicada a investigar mediante el hackeo de sistemas, él convertido en un denodado defensor de las libertades que ha llegado a poner en jaque a algunos de los hombres más poderosos del país, se unieron como si fuesen las dos piezas de un mismo puzle, para protagonizar tres de las novelas del género negro que más fama han tenido en la actualidad. Si no os suena este argumento en papel, quizás sí que os suene una miniserie de factura sueca llamada precisamente “Millenium”, en la que Michael Nyqvist –como Blomkvist– y Noomi Rapace –en el papel de Lisbeth Salander– nos mostraban palmo a palmo cada uno de los capítulos de los libros que os he mencionado, dividiendo las distintas entregas de la miniserie en tres episodios titulados como la novela correspondiente: Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y por último La reina en el palacio de las corrientes de aire.


Es cierto que, recientemente, gracias al exitazo que tuvo la trilogía, también se hizo un remake de factura americana de la primera película, con Rooney Mara –Lisbeth– y Daniel Craig –Blomkvist–, de la cual se espera continuación en 2014, aunque en la actualidad aún no tenga director. Personalmente, prefiero la producción sueca más que la americana, más que nada porque en una los actores tienen una mayor carga dramática, mientras que en la otra las cosas parecen ser un poco más light, dándole más importancia a Daniel Craig que no a la chica, pero considero que esto ya es una cuestión de gustos, así que os animo a verlas y llegado el caso, a comparar.


Centrándome en el tema que nos ocupa, os comento todo esto porque recientemente he tenido el placer de leer Los hombres que no amaban a las mujeres en cómic. Con Sylvain Runberg como guionista –al que conocemos por álbumes como Interpol, Orbital Hammerfall entre otros–,  y el barcelonés José Homs como dibujante –ganador del premio otorgado por El Mundo al “Mejor creador emergente 2012” y al que podremos encontrar en obras como El Ángelus y en otras de carácter colectivo como Barcelona TM–.

“Alguien tan capaz de sintetizar una obra como esta en tan pocas páginas con tan buen resultado es digno de elogio”
En todo momento, lo que más me llamó la atención fue la capacidad mental que pudieron tener estos dos artistas para poder resumir en un cómic de 136 páginas un libro de 672. Esto hay a quienes puede parecerle sospechoso y pensar que, o bien la novela está lleno de paja, o es que Runberg y Homs se han saltado la mayoría de las cosas importantes. Creedme, considero que este es uno de esos pocos casos en los que todo tiene un correcto equilibrio. En el cómic veremos detalles de la novela que no vimos en la miniserie, al igual que en la miniserie veremos detalles que quizás se nos pasaran desapercibidos en la novela. Todo es complementario, por lo que en ningún momento vais a percibir menos calidad de la debida. Es cierto que lo mejor sería leer primero la novela, luego en todo caso verse la película y finalmente acabar con el cómic, pero baso mi escala en la cantidad de horas/páginas/información, de forma en la que ni nos chafemos el libro, ni la película con el cómic.


A lo largo de todo el volumen me he dado cuenta de la calidad plástica de la que posee Homs. Ha sido capaz en todo momento de transmitir las sensaciones de los personajes, sabiendo que aunque en una escena pase tal o cual cosa, en realidad el personaje está pensando en otra. Tanto Lisbeth como Blomkvist tienen muchísima profundidad, cosa que no se suele ver en adaptaciones del estilo, ya que ésta se suele perder en favor de mostrar más elementos de la historia total. Para mi gusto, la forma en la que ha tenido de presentar a Lisbeth ha sido perfecta. Una mujer dura, que ha vivido todo lo malo que puede vivir una persona, pero que en el fondo tiene un gran concepto sobre la justicia. En ocasiones veremos que la Lisbeth del cómic puede llegar a resultar mucho más cautivadora que la de la película –a la cual se hace referencia al principio de este tomo, ahora que caigo, cuando aparece una de las portadas de la revista Millenium en la que se muestra el nombre de Noomi Rapace en la portada–. Con esto no quiero decir que la actriz hiciese mal trabajo, para nada, si no que Homs ha conseguido captar exactamente la esencia de la Lisbeth que le habría gustado ver al propio Stieg Larsson. Esto, junto con el uso de los tonos sepias para realzar recuerdos y el de los tonos fríos en los lugares adecuados para cargar la escena de un tono tétrico, consiguen que el lector parezca bailar un vals con las líneas y los colores.

Con respecto a Runberg, no puedo mencionar mucho sobre él en este trabajo sin revelaros puntos importantes de la trama que debéis descubrir por vosotros mismos. Simplemente quiero reincidir en lo que he dicho anteriormente; alguien tan capaz de sintetizar una obra como esta en tan pocas páginas con tan buen resultado es digno de elogio. Es como si cogiésemos la mejor comida del mundo y la convirtiésemos en una pastilla para comer en el espacio. Está concentrado, sí, pero tiene todo el alimento posible.

Por esta razón no solo os recomiendo que leáis el cómic –siempre y cuando os hayáis leído la novela o al menos visto las películas suecas–, sino que considero que estos tres tomos se van a convertir en un imprescindible en las estanterías de todo fan de los cómics que se precie. Por mi parte, ya estoy esperando como loca el segundo.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies