Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

julio 15, 2013

Reseña: 'La Daga de la Ceguera' (El portador de Luz 2), de Brent Weeks

Compartir

Regresamos al mundo de las Siete Satrapías justo donde lo dejamos con El Prisma negro, primer libro de la tetralogía “El portador de Luz” y que salió el verano pasado, convirtiéndose en la apuesta de fantasía adulta más refrescante del momento. Esta reseña está libre de spoilers, pero como precaución, si no habéis leído El Prisma negro, os recomiendo que os detengáis. Inevitablemente, alguna cosa del primer libro sale referida aquí. ¡Avisados estáis!

Con La Daga de la Ceguera nos situamos cuatro días después de la terrible batalla de Garriston, con miles de problemas para Gavin Guile, el Prisma. Entre la guerra que se está fraguando en las Siete Satrapías, el descontrol de la magia, Karris, Kip, Liv, El Príncipe de los Colores, la Cromería y cincuenta mil refugiados, Gavin lo tiene crudo. Es más, el autor nos introduce de cabeza en el meollo de la acción nada más empezar la novela, sin páginas rememorando dónde terminó el anterior libro, directamente y sin anestesia, como debe ser. Tras ese final de infarto, donde con una sola frase el autor le dio un giro brutal al argumento, y tras esperar un año para la publicación de esta segunda parte, no están los ánimos para tener paciencia. Así que es de muy agradecer que, sin preámbulos, regresemos a las Siete Satrapías y nos sumerjamos en la novela desde la primera línea. 

En La Daga de la Ceguera conocemos ya el mundo en el que nos movemos. Ya sabemos cómo funcionan los entresijos políticos en las Siete Satrapías, casi tenemos un doctorado en el tema de la luxina y los colores, conocemos a todos los protagonistas y ya estamos cómodos en la novela. Fuera ya aquella primera impresión en El Prisma negro de andar más perdidos que un topo en una playa por la cantidad de información, tramas, sistemas de magia y personajes que aparecían de la nada y que no confluían hasta llegar a casi la mitad de libro, ahora que Weeks nos ha presentado el microuniverso de "El portador de Luz", saca la artillería pesada y deslumbra al lector. Y lo hace, con diferencia. La Daga de la Ceguera es superior a su antecesora en todos los aspectos. ¡Es empezar y no poder despegar las manos del libro!


La Daga de la Ceguera es superior a su antecesora en todos los aspectos”
Lo primero que me llamó la atención de La Daga de la Ceguera es poder visitar el interior de la Cromería, el sistema de formación de los neófitos que acceden a la Guardia Negra. Y para ser justos, aún no tengo claro si me ha gustado o no esa mezcla entre el Hogwarts de "Harry Potter" y la Escuela de Batalla de El juego de Ender. Hay una escena, protagonizada por Kip, que es idéntica a la llegada de Ender Wiggins a la Escuela de Batalla y mientras la leía casi esperaba ver a Mazer Rackham y el código de colores en el suelo de la Cromería. El formato es demasiado similar al internado de Hogwarts, con sus clases y profesores, y a las técnicas de aislamiento y combate de la Escuela de Batalla, así que estoy un poco dividida en este aspecto. Funcionar, funciona y muy bien, pero original, lo que se dice original… no lo es tanto.

Lo que sí me ha gustado y mucho –esto sí lo tengo claro– son tres nuevos conceptos relacionados con la luxina y las longitudes de onda de la luz/espectro lumínico. We love science! En primer lugar, van a aparecer tres personajes nuevos, secundarios, pero de especial relevancia relacionados con la Luz: la Vidente, el Espejo y la Refractadora. No voy a deciros quienes son ni sus papeles, os tocará descubrirlo, pero me ha gustado mucho la introducción de nuevos patrones en la ciencia de la luxina. Por no hablar de que profundizaremos en más colores, los llamados "no verdaderos" (Blanco, Negro, Patryl). Además, nos vamos a zambullir aún más en los aspectos teológicos de la fe de Orholam y no tendremos muy claro si estamos a favor o no de la herejía de los antiguos dioses, que defiende el Príncipe de los Colores. ¿En qué bando os situaríais vosotros?

Siguiendo con la introducción de personajes, no solo nos reencontraremos con viejos conocidos, como Gavin, Karris, Corvan o Kip, sino que se introducirán algunos nuevos, de los que hay que destacar a Teia (Adrasteia) y Cruxer, dos jóvenes aspirantes a la Guardia Negra que me han encantado. La primera, por su resolución ante la vida y su optimista forma de ver las cosas (contrapunto de Liv, que parecía bastante amargada con las cartas que le había dado la vida) y Cruxer, por su nobleza y ese liderazgo innato que tienen los que han nacido para ser la mano derecha de alguien.


Otra cosa muy resultona ha sido la introducción de un juego de cartas, Los Nueve Reyes, que bebe directamente de Magic The Gathering. El juego, no solo como estrategia, sino como también fuente de información sobre profecías varias y tal. La manipulación de las barajas, su confección y lo que esconden detrás ha sido de lo más estimulante. Seguro que a los amantes de este famosísimo juego de cartas y estrategia agradecerán los guiños. Aquí, hay un personaje al que odiamos todos y que nos fascinará por su dominio del juego. ¿Queréis saber quién es? ¡Coged el libro!

Hay un punto en la edición que me ha dolido en el alma y es el cambio de formato respecto a El Prisma negro. Éste, publicado por Plaza&Janés, es un centímetro más alto y ancho que La Daga de la Ceguera, y que pertenece a la nueva colección Fantascy. Parece un “hermano menor” y si sois unos maniáticos de los formatos en vuestras colecciones, que es el problema que yo tengo, se os va a subir la bilirrubina al esófago. Para más inri, tenemos una edición de bolsillo de El Prisma negro, con una portada más resultona, por lo que tenemos una colección de varios tamaños y colores. Como plus a la edición (porque esto siempre es un plus) tenemos mapa, listado de personajes, glosario, y un jugoso apéndice donde se explica qué es la luxina, los colores, las personalidades que derivan de los colores, la física de las longitudes de onda y todo lo que siempre quisiste saber. ¡Fantástico!

En cuanto a la traducción, pues como el anterior libro, me gusta mucho. Los modismos y frases hechas están adecuados al castellano. En cuanto a la maquetación y corrección, tampoco he visto grandes erratas ni faltas de ortografía, aunque sí he visto algunos guiones que han desaparecido en algunos diálogos. No es sangrante y no lo veréis (a no ser que vayáis con mil ojos). En el aspecto de la traducción, Manuel de los Reyes ha hecho un trabajo soberbio.

En definitiva, con La Daga de la Ceguera llegamos al corazón de la trilogía de "El portador de Luz". Quedan aún muchas cosas por contar, el libro está lleno de interrogantes y de escenas para quedarse sin uñas de tanto mordérselas, por no hablar de la habilidad que tiene Brent Weeks de hacer que el argumento gire de forma inesperada y sorprendente, con una línea o con una escena. ¿Qué es la Daga de la Ceguera? ¿Qué poderes tiene? ¿Qué hay más allá de las Puertas Sempiternas? ¿Orholam o los antiguos dioses de los colores? ¡Aún nos quedan dos libros más para descubrirlo!

Podéis leer una entrevista a Brent Weeks, aquí.

Información adicional
Editado por Debolsillo en julio de 2014.
Rústica sin solapas, 912 págs, 11,95 €. Disponible en ebook
Traducido por Manuel de los Reyes.
Segunda entrega de la tetralogía 'El portador de Luz'.
Nuestra valoración: 

5 comentarios

Muy buena reseña, supongo que esperaré a que lo saquen en bolsillo pero si no tuviera material atrasado me estaría comiendo el ansia por seguir la saga.

Por otra parte, ¿la edición en rústica de "El Prisma Negro" traía ya el glosario y el apéndice? Es que pillé en su momento la edición de bolsillo y me quede tan perdido hasta bien avanzado el libro como comentas en el artículo.

Csalrais, la edición en rústica de El Prisma Negro no tenía ningún apéndice/glosario al final, que yo recuerde. Regalé mi ejemplar y no puedo asegurarlo al cien por cien, pero juraría que no, que al igual que en el formato de bolsillo, solo había una página de agradecimientos.

Yo me compraré la edición de bolsillo de La Daga de la Ceguera, en cuanto salga. Me gusta más el formato de bolsillo y ya que me he comprado El Prisma Negro, en ese formato, pues prefiero seguir ese estándard. Me frustra los cambios en los formatos de publicación. Es una manía que me puede :P

Pues no, en la edición de bolsillo de "El Prisma negro" no se incluye ningún glosario o apéndice, tan solo el mapa del principio. Es un recurso como otro cualquiera de meter en situación a los lectores, según lo veo yo.

Y dado que aún no he leído "El Prisma negro", estoy deseando comenzarlo en mi edición de bolsillo, ¡más aún después de leer la reseña de la segunda parte! :D

He hecho una puntualización en el apartado de la edición y traducción. Estaba un poco confuso :P

Ya lo he terminado y me ha parecido genial, mejor que el primero en todos los aspectos. Mas largo, mas intenso y con unos giros que te dejas pegado al libro. Gran reseña.

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies