Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

Un destacado

Otro destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

20 de mayo de 2013

Fotoreseña: «Tramórea, La cacería secreta», el nuevo librojuego de Timun Mas basado en el mundo de Tramórea

Compartir

"El juego estará basado en la clásica estructura de toma de decisiones, con la salvedad de que en momentos puntuales se nos pueda pedir que utilicemos un dado de seis caras"
Tal y como os anunciábamos hace unas semanas, ya se encuentran disponibles las primeras entregas que Timun Mas ha preparado dentro de su nueva línea de librojuegos, bautizada como Elige tu propio destino, que se inaugura con la puesta a la venta de dos títulos cuya ambientación pertenece a sendas conocidas licencias de la casa: los mundos de Tramórea, de Javier Negrete (en el caso de La cacería secreta) y Los Caminantes, de Carlos Sisí, en cuanto a Destino: Carranque.

Como todo aficionado al género sabe a estas alturas, Timun Mas es una vieja conocida en esto de los librojuegos, siendo de las precursoras de los mismos en España con colecciones tan míticas como Elige tu propia aventura, La máquina del tiempo, Resuelve el misterio o Planea tu fuga, entre otras, que sentaron la primera piedra en este tipo de literatura lúdica antes de ceder el testigo a series más elaboradas de otras editoras que participaron de su auge. Después del fallido intento de relanzar el librojuego hace casi una década, cuando se propuso sacar nuevamente a la luz dos de las franquicias más emblemáticas de la desaparecida Altea (Lobo Solitario y Fighting Fantasy) –empeño, por cierto, en el que tomó parte Devir con la reedición de Brujos y Guerreros– contraataca ahora con las novedades que os hemos presentado, en un momento en el que parece que el género está empezando a reanimarse.

Queda para una futura reseña comentaros la idoneidad o no del formato de librojuego elegido –a imitación de los añejos Elige tu propia aventura– para esta restitución por parte de Timun Mas, así como todas las cuestiones relativas a su argumento y jugabilidad, pero hoy queremos mostraros el aspecto que presentan estos nuevos títulos que ya pueden adquirirse, y para ello hemos decidido centrarnos más concretamente en el acabado del ejemplar que la editorial nos ha hecho llegar de Tramórea: La cacería secreta.


Empecemos por echar un vistazo a la apariencia externa de este librojuego, que de entrada sorprende por su tamaño asimilable al de bolsillo, puesto que sus dimensiones son más bien reducidas y cuenta tan sólo con 176 páginas. La portada en rústica muestra a su vez un estilo muy sobrio y retoma la ilustración empleada para El Corazón de Tramórea, destacando en primer plano el nombre del autor de la conocida saga fantástica: Javier Negrete.


Como podemos observar, el grosor del libro demuestra que la aventura que contiene (dividida en 217 secciones) resulta algo limitada, por lo que no cabe esperar una excesiva rejugabilidad en el tiempo. En este sentido hay que hacer notar que la carencia de unas reglas elaboradas limita también el espacio que normalmente este tipo de títulos se conceden como parte preliminar a la propia aventura de juego.

Si abrimos el volumen nos encontramos en primer lugar con la información habitual reservada a la propiedad intelectual de la obra y el resto de datos relativos a su registro legal. Y aquí hay una cuestión que sin duda creemos importante señalar, ya que si hay algo con lo que no podemos estar en modo alguno de acuerdo es que, en una especie de jugarreta editorial, la obra se presente bajo la titularidad de Javier Negrete, quien únicamente es el depositario de los derechos de uso sobre los escenarios y personajes de Tramórea en los que está basado el librojuego. La única mención que hallaremos en todo el volumen referida a su verdadero escritor –el catalán de origen francés Luis d'Estrées– se limita a una minúscula indicación dentro de este apartado (ver en zoom) sobre la autoría del texto.


Lamentamos que el gancho comercial de presentar la obra como si ésta hubiera sido firmada por Negrete implique ningunear al auténtico autor de la misma, y que en su lugar no se haya optado por incluir su nombre en portada y emplear fórmulas como un "basado en la obra de..." o "Javier Negrete presenta..." (que sólo figuran en el interior), mucho más honestas para con el lector y respetuosas hacia el propio escritor del texto. Como es de justicia aclarar este punto, a modo de reconocimiento diremos que a Luis d'Estrées se le conoce por su faceta como organizador de eventos relacionados con el ocio rolero e impulsor de los juegos de rol desde los años 80, siendo uno de los principales divulgadores de éstos en nuestro país. Asimismo, es el fundador de clubes españoles especializados en rol y el responsable de la publicación de la revista Troll, inicialmente dedicada a este tipo de juegos y que en la actualidad se distribuye en formato electrónico abarcando en su temática un amplio abanico de productos lúdicos.


Seguimos avanzando y nos topamos con el característico mapa a doble página de Tramórea, obra de Pablo Uría, que sin duda resultará inconfudible para todos aquellos seguidores de la saga literaria, pues se traslada el mismo plano geográfico que encontramos en los diferentes volúmenes de ésta. Los mapas son un elemento muy frecuente en los librojuegos, al margen de su utilidad para la aventura, y a menudo es un punto a favor incluirlo para orientar al jugador en cuanto a nombres y referencias del mundo sobre el que se desarrollará la partida en su multiplicidad de posibilidades.


Pasamos página para descubrir las instrucciones que siempre anteceden a las secciones numeradas y guían al lector a través de la modalidad de juego expuesta. Como bien se aclara en este apartado, no es necesario haber leído previamente La Espada de Fuego, primer volumen de la saga publicada por Minotauro (y por Booket en su edición de bolsillo) para disfrutar de La cacería secreta. No obstante, se entiende que siempre será más satisfactorio haberlo hecho, en el sentido de la familiaridad que ese grado de conocimiento puede aportarnos al abordar el librojuego. En esta ocasión, no hay disponible una ficha de personaje (otro de los elementos que raramente faltan en un libro de estas características), sino que únicamente se nos aportan unos concisos datos sobre la identidad que vamos a encarnar a lo largo de la aventura.

El juego estará basado en la clásica estructura de toma de decisiones, con la salvedad de que en momentos puntuales se nos pueda pedir que utilicemos un dado de seis caras, o en su defecto una moneda, para resolver determinados efectos que dependerán exclusivamente del azar. Existen diferentes finales, lógicamente unos más favorables que otros (algunos conducen directamente a la muerte del personaje y tener que recomenzar la partida) a los que llegaremos en función de las decisiones adoptadas. Igualmente, se indica que surgirán diversos enigmas de naturaleza matemática o en forma de acertijos que serán importantes a la hora de elegir nuestro camino. Por lo demás, las reglas se evidencian tremendamente sencillas, a diferencia de las de los últimos títulos del género que están apareciendo en el mercado.


En todo librojuego que se precie no pueden faltar las consabidas ilustraciones para dar vida a los escenarios, criaturas y personajes con los que nos vayamos topando, un componente que también es inherente al género. Dentro de La cacería secreta se han añadido unas cuantas; sin embargo, nos ha sorprendido mucho su escasez, dado que sólo contiene seis de éstas repartidas entre sus páginas, un número que se nos antoja muy insuficiente para dar cobertura gráfica a la partida.


Dichas ilustraciones interiores (eso sí, de una buena calidad), están a cargo del artista Victor Leza, que las ha dotado de una estética muy épica y han sido elaboradas en blanco y negro, a página completa, conteniendo la típica leyenda al pie. Aparte de lo exiguo de su cantidad, no podemos poner pega al trabajo realizado por el dibujante. Por desgracia, la edición prescinde también de las pequeñas ilustraciones de separación entre los párrafos de las secciones, que tan frecuentemente salpican las páginas de una gran parte de librojuegos y que tan buen resultado dan de cara a recrear una ambientación más accesible. Al no existir este añadido, la lectura siempre se hace más árida y menos amigable a la vista.



Al final del libro localizamos un glosario de términos, así como un dramatis personae, gracias a los cuales podemos ampliar la información tanto de los personajes conocidos como del variado bestiario que surgirá durante nuestro heroico recorrido. Como observaréis por las ilustraciones mostradas, vamos a tener una visión de las Niryiin, ninfas del agua, o de los coruecos, las devoradoras bestias antropomorfas, por ejemplo, que recordarán quienes hayan disfrutado ya de las lecturas de Javier Negrete en el mundo de Tramórea.

Sin entrar a valorar la manifiesta disparidad del sistema de reglas y la jugabilidad entre unos títulos u otros, queremos recurrir, como en otras ocasiones, a la práctica de establecer una comparativa de formatos para que podáis examinar las características físicas de la edición. Así, hemos contrastado este volumen de la última remesa de librojuegos de Timun Mas con los de otros lanzamientos de colecciones recientes, como son un ejemplar de Héroes del Acero, primera entrega de la serie Dark Game, y el también primer número de la tetralogía Leyenda Élfica, de Nosolorol Ediciones.


Como vemos, tanto el acabado estético como las dimensiones y proporción distan mucho de los conseguidos en el librojuego de David Velasco para Mundos Épicos, que indudablemente goza de un atractivo muy superior a la hora de atraer nuestra atención desde las estanterías de cualquier librería. Pero como un mayor número de páginas y un tamaño más grande no tienen por qué ser sinónimo de mejor calidad, ahí tenemos el volumen de José Luis López Morales, que con su serie de fantasía Leyenda Élfica nos demuestra que, dentro de un formato externo similar al del título que analizamos, se pueden obtener resultados mucho más satisfactorios de cara a la experiencia de juego.

En resumen, si bien es de agradecer que una editorial veterana que tan emblemáticas series ha ofrecido al género de los librojuegos se acuerde otra vez de ellos, nos queda la impresión de oportunidad nuevamente desaprovechada en estos tiempos en los que se está tratando de infundir a éstos un aire renovado y más comprometido. Esperábamos más de su apuesta para los librojuegos del siglo XXI. Por fortuna, otras editoriales y autores están dando muestras de un auténtico interés en reflotar estos maravillosos libros que tan buenas sensaciones nos han ofrecido en el pasado y que prometen seguir haciéndolo en un futuro próximo. Pero mucho nos tememos que estos títulos de Timun Mas no figurarán en esa lista.

TRAMÓREA: LA CACERÍA SECRETA

176 páginas
ISBN: 978-84-480-0871-0
Formato: 12,5 x 19 cm.
9,95 doblones

Una apasionante aventura basada en el universo de «Tramórea» de Javier Negrete en la que el lector es el protagonista absoluto, tomando duras decisiones y librando arduos combates, en compañía de los personajes más emblemáticos de la saga.

Eres alumno en Uhdanfiún, la academia de artes marciales más prestigiosa y antigua de Tramórea. Tercer hijo de una acomodada familia Ainari, estás predestinado a convertirte en un gran guerrero, pero tu verdadera pasión es la investigación. Formas parte de un grupo de alumnos de la escuela que va al este de Korvas para practicar habilidades de supervivencia. Pero cuando os disponéis a buscar alimento, os tienden una emboscada?

8 comentarios

Precisamente me enteré de que existían la semana pasada en la librería, cuando me quedé todo extrañado pensando que Sisí había publicado otro nuevo libro por estas fechas; luego vi que era librojuego. A mí me gustaban de pequeñito estos libros, pero la verdad es que no me convence el concepto tanto como para gastar esos dineros en ello. Hoy en día, con las nuevas tecnologías creo que hay opciones de "lectura interactiva" gratuita para adultos. Pero admito que si hicieran esto con el universo de Canción de Hielo y Fuego o alguna otra saga que me gustara, seguramente acabaría comprándolo. Imagino que los a súper fans de Tramórea les pasará lo mismo.

Por ese motivo que comentas, Rey Pescador, es por lo que 'denunciamos' la táctica empleada de poner los nombres de los escritores de estas sagas para atribuirles una autoría que no es tal (una práctica que, por desgracia, se está volviendo algo común con productos basados en novelas, como ha pasado en ciertos cómics). Veo que a ti te ha ocurrido con el volumen de Carlos Sisí.

En cualquier caso, como dices, todo es cuestión de que te guste mucho una de estas franquicias o el género al que pertenecen una y otra -terror y fantasía- para decidirse a adquirir estos librojuegos.

¿Gamebooks de Canción de Hielo y Fuego? Ahí has dado en un más que seguro filón, siempre y cuando se hicieran con buen gusto, unas reglas elaboradas a la altura de los tiempos y una presentación como la saga se merece.

Hombre, no es librojuego, pero ahí tenemos los juegos de rol que se han hecho de "Canción de Hielo y Fuego", con el que se pueden hacer partidas realmente fantásticas si se da con los ingredientes adecuados (a director de juego y jugadores me refiero, que sepan jugar de verdad y se lo tomen en serio).

Librojuegos o no de "Canción de Hielo y Fuego"... pensando que Martin aborrece toda la literatura escrita sobre su saga (a excepción de los juegos de rol, tablero o cartas), no sé yo si esa idea llegará alguna vez a realizarse, aunque si se han hecho sobre la Tierra Media de J.R.R. Tolkien, por qué no.

Buena fotoreseña, Jolan. :)

Uaaala, que fotoreseña más bonita Jolan. Las fotos se ven muy bien. ^^ . A mi particularmente las portadas de los libros estos no me han gustado nada, supongo que porque todavía tengo en mi estantería los librojuegos antiguos de toda la vida con unas portadas de lujo y ahora esto me parece un poquito cutre.

De todos modos, las ilustraciones del interior veo que son muy bonitas y si tiene un buen sistema de juego y un argumento bueno, no veo porqué no se le podría dar la oportunidad de intentar conquistar nuevos corazones. ¿Lo que no me ha gustado? Como tu dices, que se le haya puesto el nombre de los autores como si lo hubiesen escrito ellos y no el de los verdaderos redactores del texto.

Creo que si haces de "negro" qué menos que pongan también tu nombre en la portada, que en pleno S.XXI creo yo que hacer otra cosa queda mal. Pero en fin... hay cosas que ya no tienen solución. Fíjate, yo sería capaz de pegar en la portada con un papelito de estos con super pegamento el nombre del autor original. Total, la portada no podría quedar más feucha de lo que está ya. xDDDD

Ah y se me ha olvidado mencionar que sí que sería un filón libros de CdHyF, pero creo que ya sería machacar excesivamente la saga y pasaría a convertirse en algo cansino. Particularmente me quedo con el juego de rol, que ya hay que saber hacerlo bien para currarse una buena historia con tantos datos como ha metido Martin en su universo.

Pues qué quereis que os diga, para mi todo lo que se haga de una saga cuanto más mejor.

Hay que tener una cosa clara: las obras derivadas nunca desvirtuan la saga original y quien no esté interesado siempre puede simplemente ignorarlas, pero luego estamos aquellos que disfrutamos de que nuestros mundos favoritos se expandan más allá de su concepto original y por lo tanto estaría muy bien que existiese la opción de esos libros juegos lo mismo que ya existen juegos de rol, comics y de más. ¿Cansino? no, simplemente otras opciones.

Yo también estoy a favor de que salgan productos alternativos sobre sagas o franquicias de éxito, que efectivamente como mínimo seguro que van a atraer a sus muchos seguidores, y hasta pueden suponer un gancho para otra gente hacia la serie matriz. Por ejemplo, sé de quienes no han leído las novelas de CdHyF, pero sí están leyendo los cómics (o, el caso más común, viendo la serie) y a raíz de estos se han lanzado a por los libros. En el fondo es una sinergia comercial que redunda en beneficio de todos, editoriales y fans.

Es verdad que ya existen juegos de rol y LCG de CdHyF; pero yo por ejemplo no estoy muy metido ni en una cosa ni en la otra, y en cambio acogería con los brazos abiertos un librojuego (o varios, que la cosa daría para mucho) basados en esta macrosaga. Ahora, no sé si Martin estará interesado en más material alternativo de su obra...

Curioso, desconocía la existencia de este tipo de libros. Quizá sirva para enganchar a otro tipo de público, no lo sé, pero no me parece una mala iniciativa.

Respecto a la saga de Negrete (http://booksymusic.blogspot.com.es/search/label/Javier%20Negrete), lo prefiero cuando flirtea con la fantasía histórica (Salamina, Alejando Magno y las Águilas de Roma, etc) que con las aventuras en Tramórea, que, a mi parecer, empezaron muy bien y terminaron de manera un poco regulera.

Buen post y gracias por la info!
Salud!

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies