Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

Un destacado

Otro destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

20 de marzo de 2013

Reseña: «1985: El año de nuestra vida», de Mark Millar y Tommy Lee Edwards

Compartir

Título original: Marvel 1985 1-6 USA.
Guión: Mark Millar.
Dibujo: Tommy Lee Edwards.
Color: Tommy Lee Edwards.
Edición: 160 págs. Panini Cómics, col. "Marvel Deluxe", enero 2013.
Precio: 16 €.
Traducción: Gonzalo Quesada.
Temática: Superhéroes, cómic.
Correlación: Independiente, pertenece al Universo Marvel.


Hacia la mitad de los años 80, el mundo estaba sacudido por una gran cantidad de acontecimientos que no dejarían a nadie impasible. Nombrado como el Año Mundial de la Juventud, (curioso pensando en cómo están hoy en día las generaciones que nacieron en torno a esa fecha o que eran jóvenes por aquel entonces) sería aquel año en el que España entraría en la OTAN después de mil pataletas, en el que Mijaíl Gorbachov ascendería al poder en la URSS abriendo ante sí el inicio del fin del "malvado" bloque comunista –lo que culminaría con la caída del muro en el 1991 que todos conocemos–. Ese año también pudimos ver cómo Ronald Reagan era reelegido por segunda vez así como también veríamos la verja que separaba Gibraltar de nuestro país abierta por fin. También veríamos cómo películas como Lady Halcón, Legend, Los Inmortales, Mad Max 3: Más allá de la cúpula del trueno, Rambo: Acorralado, Regreso al Futuro y Los Goonies sembraban en nosotros un germen muy especial que muchos llevamos aún hoy con nosotros y cómo algunos videojuegos comenzaban a conquistar los corazones de muchos –creando verdaderos monstruos, que diga... fans de ellos– como bien pudieron ser Ghost'n Goblins, Tetris o Super Mario Bros.

Como veréis, este año fue un AÑO, con mayúsculas. Uno de esos de los que uno no se puede olvidar. Precisamente por esta razón me llamó poderosamente la atención el cómic del que vamos a tratar hoy, llamado 1985, llevado de la mano del poderoso Mark Millar y el fantástico Tommy Lee Edwards. Me ha parecido todo un homenaje a aquellos niños a los que, pese a que todo el mundo les tratase de locos o de inmaduros por leer cómics de superhéroes, sabían a la perfección que sus gustos no eran algo dañino para absolutamente nadie. Este caso evidentemente se empeora cuando al que le gustan los cómics es al padre de nuestro protagonista, Toby, el cual ha sufrido un proceso de separación aparentemente complicado en el que se ha visto sustituido por el modelo de marido perfecto americano. Un hombre empresario con su traje de chaqueta, su Cadillac y su buen sueldo, a diferencia de él que incluso tiene que empeñar el coche para poder salir adelante. Azotado por las pullas incesantes lanzadas por su ex mujer, este personaje tendrá un pasado oculto bastante curioso y al que Mark Millar sabe sacar totalmente su jugo. Sin embargo, no quiero adelantaros acontecimientos. Dejadme que os ilustre más o menos sobre el argumento del cómic, el resto deberéis descubrirlo vosotros mismos.


Ambientado en el año 1985, Toby irá con su padre a la llamada "Casa Wyncham", el hogar de un antiguo compañero de instituto con el que vivió una misteriosa aventura de la que se niega a hablar. Tras muchos años sin poder verle, debido a que su amigo está en un estado casi catatónico, cuando llegan a la casa descubren que se va a convertir en una residencia para mayores y personas con minusvalía, por lo que todas las cosas que hay en ella las están repartiendo entre los vecinos de la zona. Sin embargo, el hombre encargado de repartir estas pertenencias, tras hablar con ellos y ofrecerles algo que nunca imaginarían, despierta en Toby una extraña inquietud. Él cree haber visto a este hombre en algún lugar y pese a que no es capaz de ubicarlo, pese a tener una discusión con su madre y verse sometido a las presiones de sus amigos en la escuela para que deje de leer cómics, decide salir en cuanto anochece para volver a la Casa Wyncham. Allí descubrirá algo realmente impresionante que cambiará completamente su concepción de las cosas tal y como lo había conocido hasta ese instante.

El cómic en sí me ha parecido uno de los mejores que he podido leer en mucho tiempo, entre otras cosas porque, pese a pertenecer a Marvel, no necesitas saber nada en absoluto para poder disfrutar con la aventura de Toby y su padre. Tanto el argumento como la forma de entrelazar los diálogos hacen que la historia cobre vida propia y que sea fluida pero realmente intensa. La forma en la que los acontecimientos se encadenan entre sí te deja bastante claro que alguien como Mark Millar no deja nada al azar y que todo lo que escribe está bien cimentado y estructurado, por lo que si alguien no ha tenido aún la ocasión de leerlo, creo que ya está tardando en salir a su tienda especializada más cercana y comprarlo.

Lo que mas me ha gustado particularmente ha sido el final. Para mí absolutamente mágico. Estoy convencida de que a los mayores fans de los tebeos de superhéroes, 1985 se pondrá rápidamente entre vuestros favoritos.

2 comentarios

Este me lo leeré seguro enseguida, sólo con tener la premisa inicial de una época pasada como los ochenta, que fue tan importante para el género fantástico (cómics, novelas), el cómic, los videojuegos o las películas, ya merece echarle un vistazo. XD

Ya estás tardando, creo que además el final te resultará realmente sorprendente. ^^ Ya me dirás.

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies