Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

El destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

19 oct. 2010

"La maravillosa historia de Peter Schlemihl", de Adelbert von Chamisso

Compartir


Un hombre de gris, una sombra vendida, un amor imposible. Esa es La maravillosa historia de Peter Schlemihl, un cuento que habla del riesgo de hacer pactos con el diablo a cambio de una condición mundana sin siquiera pensar en las consecuencias. Si esa sombra saldada resultara, al cabo, tan importante para nosotros… quizá ese pacto no se hubiera acordado jamás. Eso es lo que le ocurre al protagonista de esta historia, el llamado Peter Schlemihl, que como un Peter Pan ya crecido, pierde su sombra a cambio de un saco de monedas infinitas, un objeto de mágicas cualidades que sin embargo no es capaz de calmar el desasosiego por haberse desprendido de algo tan preciado como su propia sombra, signo inequívoco de su humanidad. Hasta tal punto llega la desdicha que pronto Peter se ve angustiado y repelido por la propia sociedad en que vive, pues todo el mundo le considera un paria, alguien poco de fiar ni de buena compañía, pues no proyecta sombra alguna en el suelo. Un desasosiego y amargura que se ve reflejado de manera excelente en el relato, gracias a Adelbert von Chamisso, poeta alemán del Romanticismo que escribió la obra allá por 1814.

En esta pequeña pieza que en la edición de Valdemar (Cuentos Fantásticos del Romanticismo Alemán, 2008) abarca poco más de treinta páginas, suceden todo tipo de cosas maravillosas y fantásticas. Un hombre de gris (la personificación del diablo) que es capaz de tentar al hombre con artefactos imposibles a cambio de una promesa o una condición generalmente nefasta. El dinero genera buena posición, pero de nada sirve ante la pérdida de otros bienes más queridos, incluso si ello implica no poder acercarse jamás al ser anhelado, Mina en este caso, bien amada de nuestro protagonista. El dolor existencial de no poder desarrollar una vida normal es lo que angustia al personaje central de la obra, hasta tal punto de huir de la misma para refugiarse en la naturaleza, por lo que estaríamos hablando además de uno de los temas centrales de las obras de corte romántico del siglo XIX. El sentido de lo maravilloso, la sociedad como corruptora (los nobles del comienzo del relato emplean sin cesar los servicios del hombre de gris), la implicación con la naturaleza al huir de todo ello, lejos de la vida pública para dedicarse a los menesteres que nos venga en gana. La necesidad de algo que motive un cambio de perspectiva para afrontar las cosas de otra manera. En este caso, fruto de una decisión equivocada, una moraleja de que el dinero no da la felicidad cuando se pierde lo más importante: la humanidad.

Un cuento con sentido de la maravilla, con gran profusión de objetos de magia extraña, dotando al relato de cierto grado de originalidad. Además, el recurso que el autor ha empleado (con un estilo propio de la época, algo denso) para la narración no es otro que el del manuscrito redactado por el propio protagonista, cedido al autor para que quede constancia a su muerte. En ciertos puntos clave de la narración se hacen algunas pausas para enfatizar el relato, en primera persona, dirigido al lector, contando la extraña y maravillosa historia de Peter Schlemihl. Aún hoy se sigue elucubrando sobre posibles significados o analogías de esta obra que bebe de las fuentes de Fausto.

El prefacio del relato lo firma Friedrich de la Motte Fouqué, autor de otro relato mágico de la época, Ondina. La maravillosa historia de Peter Schlemihl puede leerse en multitud de ediciones (incluso una de los años treinta), las más recientes a las que acudir como la de Nórdica Libros (2009), Siruela (1994), la ya comentada edición de Valdemar, Cuentos Fantásticos del Romanticismo Alemán (2008) e incluso Anaya en la colección "Tus Libros" (1985).

7 comentarios

Jo, qué buena pinta. A ver si con el tiempo lo leo...

Lo mismo digo, muy atractiva reseña.

Gracias a los dos por la opinión. :D

Lo quiero leer!

Lo quiero leer!

Lo quiero leer!

Coñoooo

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies