Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

26 de marzo de 2019

Entre fábulas y cuentos, o el difícil arte de dominar la utopía: ‘Kirinyaga’ de Mike Resnick

Más

Televisión

Netflix desvela la
fecha de estreno de
‘The Witcher’

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Literatura

Gigamesh relanza la ficción corta de George R. R. Martin

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Literatura

La segunda novela de Susanna Clarke se titula ‘Piranesi’ y sale en 2020

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Televisión

Neil Gaiman y David Goyer llevarán ‘The Sandman’ a Netflix

Bennett ha sabido tocar la fibra sensible con Animosity. El hablar de animales y...

Por Loren Sparrow

Lecturas

También


Este fix-up de Mike Resnick es una joya de la literatura utópica, y es al mismo tiempo una narración hilada a partir de una serie de cuentos que pretenden ir desglosando los entresijos de una utopía. El hecho de que un macro proyecto como el que busca Koriba, el protagonista de esta historia, esté destinado a fracasar o tener éxito es irrelevante para nosotros como espectadores —aunque sí, tenga un considerable peso en la narración porque vamos viendo su evolución—, ya que es precisamente el alma de ese espíritu utópico que demuestra este kikuyu surgido de los viejos tiempos lo que pone en marcha la rueda. Y esa rueda, una vez puesta en movimiento, ya no tiene vuelta atrás.

Kirinyaga se ha llevado un buen montón de premios, más se sesenta contando las nominaciones —que también importan—, desde el Locus, el Hugo y el Nebula, pasando por algunos premios chinos y franceses que indican el alcance de la obra, pero ante tal avalancha de premios la pregunta que surge es si merece la pena Kirinyaga al margen de su palmarés. La respuesta es un rotundo sí: Kirinyaga es una de esas obras de ciencia ficción imprescindibles que trata un tema universal como es el progreso y lo que este implica —sobre todo cuando se lleva por delante culturas enteras o suprime valores—, por lo que resulta tremendamente actual aunque en ocasiones a los seres humanos y civilizados del siglo XXI les cueste comprender qué es lo que ocurre a su alrededor y a qué viene tanto alboroto si todo va muy bien, gracias.

Utopías ha habido varias desde aquella lejana propuesta de Tomás Moro, Utopía (1516) —lo que le sirvió al autor, entre otras cosas, para tener un final horrible a manos de Enrique VIII—, o la de Francis Bacon en su Nueva Atlántida (1627), pero pocas son tan refrescantes como la de Resnick. Es gracias a que el autor sitúa a Koriba en el centro de la acción que los lectores se llevan de primera mano las impresiones que suscita el desarrollo de una utopía africana en otro planeta, y cómo esta va mejorando o teniendo problemas a lo largo del camino.


La importancia desde el punto de vista narrativo de Kirinyaga es que se compone de una serie de historias conectadas entre sí, y sucesivas en el tiempo con un punto de vista en común, el de Koriba, escritas como si fueran cuentos y con una abundante carga de diálogos que no tienen desperdicio. Esto hace que Resnick consiga un estilo muy cercano y personal, que a primera vista parece simple pero que al segundo vistazo deja claro que el autor ha escogido las palabras adecuadas para dar en el clavo.

“Utopías ha habido varias [...] pero pocas resultan tan refrescantes como la de Resnick”
Todo esto es una fábula, que bien podría haber existido o aún está por venir. Esa intemporalidad de la que hablábamos antes es lo que define a una buena obra literaria, y Kirinyaga lo es. Puede caer mejor o peor el bienintencionado y desgraciado Koriba —¿puede alguien ser el héroe y el antagonista a la vez? En Kirinyaga sí—, pero no hay duda de que nos gusten más o menos sus métodos —claro está, nosotros vemos la tramoya tras el cortinaje— al final terminamos empatizando con el mundumugu, o a lo mejor es él quien empatiza con su público, aquel que se sienta tras la cuarta pared, no la audiencia kikuyu a la que quiere salvaguardar de todos los peligros del universo. Es como si sus cuentos estuvieran dirigidos también a nosotros, como una advertencia que viaja a través de las eras para prevenirnos de lo que hay que hacer o de lo que hay que evitar para sortear el desastre. Como reza el dicho, la utopía de uno es la distopía de otro.


Kirinyaga: Fábula de una utopía

Kirinyaga, 1991, 1998, 2008. Mike Resnick. Traducción de Ramón Peña. Ediciones Gigamesh, 2017, col. “Gigamesh Ficción”, 352 págs. Rústica con solapas, 24,00 €.
Fábula, cuento, obra de ciencia ficción, viaje del héroe, utopía efímera... Kirinyaga tiene un poco de todo del caldo del que surgen las buenas historias y es de esas obras que no dejan indiferente a nadie.

La edición de Gigamesh —aparte de la ilustración para la cubierta de Enrique Corominas, la mejor que se ha publicado hasta la fecha del título— se completa con un breve ensayo de Resnick —“Esto..., chicos..., yo no soy Koriba”, donde el autor deja clara su postura respecto a esta utopía ante las absurdas acusaciones de que Koriba es la voz del autor— y con una novela corta titulada “Kilimanjaro: Fábula de una utopía” en la que Resnick presenta una segunda utopía, pero contada desde el punto de vista de los masáis en vez de los kikuyus. El resultado es una historia complementaria que se lee igual de bien a la mostrada en Kirinyaga, el colofón perfecto.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Cierra este mensaje o lee más sobre el tema. Más información · Las cookies