Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

enero 13, 2015

Reseña: «La tempestad del segador» (Malaz 7), de Steven Erikson

Compartir

La séptima entrega de Malaz está llena de subtramas.

Título original: Reaper's Gale.
Edición: La Factoría de Ideas. 888 págs. 29,95 €.
Traducción: Marta García Martínez.
En La tempestad del segador, séptima entrega de "Malaz: El libro de los caídos", Erikson nos lleva de vuelta al continente de Lether, donde los Edur ya se han establecido como casta dominante del recién conquistado Imperio Letherii. Su líder, el Emperador de las mil muertes, es un ser atormentado por el dolor y la culpa que lentamente va hundiéndose más y más en la locura: los campeones que trae de todo el mundo para que lo maten en duelo y le den el reposo que tanto ansía fracasan uno tras otro. Esta vez, sin embargo, quizás haya una oportunidad: a la ciudad de Lether llegan ni mas ni menos que Karsa Orlong, nuestro bárbaro filósofo favorito, e Icarium, el mayor misterio de toda la saga. Si hay la más mínima posibilidad de destruir al Emperador, sin duda vendrá de la mano de alguno de los dos. El destino de Icarium, y su pasado, empiezan a desvelarse poco a poco en esta trama.

Paralelamente, multitud de subtramas al más puro estilo malazano compiten por la atención del lector. Silchas Ruina, el Cuervo Blanco, liberado de su milenario confinamiento en la moribunda casa de Azath, viaja hacia el norte con un variopinto grupo de compañeros persiguiendo una venganza –o de hacer justícia–; de sus acciones aprenderemos que Anomander Rake, su hermano, no es el más cruel de la familia. Y qué familia, pues sus primas –las tres hermanas Soletaken– conspiran para destruirle. Al este del Imperio se concreta aún otra amenaza; Mascararroja, antiguo paria de su tribu, ha vuelto para guiar a los suyos, para unirles y convertirles en un ejército capaz de desafiar a los Letherii que se establecen –al estilo de los colonos americanos en tierras Indias– sin ningún pudor ni respeto en sus territorios ancestrales, corrompiendo o asesinando a las tribus. Y al oeste, ni más ni menos que una legión entera de malazanos desembarca en el continente para ajustar las cuentas a estos escurridizos Edur que en entregas anteriores habían atacado las costas de Malaz.

¿Pueden complicarse aún más las cosas? Pues parece que sí, porque el propio Imperio Letherii se desangra por dos conflictos internos cuya resolución determinará su destino. Por una parte, están los Patriotas y la Consigna Libertad; los primeros, cual Inquisición, tienen sometida a la población a un reino de terror persiguiendo a traidores reales o imaginarios y acumulando poder en el proceso; los segundos, grandes comerciantes, ejercen el poder de un lobby, y libran una guerra económica contra un adversario oculto que busca hundir al Imperio en la peor crisis imaginable.


Como he dicho más arriba, La tempestad del segador tiene una gran cantidad de subtramas, tantas y tan interesantes, que es difícil escoger una como la principal. Sin embargo, hay una que me resulta más fácil descartarla por ser la más insubstancial y desconcertante en ocasiones: Mascararroja y su guerra tribal. Este es, para mi, es uno de los puntos débiles de la novela. Se trata de un planteamiento –el choque entre la civilización colonizadora y la indígena– del que Erikson abusa. Ya lo vimos con los Seti, o con los Wickanos: tribus orgullosas que se niegan a disolverse entre las hordas invasoras e intentan un último esfuerzo heroico para defender sus tierras y su identidad. La trama de Mascararroja peca pues de repetitiva; y el que su resolución sea polémica empeora el pronóstico. Me sobra completamente.

“Erikson es un tejedor sin igual”
El resto es, por el contrario, excelente: casi todas las demás tramas aportan información interesante, y leer sobre personajes tan carismáticos como Silchas, Karsa, Icarium o Ben el rápido es un placer. Las complejidades de la sociedad Letherii son el otro gran punto fuerte, ya que aquí quedan expuestas con gran crudeza; se trata de toda una declaración de principios del autor acerca de la ambición, la corrupción, lo bueno y lo malo del capitalismo. Una historia trágica y, según como se mire, incluso profética.

A priori, puede parecer que estamos ante una entrega cuyos eventos están aislados de lo que podríamos llamar la trama principal de la saga, el conflicto latente con el Dios Tullido, y esta podría ser la mayor crítica de La tempestad del segador. Sin embargo, Erikson es un tejedor sin igual y nada escapa de su plan maestro: los sucesos en Lether también están relacionados con el conflicto final con el Tullido.

Recomiendo por tanto sin reparos este séptimo volumen de "Malaz: El libro de los caídos". No creo que pueda decepcionar a nadie que haya avanzado hasta este punto de la saga. Cualquiera que haya llegado hasta aquí ya se habrá acostumbrado al estilo a menudo críptico del autor, y a su afición a racionar la verdad con pequeñas dosis. Lo que toca es sentarse y disfrutar con el libro, y después de terminarlo seguir disfrutando al tratar de conectarlo con las lecturas previas e hilvanar teorías acerca de las lecturas futuras, porque todavía queda Malaz para rato.

6 comentarios

Me lo acabe hace una par de días y ami me ha gustado mucho,Erikson se merece estar entre los grandes si aun lo esta.
A ver si Factoria acaba publicando toda la saga que ya faltan poquitos

Malaz ya empieza a jugar fuerte contra mi memoria. El hecho de continuar la trama de Mareas de Medianoche, libro que me leí hace 2 años ha hecho que el inicio se me haga duro por encontrarme un poco perdido con los personajes y recordar exactamente en qué punto los dejé.
De momento voy por el libro Segundo y la trama de Mascarroja, aunque parecido a anteriores tribus no se me hace pesada. A Udinaas (no el grupo en general) en cambio le tengo un hastío.... Por otra parte cada vez que aparece Tehol y Bicho sube el pan.
En cuanto lo termine os haré otro comentario.

Saludos y ánimos que solo nos quedan 3 libros de la trama principal.

Lo siento, pero yo debo de ser tonto. No me entero de nada. Después de los 4 anteriores estoy con Mareas de Medianoche (y me he leído tbn el primero de Esslemont) y todavía no sé de qué coño va la saga, ni si hay trama de algún tipo o cómo demonios es el mundo en sí (no hay mapa global). Además, el hecho de que vaya saltando geográfica y temporalmente de novela en novela no ayuda precisamente. Creo que hasta él mismo se hace a veces la picha un lío con el sistema de magia, dioses y ascensiones. Y ya, los pensamientos supuestamente filosóficos de algunos personajes me matan (tampoco ayuda que la única manera de saber que alguien está pensando algo es que lo pone en cursiva).
Si alguien puede echarme una mano, se lo agradecería, porque estoy por abandonar la saga. Y no veas la rabia que me da. Y lo tonto que me siento.

Carlos te recomiendo que te pases a consultar tus dudas por abretelibro:
http://www.abretelibro.com/foro/viewforum.php?f=11&sid=69d3e7b29f60593e45f677fb6200f61e

Ahi podemos comentar todas las dudas. Lo cierto es que es una saga compleja, en la que entras o no. Y con fantasía por todos los lados desde el primer párrafo. A mi me encanta.

Gracias Gorka, me pasaré por ese foro a ver qué se comenta

Me he reventado los primeros seis y me tienen vuelta loca, me encantan. Hay que reconocer que las historias son complicadas, porque, su orden cronológico salta de acá para allá al igual que las locaciones de la acción, pero creo que ese es su maldito encanto. Cierto que hay una o dos historias que me dan harta flojera, pero la mayoría están súper bien y otras megacardiácas. Las batallas de los abrasapuentes contra los K'Chain Che'Malle en "las memorias del hielo" me tuvo con el corazón a mil por hora, así como las batallas de los Wikanos al mando de Coltaine o el escape de los cazahuesos con Violín. También ya leí los dos primeros de Esslemont y aunque es más sencillo en las historias que se desarrollan, son también de una alto contenido emocional, como en el final de "El regreso de la guardia carmesí", sinceramente no me esperé ese desenlace y me quedé anonadada como me ocurrió con Whiskeyjack e Itkovian.
Tengan paciencia y si se requiere tomen nota y DISFRÚTENLO! ;)

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies