Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

diciembre 02, 2013

Reseña: «Kull: El gato y la calavera», de David Lapham y Gabriel Guzmán

Compartir

Título original: Kull vol. 3: The Cat And The Skull TPB.
Guión: David Lapham.
Dibujo: Gabriel Guzmán.
Color: Garry Henderson.
Edición: 96 págs, color. Panini Cómics, junio 2013.
Precio: 12,95 € (rústica con solapas).
Traducción: Gonzalo Quesada.
Temática: Fantasía heroica, aventuras, cómic.
Correlación: Tercer volumen de las aventuras de Kull a cargo de la editorial americana Dark Horse.


En el terreno de la fantasía heroica, el escritor tejano Robert E. Howard ostenta el título de ser uno de los autores con más personajes en su haber. Solomon Kane, Conan el Cimmerio, Brak Mak Morn, Steve Kostigan, Kull el Conquistador, todos ellos tienen en común el haber visto la luz en la revista Weird Tales, con numerosas historias protagonizadas por ellos que a lo largo de las décadas, hasta nuestros días, han sido de inspiración para la moderna fantasía épica y heroica. Uno de esos personajes, el demoninado Kull de Atlantis, ha sido el que menos historias protagonizó en la carrera del tejano, con tan sólo dos relatos publicados, siendo el resto de la decena publicados póstumamente tras el pronto fallecimiento del escritor. Kull apareció por vez primera en la revista Weird Tales –en la edición de agosto de 1929– con el relato "The Shadow Kingdom" (en castellano podemos encontrarlo en la antología El Reino de las Sombras y otras historias de un exiliado de la Atlántida, publicado por Biblioteca del Laberinto). El gato y la calavera, que es el título del tercer arco argumental publicado por la editorial americana Dark Horse, está basado en el relato póstumo homónimo finalizado por Lin Carter y publicado por vez primera en septiembre de 1967 dentro de la antología King Kull.

“Una buena aportación al género que hace justicia al relato original del escritor tejano”
En este tercer arco argumental, el atlante Kull se ve envuelto una vez más en los problemas que afectan a la capital del reino de Valusia, donde el Culto de la Serpiente está haciéndose cada vez más fuerte pese a las acciones llevadas a cabo por el propio rey Kull contra esta organización que opera desde las sombras, y que está dirigida por el temible Thulsa Doom. En el medio de esa pugna clandestina pero que todos los habitantes de la ciudad conocen, gracias a las iniciativas llevadas a cabo por su rey, un misterioso gato llega a la ciudad para sorpresa y curiosidad de todos los habitantes, en especial de su rey, quien se siente interesado inmediatamente por este animal que podría ser un excelente aliado a la hora de enfrentarse al Culto de la Serpiente y conocer el destino de su reinado y si éste está condenado al fracaso. Un simple gato no sería algo extraordinario de no ser porque éste tiene la capacidad de hablar y de predecir el futuro.


El gato y la calavera nos trae lo mejor del personaje tras el excelente primer volumen que fue El reino de las sombras y el ligeramente decepcionante La bruja del odio. La particularidad de los cuatro números que forman El gato y la calavera es que David Lapham –guionista también de La bruja del odioprescinde de cualquier texto narrativo de apoyo con tal de asemejarse a la prosa original de Robert E. Howard y desmarcarse de esta forma de otras historias en cómic de protagonizadas por Kull y escritas por otros autores en años precedentes, al ser los propios personajes los que conducen todo el peso narrativo sin ninguna voz en off que introduzca la escena. Este rasgo, en mi opinión, aunque no tiene demasiada relevancia en el cómputo general de la historia ni tampoco en la construcción de personajes, sí puede ser algo identificativo si tenemos presente historias anteriores del personaje como las publicadas por Marvel, donde se hacía mucho hincapié en el texto narrativo e incluso daba un toque anticuado. Sin embargo, creo que estos textos de apoyo no habrían venido mal en El gato y la calavera, sobre todo para situarnos en los cambios de escenario –aunque podemos deducir nosotros solos los lugares sin problema– o bien a la hora de introducir determinadas secuencias. Esto depende del gusto del lector en última instancia, pero la intención de Lapham por hacer algo diferente, aunque es apreciada, no tiene excesivo peso ni tampoco se recordará pasadas unas semanas tras su lectura. El personaje, su psicología y el escenario donde se mueve, es lo más importante al fin y al cabo.


El apartado artístico sí es diferente en comparación con La bruja del odio, pese a que Gabriel Guzmán repita al mando de los lápices tras el mencionado arco argumental. El entintado y el color de Garry Henderson es lo más llamativo de El gato y la calavera, no ya por la interesante aportación artística del cómic, hemos de reconocer, sino porque en conjunto da la sensación de ser demasiado artificial y algo frío este nuevo cambio en la serie del rey atlante –esto se nota especialmente en la pobre representación de la lucha bajo el lago que tiene el personaje en uno de los números–. La excelente aportación de Will Conrad en El reino de la sombras, junto al competente dibujo mostrado en La bruja del odio, hacen que sumado a El gato y la calavera, la serie haya tenido un inconstante despliegue gráfico, dando la impresión de ser experimental en lugar de recurrir a una base sólida que se reparta entre entregas; nada que objetar de las portadas de Jo Chen, en su estilo. El dibujo y el color de El gato y la calavera son, en resumidas cuentas, satisfactorios pero dejando una huella no demasiado profunda en cuanto a aspecto artístico se refiere. Para los amantes de la fantasía heroica, El gato y la calavera es una buena aportación al género que hace justicia al relato original del escritor tejano.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies