Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

Un destacado

Otro destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

26 de mayo de 2013

Reseña: «Los habitantes del bosque», de Thomas Hardy

Compartir

Título original: The Woodlanders.
Edición: 452 págs. Impedimenta, enero 2013.
Disponible en ebook: Sí.
Precio: 19,95 € (rústica con solapas) / 9,49 € (electrónico).
Traducción: Roberto Frías.
Temática: Novela, siglo XIX.
Correlación: Independiente.


Los habitantes del bosque, publicada en 1887, es una novela indispensable de Thomas Hardy (1840-1928). Una obra maestra. El mismo autor la consideró su obra favorita. Y no es para menos: posee todos los ingredientes necesarios para entusiasmar tanto al lector habituado a las historias decimonónicas como a los que se adentran en ellas por primera vez. Es una novela magnífica, impecable y memorable, que apela a los sentidos más profundos del ser humano. Vamos a analizarla:

La narración se desarrolla en Little Hintock, una pequeña aldea de Wessex, rodeada de bosques esplendorosos y distanciada de la gran ciudad. Sus habitantes son gente rústica, campesinos dedicados al trabajo del campo y alejados de la intelectualidad que proporciona la universidad. Dos mundos distintos. Dos mundos separados. Bien lo sabe el señor Melbury, un próspero maderero de la zona que invirtió buena parte de su dinero en la educación de su hija Grace. Lo que más deseaba era que tuviera una cultura refinada, adecuada a su posición social. Cuando Grace regresa a la aldea, todos se dan cuenta de que ya no es la misma persona que antes; ahora es más delicada, elegante y cortés. En pocas palabras: ya no encaja en ese ambiente campestre de su pequeño pueblo natal. Incluso Giles Winterborne, su amigo de la infancia y con quien Grace estaba destinada a casarse, ve frustradas todas sus esperanzas. Giles, que se ocupa de los manzanos, es la bondad personificada. El amante leal, paciente y atento. Pero pobre. No está a la altura de las nuevas expectativas sociales de la señorita Melbury. Aunque está enamorada de Giles, su padre se opone a que se casen. Para ella, es más adecuado Edred Fitzpiers, el distinguido nuevo doctor de la región. Es aquí, en este evidente conflicto de clases, cuando empezarán los malentendidos, las disputas y los deseos insatisfechos. Esa aspiración de ascender socialmente afectará inevitablemente al destino de nuestros dos protagonistas. Se convertirán, como tantos otros, en víctimas inocentes de un sistema que les aprisiona, que les indica el camino a seguir en contra de su voluntad.

John Constable
Fen Lane, East Bergholt (1817)
Es verdad que las novelas anteriores a 'Los habitantes del bosque' están cada vez más cargadas de crítica social, pero será justo esta la que constituya un cambio definitivo en el esfuerzo y la vitalidad con que Hardy denuncia los problemas de su realidad inmediata: la lucha por la movilidad (y la inmovilidad social), la concepción de la mujer como objeto con valor de cambio y, en general, los métodos utilizados por los grupos de poder para inculcar en las personas una contención que va más allá de lo natural, es decir, más allá de lo humano (Del postfacio).

Todas las novelas de Thomas Hardy poseen ese aire trágico y melancólico, de denuncia social. Por ejemplo, Tess, la de los d'Uverbille, Unos ojos azules, Jude el oscuro o El alcalde de Casterbridge, son novelas donde se mezclan, en un entorno rústico, el amor y el dolor, el desánimo y la desesperanza. Una trama infeliz rodea el destino de sus protagonistas. En ocasiones, aparece el optimismo, la certidumbre de una mejoría; pero pronto se desvanece. Son golpes crueles, despiadados; golpes que afectan emocionalmente al lector. En Los habitantes del bosque encontramos reflejados todos estos elementos. La historia es pesimista, crítica con la época en que se desarrolla –denuncia la institución matrimonial, la movilidad social, la situación de la mujer–, pero es fascinante. La prosa de Thomas Hardy nos envuelve suavemente, nos une con la naturaleza más primigenia. El autor nos ofrece grandes descripciones del entorno, de la vida del campo; podemos sentir la brisa que recorre dulcemente los prados; podemos vivir, como los protagonistas de nuestra historia, en comunión con la naturaleza. Quizá sea por eso, por ese misticismo que evoca el entorno, que la narración está llena de citas religiosas. En mi opinión, no son una molestia para poder disfrutar del libro; al contrario, ayudan a entender mejor el contexto.

John Constable 
Dedham, The Old Lecture House (1800)  

Como dijo el escritor británico Arnold Bennett (1867-1931), en una frase que recoge la contraportada del libro, es "una de las más hermosas novelas de la narrativa inglesa". Estoy completamente de acuerdo. Es una novela que mejora página a página, hasta desembocar en un final trágico –como era de suponer– y deplorable, pero sensacional. Con el tiempo, notaréis la sensación de haber leído una historia colosal envuelta por un humilde intimismo. Os la recomiendo. Si aún no habéis leído ninguna novela de Thomas Hardy, podéis empezar por ésta.

Sólo me queda dar las gracias a la editorial Impedimenta porque ha hecho posible que los lectores españoles podamos disfrutar de esta extraordinaria novela, que estaba inédita en castellano hasta ahora. Además de poseer una excelente traducción, esta edición está acompañada de anotaciones a pie de página, para comprender mejor algunos pasajes de la novela, y de un postfacio del mismo traductor, Roberto Frías, titulado, muy acertadamente: "Cuando la imaginación es la esclava de una circunstancia inalterable". No os la perdáis.

14 comentarios

Me había fijado en esta novela de Impedimenta y, por lo que comentas, veo que se trata de un título que no defrauda. No estoy muy puesto en estas lecturas de época, pero si dices que esta de Hardy es una buena obra para no iniciados... pues la tendré en cuenta.

No me extraña lo que comentas sobre la traducción, Belz: esta editorial se las trabaja a fondo. ¡Ya podrían muchas otras!

Por cierto, preciosas esas láminas tan bucólicas de Constable.

Jolan, si no has leído nunca ninguna novela de Thomas Hardy, te recomiendo que empieces por ésta. Podrás ver su manera de escribir, los temas que suele tratar... No siempre apetece leerlo, porque es tan melancólico (y sabes que sus historias no van a acabar bien, en general) que necesitas el momento adecuado para hacerlo.

Cuando empecé a hacer la reseña y a pensar en las imágenes que lo acompañarían, no dudé ni un instante de que tenían que ser las de John Constable, porque describen muy bien los paisajes de la campiña inglesa.

Por cierto, me gustaría comentar que hay una película que adapta esta novela, protagonizada por Emily Woof y Rufus Sewell. No es lo mismo que leer la novela, claro, pero es muy entretenida y la adapta bastante bien.

Yo hace un tiempo leí "Tess, la de los d'Uverbille" en inglés (Tess of the d'Urbervilles) y pese a la melancolía (algo que también me pasa con Charles Dickens), sería buena idea leer algo más del autor, por ejemplo esta novela. ¿Por qué será que a muchos nos tira la melancolía pese a que en otras ocasiones no podamos ni verla en pintura? :D

¡Buena reseña, por cierto!

Yo debo de reconocer que suelo intentar buscar lecturas que en cierta forma sean algo alegres. xD No quiero criticar los gustos de nadie, claro está, pero yo si leo algo, necesito que sea algo que me aleje de mi día a día aportándome ese 5% de felicidad que me aporta la literatura en general.

Sin embargo sí que me llama mucho la atención la lámina que has puesto de Constable. Siempre me ha parecido un autor realmente interesante, y si en la novela se describen escenas del estilo, creo que tendré un punto de referencia para poderlo imaginar todo a la perfección con este autor que has usado de ejemplo.

Le tendré que dar una oportunidad a este tipo de literatura, no se puede leer siempre lo mismo y eso es una asignatura que aún tengo pendiente.

Loren: la diferencia que veo con Charles Dickens es que, en las novelas de éste, hay algún atisbo de esperanza. La historia puede acabar bien. En Thomas Hardy, aunque puede haber un poco de esa esperanza, generalmente no va más allá. Termina mal. La única que termina de manera más "alegre" es "Lejos del mundanal ruido". Al menos, por lo que he podido leer. Si alguien está más versado en el autor, que me corrija.

Cyram: yo creo que si no te llama la atención este tipo de literatura, es mejor que no la leas. Con el tiempo, he llegado a entender que es imposible abarcarlo todo. Lee lo que realmente te apetezca y te aporte felicidad. A mí, la literatura decimonónica me encanta. Aunque trate un tema trágico o alegre, si la novela me gusta, me aportará una satisfacción interior.

Magnífica reseña. Vi la adaptación que hizo la BBC de esta novela y me quedé con ganas de leerla. Ahora que ha sido editada ya no tengo excusas. También vi la de "Tess of D'Ubervilles"... Pero sufrí tanto viéndola que no sé si leerme el libro...

Bisous!

Me alegro de que te haya gustado la reseña, Brumalia ;)

Pues mira, no conocía la adaptación que hizo la BBC. ¿Te refieres a la de 1970? Supongo que será difícil de encontrar. Qué ganas me han entrado de verla... ¡Muchas gracias!

Respecto a la película, a mí me gustó mucho (me parece que es una de esas que vería unas cuantas veces. Pero vale, he de reconocer que, en parte, es porque sale Rufus Sewell, y a él sí que no me canso de verlo...).

Ostras, me acabo de dar cuenta de que eres Cicely. Ya me sonaba a mí tu avatar :) ¡Bienvenida a este lugar! Aprovecho para recomendaros su blog, que es maravilloso. Ese toque francés le da un estilo encantador.

Puse de la BBC y me refería a la película con Sewell. Mi loca cabeza plagada de exámenes finales se hizo un lío... de la BBC era solo "Tess d'Ubervilles".
Sí, soy Cicely. Uso el nick de Brumalia en los demás sitios, así que decidí usarlo también en blogger. Muchas gracias por los elogios hacia mi blog!

Bisous!

Anda, ¿tu eres la que lleva Éternité Éphémère? De vez en cuando leo cosillas de las que escribes ahí y debo de reconocer que siento envidia de la sana, porque tienes un montón de conocimientos de los que yo carezco completamente, así que me uniré a Beldz también para recomendaroslo, aprenderéis muchas cosas. ^^

Con respecto a lo que me has dicho Beldz, pues... tienes razón, es cierto que no se puede abarcar todo, pero también es cierto que nunca se debe uno de estancar en un género concreto y yo estoy muy mal acostumbrada con el fantástico en general. Por lo que aunque al principio no me llame, y el tema pueda deprimirme, también es bueno conocer otros tipos de literatura y mucho más si una intenta hacer sus pinitos con esto de la escritura. Hay quien dijo una vez, "cuanto más sé menos sé", pero no estoy totalmente de acuerdo con esa afirmación, siempre es bueno cultivarse y la literatura de este periodo considero que es un diamante en bruto para poder aprender de verdad cómo tejemanejar con las letras, las palabras y las frases. ^^ Así que intentaré ponerle remedio con algunos clásicos de los que tiene Loren en su cueva del tesoro a ver que tal sale la cosa. ^^ Una vez más, gracias por la reseña, me ha gustado mucho.

Me enccanta!!! yo amo la lite del siglo XIX y aunque esta sea de finales las tendré que leer <3
gracias por la recomendacion :D

Pero que precioso blog! Acabo de descubrirlo y oh! Una reseña de Mann. Aunque aún no leo nada de él, lo tengo en mi lista de pendientes.
Además haz acompañado la reseña con paisajes hermosos.
Me quedo pr aquí, al parecer encontrare buenas reseñas y material de lectura. Tienes nueva seguidora!
Un beso.

Brumalia, pues resulta que también hay una película de la BBC de 1970, protagonizada por Felicity Kendal y Ralph Bates. Mira, ¡si no te hubieras equivocado ni sabría que existía!

Cyram, entiendo perfectamente lo que quieres decir. A mí es un tema que me "preocupa". Yo tengo muchas inquietudes. Me gustan muchas cosas. Quisiera conocerlo todo. Pero también me he dado cuenta de que no puedo ser una experta en todas las cosas. Claro que una no se puede estancar en un género en concreto, como bien dices, es bueno leer un poco de todo de vez en cuando; pero también está bien especializarse en algo. Y en tu caso, ese algo sería la literatura fantástica, con la que más disfrutas :) En fin, que me voy por la ramas y al final me acabo liando yo misma xD

E.C. Belmont, muchas gracias por tus palabras. ¡Bienvenida! Si te gusta la literatura del siglo XIX, seguro que te va a encantar esta novela de Thomas Hardy.

Aterrizo en este espacio literario por mi interés hacia esta obra inédita es español hasta hace tan poco. Muy interesante reseña, Beldz. Muchas gracias por ella... me acerco a Thomas Hardy con más confianza y ganas, pues lo tengo por un autor muy oscuro...

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies