Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Trending
...

Cómic

‘The Umbrella Academy’ revoluciona Netflix

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Cómic

‘Dungeons & Dragons’ se prepara para la Tumba de la Aniquilación

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Cómic

Destino publicará
‘Mitos nórdicos’
de Neil Gaiman

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Cómic

La reedición de
Malaz continúa
en septiembre

El estudio español Pendulo Studios está trabajando en una aventura gráfica protagonizada por el detective.

Cómic

‘Cristal oscuro’ tendrá serie precuela en Netflix

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Televisión

El brujo Geralt de Rivia pone rumbo a Netflix

El personaje creado por Andrzej Sapkowski protagonizará su propia serie de televisión bajo el amparo de Platige Image.

‘La Rueda del Tiempo’, camino a Sony

Ya conocemos el nombre de la productora que estará al frente de la ambiciosa serie de televisión que adaptará la macrosaga de Robert Jordan.

Opinión

¿Por qué Tad Williams es uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de Añoranzas y pesares y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Cómics

Elric está de camino hacia su tercera BD

Ya podemos frotarnos las manos para saber lo que el destino le tiene guardado a Elric en ‘Le Loup Blanc’.

Videojuegos

Los cómics de ‘Blacksad’ tendrán su propio videojuego

Pendulo Studios trabaja en una aventura gráfica del detective gatuno.

Literatura

La BBC lleva a la tele ‘La ciudad y la ciudad’ de China Miéville

La novela negra del escritor británico contará con una adaptación televisiva...

12 de marzo de 2013

Reseña: «La Espada maldita», de Jon Courtenay Grimwood

Compartir

Título original: The Fallen Blade: Act One of the Assassini. 
Edición: 424 págs. Alianza Editorial, col. “Runas”, noviembre 2012.
Disponible en ebook: Sí.
Precio: 20 € (rústica con solapas) / 10,95 € (electrónico).
Traducción: Dimitri Fernández Bobrovski.
Temática: Histórica, fantasía, asesinos.
Correlación: Primera entrega de la trilogía "Los Assassini".


La figura tradicional del vampiro tal como la conocemos –al más puro estilo del Drácula de Bram Stoker– lleva introduciéndose en el género de la fantasía épica desde hace décadas, más ahora teniendo en cuenta que los chupasangre han tenido un empujón bastante considerable gracias al auge de cierto tipo de literatura para jóvenes que ha tenido un éxito arrollador en el mundo de la lectura y el cine pese a alejarse de lo que se considera el clásico vampiro de la literatura que se remonta a siglos atrás. ¿Pero cómo ha evolucionado el vampiro en la literatura fantástica? Desde los interesantes estereotipos malvados de mundos de fantasía como Warhammer, pasando por las elegantes y glamurosas plasmaciones del mito en Vampiro: La Mascarada o en Vampiro: Edad Oscura –sendos juegos de rol con muchas y variadas novelas de apoyo–, hasta los vampiros en rehabilitación de Terry Pratchett para su hilarante Mundodisco o las sutiles estampas del vampiro de toda la vida en novelas como Sueño del Fevre, de George R. R. Martin o La Fuerza de su Mirada, de Tim Powers, sin dejarnos por supuesto otras encarnaciones como las criaturas a las que ocasionalmente se enfrenta el brujo Geralt de Rivia en la saga de fantasía de Andrzej Sapkowski.

El paso de los años no ha hecho más que hacer que la figura del bebedor de sangre, aquel que teme a la luz del día, de fuerza sobrehumana y rapidez extraordinaria, se incremente hasta formar parte del imaginario colectivo en todas sus vertientes de la literatura, el cine o el cómic. La Espada maldita no es una excepción, ya que para su obra Jon Courtenay Grimwood construye un personaje con tintes románticos –entiéndase aquí como el que anhela, sueña con algo inalcanzable–, pero que al mismo tiempo representa un relato iniciático debido a que Tycho –así se hace llamar el protagonista de La Espada maldita– es el primer vampiro conocido de la historia, y estamos hablando del siglo XV, muchos años antes del Drácula de la leyenda.


"El autor denota un gran conocimiento tanto del escenario, como de la indumentaria de la época, los medios de transporte y la historia del lugar"
La premisa inicial que cimienta la novela es la de ambientar su trama en un escenario tan popular e interesante como es la Venecia de finales de la Edad Media, un lugar cuajado de conspiraciones políticas, gente que se gana la vida con las maquinaciones a gran escala o en pequeñas dosis –juntas pueden suponer un gran quebradero de cabeza para los conspiradores rivales– y en general todo un sembrado para el asesinato, político en la mayoría de los casos, y sí, la palabra que estamos buscando es maquiavélico. Es aquí donde entran en juego los Assassini, colectivo que da pie a la trilogía sobre la que se soporta esta primera entrega, historia ficticia entremezclada con acontecimientos y detalles fidedignos que tuvieron lugar hace seis siglos –uno de los ejemplos que me vienen a la cabeza es la ceremonia de desposarse con la mar mediante un anillo.

Lo que entra en juego entonces al leer La Espada maldita son un grupo de asesinos cuyo centro de operaciones se encuentra en una de las ciudades por excelencia del disputado territorio italiano y un conjunto de tramas políticas en la que se ven envueltos todos los personajes que actúan, por así decirlo, en esta fantasía histórica que bebe de algunas fuentes conocidas para el lector como la del poeta de Stratford-upon-Avon, ni más ni menos que William Shakespeare con su Romeo y Julieta de toda la vida –¿qué nos dice el nombre de Giuletta?–, es lo que sirve a Jon Courtenay Grimwood para establecer de fondo una relación romántica entre dos mundos paralelos: el humano y el del vampiro, personificado este último en la figura de Tycho, el muchacho de pelo plateado y origen incierto, único ejemplar conocido de su especie que termina trabajando para los Assassini en calidad de aprendiz por sus innumerables ventajas.

¿En qué se parece a Assassin's Creed?


La ciudad veneciana, un gremio de asesinos, intrigas políticas... ¿no nos nos recuerda todo esto a Assassin's Creed, una de las sagas de videojuegos más famosas desarrolladas por UbiSoft? Está claro que no parece una casualidad que Jon Courtenay Grimwood haya puesto empeño en desarrollar una atmósfera similar –aunque sin vampiros y con un desarrollo argumental diferente– como la que podemos disfrutar en Assassin's Creed II, una de las mejores entregas de la franquicia, la primera protagonizada por Ezio Auditore de Florencia quien, como el Tycho de La Espada maldita, se ve envuelto en una serie de tramas políticas mientras se abre camino como miembro más prominente de los Asesinos, o Assassini en el caso de La Espada maldita.

Mientras que el juego de UbiSoft explora la mencionada sociedad milenaria como un ejemplo de la lucha del bien contra el mal, el gremio de La Espada maldita es más cercano a la realidad histórica, con sus miembros al servicio de los poderosos en lugar del pueblo humilde que necesita de vigilantes que guarden sus intereses. En cualquiera de los dos casos, la lectura de La Espada maldita consta de algunos puntos interesantes que pueden resultar atractivos para los jugadores de Assassin's Creed y viceversa, tales como los estamentos del gremio de asesinos, su gestión interna –no indaga demasiado en ello, que no lleve a engaño–, la manera del protagonista de moverse por la ciudad –pero al contrario que Ezio, Tycho no emplea tantas herramientas o gadgets para sus cometidos– y, cómo no, el mismo escenario –lo que conlleva alusiones a edificios significativos o hechos históricos– que comparten ambos productos, con tan sólo unas décadas de diferencia. Más allá de eso es pura coincidencia.

La novela goza de ciertas claves inherentes al género fantástico, como la magia en pequeñas dosis –personalmente, las alusiones al comportamiento del vampiro o los apaños mágicos de Tycho son mis momentos preferidos– o las criaturas sobrenaturales, una suerte de hombres-lobo, que pueblan las traicioneras calles de Venecia –los krieghund–, que hacen de La Espada maldita un híbrido que toma prestado un poco de la novela fantástica y otro poco de la novela histórica. El estilo del autor, sin embargo, resulta en muchas ocasiones parco, puede que incluso confuso, tanto en las secuencias de acción como en las descripciones que puedan hacer de «la ciudad de los canales» un lugar más atractivo literariamente hablando, aunque los que han podido acudir a tan mágica ciudad podrán hallar multitud de referencias que les serán conocidas, dado que Jon Courtenay Grimwood denota un gran conocimiento tanto del escenario, como de la indumentaria de la época, los medios de transporte empleados y la historia del lugar, todos ellos puntos fuertes de la novela, pero sin dejarnos por el camino que, como en todos los lugares de la vieja Europa –una práctica que desgraciadamente hoy en día se sigue llevando a cabo–, los estratos sociales son una parte fundamental de la vida en la ciudad, con la gente pobre por un lado y los pudientes, la nobleza poderosa que mira por encima del hombro a los seres inferiores, por el otro, enfrascados en sus rencillas políticas con poderes en la sombra mientras el pueblo llano se muere de hambre.

Pero en el conjunto de esta novela no nos abandona la sensación de que La Espada maldita podría haber sido mucho más que una mera conjugación histórico-fantástica. Los elementos están ahí para armonizarlos a la manera correcta, pero con una mayor implicación por parte del autor tanto en las descripciones como en los movimientos políticos de los personajes de este primer acto de "Los Assassini" estaríamos hablando de una novela histórica con tintes fantásticos para recordar, dado que todos los elementos parecen rozar cierto grado de ligereza con tal de avanzar la trama a buen ritmo, lo que finalmente hace que La Espada maldita sea un entretenimiento de primer orden, refrescante e intencionadamente ágil sobre la aparición del primer vampiro de la historia. Lejos de esta premisa, no vamos a encontrar en La Espada maldita nada más que acontecimientos históricos con unas pinceladas de magia entre sus poco más de cuatrocientas páginas, donde se alude al nacimiento del primer ser vampírico, aunque quedan por vislumbrar algunos misterios e interrogantes que arrojen algo de luz sobre ciertos aspectos de la novela. Independiente sí, autoconclusiva también, pero como suele ser habitual en toda trilogía que se precie, La Espada maldita deja pequeños cabos sueltos para que queramos tomar la segunda entrega con más ganas.

7 comentarios

Mnn... qué interesante, una novela ambientada en una de las ciudades que más me gustan del renacimiento, en un periodo especialmente fructífero por la gran cantidad de mecenas de los que disfrutaba la ciudad y encima aderezado con magia y sucesos oscuros.

La última partida que dirigí de Vampiro Edad Oscura, precisamente estaba ambientada en Venecia. Las intrigas, como bien he podido leer, fueron lo primero que me vino a la mente cuando me imaginé todo el argumento, por lo que no me extraña que alguien tan experto como el autor -ya que ha sabido escribir un libro tratando tal menester- haya sido capaz de captar el ambiente perfecto para introducir un argumento tan especial como este.

Me recuerda en cierto sentido a Entrevista con el Vampiro, un libro -que se versionó en la gran pantalla de manos de Brad Pitt, Tom Cruise y Antonio Banderas- para mi gusto realmente perfecto, en el que se mostraban las tribulaciones que asediaban constantemente a Louise, la parte buena digamos, de ese dúo tan impactante que Brad Pitt hacía con Lestat, interpretado por Tom Cruise.

Así que pensando que la suma de las partes parece reunir una gran cantidad de factores que a mí personalmente me gustan... en cuanto acabe mi montaña de libros prometo darle una oportunidad. ^^
Buena reseña por cierto.

Pues me lo voy a anotar. Me parece muy interesante la historia vampírica y la ambientación. Ya es hora de que se abandone a los gusiluces vegetarianos de Crepúsculo :P

Gracias por la reseña, también me lo apunto y como bien dice Eilonwy se necesita auténticos vampiros, más que los de ahora que están embadurnados de purpurina por todo el cuerpo, jeje.

Mmm... me había pasado completamente desapercibida esta novedad... y pinta interesante, el de las ciudades estado italianas es uno de mis marcos históricos favoritos. Habrá que darle una oportunidad :)

Pues la segunda parte sale además en una semana, así que ya tienes dos lecturas acumuladas. XD

Mejor! Alianza Runas acertó de pleno con Los caballeros bastardos y La primera ley, a ver que tal ésta...

Suena muy bien. Anotada. :D

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies