Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

El destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

29 sept. 2012

Hôtel Transylvania – Chelsea Quinn Yarbro

Compartir

Título original: Hôtel Transylvania.
Edición: 298 págs. Alamut, noviembre 2009.
Disponible en ebook: No.
Precio: 18,95 €.
Traducción: Manuel de los Reyes.
Temática: Terror, historia, romance paranormal.
Correlación: Primer libro de la serie “Saint-Germain”. Independiente.


Llevaba tiempo detrás de este libro, pero por una cosa u otra, siempre terminaba relegándolo a las últimas posiciones de mi eterna lista de deseos. Quizá se haya debido a que soy bastante alérgica a esa corriente de romance paranormal adulto que no se esfuerza en dar historias originales o personajes bien construidos –ya sabéis, las típicas sagas donde leídos los dos primeros libros, leídos todos– y temía que esta novela fuera tan vacía como las demás.

Craso error. Ahora solo puedo decir: ¡Qué lástima no haber tenido Hôtel Transylvania antes entre mis manos! La palabra que viene a mi cabeza para describirlo es "exquisito". Se nota muchísimo que fue publicado hace más de treinta años: tiene un estilo propio, una manufactura impecable, una calidad y una originalidad que no tiene ningún pastiche vampírico-licántropo-angelical del mercado actual. Es más, me atrevo incluso a decir que Chelsea Yinn Yarbro es tan magistral en su visión del mito del vampiro como lo es Anne Rice. ¡Para quitarse el sombrero!

¿Quién es Saint-Germain, el protagonista de la novela? En primer lugar, el personaje está inspirado en Le Comte Saint-Germaine, peculiar personaje histórico de erudición sin par que brilló en la Corte de Louise XV. Filósofo, escritor, alquimista, pintor, músico, compositor y diplomático respetado allá donde fuere. No solo hablaba inglés, francés, italiano o castellano de forma impecable, sino que dominaba con fluidez el chino, el árabe y el sánscrito, además de ser ambidiestro y ser capaz de escribir a la vez con las dos manos con una caligrafía impecable. Para más inri, la “eterna juventud” física con la que se paseaba por los salones franceses y sus orígenes misteriosos, que lo enlazaban a la casa del Príncipe Federico II Rakoczy, último rey de Transylvania, le habían transformado en una leyenda urbana en su propio tiempo. 

Pues bien, la autora se mantiene fiel a esta visión del noble ocultista y nos da una visión del mito del vampiro fantástica, donde la sensualidad va atada al rito de la sangre como necesidad espiritual, no física. Además, se deja de esas “tonterías” del agua bendita, crucifijos, la luz del sol, los ataúdes que Bram Stoker hiciera para su Drácula. La autora se centra en la inmortalidad, la sapiencia adquirida con el paso incontable de los siglos, la bondad de las acciones y la verdadera naturaleza humana, que en ocasiones es más monstruosa que los propios fantasmas que creamos en la oscuridad. En contrapartida, la protagonista femenina, Madelaine de Montalia, es joven e inocente por su educación retirada en el campo, a la vez que inteligente, vivaz, curiosa, y que se rebela en su fuero interno al intentar aceptar las encorsetadas normas sociales que la limitan a hacer un buen matrimonio que la eleve a la posición de esposa florero cuya ciega obediencia complazca su propietario, digo marido. Madeleine es un personaje valiente, libre de prejuicios y en torno al cual gira una terrible conjura de tintes satánicos, que aunque terribles, no la acobardan.

Toda la narración está llena de un lenguaje cuidadísimo, exquisito, que recrea tanto la atmósfera de los grandes salones franceses como sus costumbres y modas, con diálogos de estoque y finísima ironía cuidados al máximo detalle. Además, lo que más me ha encantado son las cartas que se intercambian varios de los protagonistas de la novela, al más puro estilo “Las amistades peligrosas”, de Choderlos de Laclos. Salvo alguna errata y algún giro un poco extraño en el lenguaje, la traducción es muy buena.

Quizá a esta fantástica novela solo le puedo encontrar un pequeño “pero” y es su precipitado y truculento final, no apto para lectores sensibles. Digamos que toda la exquisitez de Chelsea Quinn desaparece para encontrarnos con un estilo violento y gore digno del mejor Tarantino. ¡Mon Dieu!

Quitando este último detalle, que en lo personal no me ha gustado nada, Hôtel Transylvania es una gozada en todos los sentidos. Es una verdadera lástima que Alamut, en estos tiempos de crisis, no haya seguido con la serie de "Saint-Germain". Lo bueno es que cada novela es completamente independiente y cada una recrea un periodo histórico, por lo que se pueden leer de forma autónoma. Podéis consultar los títulos en inglés, aquí.

En definitiva, Hôtel Transylvania es un libro exquisito, cuidado, original, inteligente, que da una visión del mito del vampiro realista, de la que beben todas las novelas actuales ambientadas en la temática del romance paranormal adulto, sin que suponga un insulto a la capacidad neuronal del lector, es decir, nada de vampiros con abdominales de tableta de chocolate y mujeres a las que se les licua el cerebro por sobreexposición a la testosterona ambiental. Un libro imprescindible para todos los amantes de la buena literatura de terror y romance vampírico.

3 comentarios

Maravillosa reseña de una maravillosa novela, no has perdido el tiempo en publicar tu opinión XD. Me alegro un montón de que la hayas disfrutado. Es una joya. Y como bien dices, lástima que sea lo único que Alamut nos deje leer de Saint-Germain :o(.
Besotes con levita.

La verdad es que la visión que se incluye aquí del vampiro es una de mis favoritas, me apuntaré la novela para futuras referencias. Es una pena que Alamut no haya continuado la serie, sí. Imagino que habrá tenido el lastre de ser precisamente una novela de vampiros, aunque sea muy superior a la media. Es una pena porque hay muchas novelas que merecen ser leídas pero que la gente no se lance hacia ellas solo por prejuicio sin probarla antes. Desgraciadamente, así va la cosa.

Otra de vampiros que me gustó mucho en Alamut fue "La Era de Drácula", ofrece una visión también diferente, aunque más clásica. ¡Recomendada!

Interesante reseña.

Exquisito, la palabra perfecta para atraerme hacia él xD
Apuntado.

Besotes

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies