Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Trending
...

Opinión

¿Por qué Tad Williams es uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de Añoranzas y pesares y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

El Mundodisco inconcluso, destruido por una apisonadora

El albacea de Pratchett cumple el deseo del autor.

Literatura

Destino publicará
‘Mitos nórdicos’
de Neil Gaiman

El libro sobre mitología nórdica del autor de American Gods.

Cómics

Elric está de camino hacia su tercera BD

Esto es lo que le espera a Elric de Melniboné en Le Loup Blanc.

30 de agosto de 2011

"Las Guerras de Hierro", de Paul Kearney

Compartir

Reseña de Loren

Título original: The Iron Wars.

Edición: 256 págs. Alamut, 2011.

Traducción: Núria Gres.

Temática: Fantasía épica, recreación histórica ficticia.

Correlación: Tercera entrega de Las Monarquías de Dios.

* * * * * * *

Como ya sabrán los lectores, la publicación en España de la pentalogía "Las Monarquías de Dios", obra del irlandés Paul Kearney, ha sufrido ciertos contratiempos que se han visto solucionados gracias a la intervención del editor de Alamut, así como por la participación de los suscriptores que han pagado por adelantado la edición de los tres últimos libros para poder "revivir" el ritmo de publicación de la serie y verse así completada, evitando que se convierta en una de las muchas sagas de fantasía épica publicadas en este país que se quedan tristemente sin dueño y lector. Como ya pudisteis ver en esta entrada, recibí mi ejemplar de Las Guerras de Hierro, tercer volumen de la colección, hace poco menos de dos semanas. Por lo interesante de la historia, los numerosos cliffhanger, y porque es un libro ligeramente menos grueso que sus predecesores, es una lectura que se lee en un par de tardes a poco que le dediques unas cuantas horas de tu tiempo. Ese es un aspecto difícil que no todos los autores consiguen, el de atrapar al lector en sus redes para no soltarle hasta que gire la última página del libro, pero Paul Kearney ha suplido todas mis expectativas en esta tercera entrega.

La portada de la primera novela ilustraba al reputado marinero gabrionés Richard Hawkwood (en El Viaje de Hawkwood), mientras que la segunda novela plasmaba a un joven rey de Hebrion, Abeleyn (en Los Reyes Heréticos). Esos dos personajes son a grandes rasgos (contando los magos, los sacerdotes y algún personaje secundario del ejército) los protagonistas de la serie, aunque tenemos que decir que Richard Hawkwood no es el eje absoluto de estas novelas, como pudiera pensarse en un principio (portada e inicio de colección propios), sino que poco a poco el teniente Corfe Cear-Inaf, superviviente de la caída del Dique de Ormann, que es a quien vemos representado en la portada de Las Guerras de Hierro con su armadura merduk teñida de rojo (Colucci, el ilustrador, ha sabido reflejar muy bien el sentimiento del personaje en su mirada), ha tomado un protagonismo considerable hasta el punto de convertirse en el foco central de esta tercera novela. Y me alegro de que sea así porque me parece un personaje sumamente interesante, que cree muerta a su esposa desde la caída de Aekir (no os preocupéis, no es ningún spoiler), que se ve lanzado a las duras críticas e incompetencia de una nobleza que simplemente no está hecha para él. Es un hombre de acción, que sabe representar su papel donde mejor sabe: en el campo de batalla.

En este último aspecto es donde más debemos centrarnos para comprender Las Guerras de Hierro y que no nos decepcione. Se trata de un volumen ligeramente de transición, que lanza un par de interesantes puntos (que por supuesto no revelaré) que de seguro serán expandidos en las próximas entregas que aún están por llegar. Las Guerras de Hierro es la historia de una guerra, la de una campaña por defender los territorios de Occidente frente al invasor merduk, aunque no faltan las intrigas palaciegas. Como lectores también visitaremos otros lugares, centrándonos en otros personajes, pero es a través de los ojos de Corfe donde nos sentiremos más cómodos, donde experimentaremos la épica, la crudeza de la batalla y el realismo, porque no debemos olvidar que "Las Monarquías de Dios" es una colección de fantasía épica de corte realista, donde los elementos más puramente fantásticos quedan relegados a un segundo plano.

Las batallas están realizadas con una soltura plausible, de tal perfección narrativa que es capaz de engancharnos a ellas sin despegar los ojos de sus páginas, sin soltarnos hasta que lleguemos al párrafo final de cada una de ellas. Como bien dice el título de la novela, Las Guerras de Hierro, se combate el fuego con el fuego, el hierro contra el hierro, el hombre contra el hombre en un puro espectáculo de pólvora, armaduras, carne y espada. Uno de los detalles que me gustan de "Las Monarquías de Dios" es que su ambientación es una mezcla entre el aspecto medieval de la fantasía, pero al mismo tiempo de un tardío renacentismo donde los mosquetes, la pólvora, los cañones, e incluso los adornados puños de los trajes de palacio, están a la orden del día. Entre esos aspectos, podemos encontrar diversas similitudes entre "Las Monarquías de Dios" y la historia de nuestra vieja Europa, tales como la invasión oriental de los merduk, la caída de la ciudad más importante de los estados ramusianos (Aekir = Constantinopla), el cisma eclesiástico con diversos puntos de vista, e incluso el descubrimiento de América. ¿Nadie ha pensado en la decisiva batalla de Waterloo como el contrapunto perfecto al clímax de la novela? Destila una épica similar, un paisaje bélico con pocos precedentes.

La lectura de Las Guerras de Hierro se hace corta, pues estamos hablando no ya de entregas semiindependientes, sino de una novela larga en cinco partes. Paul Kearney controla el cliffhanger como también lo hace George R. R. Martin en sus novelas de "Canción de Hielo y Fuego", solapando en ocasiones diversos puntos de vista de personajes que suponen un buen guiño para el engrasado mecanismo del argumento, aunque el número de facciones, personajes, etc, es menor que en la citada obra, siendo un punto a favor para aquellos lectores que no desean complicarse demasiado la existencia entre novela y novela (podemos decir que en el fondo son novelas muy sencillas, aunque no simples). El desenlace de esta colección en El Segundo Imperio y Naves del Oeste va a ser apoteósico, no os lo perdáis si os gusta la fantasía. Paul Kearney ha sido uno de los autores revelación en este campo de la última década, aunque sus obras permanecían desconocidas en lengua castellana desde finales de los años noventa, principios del año dos mil. Desde entonces Kearney ha sido autor de otras novelas de fantasía que han alcanzado un merecido grado de éxito similar. Más cosas sobre el autor en Retazos de Autor: Paul Kearney.

La novela que tenemos entre manos ha sido enviada de manera anticipada a los suscriptores. Quien no se encuentre entre ellos deberá esperar hasta el mes de octubre, momento en que salga a la venta en librerías, para poder seguir leyendo la serie.

***

Ventajas:
-El gran trabajo realizado en el personaje de Corfe Cear-Inaf, quien ha conseguido un importante peso en la serie por méritos propios.
-Las batallas están excelentemente narradas, denotan tensión, épica y dramatismo.

Desventajas:
-Los que se vean interesados por otras tramas argumentales no tratadas en Las Guerras de Hierro, tendrán que esperar un poco más hasta posteriores entregas.

11 comentarios

No has podido resistir la tentación de leerlo ya, eh? XD
Estoy de acuerdo en que el personaje de Corfe es carismático, también por ser el protagonista de lo más carnal y bélico de la trama. Está a pie de calle, por decirlo de alguna manera.
Gracias por la información de la portada y el ilustrador. Esas cosas me gustan.
Saludos desde Assassin's Creed II.

Claro que no pude esperar, desde que terminé "Los Reyes Heréticos" algo me reconcomía por dentro, necesitaba saber lo que pasaría a continuación. :D Pero es que ahora también quiero saber lo que pasará en "El Segundo Imperio"...

El aspecto físico de un libro también tiene su importancia. De no ser por Colucci, y sin contar con las buenas descripciones de personajes del autor, no tendríamos un perfil "visual" de los protas, lo que se agradece.

Un saludo desde... Dragon Age. :D

Se me olvidó comentar un aspecto de la novela (ya está añadido en el texto) y ese es su simplicidad, que destaca por la poca cantidad de facciones, organizaciones, giros de trama, más sencillas de seguir que por ejemplo Canción de Hielo y Fuego, que entre volumen y volumen (con los tiempos de espera de publicación) te pierdes, cosa que no ocurre en Las Monarquías de Dios.

Yo creo que sería incapaz de leer Canción, me conformo con la maravillosa serie que me ha hecho encogerme y gritar a lo berserker a cada episodio nuevo XD. Menudo final... qué espera más larga. Y según me han cotilleado, han formado un grupo de ayuda al señor escritor para que deje ciertas adicciones y pueda terminar la saga literaria, no es increíble? La gente tiene miedo a quedarse sin final. Impresionante el poder de la ficción.
Saludos desde un invierno que no llega.

Bua, a base de leerme estas cosas voy a terminar por engancharme yo también y mirad que mi lista de libros por leer aún es muy larga y mi pila actual también. ¡Malditos!

Pues Babel, creo que deberías leer Canción de Hielo y Fuego, te estás perdiendo una de las mejores sagas de fantasía. xD Es normal que la gente tenga temor a quedarse sin final, porque causa demasiada expectación. De todas formas tienes ya cuatro libros, no pierdes nada por leerlos, pero ganas muchísimo en entretenimiento. xD

Cyram, ¡a leer! :D

Babel, se intuye por tu último post que estás enganchado a una saga que no es CdHyF...¿a cuál te refieres, qué adicción tiene el autor? Porque luego, por tu descripción, pareces referirte a la misma CdHyF...entropía habemus.

Guillermo, estoy leyendo Assassin's Creed II y alguna otra cosilla ñoña entre ratos para paliar mi personalidad múltiple. Verás, soy chica pero me gusta la fantasía, así que tengo que leer cal y arena para satisfacer mis dos caras XD
Sí que hablaba de Canción de Hielo y Fuego, me parece demasiada guerra y lío, me tira más otra índole de fantasía que esa ya la tengo muy vista, y sí, parece una paradoja porque me gustan Las Monarquías de Dios, pero las veo menos densas. Algún día supongo que caeré en las garras del señor Martin, pero ahora no tengo los fueros suficientes ;o). Y según dicen, le da al tabaco y la bebida como si fuera un pirata en su último viaje de saqueos.
Gracias por el consejo, Loren.
Saludos mixtos.

Sí, está muy claro que Martin debería cuidarse un poco más, que Brandon Sanderson ya tiene muchos trabajos pendientes en la actualidad, no es cuestión de sumar uno más dentro de unos años!! (chiste negro literario, me permito).

Pues no creas que en CdHyF salen muchas batallas, Babel. :D Hay más politiqueo, diálogos, etc, que batallas propiamente dichas. Más cosas vemos en Las Monarquías de Dios en cantidad proporcional al tamaño de los libros. xD

Lo acabo de recibir , no lo pedí en Agosto por si llegaba y no estaba...... y ya estoy deseando poder leerlo. Simplemente tenerlo antes que salga a la venta ya es un lujo.....Salu2

Pues ya tardas en hincarle el diente, Pardi! Habrás leído la crítica, sencillamente me ha parecido un muy buen libro, pero necesitamos urgentemente el cuarto. xD

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies