Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

El destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

1 jul. 2017

¿Por qué no una serie de televisión de ‘The League of Extraordinary Gentlemen’?

Compartir

Los cómics de aventuras de Alan Moore y Kevin O'Neill gozan de una premisa atractiva y fácilmente adaptable al formato televisivo, pero las posibilidades de que los coja una productora son ya muy reducidas.



Con el más que probable traslado de Watchmen a la pequeña pantalla de la mano de Damon Lindelof y la HBO, no he tardado en preguntarme qué es lo que no han visto los productores y máximos creativos en esto de las series modernas en The League of Extraordinary Gentlemen como futura fuente narrativa en la televisión. La respuesta es bien simple, y si atendemos al modelo de hace algunas décadas de adaptar al formato televisivo muchas de las películas de éxito, más todavía. Watchmen parece el candidato perfecto, sobre todo teniendo en cuenta que la película que produjo Warner con la batuta de Zack Snyder hace ocho años fue un éxito de taquilla, algo que no puede decir la película de hace casi década y media que patrocinó la Fox basándose en la propuesta de aventuras de Alan Moore con arte de Kevin O'Neill. Si bien he de reconocer que como película de aventuras sin pretensiones a mí no me desagrada especialmente —El montaje es un infierno, eso sí—, es cierto que la cinta de la Liga toma únicamente la idea más primitiva del cómic y se aleja mucho de lo que ha escrito Moore —básicamente, en cuestión de personajes y profundidad argumental—, pero tampoco es que al autor le importara mucho lo que hiciesen con su vástago literario.


La idea de Lindelof de convertir en serie algo tan de moda como el concepto clásico de lo resplandeciente, lo estable y lo poderoso como el del grupo de superhéroes estilo Marvel entrado en decadencia —lo que podría dar pie a hablar de un estilo de distopía dentro de ese mismo concepto— es una de las mitades que ha llevado a que en un futuro sintonicemos Watchmen en nuestro canal. La otra mitad, podríamos pensar, se debe única y exclusivamente al talento de Alan Moore. Pero nada más lejos de la realidad: a día de hoy gran parte de la industria sigue estancada en la misma idea de convertir en serie una película de éxito para no correr riesgos más allá de lo estrictamente necesario, y mientras eso funcione cualquier cosa es posible porque se trata al fin y al cabo, y con mucha lógica, de empresas que miran las cifras en primer lugar. Por esa razón, el mago de Northampton aquí ni pincha ni corta —aunque sea el artífice de una obra maestra del noveno arte como es Watchmen—, porque pese a que The League of Extraordinary Gentlemen es también un gran ejemplo de decadencia heroica durante el transcurso de las épocas, el Watchmen de Snyder ha sido más rentable y ha cuajado mejor que el grupo de los hombres extraordinarios —aunque también se aferra a un concepto único y simplificador estéticamente más llamativo, como la película de la Fox—, quizá debido a la suerte de encontrarnos en una época diferente donde los señores y señoras con trajes de licra llaman más la atención y los personajes salidos de las páginas de una revista o un libro ya no tanto. La masa tiene menos dificultades en identificar al Búho Nocturno como un trasunto de Batman que reconocer al capitán Nemo de Veinte mil leguas de viaje submarino, al Orlando de Virginia Woolf, a John Carter o al investigador sobrenatural John Silence.  pese a que cuenta con grandes dosis de cultura más asequible como el señor M, el hombre invisible. Y con esto no digo que Watchmen no tenga grandes personajes, todo lo contrario, superan con creces a los de The League of Extraordinary Gentlemen, aunque ese no es el tema.


No obstante, no dejaré de pensar en una serie de televisión inspirada aunque sea ligeramente en The League of Extraordinary Gentlemen. Bien hecha, la serie sería un pepinazo, algo que no se puede decir de un Watchmen que ya conocemos pese a que hipotéticamente la serie estuviera mejor integrada en la Guerra Fría y gozase de una mejor profundización de personajes y ambiente —y aquí entran las capacidades creativas de aportar escenas no vistas en el cómic, como ha hecho Fremantle Media North America con American Gods, incluso adaptar material de las polémicas precuelas “Antes de Watchmen”—. The League of Extraordinary Gentlemen le veo unas posibilidades narrativas gargantuescas, hasta el punto de que incluso ciñéndose al germen original —tampoco hace falta adaptar literalmente cada cómic publicado— la variedad de personajes literarios y escenas salidas de clásicos de la literatura es enorme, más si se tira por el terreno del spin off. Y también es un grupo, con tecnología avanzada y cualidades especiales, muchas de las cuales son sobrenaturales —tienen hasta a su propio Hulk—. Lo más cerca que he estado de ver algo parecido a The League of Extraordinary Gentlemen en televisión ha sido Penny Dreadful, pese a que en mi opinión terminara con un coitus interruptus nada merecido —¿acaso no es Sir Malcolm Murray una especie de Alan Quatermain en el ocaso de su vida?—.

Es verdad, lo más seguro es que mi ilusión de ver una serie de televisión de The League of Extraordinary Gentlemen nunca se cumpla —o puede que la HBO se lo piense después de incrementar sus arcas con Watchmen—, pero por ahora me conformo con releer los cómics de vez en cuando y tratar de captar alguna referencia que hasta ahora se me había escapado. En fin, será que me llaman más los personajes literarios que los superheroicos.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies