Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

abril 15, 2015

Los premios David Gemmell son la prueba de que se edita poca fantasía anglosajona en España

Compartir


Esta misma semana se han abierto la votaciones para los premios David Gemmell, los cuales se dividen en tres premios o categorías diferentes: Legend (mejor novela), Morningstar (mejor debut), Ravenheart (mejor ilustración de cubierta). Estos premios se caracterizan por su especialización en novela fantástica. Es decir, todos los candidatos en las tres categorías pertenecen al género de la fantasía épica, la urbana, el dark fantasy o lo que se tercie (cero ciencia ficción, lo que los diferencia de, por ejemplo, los Hugo). Y hay muchos autores y novelas muy buenas entre los candidatos.

Hasta ahí todo normal. El problema viene cuando el lector español que solo lee en la lengua de Cervantes necesita urgentemente contribuir a la causa fantástica o simplemente le apetece votar en estos premios anuales. La principal causa a la que se enfrenta el lector español en estos y otros premios literarios es que prácticamente todos los candidatos no han sido publicados en España, o al menos no en el momento en que se abren las votaciones al premio en cuestión. Es algo, e incido en ello, común en los premios que están cimentados en torno a publicaciones extranjeras, pero en el caso de los David Gemmell es algo especialmente llamativo (aquí solo hay novela, nada de series de televisión o películas que puedan servir de sustituto).

Es por eso que mi reflexión es la siguiente: se publica poquísima fantasía anglosajona en España. Es un hecho, definitivamente, pero también hay que matizar que es algo comprensible y habitual teniendo en cuenta el enorme mercado que supone la literatura fantástica en otros países como Estados Unidos o Reino Unido, donde la ficción relacionada con mundos inventados, guerreros, magos, ciudades dentro de ciudades, magia, etcétera (por decir lo más básico del género), es mucho más popular.


Películas como El Señor de los Anillos o series de televisión como Juego de tronos están ayudando a que cada vez más españoles les de por leer algo de literatura fantástica, género que sigue teniendo un mercado sorprendentemente reducido en comparación con otros géneros literarios, y autores extranjeros como George R. R. Martin, Patrick Rothfuss, Joe Abercrombie, Brent Weeks o Brandon Sanderson son de los más leídos y los más seguidos en cuanto anuncian una nueva obra o planean tours por la geografía mundial. 

Esto es muy beneficioso para el género que nos ocupa, pero también perjudicial. Por un lado se eleva el nivel de ventas de las editoriales y se venden más libros en España (aunque siga siendo un sector muy reducido, el de la fantasía épica en inglés), pero por otro lado, cierra la puerta a muchos otros autores que también tienen algo que decir en el género, por no decir lo poco que evoluciona en ese sentido el lector español que se interesa por la fantasía (y que no necesariamente necesita seguir leyendo cosas parecidas a sus autores favoritos). Aquí es donde podemos incluir las reediciones de novelas de, como mínimo, hace una década o dos, "pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión", como dijeron una vez en Fantasía.

"Pero todavía no ha dado tiempo a que las editoriales estudien si la fantasía publicada en 2014 merecen ser traída a España", estaréis exclamando al viento ahora mismo (o puede que no). No deja de ser cierto, pero la prueba de esta observación está en que de los 54 candidatos (mejor novela y mejor debut), apenas 2 han sido editados en España. Uno de ellos es El Ojo Fragmentado de Brent Weeks y el otro es Bautismo de fuego de Andrzej Sapkowski, y eso que esta última llegó a España en 2005 y es ahora cuando en los países anglosajones se le esta dando valor a la saga del brujo gracias sobre todo a los videojuegos de la serie The Witcher.


El panorama fantástico en inglés no es, sin embargo, tan desolador como podamos pensar echando mano de la paupérrima lista de autores y novelas que han salido en España: algunos de los candidatos tienen prevista su publicación en español a corto o largo plazo, como por ejemplo Medio rey de Joe Abercrombie, El evangelio de Loki de Joanne Harris o Words of Radiance de Brandon Sanderson. 

Podemos dar por supuesto que otros llegarán a publicarse (eh, aventurar es gratis), como por ejemplo The Widow's House de Daniel Abraham (¿oyes, RBA?), Thief's Magic de Trudi Canavan, Assail de Ian C. Esslemont, o The Fool's Assassin de Robin Hobb (si Fantascy sigue publicando más novelas de los Seis Ducados). Hay otros que directamente se descartan de la lista por ser entregas muy avanzadas de series largas (The Seal of the Worm de Adrian Tchaikovsky), porque su primera novela no ha funcionado bien en España (The Dark Defiles de Richard Morgan, Prince of Fools de Mark Lawrence y A Dance of Ghosts de David Dalglish) o directamente no han empezado a publicarse ("The Faithful and the Fallen" de John Gwynne, "The Powder Mage" de Brian McClellan y Traitor's Blade de Sebastien de Castell).


Por otro lado, mucha de la fantasía que se ha editado este año (o se va a editar) ha sido nominada en ediciones anteriores de los premios David Gemmell (por ejemplo El trono de la luna creciente de Saladin Ahmed), lo que quiere decir que muchas editoriales van lentas pero seguras (y eso que se publica mucha fantasía que no ha estado en ningún premio, ni siquiera como nominada). No es suficiente, sin embargo, y hace que la edición en España de este género lleve un retraso enorme respecto al de otros países como el alemán, el francés o incluso el italiano, donde en comparación se edita mucha más fantasía anglosajona.

Esto da pie a un par de cuestiones más que afectan al panorama fantástico anglosajón en España:

¿Es la poca costumbre del lector español a los autores nuevos lo que frena la publicación en España? 

¿Son las propias editoriales las que por razones económicas y factor de riesgo no quieren tirarse a las piscina? 

¿Es la abundancia de sagas largas lo que echa para atrás esa variedad en la fantasía anglosajona en España, aunque haya muchas novelas autoconclusivas?

¿El género está realmente menospreciado por lectores y editoriales y solo nos queda esperar el Apocalipsis?

¿Hace falta un sello dedicado exclusivamente a ello y que tenga cuidado de no saturar las librerías?

Preguntas sin respuesta que solo los grandes designios conocen, pero antes de que alguien piense algo como "muchas editoriales tienen la culpa de que se corten sagas porque no las promocionan bien", "solo se publica lo que se sabe que va a vender" (es un negocio al fin y al cabo) o "yo estoy abierto a todo tipo de lecturas", hay que sopesar el porqué decimos todo eso y tener en cuenta que hay cientos de editoriales en España, que solo unas pocas publican fantasía cuyo origen está en los países anglosajones y que son una total minoría.

No es necesario tener un informe de estadísticas en la mano para darse cuenta de que la fantasía —llámese épica, urbana, heroica o de espada y brujería— va muy a la zaga respecto a otros géneros literarios. y que no vende especialmente bien salvo autores muy punteros que se han convertido, no necesariamente en un bestseller (como le ocurre a Rothfuss), sino en autores con ventas respetables que dan pie a seguir publicando cosas suyas aunque nadie se forre con ello.

Volviendo al tema de los premios David Gemmell, el lector que solo lee en español lo tiene difícil para votar de la manera más objetiva y correcta posible (ni siquiera se acerca al 5% de lo que debería considerarse objetivo), y una vez más se hace imprescindible saber leer en inglés para estar al día, no ya de todo, sino de una parte de lo que se publica en materia fantástica fuera de las fronteras de España.

El consuelo es que para votar en los premios Ravenheart no hace falta haber leído nada, y con solo observar las magníficas e interesantes ilustraciones de los candidatos ya significa contribuir en una tercera parte a los David Gemmell.

21 comentarios

Al lector especializado en fantasía anglosajona o en cualquier género le parecerá siempre que se publica poco del género que lee. Yo por mi parte pienso que se publica poco a autores españoles que escriben fantasía, y ciencia ficción, y terror y policiaco y... A cualquier librería que vayas la proporción entre anglosajones y españoles es sangrante para los nuestros. Y que quede claro que leo fantasía, pero no creo que haga falta decirle a las editoriales que publican poca fantasía anglosajona, publican poco género fantástico en general, en nuestro país existen unos prejuicios muy arraigados contra él. Si lo sumas a que cada vez se lee menos, pues...

Independientemente de que el post hable exclusivamente de autores anglosajones, está claro que, al igual que los lectores especializados en inglés les parece poco, a los lectores de literatura en español también les parecerá poco todo lo que salga escrito originalmente en español.

En fantasía menos, pero en otros géneros lo cierto es que hay mucho autor español que consigue ser publicado, sobre todo en novela histórica, no hay más que echar un vistazo a las librerías y a las mesas de novedades (la mitad como mínimo son españoles). Que sea o no el género que uno busca es otra cosa.

El post no trata de que haya o no poca fantasía escrita en español (de eso hablaremos más adelante, por cierto), sino de que de todo lo que se habla en Estados Unidos y Reino Unido, sale poquísimo, una ínfima parte que no permite apreciar la evolución del género ni cualquier otra cosa parecida.

Está claro que los prejuicios existen, y nunca desaparecerán por mucho que haya Rothfuss, Juego de tronos, Abercrombie o Sanderson. Son las excepciones que confirman la regla.

Estoy de acuerdo en lo que ha dicho Loren. Si el panorama literario está cada vez peor en este país, afecta lo queramos o no tanto a publicaciones anglosajonas como españolas. De todos modos, creo que cada vez más se está notando un aumento creciente de publicaciones de autores españoles en el campo de la fantasía o incluso tratando temáticas diversas en antologías de relatos. Poco a poco pero cada vez más, creo que vamos dejando atrás ese resquemor y que grandes escritores/as irán saliendo a la palestra con más frecuencia.

Eso sí, como bien has dicho en el artículo Loren, creo que es una faena para los que no sabemos leer en inglés que en España no se editen ni siquiera la mitad de estas cosas. ¿Habéis pensado en extrapolar este tema al cine? ¿Os imagináis que aquí no llegasen pelis como Los Vengadores, series como House of Cards o Juego de Tronos y tuviésemos que conformarnos con 20 millones de temporadas de ICarly?. Es el mismo caso. Estamos ciegos de cara a lo que hay más allá de nuestras fronteras, y nunca es malo leer cuanto más mejor. Ya sea español, japonés (que también hay muy poquitas novelas japonesas editadas en nuestro país salvo lo poquito que hay gracias a Quaterni y a alguna que otra editorial más) o ruso.

Se publica poco, porque se vende poco, o más bien porque esto nos interesa a cuatro y para las editoriales no se sostiene comprar los derechos de un autor, pagar la traducción, una portada espectacular si luego vende 100 ejemplares. Y es lógico si lo piensas que dentro de unos mercados tan grandes como USA y UK (a los que hay que sumar Canadá, Australia...) se publique tanto, su mercado da para ello y les resulta rentable, no creo que lo sea en España, donde sí vende Martin (pero Timun cancela Wild Cards), vende Rothfuss, vende Sanderson(no sé hasta que punto) y poco más

Me imagino a la gente destrozando paredes porque no traigan la nueva de Los Vengadores. XD Ya pasa cuando la peli sufre retrasos de estreno en España, me imagino que ese retraso fuese infinito. Sí que es extrapolable.

En ese tienes razón, Alex: se vende poco porque los derechos y demás parafernalia necesaria para editar algo es carísimo y un suicidio.

Pero también es cierto que es como una pescadilla que se muerde la cola, y esos autores que sí venden lo hacen por alguna razón en concreto, y en muchos casos la calidad literaria no significa nada.

Está claro que los mercados de USA y UK (que también se extiende a España, Italia, Francia, etcétera), son enormes y que dan para eso y más, pero España tiene una lacra con el género fantástico importante, y eso es sencillamente fruto de nuestra cultura.

Quizas habria que hacer ediciones mas "cutres", menos tapa dura y portadas espectaculares y mas trabajar el boca a boca, las redes sociales y demas. Intentar abaratar los precios para hacer los libros mas accesibles, y empezar a dejar de tener miedo con los libros digitales de una santa vez, que acabo de ver que la segunda parte de la saga de Richard Morgan a 7 euros en Amazon.

No lo tengo claro pero como a Amazon le de por empezar a traducir directamente ellos me da que mandan a la ruina al sector editorial español, o por lo menos a los que se dedican al fantastico, ciencia ficción y resto de genero.

También puede ser que todo esto responda (volviendo al tema de la literatura anglosajona) a que no se sabe elegir correctamente las cosas que se publican. Es muy raro que normalmente no haya nada de los David Gemmel publicado por esos lares. Ciertamente da que pensar.

Hay que leer más fantasía y ver menos pelis de Vengadores

O leer novelas de fantasía y ver al mismo tiempo pelis e los Vengadores. Una cosa no quita la otra. :)

Es todo cuestión de mercado. Me encanta la fantasía pero si quiero comprar algo en español la selección es muy poca, y se reduce aún más si no eres fan de Juego de Tronos o del Señor de los Anillos, que parece se la única obra que merece la pena de leer. En España se publica la fantasía que las editores están dispuestas a asumir, no se pueden arriesgar -la crisis dio un gran golpe al mercado del libro- porque no puede haber números rojos al final del año. Si hacemos memoria alguna que otra editorial especializa en fantasía ha tenido que cerrar. Por eso tienen que ir a lo seguro lo que supone editar los mismos autores una y otra vez, y de vez en cuando se arriesgan con alguno nuevo para ver si el lector pica, si lo hace, a editar sus libros. Dudo mucho que Brent Weeks hubiera conseguido que sus libros se publicaran en español si la primera novela no hubiera tenido buenas ventas. Con otros autores como Sanderson o Abercrombie es imposible que nos lo publiquen porque son los que están en la cima y eso vende. Ahora si hablamos de Mark Morris, Douglas Hulick, Anthony Ryan ... que son buenos pero que no levantan a las masas de lectores que se traduzcan sus libros es imposible. O dan un bombazo literario o ganan un premio prestigiosos o nada. Y aún así a veces ni lo logran.
Pero esto también pasa en otros género como en la novela de negra, hay muchos autores de lengua inglesa o nórdica que no vemos porque siempre nos vamos a los mismos: Peter James, Ian Ranking, Jo Nesvo, Arnaldur Indridason... de vez en cuando se cuela una novedad y poco más.

Loren si supieras de verdad lo que es Marvel tendrías muy claro que NO se puede compaginar con nada. Es tan sumamente enorme que si te metes en Marvel te vas a quedar sin tiempo para absolutamente nada más. Así que me reitero en lo que he dicho, hay que leer más fantasía y ver (o leer) menos Vengadores.

¡Vaya! Te animaría a que nos explicaras entonces qué es de verdad Marvel, Tildoras, pero me temo que serías capaz de hacerlo :)
Debo de ser entonces un individuo sobrehumano, porque combino tan tranquilamente las series que me interesan de Marvel - ¡y veo todas las películas! - y aún me queda tiempo para el manga, el cómic europeo, el cómic americano alternativo, DC, la fantasía, el terror, la CF y la literatura en general. También podría ser que en realidad esté siguiendo otra cosa y el Marvel verdadero, solo para iniciados, se me escape.

Hombre, ver el par de películas que sacan al año y leer algún cómic de vez en cuando a mí por lo menos me basta. Y como dice Nyarla, me da tiempo a leer fantasía, jugar a videojuegos y hacer otras cosas, incluso salir a la calle o ir al campo.

Se puede hacer todo si uno quiere. No creo que Marvel sea tan mala. XD

Marvel es ese virus que lo infecta todo como para que sus personajes aparezcan en cualquier sitio, la Nada que destruye fantasia y que ha desplazado las producciones cinematográficas a partir del año 2008 cuando lanzaron Iron Man porque ahora todo el mundo quiere hacer cosas parecidas. Marvel ese ese sitio que lanza 70 series mensuales todas interconectadas de modo que no puedas leer solo unas pocas. Es un agujero negro que todo lo absorve. Marvel es la culpable de que se haya pasado la era de la fantasía que se inició con las peliculas del Señor de los Anillos de Peter Jackson, y que ha logrado cargarse muchas editoriales pequeñas con propuestas interesantisimas de género al saturar las tiendas con sus 12 series de Vengadores o sus 14 series de X Men y demás... Si hay menos películas de fantasía, hay menos atención del "gran público" hacia este género y por lo tanto repercute en que los libros se vendan menos y se editen menos, se corten series y todo se vaya a la mierda. Marvel es el Ragnarok, el Apocalipsis y el Día del Juicio, todos juntos.

Evidentemente estoy de coña llevando esto al extremo. Si como a Loren, te basta con ver dos o tres peliculas al año pues no es para tanto (aunque aviso a navegantes, ya se empiezan a expandir con mas series de TV), pero en los comics amigos esto ya es otro cantar.

Es simplemente saturación, nada más. Yo que me lo tomo de forma personal.

Bueno, yo aportaré mi granito de arena al ariete que ha desplegado Tildoras como de costumbre contra Marvel, comentando que siempre me han interesado los orígenes de ciertos personajes como son los de los X-men o los Vengadores. Tengo videojuegos de superhéroes, incluso me compré el City of Heroes y tengo una Bruja escarlata chulísima en el Marvel Heroes Online. xDD Con esto quiero decir que jamás me ha interesado Marvel especialmente, solo alguna que otra cosa suelta que se puede leer sin necesidad de conocer la talla de calzoncillos del mejor amigo del padre del protagonista, y a la vez decidir que hay series que me parecen una mierda como Shield y que no tengo porqué ver si no me molan. No creo que haya nadie en el mundo que cuando tenga un tebeo de Marvel entre las manos piense "oh Thor, la cantidad de cosas que me tengo que leer para enterarme de esta grapa". Se puede elegir y se debe elegir. Ni todo lo que hay en Marvel es malo ni toda la fantasía es buena. He leído cosas de fantasía (como decía el anuncio de Playstation....) que no creeríais, me he fumado truños que han atacado directamente a mi cordura, me he encontrado a mitad de libros de mil páginas que me han hecho sentir como si me hubiesen abducido los alienígenas y me hubiesen hecho perder diez años de mi vida. Y no, no era Marvel, era fantasía. xD (y otros géneros), pero oye... nunca Marvel.

Y no te lo tomes de forma personal Tildoras, hay muchas cosas por las que interesarse en este mundo. ^^

Precisamente Cyram y por ello leer Marvel hace que te las acabes perdiendo.

A ver que aquí no es el sitio para explicar de forma detallada todo lo que me ha llevado a pensar así y de de proviene, pero básicamente se resume en que si te metes en Marvel a fondo te quedaras sin tiempo para absolutamente nada, como me pasó a mi cuando me enganche hace años por pura adiccion aunque no me gustaba, generándome una dependencia que me hizo posponer miles de otras cosas aun cuando sabia que la inmensa mayoría de lo que leía de Marvel era una chorrada muy mala.

No merece la pena y efectivamente hay muchas cosas por ahí, no hablo solo de fantasía, por las que interesarse como para meterse en esa editorial que busca expandirse hasta el agobio universal.

Pero Tildoras, el problema de tu aversión radica precisamente en esa mala experiencia. No he visto a nadie con tantas ansias de profundizar en Marvel o en DC o en lo que sea como para dejar todo de lado. Hay que reconocer que hay cosas interesantes en todas partes, pero no por ello vas a colapsar todo tu mundo por ellas. El ser humano tiene alertas y barreras para no dejarte llevar demasiado por algo, y te lo digo por experiencia. Durante 5 años me tiré jugando al World of Warcraft desde las 8 de la mañana hasta las 4 o 5 de la madrugada. Posponiendo todo y dejando de lado incluso a mis seres más cercanos. ¿Esto ha provocado que aborrezca todo lo que tiene que ver con Blizzard? No. Me ha permitido apreciar el producto en su justa medida, reconociendo que el problema salió de mi, se reprodujo en mi y acabó en mi (ahora tengo nueva suscripción hasta el 3 de junio, por cierto xD). En ningún caso culpo a la gente de Blizzard por hacer un sistema que engancha al usuario con las reputaciones por facciones, las piezas de equipo, los logros por todo tipo de paridas, los eventos estacionales y las gestas heroicas contra grandes villanos. Lo he conseguido entender después de mucho tiempo y me sirve para prevenir a aquellos a los que veo siguiendo el mismo camino que sigo yo, pero nunca demonizándolo. Eso es darle demasiado poder a algo y no hay nada que deba gobernar en mi interior salvo yo misma. ¿No has escuchado nunca "El WoW es peor que el jaco?" pues lo es. Pero no demonices el pecado, demoniza al que es demasiado débil para no pecar. ^^

Volviendo al tema inicial, creo que quizás se está centrando la atención de las editoriales en productos que al fin y al cabo sirven para captar la atención de la gente de forma rápida, pero sin calar profundamente. Muchos de los libros presentados en esa lista tienen buenas opiniones en páginas anglosajonas. El tema es que no sabemos cómo se mueve la cosa tras las negociaciones de cada grupo. Habría que preguntarse el porqué de sus elecciones.

""¿Son las propias editoriales las que por razones económicas y factor de riesgo no quieren tirarse a las piscina?""

Efectivamente.
El problema al final no es que en España "se publique poca fantasía anglosajona", porque... es que se publica mucha menos fantasía patria (o incluso novela de Historia-Ficción).
El problema es directamente dos:

1º El público español en mayoría no lee; tiene los sentidos atrofiados. Pero no porque "no lean nada" y miren la TV (Que de esos también hay muchos), sino porque sólo leen "lo que los titiriteros les dicen"; y es que la sociedad española ve con malos ojos eso de ser independiente, pensar por sí mismos, etc.
Por eso, ¿qué se lee -y en consonancia, qué se publica- en España? Los best-seller, lo comercial, los pastiches infumables que llevan firma de Doña Importante o que la masa social repite y repite "¿has leído esto? ¿No?" únicamente porque es la moda y "si todos lo hacen, yo también debo hacerlo".
P.e. 50 Sombras de Grey, Crepúsculo, Los Pilares de la Tierra....
Eso no quita que esas obras puedan ser buenas; pero muestra la mentalidad del lector español (sé de muchos que se compraron Los Pilares de la Tierra "porque era lo que había que hacer" y al final lo han usado de adorno en el salón)

Y 2º, que debido a todo eso, las editoriales no invierten en otros campos como la fantasía, que aunque puede generar beneficios, ya lo que hacen ya les genera... así que, ¿para qué esforzarse?

Una cosa importante que no habéis mencionado es que en España la piratería es muy fuerte eso reduce mucho las venta. Un caso reciente que nos "discrimine" un poco es el juego The Witcher 3 sea doblando hasta en japonés y portugués pero no en español por que el estudio cree que no hay suficientes ventas.
Aparte de esto en la literatura no hay mucho FANSUB como si que pasa en otro géneros como cine,serie o manga que ayuda a que un producto se de a conocer y que los editores vea que hay publico así final mente lo licencie y lo secan. Un ejemplo claro de esto es un manganime (Tokyo Ghoul) se a editado el primer tomo ya del manga y va a salir en DVD/BluRay hasta doblado!!! Que eso pasa con poco animes.

Yo contaré mi propia experiencia. Soy autor de un libro de fantasía titulado «La encrucijada» que ha sido publicado recientemente por la editorial Amarante. Amarante apostó valientemente por mí, pero carece de los recursos de promoción de otras compañías más importantes. Con la novela por fin felizmente editada, ahora me enfrento a la siguiente realidad: el lector de fantasía en España es ciertamente un sector minoritario, lo que mucha gente llama despectivamente "esos frikies". Eso quiere decir que en las estanterías de las librerías solo están los cuatro títulos básicos... ¡de autores extranjeros! Hay alguna excepción, como Laura Gallego o Negrete, pero los demás ni aparecemos. Bien, es normal, las librerías no se la juegan con autores desconocidos. Lo entiendo. Entonces, ¿cómo llegamos al gran público? O como mínimo, al público fan del género. ¿Qué puedo hacer yo para que mi novela llegue a los muchos lectores que desean leer autores españoles? La respuesta es, supongo, difusión por Internet. Yo lo hago, a través de mi blog, de Facebook, de Google+, etc., e incluso este fin de semana presenté el libro. Pero si uno de esos lectores ve en Internet la última novela de Brandon Sanderson junto a La encrucijada, ¿cuál elegirá? Creo que la respuesta es obvia. La fantasía es un género minoritario y, si me permitís, algo cerrado. Están los autores de siempre y nos movemos en círculos en torno a ellos. No es algo bueno ni malo, no estoy juzgando ni por supuesto criticando, simplemente es la percepción que tengo de la realidad. Por lo tanto, por mucho que afloren autores noveles, creo que el hecho de ser tan pocos y que tengamos tanto recelo a la novedad (ojo, aquí podría incluirme incluso yo, pese a que intento indagar en autores españoles noveles e incluso he adquirido algunas de sus obras), el problema no es ni será la poca oferta. Hasta que el género no se difunda y nosotros no nos libremos de determinados prejuicios los autores noveles no podrán crecer y aportar sus obras. El ejemplo más flagrante para mí es el caso de Guillem López, un excelente autor cuya novela «La guerra por el norte» tiene una calidad superior a los ejemplares traducidos de grandes y afamadas sagas como La rueda del tiempo o incluso Elantris. Sin embargo, Guillem interrumpió su carrera y tanto Sanderson como Jordan (DEP) son o han sido escritores de gran éxito.

Esa es mi reflexión.

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies