Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Trending
...

Opinión

¿Por qué Tad Williams es uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de Añoranzas y pesares y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

El Mundodisco inconcluso, destruido por una apisonadora

El albacea de Pratchett cumple el deseo del autor.

Literatura

Destino publicará
‘Mitos nórdicos’
de Neil Gaiman

El libro sobre mitología nórdica del autor de American Gods.

Cómics

Elric está de camino hacia su tercera BD

Esto es lo que le espera a Elric de Melniboné en Le Loup Blanc.

7 de octubre de 2014

Reseña: «El bosque de las vírgenes» de Jean Dufaux y Béatrice Tillier

Compartir

La guerra entre la carne y el pelo ha estallado, pero las diferencias entre ambos mundos no son tantas como pensamos.

Los cuentos tradicionales no sufren el paso del tiempo como otras facetas de nuestra sociedad. El didactismo implícito en cada uno de ellos permite que aún hoy en día puedan ser utilizados en los colegios como una manera amena y divertida de enseñar –aunque esa práctica no sea precisamente de las más extendidas–, pero también como entretenimiento oral y escrito, reflejo de siglos y siglos de evolución humana. Pero los cuentos deben, a la fuerza, mostrar algún tipo de cambio, y lo hemos visto en multitud de ocasiones: en películas de animación, en videojuegos, en la literatura, y también en el cómic.

El mundo de la bande dessinée no deja de sorprenderme, primero por la calidad artística inherente al término, y segundo porque podemos encontrar lecturas de todo tipo de catadura, desde historias románticas, secuencias de acción, espionaje, hasta versiones de los cuentos tradicionales de toda la vida como este del que hablo a continuación: El bosque de las vírgenes. Jean Dufaux ha picoteado de aquí y allá de la bibliografía de Charles Perrault y ha extraído la materia básica de cuentos como el de la bella y la bestia o el de Caperucita roja, por citar los más evidentes, para crear una historia en tres actos donde prima el romanticismo, la venganza y, por encima de todo, la guerra. El bosque de las vírgenes es sobre todo una historia donde encontramos muchas secuencias bélicas y mucha sangre, ¿porque acaso el líquido rojo no abunda en los cuentos tradicionales previamente no edulcorados?

El tema central lo ocupa el ancestral enfrentamiento entre hombres y criaturas con pelo, desde las alimañas corrientes hasta el imperio de los lobos antropomórficos que son los que más encontraremos en el relato. El bosque de las vírgenes arranca con el inicio de un pacto entre hombres y lobos, la fusión entre carne y pelo que dará como fruto una paz duradera para ambas especies. Alba, la joven hija del señor de Arcan –la Bella de esta historia–, y Lobo de fuego, el más joven de los dos hijos de Lobo de piedra, están a punto de contraer matrimonio, pero el plan urdido por Alba y su hermano incluye el asesinato del novio y la ruptura del pacto, lo que da lugar a una sangrienta guerra que asolará el país entero.


Jean Dufaux explora aquí el tema del cuento tradicional adaptándolo a su propia visión de como deben ser las cosas. Dufaux ha escrito muchas veces en términos fantásticos (ahí está Sortilegios junto a José Luis Munuera), pero también en términos históricos como en Munuera, y en ambos universos siempre retrata el tema del mundo que llega a su fin: en El bosque de las vírgenes es el imaginario fantástico, como hombres y bestias, aunque diferentes en aspecto pero muy similares en conducta, el que termina destrozando el mundo conocido, lo que acaba por afectar a otros habitantes de dicho escenario. El contraste entre mundos fantástico y mundo de los humanos está muy bien establecido, y aunque podemos encontrar muchas diferencias entre ambos, se parecen tanto que al final todos terminan actuando de una forma muy parecida y con unas consecuencias desmesuradas, sin lugar a dudas un fiel reflejo del mundo actual y donde el terreno de la fantasía y lo sobrenatural se queda cada vez más atrás en pos de otros valores.

En relación a esto, Jean Dufaux comenta en la entrevista que encontramos al final del volumen: "en nuestra época no tenemos tiempo de disfrutar de lo fantástico, debemos ser productivos, competitivos, y para eso nos alejamos de los senderos de la fantasía, que son los mismos que los del sueño y el descanso [...] Para mí, dentro de un bosque de verdad siempre habrá un ogro [...] Vivimos en una época en que no perdemos tiempo con los ogros del bosque."


El bosque de las vírgenes hace gala de tantos recursos narrativos que es difícil enumerarlos todos. En primer lugar, no podemos hablar del cómic sin hacer hincapié en el fantástico apartado gráfico de Béatrice Tillier. Es gracias a ella que El bosque de las vírgenes es como es, y ya lo dice el propio Jean Dufaux: "hasta que no conocí a Béatrice Tillier volví a sentir la necesidad de escribir un cuento." Su percepción, sus colores y sus lápices –aunque en ocasiones sus personajes parecen tener ciertas poses forzadas y una ligera desproporción en el cuerpo, es un efecto buscado– permiten adentrarnos en el terreno fantástico establecido por Dufaux –con algunos toques de atmósfera de terror y sexualidad, junto a reutilización de los cuentos clásicos– de una manera que quizá otro dibujante no hubiera conseguido: es gracias a ella (y también al guión del belga) que tenemos la sensación de estar leyendo un cuento de los de toda la vida, y sin esa sensación el cómic hubiera fallado estrepitosamente su cometido. En segundo lugar, el tema fantástico que rodea al bosque de las vírgenes adopta el papel de lugar de otro mundo –y poblado por otras criaturas fantásticas surgidas de la mitología– en que los personajes pueden, o deben, encontrar refugio, tema común a muchas historias de fantasía, pero aquí el lugar de descanso y meditación es en realidad un lugar peligroso que busca su propia destrucción.


La edición de Yermo Ediciones es muy buena: se trata de una trilogía recopilada en un único volumen, con una calidad de papel y encuadernación acorde al resto de su catálogo, y aunque el precio pueda parecer elevado para ciertos bolsillos, hay que pensar que de esta manera se ahorra muchísimo que comprando los álbumes por separado. Si te gusta la BD, los cuentos tradicionales y las historias de fantasía, sencillamente no te puedes perder El bosque de las vírgenes.

Cada vez que leo una historia de Dufaux, el guionista belga consigue transportarme hasta una época lejana, reflejo de nuestra cultura al borde de la extinción, y en eso es uno de los mejores; con Trillier ha conseguido atraparme dentro de un cuento, despertando sensaciones al mismo tiempo de calma y de venganza desmedida por saber como acabará toda esa ola de destrucción a la que parecen abocados tanto humanos como bestias. Los cuentos son así, una manifestación de nuestros terrores, nuestras actitudes y nuestras aspiraciones, ni más ni menos.

Ficha técnica
Fecha de publicación: 5 septiembre, 2014. Editor: Yermo Ediciones. Géneros: Fantasía, Cuentos. Traducción: -. Páginas: 176. Precio: 35 €. Electrónico: No. Correlación: Lectura independiente, trilogía recopilada en un único volumen.
Valoración
★★★★★

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies