Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Trending
...

Opinión

¿Por qué Tad Williams es uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de Añoranzas y pesares y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

El Mundodisco inconcluso, destruido por una apisonadora

El albacea de Pratchett cumple el deseo del autor.

Literatura

Destino publicará
‘Mitos nórdicos’
de Neil Gaiman

El libro sobre mitología nórdica del autor de American Gods.

Cómics

Elric está de camino hacia su tercera BD

Esto es lo que le espera a Elric de Melniboné en Le Loup Blanc.

4 de mayo de 2013

Reseña: «Star Wars. Agente del Imperio: Eclipse de Hierro», de John Ostrander, Stéphane Roux y Stéphane Créty

Compartir

Título original: Star Wars: Agent of the Empire. Iron Eclipse TPB.
Guión: John Ostrander.
Dibujo: Stéphane Roux, Stéphane Créty.
Color: Wes Dzioba.
Edición: 120 págs, color. Planeta DeAgostini, abril 2013.
Precio: 12,95 €.
Traducción: V.M. García de Isusi.
Temática: Ciencia-ficción, cómic.
Correlación: Lectura independiente basada en el universo de "Star Wars". Primera entrega de la serie "Agente del Imperio".


El universo de una galaxia muy, muy lejana puede dar lugar a todo tipo de historias, desde argumentos centrados en espectaculares batallas espaciales, pasando por guerras fratricidas llevadas a cabo por las ansias de grandeza de los Sith, o en el caso que ahora nos ocupa, la de un agente secreto que se ve envuelto en los más peligrosos líos. Es por eso que la editorial americana Dark Horse ha querido incorporar al catálogo de la saga una refrescante historia protagonizada por un nuevo personaje surgido del repertorio de John Ostrander, guionista que ha dado los mejores momentos de la saga en cuanto a cómic se refiere –como la serie Legado o gran parte de la serie Republic–, aunque en esta ocasión no cuenta con los lápices de Jan Duursema –la que parece ser su inseparable compañera de aventuras en "Star Wars"– , sino con los de Stéphane Roux y Stéphane Créty. quienes imprimen toda la fuerza necesaria para llevar a buen puerto la colección que cuenta ya con diez números en Estados Unidos, divididos a su vez en dos arcos argumentales.

El agente Jahan Cross a punto de ser convertido en papilla por la policía local

El parecido con James Bond es lo primero que nos viene a la cabeza, desde la composición de portada de Stéphane Roux, hasta la temática escogida par este Agente del Imperio: Eclipse de Hierro. Los paralelismos con el personaje creado por Ian Fleming son más que palpables, pero trasladados al universo de la galaxia de George Lucas y en el bando de los malos. En lugar del Agente 007 contamos con la presencia de Jahan Cross, un agente al servicio de la Inteligencia Imperial que no duda en utilizar los métodos necesarios para conseguir llevar a buen puerto la misión asignada, incluso si el último remedio es acabar a punta de bláster con la vida del sujeto. La compañera de cuerpo escultural que acompaña en todas las películas y novelas al agente del escritor británico se sustituye aquí por la versión femenina de un droide de último modelo llamada IN-GA 44 que cuenta con numerosos gadgets que ayudan a Bond –a Cross, quiero decir– a conseguir de manera eficiente las misiones encubiertas ordenadas por el idolatrado Imperio –el galáctico, no el británico– por el que Cross siente auténtica devoción arguyendo que de no haber un sistema unitario para toda la galaxia, ésta incurriría en el caos, lo que nos deja claro que al igual que tantos otros servidores del Imperio de Palpatine, no conocen toda la verdad que encierra el mandato del Maestro Sith.

El guión de John Ostrander está enfocado hacia la acción, con multitud de secuencias donde se nos hace partícipe de la pericia del protagonista en los momentos más delicados, bien por su excelente forma física, pilotando una nave o un speeder, o bien disparando con el bláster. Las femmes fatales es otro de los temas recurrentes en las aventuras de Cross, que como en las aventuras de James Bond, añaden el contrapunto erótico a la saga galáctica, aunque al estar dirigido para todos los públicos, las escenas subidas de tono tienen que quedar a la fuerza destinadas a la mente del lector porque el dibujante oculta las partes pudendas de los personajes con diferentes posturas u objetos, pero no vayáis a imaginar que este tipo de escenas abundan en el cómic, sino que hablamos de un par de secuencias únicamente. Aún así no deja de ser una de las novedades que añade este "Agente del Imperio", pues las escenas de sexo en la saga galáctica siempre han sido algo anecdótico.

Jahan Cross flirteando en un jacuzzi con Iaclyn Stark, la viuda de Iaco Stark

Por otra parte, para los que no estén muy puestos en la cronología interna de la saga, Agente del Imperio: Eclipse de Hierro se ambienta en el par de años anteriores al comienzo de la película Una Nueva Esperanza, es decir, en el 3 ABY –antes de la Batalla de Yavin que destruyó la Estrella de la Muerte– pudiendo encontrar algunas referencias a la misma gracias a la participación de un reconocible Han Solo que, acompañado por su inseparable amigo Chewbacca, actúa tan sólo movido por los negocios en cada una de las situaciones en que se ve involucrado –con el Halcón Milenario incluido, fielmente representado en el apartado visual al contrario de lo que hemos podido ver en muchos otros dibujantes que no han sabido representar fielmente las naves más características de la saga; hasta descubriremos que el famoso contrabandista y Jahan Cross se conocen desde los tiempos de la Academia Imperial–. En un nivel más detallado, podemos hallar incluso referencias a la Guerra Hiperespacial Stark que tuvo lugar 44 años antes de Una Nueva Esperanza, evento que fue retratado en una serie de cuatro números publicados más tarde en formato rústica bajo el título The Stark Hyperspace War, con guión de John Ostrander y lápices de Davidé Fabbri, inédito en castellano. 

En el apartado artístico de Agente del Imperio: Eclipse de Hierro, contamos con una base sólida por parte de los dos dibujantes que intervienen en el cómic. Mientras que Stéphane Créty dibuja las páginas 51 a 94, lo que serían los números tercero y cuarto del original americano –para un total de cinco números incluidos en este volumen–, Stéphane Roux se encarga de los tres números que completan el arco argumental. El cambio o alternancia de dibujante augura en muchas ocasiones un resultado irregular en el apartado artístico de cualquier cómic, pero en esta ocasión es tan parecido el estilo de ambos autores que pasa por alto el hecho de que estemos hablando de dos dibujantes diferentes, aunque no deja de ser Wes Dzioba quien añada la paleta de color a todo el conjunto, lo que consigue añadir una mayor uniformidad. En el aspecto personal, debo reconocer que el estilo de Stéphane Créty casa más con mis gustos personales, su trazo en los personajes –aunque Han Solo y Chewbacca, a este último le falta la bandolera, se ven retratados con un estilo algo cartoon que no desentona–, expresiones o escenarios me parece más natural. En cualquiera de los casos, el arte de ambos dibujantes supone una buena primera aportación a la saga.

En resumen, el lector aficionado a las aventuras galácticas de "Star Wars" encontrará un buen cómic plagado de giros argumentales con mucha temática bondiana, bastantes secuencias de acción y un personaje interesante que aporta más frescura y dinamismo al panorama actual de la franquicia en el mundo del cómic, puesto que da exactamente lo que promete.

2 comentarios

A base de leer tus estupendas reseñas me estoy aficionando a géneros que hasta ahora tenía de lado. Los descubro y créeme los estoy gozando. Muchas gracias

Aunque me prometí no volver a comprar más cómics de Star Wars ahora que Disney se va a poner a toquetear el canon, me estoy planteando seriamente hacer una excepción con este cómic... El dibujo me gusta mucho, eché un vistazo a la trama y creo que no me disgustará.

¡Saludos! :D

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies