Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

marzo 07, 2018

‘El Juego de la Corona’ de Evelyn Skye, solo puede quedar uno en la Rusia Imperial

Más

También


El juego de la Corona de Evelyn Skye es la primera parte de una bilogía ambientada en una época alternativa de la Rusia de los Zares, plagada de leyendas del folclore ruso y con un aire a cuento de hadas precioso. Aquí, la magia y los encantadores existen y la política exterior depende de lo poderosa que sea la magia de un país y del mago que la practique, de ahí la importancia de semejante figura en la corte imperial, asediada por los kazajos y el auge del Imperio Otomano. Y así surge el Juego de la Corona, un duelo de magia e ingenio donde solo puede haber un ganador y donde el fracaso implica la muerte.

“El Juego de la Corona es antiguo, más antiguo que el propio zarato. Empezó hace mucho, en tiempos de Rurik, príncipe de Nóvgorod, cuando Rusia todavía era un cúmulo de tribus, joven y salvaje y sin ley. A medida que el país maduró a lo largo de los siglos, también lo hizo el Juego. Pero siempre, siempre conservó su atroz encarnizamiento. Al ganador le esperaba un poder inimaginable. Al perdedor, un sombrío olvido. En el Juego de la Corona, la derrota no era una opción.”

La ambientación zarista de la novela es preciosa y la inclusión de las leyendas del folclore ruso la enriquece por momentos. La autora, que es licenciada en historia y literatura rusas, ha dotado de personalidad a la trama recreando de forma muy fidedigna la Rusia de principios del siglo XIX, incluyendo varios personajes históricos y dándole a la novela un aire de fantasía y cuento clásico que enamoran. Para mí, este es aspecto más sobresaliente de la novela: la ambientación de esa Rusia zarista alternativa llena de magia sin perder un ápice de realismo histórico. Maravilloso.


En cuanto a los personajes, la historia pivota alrededor de tres protagonistas bien diferenciados, que representan tres estamentos sociales diferentes en la Rusia Imperial. Por un lado tenemos a Vika Andréieva , una joven de dieciséis años que vive en Ovchinin, una pintoresca isla alejada de la capital, y cuyo talento natural es poseer magia elemental: lo mismo conjura nieve que transforma las cenizas en oro. Para ella, que se cree la única maga de toda Rusia, el Juego de la Corona supone el abandonar su anodina vida rural y ser deslumbrada por la magnificencia de San Petersburgo. Por otro lado, Nikolái Karimov es un joven huérfano kazajo que fue acogido y presentado en lo más selecto de la sociedad rusa por su despiadada mentora y cuyo talento es la magia instrumental: lo mismo puede ver a través de las paredes que construir los objetos más maravillosos. Es un superviviente nato y, por supuesto, sus dotes mágicas han sido llevadas en el más estricto secreto. La casualidad le hace ser el mejor amigo del zarévich Pável Alexándrovich Románov, nuestro último protagonista. El príncipe Pável, Pasha para los amigos, es una persona jovial al que la futura corona y sus responsabilidades le quedan grandes. Su tiempo pasa entre escapadas por la ciudad y fastuosas fiestas, para exasperación de su hermana, mucho más preparada que él para llevar el peso del imperio. Podéis suponer que, siendo esta una novela juvenil, tendremos un triángulo amoroso entre los protagonistas aunque, y esto es un punto muy positivo, no es el motor de la historia ni alrededor de lo que gira toda la trama, lo cual se agradece.


Los personajes secundarios me han parecido mucho más interesantes y originales que los propios protagonistas. Por un lado, tenemos a Serguéi y a Galina, padre y tutora de Vika y Nikolái respectivamente y cuya enconada rivalidad esconde más de un secreto. Ludmilla, a pizpireta propietaria de la pastelería La Cenicienta, me ha sacado muchas sonrisas con sus maternales interacciones con Vika. Yuliana, la hermana pequeña de Pasha, ha sido un punto de cordura e inteligencia en la corte de San Petersburgo. También he empatizado mucho con su situación: pese a estar muchísimo más preparada que Pasha para ser zarina y pese a estar realmente preocupada por la inestable política del reino, su papel de mujer la relega a un segundo plano que ella lleva con impotencia y frustración. Y el punto de ternura lo ha aportado la siempre leal Renata, la mejor amiga de Nikolái.

En cuanto al ritmo, la novela es un poco caótica al principio. Al estar narrada en tercera persona es necesario tener un poco de paciencia y esperar a que los hilos argumentales de Vika, Nikolái y Pasha se entrecrucen. Pero una vez pasado este primer escollo, la novela vuela sola y os encontraréis devorando sus páginas, atrapados en los originales y llamativos duelos mágicos de los que consta El Juego de la Corona. La verdad es que la ambientación maravillosa de la Rusia Imperial, los personajes bastante bien construidos para ser una novela juvenil, la acción mágica mezclada con el folclore ruso y el punto justo de romance hacen que El Juego de la Corona sea una novela juvenil de lo más disfrutable. Y además, aunque es el primer libro de una bilogía, el final queda lo suficientemente cerrado para ser considerado autoconclusivo. Sin contar que la continuación, El destino de la Corona, ya está disponible en vuestra librería preferida.

En cuanto a la edición, ¿qué queréis que os diga? Lleva el sello de Nocturna Ediciones y eso es sinónimo de calidad. No me canso nunca de repetirlo. El Juego de la Corona presenta una encuadernación en tapa blanda cuidada, papel de calidad, mimo en la maquetación y la traducción, que es fantástica, corre a cargo de Marta Torres Llopis, habitual de la casa. ¿Qué más podéis pedir? La colección “Literatura Mágica” de Nocturna Ediciones es de mis favoritas.

Duelos mágicos dotados de maravilla e ingenio; la fantástica ambientación de la Rusia de los Zares; la increíble ciudad de San Petersburgo en una época de los Románov alternativa a la nuestra; el primer amor juvenil; las leyendas y el folclore tradicional de la Madre Rusia… Todo esto y alguna que otra sorpresa más guarda El Juego de la Corona, una novela juvenil preciosa que gustará a todos, tanto a su público objetivo como a los nostálgicos como yo, que disfrutamos muchísimo de las novelas juveniles con aire a cuento clásico.

El Juego de la Corona (El Juego de la Corona 1). Evelyn Skye. Trad. Marta Torres Llopis. Nocturna Ediciones, 2017. Colección “Literatura Mágica”. Rústica con solapas, 431 págs. 16,00€. 

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies