Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

Un destacado

Otro destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

7 dic. 2017

‘El factor sobrenatural’, una historia repleta de fantasmas y un ojo que todo lo ve

Compartir


Siempre han existido ciertas novelas de temáticas especialmente predecibles como aquellas que tratan de afortunados herederos que se mudan a su nueva casa encantada y a los que por supuesto les va fatal. Casi todos acaban muertos, tienen una apasionante huida por los alrededores de la propiedad y el/la superviviente termina finalmente vendiendo la razón de todos sus males a otros incautos propietarios, prolongando así hasta el infinito el drama. Estas novelas empiezan por regla general de forma previsible, pero con el tiempo terminan cayendo en el error de intentar no serlo para acabar siendo algo indefinido. El resultado es una nueva definición de la famosa frase “sin pena ni gloria” que acaba por exiliar la novela en cuestión al estante más inalcanzable o menos cuidado de nuestra biblioteca. Sin embargo, otras consiguen encontrar la fórmula perfecta.

La sinopsis de El factor sobrenatural quizá te incite a pensar que la novela será parte de “esas noveluchas para leer en la playa donde sabes de antemano todo lo que va a suceder”, pero sorpresivamente a medida que el lector pasee sus ojos por las diez primeras páginas termina por descubrir con satisfacción que lo que está leyendo no solo no encaja en el primer y segundo tipo sino que es una narración original de verdad, algo difícil en una época en la que todo parece estar ya inventado. En definitiva, ese tipo de novela que puede llegar a dejarte una expresión cómica con media ceja levantada, expresando de esa forma tu sorpresa ante una narración que ha conseguido lo que más le gusta a todo buen lector: el desafío de lo incierto, la intriga y el misterio.


Eso es lo que me sucedió a mi con El factor sobrenatural de Edgar Cantero. Sí, la novela va de dos chicos que han heredado una casa encantada/maldita, pero en cuanto descubres la forma en la que está escrita, repleta de tantos diálogos que en ocasiones parece más teatro que prosa, por la manera en la que se describen los pensamientos de los protagonistas y la extraña definición que el autor hace de ellos, sabemos que no vamos a leer algo que se encuentre dentro de la ingente morralla que se publica últimamente.

Los protagonistas son algo importante a destacar, aunque el autor opta por describir Axton House, la casa heredada, antes que a estos dos jóvenes herederos europeos. Ella, de nombre Niamh, de melena rebelde y extrañas ropas multicolores, tiene el matiz narrativo de ser muda, por lo que vamos a ser testigos de cómo Cantero es capaz de jugar con el formato de los diálogos y de la propia narración dándole a El factor sobrenatural un je ne sais quoi muy especial. Por su particular forma de interpretar y de comunicarse con lo que la rodea, Niamh es la que lleva el peso del misterio y la intriga a lo largo de toda la historia. El otro personaje principal es A, un chico normal, moreno, de media altura. con pinta de niño rico y del que no sabremos su nombre durante el resto de la novela, otra prueba más de los experimentos especialmente exitosos del autor al demostrarnos que no nos hace falta conocer su talla de calzoncillos, los orígenes de su nacimiento y la relación que tenía con otros niños del colegio —Edgar, te doy encarecidamente las gracias—. En  nuestra imaginación podríamos bautizarle con cualquier nombre que empezase con A, pero eso no cambiaría ni el esquema de la narración, ni por supuesto su final.


Junto a estas particularidades, se puede comprobar a su vez que la experiencia de los dos protagonistas con su casa encantada es algo más parecido al show de El mundo de Beakman que no a la película Poltergeist. No les vamos a ver huir sino que por el contrario tratarán de comprender qué está sucediendo en Axton House y cuales pueden ser las causas por las que tanto la familia Wells —sí, yo también pillé la referencia al famoso locutor— como la casa parecen sufrir el ataque de ciertos fenómenos paranormales. Se llega incluso hasta el punto de monitorizar las distintas estancias de la mansión al más puro estilo Cuarto Milenio bebiendo Fanta, comiendo twinkies, mientras se bromea sobre leer demasiado a Lovecraft y Frank Baum, entre otros.

Las pesquisas que Niamh y A van haciendo sobre la vida de los Wells, Axton House y las reuniones secretas que se tenían lugar en ella una vez al año (a la que asistían un buen grupo de aristócratas), nos sirven de guía para explorar una novela distinta, repleta de criptografía con la que intentan descifrar algunas de las cartas que dejó el señor Wells a los miembros más importantes de su organización secreta. Pasillos ocultos e ingeniosos resortes que nos permitirán disfrutar con la novela. Es una narrativa nueva, intrigante y divertida que lleva al lector a empatizar no solo con Help, el perro de la Protectora de Animales que más alto ladra y durante más tiempo, sino también con los protagonistas que sin saber cómo parecen haber viajado desde los años noventa a un capítulo cualquiera de Penny Dreadful con cada descubrimiento sobre la historia de Axton House. Prometo que no os aburriréis con El factor sobrenatural y que terminaréis volando por sus páginas para averiguar qué demonios es el Ojo de Horus, de donde sale la niña fantasma del cuarto de baño, y a la que le da por romper las bombillas, y si fue el mayordomo quien mató al señor Wells, o por el contrario era el único en el que el fallecido podía confiar para salvaguardar los secretos de la casa en la colina.

La ficha


El factor sobrenatural
Edgar Cantero

Editorial:
Minotauro
ISBN:
978-84-450-0259-9
Fecha de publicación:
Mayo 2015
Encuadernación:
Tapa dura con sobrecubierta
Páginas:
384
Precio:
5,95 €
Traducción:
Xavier Morató
Serie:
Independiente
Género/temática:
Novela, misterio, terror, humor

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies