Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Trending
...

Cómic

‘The Umbrella Academy’ revoluciona Netflix

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Cómic

‘Dungeons & Dragons’ se prepara para la Tumba de la Aniquilación

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Cómic

Destino publicará
‘Mitos nórdicos’
de Neil Gaiman

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Cómic

La reedición de
Malaz continúa
en septiembre

El estudio español Pendulo Studios está trabajando en una aventura gráfica protagonizada por el detective.

Cómic

‘Cristal oscuro’ tendrá serie precuela en Netflix

La precuela de Cristal oscuro en Netflix es una realidad: llegará el año que viene y contará con la participación de Frank Oz y The Jim Henson Company.

Televisión

El brujo Geralt de Rivia pone rumbo a Netflix

El personaje creado por Andrzej Sapkowski protagonizará su propia serie de televisión bajo el amparo de Platige Image.

‘La Rueda del Tiempo’, camino a Sony

Ya conocemos el nombre de la productora que estará al frente de la ambiciosa serie de televisión que adaptará la macrosaga de Robert Jordan.

Opinión

¿Por qué Tad Williams es uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de Añoranzas y pesares y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Cómics

Elric está de camino hacia su tercera BD

Ya podemos frotarnos las manos para saber lo que el destino le tiene guardado a Elric en ‘Le Loup Blanc’.

Videojuegos

Blacksad tendrá su propio videojuego

Pendulo Studios trabaja en una aventura gráfica del detective gatuno creado por Canales y Guarnido.

Literatura

La BBC lleva a la tele ‘La ciudad y la ciudad’ de China Miéville

La novela negra del escritor británico contará con una adaptación televisiva...

9 de junio de 2017

‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’, estos no son los piratas que busco

Compartir

La quinta entrega de “Piratas del Caribe” no es precisamente el ejemplo a seguir para escribir una buena película de aventuras protagonizada por piratas y tripulaciones malditas que se resisten a morir.



Está claro que las películas de “Piratas del Caribe” no son una obra maestra del cine, pero tampoco son nada desdeñables si tenemos en cuenta el intento de rescatar —con éxito en al menos la mayoría de las tres primeras entregas— el sabor de las viejas películas de aventuras protagonizadas por curtidos espadachines, adustos piratas y terribles villanos. Pero con Dead Men Tell No Tales —o como se le ha llamado en España, La venganza de Salazar—, Disney se ha lucido al ofrecer al público un vacuo entretenimiento y una imitación de lo que ellos creen es un digno producto de aventuras. Porque La venganza de Salazar no es más que un innecesario y último estertor de una franquicia que cinematográficamente está muerta desde que nuestros ojos lloraron sangre y lágrimas con la adaptación de la novela En costas extrañas de Tim Powers, si es que se le puede llamar adaptación.

Si el guión de Jeff Nathanson y Terry Rossio pretendía volver a sacar una sonrisa a los aficionados al género de aventuras, su propósito no ha podido ser más contraproducente. No solo La venganza de Salazar es una mala película de aventuras, sino que Disney no ha sabido, o querido, camuflar o al menos diluir en agua el tema familiar que tanto mete con calzador en prácticamente todas sus películas. De acuerdo en que el tema relacionado con la familia lleva acompañando a la humanidad desde tiempos ancestrales, pero en La venganza de Salazar es demasiado evidente y prácticamente es lo único de lo que habla la película, salvo la venganza del susodicho Salazar que, dicho sea de paso, está muy bien interpretado por Javier Bardem aunque el trasfondo del personaje tiene menos interés y desarrollo que una aceituna en un bocadillo de mejillones —eso sí, mejor en versión original para escuchar expresiones en español—. Allá a lo lejos quedaron los tiempos de Davy “Caracalamar” Jones de El cofre del hombre muerto.


Disney ha tratado de reducir el carisma de personajes icónicos como Jack Sparrow y Barbossa para no ensombrecer el protagonismo de los rostros jóvenes de la cinta.
No tengo ninguna duda al respecto de que La venganza de Salazar es una mala cinta de aventuras porque el sentido del viaje, la aventura y la exploración es nulo. Por otra parte, los personajes deambulan de aquí para allá sin más obligación que la que impone el guión y no con un motivo real más allá de conseguir el típico objeto mágico que les librará del villano, tal cual. Ciertamente, hay muchas historias originales que poder contar, y la escogida lleva mascándose en la literatura fantástica desde hace mucho tiempo, tanto que se ha convertido en un cliché. Basar una película únicamente en un cliché siempre será una mala idea salvo que la salpiques con escenas curiosas, originales, atrevidas y divertidas. La venganza de Salazar resulta aburrida, es demasiado plana y no ocurre nada interesante ni sorprendente, porque ya hemos sido prevenidos de todo lo que puede ofrecer la franquicia hasta en cuatro ocasiones. En La maldición de la Perla Negra y en sucesivas entregas sí pasaban cosas y por lo menos había giros de guión, pero esta vez se han olvidado de ellos y encima el guión tiene más agujeros que un queso de Gruyère.

Los personajes, de tan poco definidos que están, no son más que una parodia de sí mismos, y eso que Jack Sparrow lleva siendo el recurso cómico marca de la casa desde el principio. Sin embargo, aquí el bueno de Jack no aporta absolutamente nada a la trama, y tanto da que aparezca como si no —eso sí, da cierta lástima porque como pirata no está precisamente en su apogeo—. Hasta el momento es la película donde Sparrow es menos el protagonista y sí un sidekick gracioso sin más función que la de acompañante, y no la de guía o antihéroe. Es además donde más veces hace el tonto, gracias a que La venganza de Salazar abusa de los estereotipos humorísticos que siempre recaen en la figura de Sparrow, incluso vemos gags repetidos de películas anteriores. El pobre capitán Hector Barbossa, posiblemente el mejor personaje de la franquicia gracias a la soberbia interpretación de Geoffrey Rush, es aquí una mera sombra de lo que fue, quizá debido a que el actor se ha cansado de salir en la franquicia o que Disney ya no tiene espacio de sobra para renovar el reparto y dar la sensación de que se introduce sangre joven tal y como hicieron Orlando Bloom y Keira Knightley en su momento.

Parece que Disney ha tratado de reducir el carisma de personajes icónicos como Jack Sparrow y Barbossa para no ensombrecer el protagonismo de los rostros jóvenes de la cinta, esto es, Brenton Thwaites —el hijo de Will Turner— y Kaya Scodelario —la hija de alguien, adivinad—, aunque al final quede como un ejercicio de ver de quién es tal o cual hijo y seguir dándole palos al tema familiar. O puede que ya estén cansados de ser piratas, como les ocurría a los de verdad antes de ansiar retirarse a una vida cómoda y no morir a la primera de cambio en un abordaje cualquiera. En cualquier caso, la maniobra tampoco les ha salido bien, porque igualmente los jóvenes salen incluso peor parados que los veteranos.


Tecnológicamente, La venganza de Salazar es sobresaliente —piratas muertos a los que les faltan partes del cuerpo, localizaciones llamativas e impresionantes—, incluso si tenemos en cuenta el recurso de Disney de introducir mediante CGI los rostros jóvenes de actores de más de cincuenta años —algo que iniciaron con la secuela de Tron y más recientemente han hecho en Iron Man 3, Ant-ManStar Wars: Rogue One—. Casi siempre da miedo y puede producir pesadillas en las mentes más débiles, pero hay que reconocer que cada vez lo hacen mejor (o lo intentan), hasta que en algún futuro les de por hacer una película completa milagrosamente protagonizada por un actor joven que resulta que murió hace tiempo.

En definitiva, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar es una película de aventuras deficiente, no tiene el carisma, épica y atractivo de las historias de piratas mezcladas con elementos fantásticos de las primeras entregas y por lo demás resulta anodina, con personajes poco definidos y carentes de interés y temas ya explotados como los piratas malditos que persiguen a los buenos —lo mejor sigue siendo el principio, aunque el robo esta vez es demasiado largo y excesivo—. El público infantil seguro que la aprecia más que las mentes adultas pasadas de rosca que ya no se sorprenden con facilidad, ya que al fin y al cabo ese no es el público objetivo de la cinta. Han pasado seis años desde el estreno de En costas misteriosas, y aunque el tráiler ya nos puso sobreaviso, en esta ocasión sí que se puede decir que la espera no ha merecido en absoluto la pena. ■

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies