Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

¿Dónde están ahora el caballo y el caballero? ¿Dónde está el cuerno que sonaba? ¿Dónde están el yelmo y la coraza, y los luminosos cabellos flotantes? ¿Dónde están la mano en las cuerdas del arpa y el fuego rojo encendido? ¿Dónde están la primavera y la cosecha y la espiga alta que crece? Han pasado como lluvia en la montaña, como un viento en el prado; los días han descendido en el oeste en la sombra de detrás de las colinas. ¿Quién recogerá el humo de la ardiente madera muerta, o verá los años fugitivos que vuelven del mar?

El Señor de los Anillos

Últimas lecturas

El destacado

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

15 sept. 2016

'Boy21', cómo la verdadera amistad puede cambiar nuestra vida

Compartir

Matthew Quick imprime un toque realista a esta novela sobre la auténtica y profunda amistad entre dos adolescentes que no han tenido una vida fácil.


Hacía mucho que un libro juvenil de temática realista no me llenaba tanto. En un mercado donde los libros de este género van, giran y se recrean en dramones románticos de pañuelo echaba mucho a faltar libros que simplemente se centraran en la amistad entre dos personas. Sí, no es que no me guste que haya un bonito y lacrimógeno romance en una historia pero, como todo en esta vida, el exceso cansa y por mucho que daba vueltas a las librerías no encontraba lo que quería. Pues bien, la búsqueda ha sido fructífera y hoy vengo con un libro cuya columna vertebral es la verdadera, desinteresada, generosa y profunda amistad de dos adolescentes que no lo han tenido fácil en la vida y que no pueden ser más opuestos. Sí, hablo de una de las últimas novedades de Anaya, Boy21 de Matthew Quick, autor más conocido en España por su novela Un final feliz o por su adaptación cinematográfica El lado bueno de las cosas. No voy a negar que esa fue otra de las razones por las que sabría que esta novela iba a encantarme. ¡Y vaya que si lo ha hecho!

¿De qué va Boy21? Bellmont, a finales de los noventa, es un pequeño pueblo dominado por la mafia irlandesa. Finley, nuestro protagonista, es un joven que vive con su padre y su abuelo discapacitado en un barrio conflictivo, donde el tráfico de drogas es la economía base de la mayoría de los habitantes y cada vecino ha aprendido a meterse en sus propios asuntos y mantener la boca bien cerrada. Además, es el único chico blanco del equipo de baloncesto del instituto y, aunque sabe que no es un jugador bueno, el basket lo es todo para él, su vía de escape. Un día, el entrenador le pide un favor enorme: tiene que hacerse amigo de un nuevo alumno, Russell, un verdadero as en la cancha, que solo responde al curioso nombre de Boy21. ¿Podrán dos jóvenes tan dispares, uno blanco y otro de color, de dos ambientes completamente distintos, de los suburbios y de un elitista colegio privado, ser amigos?

"Una novela narrada con ligereza que esconde mucho más de lo que se ve a simple vista"
Esta novela, de apenas doscientas ochenta páginas, tiene dos grandes puntos fuertes: los personajes y la narración. Todos los personajes, desde los principales a los secundarios, están perfectamente construidos, son sólidos, creíbles, reales. Hay romance, del de verdad y no ese horrible "instant-love", y amistad, de la buena, de esa que es como la sangre que acude a la herida sin ser llamada. Y conflictos, violencia, sombras, discriminación y esperanza. Y no, no es un dramón televisivo de sobremesa. Es una novela narrada con ligereza que esconde mucho más de lo que se ve a simple vista.

La gracia de Boy21 reside en que el autor, con cuatro pinceladas bien puestas, nos muestra siempre más que lo que cuenta, haciendo que sea el lector quien reconstruya el pasado del Finley y el de Russ a través de sus interacciones. Es una novela de leer entre líneas, de ir reuniendo información, de sentir como se te encoge el corazón por lo que intuyes que pudo pasar y entender, al final, el por qué de muchísimas cosas respecto a nuestro protagonista: su madre, su padre, el abuelo, su novia Erin y el propio pueblo de Bellmont, y sobre Russell también. Y todo esto lo muestra a través del verdadero lazo de amistad que se forma entre ambos, cada uno con sus peculiaridades, sus secretos y sus heridas.


Sinceramente, no he visto un libro juvenil que diga tantas cosas en tan pocas páginas, sin dramatizar la tragedia pero sin frivolizar los temas que trata. Además, hace muchísimos guiños a los libros de Harry Potter y a los cómics de Marvel, pura metaliteratura: libros dentro de otros libros. Real como la vida misma. ¿O es qué ninguno de nosotros, en algún momento de nuestra vida, no hemos sido inspirados por los protagonistas de un libro? 

Quizá parezca que la historia no nos cuenta nada nuevo: adolescentes de barrios marginales rodeados de mafia, drogas y discriminación. Sí pero no. Todo esto está ahí, como ruido de fondo, una pincelada aquí, otra allá… No es lo que hay sino el cómo se cuenta. Amistad y deporte como tablas de salvación, superación y esfuerzo ante la adversidad. Ese es el verdadero argumento de Boy21: cómo una verdadera amistad puede cambiar nuestra vida.

"A veces finjo que tirar a canasta en el patio trasero de mi casa es mi recuerdo más antiguo. En mi recuerdo, sigo tirando a canasta toda la noche y no paro durante días, semanas y meses, fingiendo que nunca tendré que volver a entrar en casa, que nunca tendré que recordar lo que sucedió antes de que empezara a lanzar."

La traducción de la novela corre a cargo de Jaime Valero y me parece estupenda. La edición de Anaya está llena de pequeñas ilustraciones al empezar cada capítulo y aunque la portada parece que no dice nada, es todo lo contrario, está muy pero que muy relacionada con el argumento y los protagonistas, y me encanta. Como todos los libros de Anaya, que es de mis editoriales favoritas desde que cayó en mis manos un ejemplar de Julio Verne en la colección "Tus clásicos" hace mil años y sé que nunca defrauda.


Boy21 de Matthew Quick es una novela juvenil de corte realista que pivota sobre el baloncesto y la amistad. Y pese a que toca temas tan serios como la discriminación racial, la violencia, la droga, la mafia y los bajos fondos, lo hace de forma sutil, de forma muy optimista y esperanzadora: siempre hay luz al final del camino. No la dejéis escapar, que de verdad, merece muchísimo la pena. Los premios recibidos la avalan: finalista en los Book Prize organizados por L.A Times en la categoría de Young Adult Literature o estar en el Top Ten 2013 de novelas Young Adult de YALSA, la asociación de libreros norteamericana, junto a grandes como Maggie Stiefvater, Rachel Hartman o David Levithan.

Esta novela ha sido publicada por Anaya Infantil y Juvenil en mayo de 2016 y traducida por Jaime Valero. Está editada en rústica con solapas, tiene 280 páginas y un precio de 14 doblones (también disponible en digital).

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies