Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

febrero 19, 2016

'Among Thieves', bienvenido a los verdaderos bajos fondos

Compartir

Douglas Hulick entra a la literatura fantástica por la puerta grande con una novela sobre un mundo oscuro y criminalizado.


Nos molan los criminales, no hay ninguna vergüenza en reconocerlo. Esa sociedad aparte que mora debajo de cada ciudad, de cada país, llena de traficantes, mercenarios, asesinos, ladrones, explotadores y gente de semejante calaña nos resulta extraordinariamente atractiva. ¡No séais puritanos, sabéis que es verdad! ¿O acaso no es Breaking Bad, serie que gira en torno al tráfico de metanfetamina, una de las más famosas de los últimos años? ¿No está lleno el cine de pelis sobre asesinos a sueldo, sobre mercenarios que ahora tienen un asunto personal, sobre prostitutas… punto? Y por supuesto, la fantasía no va a ser menos, se dijo un día un individuo llamado Daniel Polansky. Y, un tiempo después, otro tipo llamado Douglas Hulick. Y hasta el día de hoy, les damos las gracias por ello.

Digo esto porque es imposible hablar de Among Thieves sin mencionar a ese genio fantástico que es Daniel Polansky y su debut Bajos Fondos, porque está bastante claro que Hulick bebe directamente de él, tanto en ambiente como en presentación. ¿Es esto algo malo? No, por Crom. El mundo sabe que necesitamos más fantasía criminal. Es cierto que muchas novelas de fantasía giran en torno a individuos de lesa moralidad o que se relacionan con criminales de baja estofa. Pero eso es una cosa, y la fantasía criminal es otra. Tan distintos como un poco de agua fría con sal y pimienta y una buena sopa.

Al lío. Drothe, nuestro protagonista, es un Nariz, una especie de investigador que trabaja para Nicco, uno de los señores del crimen de la ciudad imperial de Ildrecca. Su trabajo es husmear, recolectar rumores, seguir pistas, y si es necesario, rajar unas cuantas gargantas y recuperar unos cuantos objetos (para lo cual siempre cuenta con la ayuda de su inestimable amigo, el mercenario Degano de Bronce). Sin embargo, el caso que ahora le ronda es muchísimo más grande de lo que pensaba, ya que involucra una reliquia que tiene el poder necesario para conquistar toda la ciudad, o incluso para destruir al emperador si se desea tal cosa. Por supuesto, esto es caramelo de buen gusto para todo el submundo, y Drothe se ve sumergido en un conflicto que cada vez va escalando a más mientras intenta hacer todo lo posible por conservar lo único que valora: su cuello.

"Esa sociedad aparte que mora debajo de cada ciudad, de cada país, llena de traficantes, mercenarios, asesinos, ladrones, explotadores y gente de semejante calaña nos resulta extraordinariamente atractiva"
Lo primero que hay que mencionar es que, aunque Hulick haya imitado el estilo de Polansky, esto no significa ni mucho menos que le haya plagiado. Como en Bajos Fondos, la historia y el misterio se nos van dando poco a poco en pequeños fragmentos de información que va recolectando Drothe a lo largo de sus idas y venidas, de la gente que intenta matarle, y de sus propios razonamientos, hasta que en un momento determinado todo encaja y se ve el cuadro entero. Hulick hace un magnífico trabajo manteniendo en suspense al lector, provocándole ansia por querer seguir leyendo, de saber qué va a pasar a continuación y a dónde llevan todas las incógnitas y cabos sueltos.

Lo segundo que merece una mención de honor es el propio Drothe. Dios sabe que he leído muchos libros para jóvenes adultos en mi vida (y Dios sabe que leeré muchos más) y todos ellos se caracterizaban por tener un vomitivo estilo en primera persona que negaba cualquier capacidad de reflexión o de emoción, centrado sólo en acción, acción y más acción. Odio eso, no lo soporto. Sin embargo, Among Thieves hace esto de la manera correcta. Sí, por fin un libro escrito en primera persona que lo hace bien. Drothe tiene una naturaleza y una personalidad propia, y creo que no seríamos capaces de captarla tan bien si estuviese escrito en tercera persona. Muchas veces sentimos que se dirige a nosotros, explicándonos conductas y motivaciones con un tono muy personal, que recuerda casi a las pelis de Tarantino:

Como regla, no me importa renegociar – joder, es parte de hacer negocios con gente como Esquirlas. Los Hijos siempre intentan limarte los bolsillos para sacarse unos cuantos halcones extra. Pero hay una manera correcta de hacerlo y una manera incorrecta. La forma correcta involucra respeto y un poco de tira y afloja por ambos bandos. La manera incorrecta normalmente involucra demandar más dinero “o si no…” A menos que sea yo el que lo está diciendo, odio el “o si no”.

Como único punto negativo, tengo que sacarle tal vez el exceso de info-dumping que había al principio del libro. Muchas veces la acción se ralentizaba para que Drothe pudiera hablarnos sobre cierto criminal con el que tenía relaciones o sobre aspectos de su mundo como las encarnaciones del Emperador (algo que he encontrado increíblemente original), la orden de mercenarios de los Deganos (también, algo original a rabiar, y lo digo sin sarcasmo) o la explicación del barrio de Diez Caminos. Sin embargo, cuando se pasó esta parte y el ritmo de la novela aceleró, me dí cuenta de que Hulick lo hizo para agilizar la trama a medida que se acercaba el final. Fue una buena decisión, y por eso se lo perdono.


En definitiva, Among Thieves es una entrada triunfal por parte de Douglas Hulick al mundo de la literatura fantástica, ayudando a estabilizar los cimientos del subgénero que empezó Daniel Polansky. Tiene un mundo oscuro y criminalizado realmente interesante, un personaje que en más de una ocasión te arrancará una sonrisa y sentirás que se merece algo mejor, y una historia de conspiración y suspense que te mantendrá en vilo hasta la última página. Lamentablemente no hay planes actualmente para traerlo a los países hispanohablantes, pero si sois diestros con la lengua del rey Jorge, siempre podéis contratar a un contrabandista.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies