Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

diciembre 17, 2015

'Sense8', la propuesta multicultural y sensitiva de Straczynski y los Wachowski

Compartir


La nueva obra de los hermanos Wachowski y J. Michael Straczynski está dando mucho de que hablar, tanto para lo bueno como para la malo, desde que se estrenara en junio de este año. Sense8 consta de doce episodios, que gracias a Netflix y la nueva moda del binge watching (disponer de una temporada entera y verla de una sentada) he podido devorar.

Fieles a su estilo grandilocuente, los Wachowski han grabado en nada menos que ocho localizaciones diferentes, correspondientes a los ocho personajes principales; Reino Unido, Kenya, Corea del sur, Méjico, India, Islandia, y dos en EUA, San Francisco y Nueva York. El nivel de producción es impresionante igual que el reparto, con cameo de Daryl Hannah —a quien adoro desde su interpretación de Elle Driver en Kill Bill— y un Terrence Mann que consigue interpretar un villano, Mr. Whispers, que resulta temible sin hacer apenas nada.

"El mensaje multicultural es evidente"
La premisa es cuanto menos original. Sin tener aparentemente nada en común, las ocho personas protagonistas están vinculadas por una conexión invisible telepática-empática que les permite compartir experiencias y emociones en tiempo real, sea cual sea la distancia que les separa. El mensaje multicultural es evidente: todos, con sus diferencias, tienen mucho que aportar los unos a los otros. Y todos plantean alguna clase de debate de actualidad.

Tenemos aquí a un alemán hijo y sobrino de criminales que introduce la discusión de naturaleza contra educación. ¿Él mismo es un criminal por naturaleza, habiendo heredado una tendencia hacia el crimen y la violencia? ¿Lo es por educación, por las experiencias que ha vivido y que le han moldeado? O pese a la una y la otra él es más que un simple mafioso, capaz de escapar de este mundo?

Un mejicano, famoso actor de culebrones, auténtica celebridad nacional gracias a interpretar personajes fríos y duros de estos que supuestamente inspiran envidia y respeto a los hombres y deseo en las mujeres, oculta con auténtico pavor su condición de homosexual; la inseguridad y el deseo de proyectar una imagen determinada le convierten en un prisionero dentro del armario.


Un joven policía de Nueva York, hijo de policía, presencia impotente en su día a día el conflicto entre bandas y la segregación racial sin ser capaz de marcar la diferencia, hasta que en contra de lo que todo el mundo a su alrededor le exige, ve la oportunidad de romper con esa dinámica nociva.

Una mujer transexual de san Francisco, bloguera y hacker, que lucha al lado de su novia para vivir una vida normal pese a los prejuicios de su familia, que la rechaza, e incluso de ciertos sectores de las comunidades LGBT y feminista (no os perdáis nuestro artículo sobre LGBT en la literatura fantástica).

Un joven nigeriano, que viviendo en la pobreza e tratando de tirar adelante un negocio precario, solo tiene un objetivo en mente: conseguir dinero para ayudar a su madre, enferma de SIDA, aunque implique tratar con las mafias que trafican con los escasos medicamentos que llegan.


Una chica surcoreana, que aún siendo una valiosa ejecutiva en la multinacional familiar, se ve ninguneada por su padre, quien dedica toda su atención y favor a un hermano derrochador e inútil y la relega a ella a papeles secundarios. Atrapada en esa vida, solo puede desfogarse de noche en peleas de kickboxing hasta convertirse en una campeona de este submundo.

Una chica india que, por convención e inercia, y llevada en parte por el temor a destrozar las expectativas de otros, ha quedado atrapada en el proyecto de una boda con un hombre al que no ama.

Una DJ islandesa residente en Londres que arrastra un profundo trauma del pasado que la ha dejado tullida emocionalmente; va a la deriva, sin arraigar en ninguna parte, desaprovechando su vida y talento en un rumbo directo a la autodestrucción.


Ocho personajes jóvenes, conectados entre sí por su especial condición de sensates, repartidos por todo el mundo, todos con sus peculiaridades y con los mismos problemas de encaje en la sociedad y la necesidad de encontrar un camino propio, una identidad y una reafirmación. Al mismo tiempo, Sense8 es un experimento a lo homo gestalt —término propuesto por Theodore Sturgeon en su genial novela Más que humano— de proponer un posible nuevo paso evolutivo —o quizás la sugerencia de una especie a parte coexistente con la nuestra— que actúa como metáfora de un mundo globalizado, infinitamente diverso y necesitado de contacto.

"La mayor virtud de la serie es la forma en que atiende a debates sociales alrededor del globo"
El mayor punto fuerte de Sense8 es lo bien tratadas que están las tramas individuales, quizás con la excepción de la del policía, que pierde entidad al dedicarse a investigar el misterio que rodea el despertar del grupo. La mayor virtud de la serie es la forma en que atiende a debates sociales alrededor del globo, pero también es su mayor defecto porque el realismo se resiente. Todos los personajes están implicados en algún debate relevante, cada uno de sus historias podría formar parte de una antología sobre los grandes temas del siglo XXI:  machismo, pobreza y acceso a recursos básicos, LGBTQ, crimen organizado, crimen de bandas, tradición contra el individuo, etcétera. Podemos suponer que, en pro del realismo, alguno de los sensate podría haber sido solo un oficinista aburrido en una vida gris, o un individuo con poco atractivo físico en lugar de las bellezas de cuerpo esculpido que son todos y cada uno de ellos. Los Wachowski quieren tocar muchos temas y dado el número limitado de episodios de que disponen para hacerlo el resultado es sorprendentemente bueno. En la buena resolución de las distintas líneas argumentales se nota la mano de J. Michael Straczynski, guionista de culto en el mundillo gracias sobre todo por ser el padre de Babylon 5.

El final de la serie es abierto, pero se prevé una segunda temporada —aunque no está confirmada—. Pero visto como termina la primera tendrá por fuerza un tono diferente, alejado del optimismo predominante. Como Lost o Heroes, es una de estas series cuyo argumento, bien llevado, puede convertirla en un éxito memorable. Pero, como en ambos casos, es extremadamente susceptible de fracasar si los productores caen en la tentación de alargarla artificialmente y cosechar odio allí donde ahora solo recibe alabanzas. La seguiremos atentamente.

Todas las imágenes son propiedad de Netflix.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies