Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

septiembre 04, 2015

'Maldita' de Chuck Palahniuk, satirizando el consumismo sin límites

Compartir


Maldita de Chuck Palahniuk es un festival de escatología, en todos los sentidos. En el más intelectual, explora la mitología que rodea el fin del mundo, con el advenimiento de Madison Spencer, cual meretriz babilónica. En el más físico, el libro rezuma fluidos corporales: sangre, excremento, orina, semen y saliva, elementos más que recurrentes, tan comunes a Palahniuk como para Tolkien el pan de lembas.

Para leer a Palahniuk uno debe estar dispuesto a tragar con todo lo anterior y armarse de paciencia, porque debajo de toda la mugre hay una sátira brillante. Tanto excremento que continuamente cubre a todo el mundo no es más que metáfora pura de una sociedad hipermaterialista, sin rumbo y perdida, sobre todo el reflejo de la clase dominante, ese 1% que concentra la mayor parte de la riqueza del mundo. Su consumismo sin límites —el nuestro en general — genera una ilimitada cantidad de residuos entre los que, literalmente, nos revolcamos, aunque no de forma tan evidente como los personajes —que llegan a fundir la gran isla de porquería del Pacífico para construirse una Atlántida, tierra prometida sin impuestos para los millonarios—, pero de un modo insidioso, respirando el humo de la industria, comiendo pesticida y químicos varios y bañándonos en las mismas aguas donde arrojamos toda la porquería del alcantarillado, por mencionar solo el más inocuo de los residuos que acaban en el mar.

Este festival de desechos, esta sátira del consumismo es la continuación del best seller de la temporada pasada, Condenada, donde Palahniuk introducía el personaje de Madison Spencer, una adolescente inteligente y precoz —y precozmente muerta— en su llegada al infierno.


Madison es una adolescente al uso, y como tal, rebelde; no encaja en el sistema, y tanto da si el sistema es el microverso de los usos y costumbres familiares —deformado a lo Palahniuk para encarnar las excentricidades de la vida de una pareja de multimillonarios— como el infierno mismo. Al frente de un variopinto grupo de amigos que va reclutando por el camino, Madison cruza el tártaro con el estandarte de la rebelión, y cual misionero en tierras vírgenes convierte a los condenados a su causa. Al final de aquella primera novela descubre que en la capital infernal la principal ocupación consiste en convertirse en un teleoperador destinado a pasar toda la eternidad llamando a los vivos para ofrercerles nuevas tarifas en sus servicios de telefonía, ofertas de productos bancarios y ventas de objetos de teletienda. Así logra contactar con sus padres y les devuelve la esperanza, que habían perdido por completo tras la muerte prematura de su unigénita.

Pero la cosa se complica en esta segunda novela, y de qué manera. Los padres de Madison, exitoso empresario él, rutilante estrella de Hollywood ella, han interpretado la llamada de Madison como la prueba irrefutable de la existencia de la otra vida y usando su enorme influencia ponen en marcha una nueva religión basada en lo iconoclasta y lo soez.

Mientras tanto, Madison ha quedado atrapada bajo la forma de un fantasma en el mundo material, condenada a presenciar unos eventos que parecen conducir al fin del mundo, usando su nombre como estandarte y con una capacidad para intervenir muy limitada. El autor lo aprovechará para introducir recuerdos en forma de flashback que parecen apuntar a que todo en la vida de Madison estaba predestinado, orientado por fuerzas superiores (divinas o infernales) a un final aún por descubrir y que, suponemos, se nos revelará en la tercera y última entrega de la trilogía.

El desarrollo de Maldita me parece un poco irregular. No estoy seguro de hasta que punto tenía planeado Palahniuk el convertir a Madison en protagonista de una trilogía. Algunas partes me chirrían en relación a como encajan con el primer libro, y otras muchas me parecen repetitivas. Los personajes, siendo intencionadamente parodia, no necesitan un desarrollo creíble, pero aún así ciertos cambios bruscos en algunos de ellos son demasiado forzados. No estoy seguro de poder recomendar la trilogía hasta que, precisamente, culmine y pueda leer el tercer libro y constate si queda bien cerrada o no. La sátira, incluso la de Palahniuk, también necesita cierta estructura: el primer libro la tenía, el segundo no. El segundo va a la deriva, da muchas pistas y abre muchas tramas y cierra o trabaja muy pocas; veremos si se cierran o quedan en el aire. Maldita puede tratarse de una de las obras más ambiciosas de su autor, o de su exceso más trasnochado e innecesario.

Literatura Random House, 9 abril 2015
Rústica con solapas, 250 págs. 19,90 €
Traducción de Javier Calvo Perales
Disponible en digital

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies