Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

julio 29, 2015

Críticas de cine: 'Epic: El mundo secreto', fantasía a pequeña escala

Compartir

La fantasía, igual que en la cruda realidad, es una cuestión de tamaño, en especial cuando hablamos de personajes de fuerza descomunal cuya altura está relacionada con sus músculos, o de enormes castillos que dominan todo el paisaje de una llanura donde sus habitantes viven sometidos por el señor oscuro de turno. En cualquiera de los casos, y como dijo alguien una vez, "el tamaño sí importa", aunque todo depende de como se mire y del contexto. Sobre todo esto último, ya que ahí es donde entra Epic: El mundo secreto, una película de fantasía producida por Blue Sky Studios, dirigida por el director de Ice Age Chris Wedge, y donde precisamente el tamaño, en este caso diminuto, es lo más importante de la cinta.


Ahora que se ha estrenado Ant-Man de Marvel, parece justo recordar que hay muchas otras películas con personajes minúsculos que luchan para sobrevivir en un entorno que les sobrepasa en altura, o que hay clásicos de la literatura que, como Los viajes de Gulliver, hace hincapié en esa figura fantástica y tan recurrente del imaginario popular.

En la cinta de Chris Wedge vamos a encontrar una película de fantasía épica con todos los elementos habituales del género: reina en apuros, personaje de otro mundo que descubre que hay algo más allá de su poco deseada vida, un guerrero audaz, temerario y valiente, un señor oscuro que quiere dominar el mundo, peleas, batallas, magia y, posiblemente por encima de todo —y lo que da el valor completo a la película, aunque depende de cada espectador —, una relación padre e hija que parece abocada al desastre salvo que haya una situación forzada que termine por cambiarla.


Epic: El mundo secreto es una película diferente en la producción de Blue Sky Studios precisamente por el uso que hace de sus elementos, aunque no deja de ser la típica historia de viaje iniciático donde la protagonista tiene que descubrir su recién estrenado entorno y a sí misma, aunque comparte con muchas otras películas de animación —las magníficas dos entregas de Cómo entrenar a tu dragón, por ejemplo, aunque sean de Dreamworks Animation— la forma de presentar esos elementos en una escala de menor a mayor y con el apoteosis final que todo relato épico merece. En realidad no es solo cosa de Blue Sky —Dreamworks, Pixar, Disney o cualquier otra—, sino de la forma que tiene el ser humano de contar las historias desde tiempos inmemoriales —en una caverna, a la luz de una lumbre—, sobre todo las dirigidas a un público joven, como es el caso de Epic.

Por más que lo pienso, creo que Epic: El mundo secreto está muy infravalorada y no ha recibido el apoyo que merece de la crítica; no deja de sorprenderme el hecho de que en importantes portales de internet tenga la misma puntuación que la poco afortunada e insulsa cuarta entrega de Ice Age, más todavía cuando Epic es justo lo contrario: una película de fantasía con todas las de la ley que sabe entretener, divertir —los caracoles son la monda— y emocionar a partes iguales. A todo eso hay que añadir un apartado técnico muy envidiable, con un interesante uso de la luz y la oscuridad y donde los personajes del mundo de las hadas, aún sin su correspondiente y notable versión en 3D, parecen figuras de acción de verdad.


Las escenas donde se hace un contraste con el mundo de las hadas y el mundo de los humanos son inmejorables, con un mundo a pequeña escala donde pronto vemos que hay una guerra en marcha entre dos facciones —la luz y la oscuridad—. Es posible que lo que no ha terminado de gustar entre la crítica especializada sea precisamente esa falta de empuje que parece haberle faltado a la película para que de verdad se diferencie de las obras de animación de siempre donde todo sigue, como digo más arriba, un esquema que va de menor a mayor. Posiblemente lo que no ha terminado de convencer sea el protagonista femenino, habituado como está el público general a las películas de aventuras donde raramente una mujer toma las riendas del asunto salvo si es Lara Croft —hasta en La Momia de Stephen Sommers la protagonista cede terreno ante Rick O'Connell—.


Quizá sea el entorno de naturaleza, árboles gigantes y colibríes como monturas, que no han terminado de agradar al público general, que buscaba un escenario más "realista" y menos selvático, o que en lugar de un señor malvado que quiere imponer su mundo de oscuridad se esperara un antiguo científico que, como en El corazón de las tinieblas, se corrompiese y decidiera que su mundo no valía la pena y lograra desaparecer de la faz de la tierra para adentrarse en el mundo de las hadas para someterlo a su antojo. Es una suposición, más que nada.

La historia de Epic es la que es: una fábula donde todos los elementos están prefijados de antemano, pero con un punto de independencia que la diferencia de un Ice Age, un Cómo entrenar a tu dragón, un Madagascar y un Kung Fu Panda.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies