Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

abril 01, 2015

¿Qué es la fantasía? Patrick Rothfuss, Robin Hobb y Steven Erikson hablan en la Emerald City Comicon

Compartir

Hace apenas tres días que ha terminado la Emerald City Comicon 2015 en la ciudad de Seattle, y entre cosplays, presentaciones y otros eventos típicos de esas convenciones, se ha podido ver una mesa redonda centrada en lo que define la fantasía épica. En esa mesa han estado presentes Peter Orullian (The Unremembered), Robin Hobb («El Vatídico»), Patrick Rothfuss (El nombre del viento), Peter V. Brett («Demon Cycle») y Steven Erikson (los libros de Malaz).


Esta mesa redonda ha tenido como finalidad la de esclarecer qué elementos hacen que la fantasía épica sea como es, bien con la presencia de dragones, de magia, de héroes, de mapas, de profecías y leyendas, o de cualquier cosa que nos imaginemos.

La verdad es que la charla ha sido muy interesante y ha tenido toneladas de humor como solo puede ocurrir cuando juntas a todos estos escritores en el mismo sitio (sobre todo Patrick Rothfuss).

Pero antes hay que agradecer a Shawn Speakman de suvudu.com por subir el vídeo a internet. Son unos cincuenta minutos de charla en inglés, por lo que si no entendéis lo que dicen, quizá os interese echarle un vistazo al resumen de lo que me ha parecido más interesante.


¿Qué es la fantasía épica? Es una pregunta algo compleja y que puede dar pie a una extensa y completa discusión, como es el caso. ¿Tiene que haber dragones? ¿O héroes de brillante armadura? ¿Basta con inventarse un mundo?

El debate empieza con algunas bromas que provocan las carcajadas del público. Por ejemplo, Patrick Rothfuss se presenta como Neil Gaiman, Peter Orullian hace lo mismo pero diciendo que es Rothfuss (hace gesto de tener una gran barba, como la de Pat), y Steven Erikson comenta que ha escrito una historia de más de tres millones de palabras (lo que no es en absoluto una exageración).

Dejando de lado las bromas, empiezan las preguntas para intentar llegar a lo que define la fantasía épica.


¿Creéis que un estilo específico, personajes o tramas hacen de la fantasía algo épico?

Robin Hobb cree que la fantasía es en esencia una historia sobre un mundo cambiante y sus personajes cambian con él.

Patrick Rothfuss piensa que cada uno tiene sus razones para definir la fantasía épica, y la razón más común es empezar por el tamaño de un libro o de una historia. "Mis libros son grandes, pero no creo que se puedan definir como fantasía épica, sino como fantasía heroica."

Pat hace alusión al término «Big Fat Fantasy» o BFF (fantasía de las gordas) cuando miras un libro en una librería. "Tad Williams fue quien de verdad acuñó el término y los demás únicamente le seguimos el rastro". Pat tambien comenta que hasta George R. R. Martin estuvo de acuerdo con el término BFF (quien si no iba a seguir esa máxima pensando que sus libros de «Canción de hielo y fuego» rondan las mil páginas).


Rothfuss dice una gran verdad sobre el tema de escribir fantasía y que cambia la percepción que tenemos del género: "Si pones una nave espacial en tu libro estás escribiendo ciencia ficción, no importa qué más cosas tenga ese libro. El pilar se dobla y todas las clasificaciones de género se vienen abajo." 

"Y la gente de marketing querrá matarte", apunta Robin Hobb.

"Si tienes un cowboy estás escribiendo un western. La gente piensa en términos de escenografía. Lo mismo que cuando tienes una pistola de rayos, es ciencia ficción", continúa Rothfuss.

Peter V. Brett, por su parte, comenta que no conoce ningún autor que piense en términos de fantasía urbana o fantasía ocura (dark fantasy). "Esos géneros que parecen pegados a su obra en realidad no influyen en su trabajo."

Peter Orullian cree que la gente de marketing pasa por un infierno para catalogar los libros de cara a vosotros (se refiere a los lectores). "Es interesante pensar que la respuesta más rara que se me ocurre para definir el género es encontrarlo en el estante adecuado."


Steven Erikson añade una respuesta algo más profunda y argumenta lo siguiente: "La fantasía épica es el origen de la literatura. La literatura es como el tronco de un árbol, y cada variante de la ficción es una de esas ramas. La fantasía es una de ellas."

Cambiando de pregunta...

¿Es la magia un elemento necesario en la fantasía épica?

Según Brett, "creo que la magia es parte de la fantasía épica, porque es fantasía. Hay un debate sobre si Star Wars es ciencia ficción o fantasía, porque la Fuerza es un tipo de magia."

Orullian piensa que "la magia es fundamental a la hora de definir la fantasía épica. La magia tiene un papel importante a la hora de solucionar ciertos problemas de la historia."

Erikson únicamente opina que "la fantasía es una extensión de la imaginación."

¿Qué hay del héroe? ¿Debe tener unas características concretas?

Rothfuss: "Necesitas un protagonista, eso está claro". Aludiendo a la respuesta de Erikson sobre lo de que la fantasía es la rama principal de la literatura, dice que "todos estamos contribuyendo en gran medida a recordar lo que es un héroe." 

Peter V. Brett cree que el héroe "tiene que ser testarudo. Di un solo personaje de la fantasía que no lo sea."


"En las películas de hoy en día parece que han reducido al héroe a un sociópata que busca venganza, y que este puede ser perfectamente el villano de la historia", comenta Steven Erikson sobre una de las posibilidades del héroe de la narración (no tiene necesariamente que ser el protagonista del relato).

¿La figura del villano es más interesante (quizá influenciados por las películas de superhéroes) porque los escritores se están alejando del viaje del héroe?

"No creo que los villanos piensen en ellos mismos como villanos, sino que tienen motivaciones diferentes", comenta Erikson.

Rothfuss toma la palabra, se emociona y habla del autor de fantasía que tristemente nos ha dejado hace poco: "Tengo que hablar de Pratchett, ya que en términos de villanos, una de las cosas que hizo mejor que nadie es cuando al leer sus libros ves a personajes moviéndose al borde de la trama, como por ejemplo los trolls. Son unos matones, brutos y algo torpes, pero tras unos cuantos libros empiezas a conocerles y te das cuentas de que no son solo unos brutos cualquiera. Hay una progresión, y todos los que los veían como la gente mala, los ven simplemente como gente. Es por eso por lo que nunca me he aburrido con una historia suya. En determinadas situaciones la gente que creías mala puede ser un buen compañero."


Orullian opina que en el tema del héroe "una de las cosas más poderosas de la ficción es cuando ves al villano hacer algo compasivo. Eso solo le añade profundidad a la propia ficción."

¿Hay alguna manera concreta de empezar a escribir fantasía, de llamar la atención de los lectores?

"¡Dibuja un mapa! Es por donde empieza toda la fantasía", exclama Orullian sobre uno de los temas que a todos nos viene a la cabeza cuando pensamos en un libro de fantasía (¿cuántas veces no habréis buscado un mapa en las primeras páginas?).

Robin Hobb comenta: "No creo que los escritores se planteen escribir un montón de libros ambientados en el mismo escenario. Cuando escribí mi primera trilogía creía firmemente que cuando terminé Assassin's Quest (La búsqueda del asesino) lo dejaría ahí. Pero recibí un montón de emails hablando de que eso no estaba nada bien (risas). Entonces decidí escribir una segunda trilogía ambientada en el mismo mundo y con el mismo tipo de magia. Nunca me he sentado a pensar cuantos libros tengo que escribir en el mismo mundo porque este no para de crecer y crecer y empiezas a ver conexiones por todos lados."


Sobre la forma de empezar a escribir fantasía, Rothfuss habla del marketing y los editores: "Cuando una obra funciona [pone como ejemplo El Señor de los Anillos], el editor le pide al autor más de lo mismo". Rothfuss cree que así se pierde calidad artística. "Pero lo que pasaba con Tolkien es que él no se sentó y dijo «veamos lo que necesita el público». Lo que pasa es que era un geek de los lenguajes, de la mitología y de las Eddas. Cogió todo lo que le apasionaba (en ocasiones se puede ser apasionado más allá de la razón) y construyó su mundo, por eso es tan rico y nos resulta tan atractivo. Yo no soy lingüista, sino que me interesa más la economía, algo de lo que no se habla en los libros de Tolkien (pero que está ahí). Si vais a escribir sobre un mundo, no lo hagáis sobre determinadas cosas solo porque otros lo hacen. Es mejor escribir sobre cosas que conozcáis, aunque sean mariposas y croché. Yo lo he hecho."

Tras todas estas respuestas empieza la ronda de preguntas de los asistentes, como por ejemplo estas tres que me han parecido las más interesantes y llamativas:

Cuando trabajas en determinados entornos conoces las reglas básicas para terminar un texto. Ya habéis dicho que en algunas ocasiones puedes romper esas reglas si vas con cuidado. ¿No sería un ejercicio interesante para un escritor quebrar una de esas reglas?

Rothfuss se pone serio y comenta que "nunca puedes romper una de esas reglas." (el autor está bromeando). "Pero puedes hacerlo mientras funciona", añade.

Brett cree que cuando uno empieza a escribir no conoce las reglas tanto como debería. "Hay que tener cierta perspectiva antes de saber romper esas reglas."

Erikson dice que "todos conocen los tópicos y es importante conocer las reglas antes de saber romperlas. Es algo básico en la tarea de escribir."

Robin Hobb argumenta: "Si vas a romper las reglas solo por romperlas no creo que funcione. Tienes que decir: esta es mi historia. Amo esta historia. Esta historia rompe las reglas. Pero voy a hacerla de todos modos."


Orullian, por su parte: "He leído libros donde parece que el autor ha usado una lista de tópicos y los ha ido tachando uno a uno para tratar de evitarlos mientras escribe."

¿La fantasía debe hablar de temas mundanos?

Hobb: "Cuando escribes fantasía tienes que definir las cosas mundanas en tu mundo de fantasía. Si hago una escena sobre un caballo que está tres días sin comer y se lanza a la batalla pensarás que es estúpido, pero te vas a creer todo lo que te cuente sobre los dragones. Si escribes sobre algo mundano en tu libro tienes que ser lo más preciso posible sobre esas cuestiones y hacer que los temas fantásticos sean de lo más creíbles."

Orullian: "Excepto el viaje. En la fantasía puedes viajar mil millas de la forma más fácil."

Hobb: "Solo Sombragrís puede viajar a varias millas por hora."

Rothfuss: "Sombragrís era fantástico. Pero Sombragrís solo puede molar si no tienes reglas para caballos normales. Y Sombragrís es un tercio de la molonidad de Gandalf."

Las leyedas y los mitos son un tema clásico en la fantasía épica. ¿Cómo decidís cuando una leyenda, mito o profecía es demasiado obvia para el lector, hasta el punto de saber que eso es lo que va a ocurrir?

Sobre este tema Brett toma la palabra y comenta: "Hay una diferencia entre las profecías y las leyendas. Las leyendas son algo que ocurrió hace mucho tiempo y se sigue contando una y otra vez. La profecía predice lo que puede ocurrir en el futuro."


Rothfuss opina: "Evito poner cualquier chorrada de profecía. Es el último tópico de la lista al que quiero recurrir. El único, el elegido... No, no no. Siempre las he visto como un truco barato."

Erikson dice: "En mis libros de Malaz hago uso de una baraja de tarot. Para mí es una oportunidad de haceros un lío. Es muy divertido."

¿Qué pensáis vosotros de la fantasía épica? Si pudiérais decir dos o tres cosas sobre ella, ¿cuáles serían?

9 comentarios

Que genial!! yo tengo muchas ganas de comenzar Malaz. Acá he visto unos libros pero el primero nooo. ash.

Bueno yo podría decir de la fantasía:

Que es mágica y siempre van haber héroes y villanos, mundos diferentes al nuestro, pero basados en lo real, es decir siempre sociedades con problemas y cosas positivas. Por supuesto razas y seres que no existen, lastimosamente.

saludos

¡Menuda mesa!
La verdad es que el tema es peliagudo. Hay gente que cuando les dices fantasía lo primero que les viene a la mente es Tolkien y de ahí no les sacas y yo creo que fantasía es muchas cosas...
Y creo que deberían romperse unos cuantos clichés y unas cuantas fronteras.
Un saludo! Aprovecho para quedarme =^.^=

Para escribir fantasía debe haber necesariamente algo fantástico, o sea algo sobre natural que causa maravilla, pero eso fantástico solo se explica bajo las reglas del mundo creado, no es en si posible en el mundo real ni aunque se elucubrara sobre el futuro.
Para ser épica debe haber necesariamente batallas, o enfrentamientos entre facciones, si no las hay normalmente se define como fantasía heroica, en especial si sigue el camino del héroe.

Para mi existen cuatro vertientes de la fantasía:

-Fantasía épica: Lo principal es el mundo, el escenario y en él hay unos héroes que se mueven, pero ante todo y sobre todo se ven inmersos en una historia que ya se puso en marcha mucho antes que ellos y seguirá avanzando cuando no estén. Son mundos con una enorme cronología y lo que sucede en un libro o saga solo es una pequeñisima parte del total. El Señor de los Anillos, Dragonlance, Reinos Olvidados, etc.

-Fantasía heroica: Hay un protagonista indiscutible y único y todo absolutamente todo gira alrededor de él y su vida. Ocurren muchisimas cosas en su mundo, pero lo que importa es lo que él está presenciando y lo que va a hacer al respecto. Conan el Bárbaro, El Campeón Eterno, Fafhrd y el Ratonero Gris.

-Fantasía oscura: Tiene elementos de los dos anteriores y se puede decantar hacia uno u otro, pero lo que prima en este apartado son los sentimientos y no necesariamente tienen que ser buenos. Son mundos en los que ocurren muchas cosas a los personajes y estas pueden ser muy malas tanto que te van a transmitir un desasosiego porque aquí en realidad no importan los heroes o el mundo sino mas bien cuántas barbaridades van a hacerles los malos. Warhammer, Canción de Hielo y Fuego.

-Fantasía Etérea: Es el mundo de la ilusión y lo irreal, el mundo dónde no hay reglas y puedes escribir que hay pedazos de islas flotando o un laberinto de escaleras imposibles. La expresión máxima de lo ilógico y el sinsentido. Mundo con criaturas que pueden estar hechas de granito y estar vivas o vivir en un bosque y que su fisionomia no tenga el más minimo sentido. Nada está sujeto a nada y todo vale. La Historia Interminable, Cristal Oscuro, Dentro del Laberinto.

Esta es mi división personal e intransferible.
Pero claro ¿qué es exactamente o qué define la fantasía? me decanto totalmente por lo que dice Rothfuss. Lo que define a la fantasía son los elementos y no necesariamente el argumento o el protagonista.
Si tu creas un mundo en el que hay elementos de tecnología ese mundo deja peligrosamente de ser fantasía y pasa a ser ciencia ficción. Las pistolas, los motores por combustible, lo automatizado...
La fantasía es fantasía porque nos evoca a otro mundo. En el momento en que hay elementos de tecnología eso ya se convierte en ciencia y la ciencia es el mundo presente, por lo cual eso ya nos parece mundano y común y deja de evocarnos la sensación de la maravilla de lo lejano porque lo vemos todos los días a diario o aunque no necesariamente veamos un trasbordador espacial, es algo que nos es normal.

La fantasía es esa bruma que se pierde en tiempos remotos (entendiéndolos naturalmente de forma idealizada y no realista) y por eso es fundamental la magia porque la magia representa lo contrario de la ciencia. Aun cuando la magia tiene sus propias reglas, está claro que mientras que la ciencia nos impone unas reglas y unas consecuencias ("la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma" la magia nos evoca a una libertad, la libertad de poder conseguir cualquier cosa. La ciencia ata y explica, la magia logra y consigue.

En consecuencia ¿Qué es la fantasía? la fantasía es por lo tanto la máxima expresión de la libertad.

Por supuesto cabe decir también que hay historias de fantasía que no se ambientan en otros mundos sino en el nuestro, o bien tampoco suceden en el pasado sino en el presente como las leyendas artúricas o Harry Potter, pero en todas ellas siempre hay un "segundo mundo" dentro del nuestro y que siempre predomina en función del contraste que esas historias quieren crear haciendo que esos mundos estén ocultos al "mundo real".

En cuanto a mundos de fantasía con tecnología, yo creo que depende el grado de tecnología. Si se aleja demasiado de lo que puede ofrecer ese mundo entonces sí podría llamarse ciencia ficción (o mezcla de ciencia ficción, o incluso "science-fantasy" dado el caso), pero si la tecnología va acorde con lo que se puede encontrar en él, no veo el problema.

Hay muchas novelas de fantasía que no reciben otra catalogación más que esa y tienen elementos tecnológicos como por ejemplo las novelas de Warhammer. Sigue siendo tecnología y están presentes todos los elementos de la fantasía oscura, fantasía épica y fantasía heroica.

O las novelas de Brian McClellan, fantasía pero con un factor importante de armas de fuego.

Pero Loren, en el caso de Warhammer o incluso en Warcraft dónde también hay armas de fuego o incluso puede haber algún tipo de tecnología, siempre las hay desde un punto de vista rústico, básico. Te puedes encontrar alguna pistola de diseño muy anticuado, algún trabuco, cosas funcionen a pólvora o incluso a vapor.
No es casualidad que en estos mundos, los principales adalides de la tecnología sean siempre los gnomos o seres parecidos, que suelen investigarla e inventar continuamente, pero que como siempre son desastrosos acaban inventando cosas estrafalarias que no van a aportar progreso o sencillamente inventos que no funcionen bien. Está hecho a propósito, como si la propia fantasía condicionase la tecnología a "este no es tu sitio, puedes estar, pero solo hasta ciertos límites".

Yo creo que el límite viene con la electricidad. Si empezamos a meter electricidad (y en consecuencia mas adelante, electrónica) o combustibles como gasolina, que conllevan motores y derivan en "automatización" eso ya va dejando paso a otro género que se direccione hacia el steampunk o la ciencia ficción. La saga de Dune tiene muchos elementos que son fantasía, pero sin embargo no es una serie de fantasía.
Además es que no hace falta. La fantasía ya ha creado suficientes elementos propios equivalentes a cualquier invento que pueda darse con ciencia. ¿Para qué quiero robots si puedo tener golems? ¿que necesidad tengo de tener un Movil 4 G si podemos usar un Palantir? ;-)
Y no es ilógico dentro de la naturaleza de estos mundos fantásticos que se mantengan en una "eterna edad media o antigua" durante miles de años. La propia existencia de la magia en estos mundos condiciona su evolución junto con los Cataclismos que les suceden o las guerras continuas que suceden y que impiden avanzar mucho. Y bien que está así.

Naturalmente al final todas estas divisiones suelen ser puramente etiquetas y un género puede tener elementos de otro, pero para mi no es lo deseable porque como ya dije al leer fantasía necesito evocar ese pasado irreal e idealizado que evoca maravilla y eso no me lo ofrecen las historias con elementos más mundanos.

Como decía Bilbo "La vida en la Comarca transcurre de modo muy similar a como fuera en la pasada Edad, con su típico ir y venir. Perezosa para los cambios... si es que cambia algún día. Pues parece que todo estuviera pensado para perdurar en la Comarca, transmitiéndose de generación en generación. Siempre ha habido un Bolsón viviendo bajo la colina en Bolsón Cerrado... y siempre lo habrá".

Creo que este párrafo es en realidad una metáfora aplicable a los mundos de fantasía.

Es que en tu mensaje anterior no habías especificado a qué tipo de tecnología te referías. XD De todas formas, las pistolas o cualquier artefacto mágico que podría ser investigado para producirlos en cadena, no deja de ser tecnología igualmente. Las armas de fuego en la Edad Media y en el Renacimiento eran el no va más, y en Warhammer también lo son, no tienen nada que ver los inventos gnomos de Warcraft, pero si estos últimos salen bien y se convirtieran en algo común y fiable... ¿dejaría de ser fantasía?

En Eberron por ejemplo ocurre eso, y aunque la tecnología de ese mundo está mezclada con magia, otra parte de ella no lo está, y es algo de uso cotidiano. Pero sigue siendo fantasía.

Pero no va a pasar Loren. Como ya te he dicho la fantasía regula la tecnología y por lo tanto no va a pasar que esos inventos gnomos se generalicen.

Pueden nacer mundos nuevos que quieran fusionar las cosas, pero entonces tienen sus propias reglas y en cualquier caso no son exactamente fantasía sino que ya tendríamos que acuñar algún termino como el que has mencionado antes de Science-fantasy", como es Eberron. Eberrón está justo justo justo en el límite de lo que es fantasía. Ese es el punto máximo, en mi opinión. De hecho viene muy bien que exista Eberron porque marca la línea.

También como ya dije está Harry Potter y mundos similares en el que el mundo mágico convive con el nuestro, pero siempre predomina en la historia e incluso en ese mundo mágico tienen inventos y cachivaches, pero suelen ser de apariencia antigua. La clave es que todo siga evocando antiguedad.

En cualquier caso los mundos de fantasía clásicos no va a pasar eso que dices de que la tecnología se generalice porque entonces perderían su identidad y eso no lo pueden permitir. Así que en Warcraft no vas a ver inventos gnomos que se vuelvan de uso masivo ni vas a empezar a ver semiautomáticas disparando balas.
Hay un margen de convivencia, como ya digo, pero ella misma lo autoregula.

Hay un pequeño error de traducción en la respuesta de Robin Hobb sobre hacer la fantasía "mundana" y es que tiene razón. Ella dio como ejemplo lo del caballo argumentando que si no lo hacía creíble y el lector se daba cuenta, entonces este *no* iba a creer lo que le dijera sobre dragones.

Ya que si lo mundano no es creíble, automáticamente le resta credibilidad a los elementos fantásticos, y es lo que dice al final. "Ser lo más preciso posible sobre lo mundano de manera que tus elementos fantásticos sean creíbles".

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies