Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

La ilustración de arriba
es obra de Russ Nicholson.

El editor
recomienda

Literatura

Nova recuperará
a China Miéville

El sello galardonado con el premio a la mejor editorial europea de ciencia ficción anuncia la adquisición de las novelas ambientadas en el universo ficticio de Bas-Lag del autor de La estación de la calle Perdido.

Literatura

La BBC llevará
Stardust a la radio

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Literatura

Nova seguirá
publicando Malaz

Tras el éxito de las adaptaciones radiofónicas de Neverwhere y Buenos presagios, ahora le toca al turno a la novela de fantasía ganadora de un premio Mythopoeic e ilustrada por Charles Vess.

Cómics

El primer crossover de 'Pathfinder' reúne a Red Sonja, John Carter, Thun'da y Tarzán

Los personajes más icónicos de los cómics de Dynamite Entertainment se unen a los magos y guerreros del juego de rol Pathfinder.

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Mark Lawrence renueva mundo y estilo en ‘The Book of the Ancestor’

No hará falta haber leído
ni "The Broken Empire" ni
"The Red Queen's War".

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

febrero 12, 2015

Reseña: 'Galveston' de Nic Pizzolatto, novela negra cargada de desesperación

Compartir

Debo admitir que desde hace muchos años soy una amante de las series policíacas. He pasado por Cops, Ley y orden, las diferentes temporadas de CSI o El mentalista, y como no podría ser de otra forma, me volví loca con las historias de Stieg Larsson. Tengo los libros, los cómics y también las películas –no el remake americano, sino el original con Noomi Rapace y Michael Nyqvist como protagonistas–. Supongo que por esta razón es por lo que me llamó tanto la atención Galveston. Es cierto, por ahora no he podido ver inguna temporada de True Detective –cuyo creador es el autor de este libro–, pero sí que me picaba la curiosidad el hecho de que Nic Pizzolatto se lanzase a escribir una novela que podía encajar perfectamente en mis planes de lectura. No llega a las trescientas páginas, está escrito de forma ágil y sencilla –sin llegar a insultar a la inteligencia, claro está–, y además su personaje principal encajaba a las mil maravillas con ese tipo de protagonista que tiene más personalidad que el propio libro.

La novela comienza con la siguiente cita de William Faulkner: "¿Cuántas veces he estado a cubierto de la lluvia bajo techo ajeno, pensando en mi hogar?". Creo que le viene al dedo a esta historia ya que tanto el protagonista como su futura compañera encajan milimétricamente con el significado de esta frase tan sencilla: ella porque nunca sabe aprovechar las oportunidades que se le dan y él porque directamente nunca ha intentado vivir otro tipo de vida. El cáncer que se le diagnostica a Roy Cody –su alias es Big Country– es el detonante de la narración de Galveston, una historia plagada de desesperación, ironía y cierto humor negro. El personaje de Roy es del tipo que a muchos les gustaría parecerse pero con el que prefieren no cruzarse, y su vida se ha limitado a experimentar lo que supone el tener que huir de la mafia, está llena remordimientos y ha sido al fin y al cabo una vida vivida por puro azar.


Galveston nos adentra en su historia mediante diferentes hechos bien diferenciados: la noticia del cáncer que ha plagado los pulmones de Roy Cody, su encerrona en uno de los trabajos que hace para Stan –el jefe mafioso de la zona– y su encontronazo con una chica asustada llamada Rocky en una de las habitaciones de la casa donde se produce la única matanza de la historia. El libro es tanto la historia de una huida como una forma de hacernos comprender cómo puede funcionar la mente de aquellas personas a las que la vida les ha obligado a sobrevivir con lo puesto, en este caso la de una pareja complicada, cada uno con sus manías, sus miedos y sus personalidades bipolares. Ella vivió una mala infancia y se ha dedicado a salir adelante cultivando poco a poco una sensual sonrisa que siempre le ha pagado las facturas. Él, callado y cauto, ha vivido siempre a la sombra de Stan, de la vida que él le ha proporcionado, con una pistola en su pantalón y un plan alternativo dentro de una bolsa de deporte «por si algo salía mal». Jamás pensó que un cáncer podría llevarlo a cometer ciertas locuras que podrían terminar por salirle caras.


Galveston es una novela negra, tal cual. No veremos aquí ver nada de género policíaco, y de hecho no aparece ni un solo policía en todo el libro. Tampoco se realizan investigaciones criminalísticas ni podremos deleitarnos en nuestra ignorancia cuando el forense de turno abra la boca para decir qué es lo que ha descubierto. Nic Pizzolatto se centra por completo en las miserias y desdichas de Roy y Rocky en un vals de frustraciones, furia y miedo, escrito además en primera persona para poder meternos en la piel del protagonista como si fuese una segunda piel.

Debo reconocer que mi género predilecto no es la novela negra: no he leído tanto del género como quisiera y tengo algunas dudas sobre si lo que he leído está dentro de una calidad razonable o no para los que sin duda saben más que yo. Quizás lo que he echado de menos es una mayor profundidad en la historia. Más parece una road movie que no la historia de un sicario que huye de su jefe. No sabría explicar de forma objetiva qué es lo que le ha faltado, pero creo que Nic Pizzolatto no ha llegado a alcanzar el clímax con Roy Cody. Es cierto, tiene una profunda carga emotiva, pero creo que el final podría estar muy apresurado. Más parece que el autor no supiese muy bien cómo compaginar la cautela de Roy con lo que necesitaba que pasase en un argumento ya escrito.

Pero Galveston no deja de ser una novela curiosa, interesante para leer cuando se necesita descansar entre otras lecturas algo tediosas. Empezó francamente bien, pero a medida que he ido acercándome al final es como si al escritor le costase seguir la historia. Una pena, aunque quizás sí que pueda servir para iniciarse en el género. A mi por lo menos me han dado ganas de leer más cosas parecidas.

3 comentarios

True Detective está muy bien, aunque el final me pareció algo decepcionante, imagino que no debe ser el fuerte de Nic Pizzolatto (autor con grandes influencias de Thomas Ligotti en su filosofía btw...)
Eso sí, el remake americano de David Fincher es infinitamente mejor película que las suecas, al menos en lo puramente fílmico...

Es cierto que hay escritores que flaquean en los finales, puede ser que Nic Pizzolatto sea uno de ellos, si.

Me parece una muy buena reseña sobre todo en la captación contextual del argumento. Y la novela me parece excelente.
Saludos

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies