Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

febrero 20, 2015

Críticas de cine: 'El destino de Júpiter' de los Wachowski, romance en las estrellas

Compartir

La space opera está dando en los últimos años películas interesantes que por su trasfondo o su aspecto visual nos invita a verlas por una segunda vez o bien recomendarlas a nuestros amigos y familiares. El destino de Júpiter parecía querer sumarse al carro de la moda, que es la de ofrecer una cinta de aventuras espaciales sin pretensiones, pero que sin embargo deje algo en la mente del espectador que le haga pensar en ella en algún momento venidero.

Lamentablemente, y aunque El destino de Júpiter prometía bastante en su premisa inicial, se ha quedado tan sólo en un despliegue de efectos especiales y la trama se ha visto relegada a un tercer plano. La culpa por supuesto la tienen los hermanos Wachowski, ya que su intención de hacer un guión totalmente original y no basado en una novela o cómic, no le ha hecho darse cuenta de que para que una película de estas características funcione no pueden poner en ON el botón de la pirotecnia digital y que la peli se conduzca sola. No, lo que le falla a El destino de Júpiter es todo: no conseguimos conectar con los personajes pese a que actores como Channing Tatum, Mila Kunis o Sean Bean estén correctos, la trama es inexistente y el meollo del asunto no nos parece nada especialmente nuevo e incluso nos los imaginamos desde antes de que no lo revelen durante la película.

El principal problema de El destino de Júpiter es que ha jugado con una gran cantidad de elementos y no termina por afinar ninguno de ellos. Tenemos a una protagonista que parece sacada del cuento de la Cenicienta –solo que el príncipe azul es un antiguo pirata medio humano y medio lobo–, cuyo destino parece ser algo más que el de limpiadora de inodoros, un personaje con un pasado algo turbio –el del pirata mestizo–, y cuando la protagonista viaja al espacio –y por tanto, también nosotros como espectadores– se da cuenta de que la Tierra es solo una parte ínfima de algo mucho mayor.


Hasta ahí bien, podría haber profundizado mucho más en todos sus elementos, pero la cinta tan solo trabaja un poco cada palo de la baraja y la mayoría de ellos o bien quedan olvidados o simplemente a los directores no les ha importado darles más profundidad. De nada sirve que el padre de la protagonista le pirrara la astronomía si esto no tiene relevancia, o que Júpiter sea algo más que una camarera de pisos, ya que al fin y al cabo no tendrá repercusión ni relación alguna entre sus partes.

A todo esto hay que sumarle el hecho de que en realidad El destino de Júpiter no es una película de aventuras como tal, ya que no se exploran lugares, ni los protagonistas emplean sus habilidades en busca de algún objeto que sirva a mantener unida la galaxia, por mencionar lo más básico del género. Es simplemente una historia romántica situada en el espacio, y ESE sí es su principal problema, que abusa del romanticismo pese a que tenía todas las papeletas ganadoras para ser otra cosa.


El ejemplo más reciente de una película que sí juega bien con sus elementos ha sido Guardianes de la galaxia, una cinta de aventuras espaciales donde los protagonistas corren peligros y visitan otros lugares, interactúan entre ellos y luchan contra un mal común. Todo eso se da con mayor o menor grado de éxito en El destino de Júpiter, pero con una ejecución tan pobre –me refiero al abuso de la pirotecnia y el bajón del argumento, no al desembolso de dólares–, que una vez vista la cinta indudablemente nos queda la sensación de que lo único que recordamos es amor y demasiadas secuencias de acción, que aunque bien ejecutadas y espectaculares –yo quiero unos patines como los del protagonista–, también se abusa de ellas. La imaginación que se demuestra es desbordante, y es innegable que hay un gran equipo de producción detrás a la hora de describir visualmente culturas, planetas y naves, pero toda receta que se precie necesita que sus ingredientes estén en armonía, o al menos casi todos ellos. En relación a este apartado he de admitir, además, que su imaginaría visual me ha parecido un tanto barroca, sensación –buscada, por otra parte– similar a la que me produjo por primera vez el planeta Naboo en Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma o los diseños de Las crónicas de Riddick.

Es una lástima que algo que prometía bastante se quede finalmente en una pobre cinta de acción espacial a la que le falla casi todo: su argumento, el desarrollo de los protagonistas y los villanos –que no son más que caricaturas– y la conexión entre cada una de sus secuencias. El destino de Júpiter está muy por debajo de otras películas escritas y dirigidas por los hermanos Wachowski como El atlas de las nubes, V de Vendetta o Matrix, sobre todo esta última. El ritmo de la cinta está muy logrado y, como digo más arriba, pone de manifiesto mucha imaginación, dos de las cosas buenas que sí tiene la película.


Si lo que pretendían los hermanos Wachowski era una ópera espacial con tintes amorosos y mucha acción, lo han conseguido. Pero si querían hacer una película que rivalizara con la space opera del momento del estilo de Guardianes de la galaxia o Interstellar, han fallado estrepitosamente. Le falta chispa, le falta algo de mala leche y de humor, y le falta ser una película de aventuras.

Como lo mejor de la cinta, eso sí, y aparte de la banda sonora que ha compuesto Michael Giacchino para la ocasión, destaco la magnífica representación que han hecho de los draconianos de Dragonlance. En una película de imagen real de las novelas de Margaret Weis y Tracy Hickman así es como deberían ser.

Actualización: Y añado que no me gusta en absoluto el final de El destino de Júpiter, por lo demás absurdo y que choca con toda la idea del sentido de la maravilla y las ganas de aventura espacial.

9 comentarios

Visualmente entretenida, pero nada más... Hubiese quedado mejor como miniserie de 6 capítulos o así, y dar tiempo a desarrollarlo todo mejor.

Nunca me llamó la atención, así que no fui a verla. Y por lo que dicen las críticas tanto en Fantífica como aquí, he hecho muy bien.

Lamentablemente, y aunque El destino de Júpiter prometía bastante en su premisa inicial, se ha quedado tan sólo en un despliegue de efectos especiales y la trama se ha visto relegada a un tercer plano
Por desgracia me lo intuía... :(
Tenía muchas ganas de ver la peli, me encantan las space opera, sobre todo para desconectar. Esas pelis/novelas/videojuegos enmarcados en un futuro con su toque "mágico" (no en el sentido literal, como en la fantasía, sino en el de la aventura y el descubrimiento) me encantan como a Homer Simpson una cerveza fría en una calurosa mañana de navidad.... Vienen muy bien para desconectar de sagas y series que vas siguiendo.

Pero rara vez encuentras joyitas entre las space operas... Y en el tráiler de Júpiter... ya se veía venir mucho efecto especial, como destellos de fuegos artificiales de colores que en La tierra de los muertos vivientes empleaban para mantener entretenidos a los zombis y distraerlos de lo que sucedía....
Naves espaciales con alas como insectos, mucho juego de luces y espejos y "espectacularidad" por aquí y allá.

Los Wachowski se piensan que como hicieron Matrix (la 1ª, la buena), ya su sello es símbolo de calidad.... Aún cuando Matrix 2 y 3 no le hacían justicia a la primera. O "El Atlas de las Nubes", una peli aligerada, sin sentido, también con efectos bonitos aquí y allí (en sus escenarios futuristas), y un completo bodrio anti-blanco que trataban de vendértelo como una de esas "joyitas incomprendidas" como puedan serlo "Pequeño gran guerrero" o "American Beauty".
Y ya me temía yo que en Jupiter Ascending podrían hacer otra "Michael Bayada" de estas tan de moda (ya sabéis, un montón de efectos especiales alucinantes para colársela al espectador.... y ya está. Un poco como hicieron con AVATAR, que no era más que una mezcla entre "Bailando con lobos" y el plagio de esa película de animación que poco trascendió).
Al menos, aún siendo una copia basada únicamente en los efectos especiales, AVATAR estaba entretenida..... Si Jupiter... no va a estarlo, apaga y vámonos.
Guardianes de la Galaxia cumple muy bien como película de "aventuras espaciales", y es un ejemplo clarísimo el utilizarlo XD, con eso me ha quedado todo claro. Porque si Guardianes... cumple como peli de aventuras espaciales, tanto como Jupiter... no cumple como space opera, entonces ¿Qué hay de space opera en Jupiter para los Wachowsky?

A veces por querer ser muy original se inventan y añaden 20.000 cosas (que si este es medio lobo, que si esta es de un linaje de no-sé-dónde, etc); y se olvidan que eso en una saga de libros o serie, etc, se puede expandir... y por tanto el espectador "conecta" con ello, porque los personajes se desarrollan y se profundiza en ellos.
Si no vas a conseguir eso, es mejor que no pongas 20.000 cosas... si ni las vas a profundizar ni a aprovechar, porque entonces será un batiburrillo que mareará al público, o que les hará tener interés por cosas que no se irán desarrollando.
¿Cuál es el punto fuerte de AVATAR (a pesar de pecar de los CGI también)? Pues que la historia es sencilla y directa:
- Los humanos explotan un planeta y la especie extraterrestre local, no corrompida por el mecanicismo y el consumismo, trata de defenderse. Y el prota humano acaba conectando con ellos y estando de su parte (un "Bailando con lobos", vamos).

AVATAR si os fijáis va directa. PUM del tirón al planeta y ala, a enfrentar el conflicto con los gatos pitufos. Nada de hablarte de cientos de planetas, distintas especies de aliens, humanos medio-animales, linajes imperiales ni cosas... que no va a desarrollar.

P.D1: me encanta cuando hacéis reseñas sin pelos en la lengua; da una imagen cristalina al usuario.
P.D.2: para mí Channing Tatum es como el Mario Casas americano (con eso lo digo tó :o )

La premisa de la película era muy interesante, el trasfondo y el contexto también, eso de jugar con la idea de los grises y reptilianos/draconianos lo encontré genial, pero la película es muy ambiciosa en el sentido de querer abarcar mucho en tan sólo dos horas y algo que dura la cinta. Al final nos queda una película muy rápida en el desarrollo de la trama por lo mismo, muy acelerada y con muchas preguntas abiertas (supongo que para ser respondidas en eventuales secuelas) pero el gran pecado de esta historia es su ambición de abarcar todo y el exagerado romanticismo "Crepusculiano" para explotar la imagen de Tatum y Kunis.
La película es entretenida, pero sólo eso, no trasciende como Interestelas o Guardianes de la Galaxia. Regular.

Como bien ha dicho Aedriano, cuando veo "al Tatum" en una película ya sé perfectamente qué es lo que debo esperar de ella, al igual que siempre me ha pasado cuando he visto aparecer en las pelis de sobremesa al hermano de Julia Roberts (pese en la de Batman: El Caballero Oscuro, debo decir...). Por eso debo de admitir que no me esperaba una obra maestra del celuloide, pero eso sí... me ha molestado pagar lo que vale el cine para verla. Podría haberme esperado tranquilamente a que la pusieran en Canal+ y otros lugares similares para poder verla "de forma gratuita", lo que al fin y al cabo explica el que estuviésemos solos en la sala.

A esta película le pasa lo mismo que le pasó a la de Alatriste -salvando diferencias, claro está-. Las dos tienen un buen curro en cuanto a ropa y decorados, pero parecen una sucesión de escenas inconexas sin pies ni cabeza. Cuando veo algo así en una peli de ciencia ficción me echo a temblar pensando en que alguna vez alguien tenga la peregrina idea de contratar a "Uwebol" o a los "Wachoski" para llevar Mass Effect a la gran pantalla. Lo siento, me quedo con Abrams....

PD: Y por cierto, me pone de mala leche que me hagan tragarme un rollo Crepúsculo sin avisarme antes. ¿Cómo es que de repente la pava se lanza en plan tigresa a por Tatum? ¿Así sin más? Es cierto que no queda mal "recortado en silueta" como decía Mota, pero nada más...todo muy poco creíble dentro de lo evidente.

Cyram, por lo que más quieras, poh la Víhen de la Macarenah :o..... no menciones Uwe Boll o Wachowsky junto a "película de Mass Effect"
(ya estoy llorando, coño :'( )
Sólo imaginar que como la pillara Uwe íbamos a ver seguramente a los salarianos como ninjas espaciales y a las asari en lianas voladoras...

Totalmente un espanto de película. Mira que soy cinéfilo y si no voy cada semana al cine siento que me falta algo, así que fui a verla aunque "sabía" que iba a ser malísima. Encima nos ponen al Tatum que no pega aquí ni con cola, no me pregunten el porqué, una historia malísima y un final tan ridículo que da vergüenza ajena. Los más triste de esto es que te das cuenta de que los productores de cine no deben de leer mucho, porque con la de historias buenas que hay y luego se desperdicia esta cantidad de dinero y recursos para hacer bodrios enormes como esto. Lo dicho, una auténtica pena.

Querido Anónimo, estoy totalmente de acuerdo contigo. Tatum no pega ni con cola xDD y claro que los productores dijeron que sí, nada más que ver la palabra "Wachoski" abajo asintieron como tontos. xD

Aedriano ha mencionado Avatar en su comentario a esta crítica, como haciéndola desmerecer por completo, en el tonod e moda del típico gafapastas que supuestamente sabe de cine, pero sin poder remediar alabarla en el fondo, hipocritando su argumentación en el lance.

Avatar es una grandísima película de la que la mayor parte de la gente apenas ha sabido entender nada acerca de ella, o muy poco, y hablo no sólo de los que la han denostado... sino de los que, especialmente, han ido a verla al cine, y la han vuelto a ver, una , y dos , hasta tres, y más veces, para temrinar siempre cayendo en la misma insoportable, por borreguil, coletilla del plagio pocahontero.

En cuanto a esta película, El destino de Júpiter, yo ya me di cuenta de que no debía ser gran cosa cuando la retrasaron 6 meses con la excusa de rodar unas escenas más... cuando la verdader causa fue que sabían que no podía competir con Guardianes de la Galaxia, otra gran película, aunque arrastre el lastre de no ser parte de una franquicia original.

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies