Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

agosto 13, 2014

Reseña: «Las dos vidas del capitán», de Mari Pau Domínguez

Compartir

Aquí estamos, grumetillos, recitando a Espronceda mientras los calores del verano amenazan con derretir a media península. ¿Y qué mejor forma de soportar estas temperaturas que con una novela histórica basada en un heroico pero casi desconocido personaje llamado don Diego de Alvear y Ponce de León? Esta figura histórica, que ha pasado injustamente sin pena ni gloria por los anales de las crónicas españolas, fue un personaje de lo más interesante. Un joven apasionado e impetuoso, cultísimo, que hablaba sin problemas latín, inglés, francés, portugués e italiano, además de dos lenguas indígenas que aprendió en su odisea americana: el guaraní y el tupi. Dotado además de un gran sentido del deber hacia la Armada y España, se encargó de cartografiar y realizar estudios botánicos durante veinte largos años y que después, tras retornar a España por orden del Fernando VII, se encontró una España convulsa y desagradecida que le dio la espalda pese a todos sus sacrificios personales y esfuerzos, no solo con el mantenimiento de las colonias americanas tras el enfrentamiento entre la corona española y portuguesa, sino tras resistir en Cádiz la invasión francesa en la guerra de la independencia española. ¡Ahí es nada!

La novela se inspira en la biografía publicada 1891 por la propia hija de Diego de Alvear, Sabina de Alvear y Ward, inmediatamente reconocida por la Armada como documento histórico de gran valor. La autora, Mari Pau Domínguez, recoge en el libro fragmentos de este que acompañan a ciertos episodios de especial relevancia, añadiéndole verosimilitud y realismo. Sin embargo, lo más probable es que conozcáis algo de la historia de Diego de Alvear si nos remontamos al 2010, cuando la empresa norteamericana Odyssey Marine Exploration, bajo el secreto proyecto de Black Swan y disimulando sus pretensiones con la búsqueda de otro buque, pretendió el expolio arqueológico de Nuestra Señora de las Mercedes. ¡Ahora los piratas tienen sede en Tampa, California, y visten de Armani!


Volviendo a la novela, tal y como indica el título, Las dos vidas del capitán, vamos a encontrarnos la narración dividida en dos grandes bloques temáticos. En el primero, seremos testigos de las vicisitudes de un joven alférez que llega al continente americano con el propósito de cartografiarlo por orden de Carlos III, en una maniobra de espíritu ilustrado e índole política. En esos primeros treinta años de vida, que ocupan los diecinueve primeros capítulos de la novela, veremos cómo desarrolló su labor de cartógrafo y botánico, sus amores de juventud, su matrimonio con María Josefa, el nacimiento de sus numerosos hijos y el regreso a España como capitán de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes. Aquí es donde encontramos el punto de inflexión de la novela y donde empieza propiamente la segunda parte, con el hundimiento de Nuestra Señora de las Mercedes por parte de la flota inglesa, en un ataque malintencionado y traidor, sin provocación alguna, que tenía como objetivo hacerse con el tesoro que transportaban los españoles de vuelta a España y donde Diego de Alvear lo perdió todo, regresando a una España mal gobernada por un inepto Fernando VII y con la invasión francesa en ciernes.


Pese al argumento y la apasionante historia que se esconde en la sinopsis, no esperéis grandes batallas navales ni combates cuerpo a cuerpo. La narración que vamos a encontrar es casi ensayística, muy narrativa, sin apenas diálogos, muy lineal y sin apenas interacción con las emociones del lector. Es el único aspecto de la novela que no me ha convencido. Es posible que mi acercamiento previo fuera erróneo y esperara algo mucho más proactivo, con más acción, más belicismo y epicidad. Todo lo contrario. Estamos ante una novela pausada, muy bien escrita, de prosa preciosista e intimista que invita a la reflexión pero no a la acción. Es una novela para saborearla a sorbos y para descubrir a un personaje injustamente olvidado de la historia de España. Si esperáis saborear el olor de la pólvora, no es vuestra novela.


La edición del libro es más que correcta, con una encuadernación en tapa dura con sobrecubierta, a la que acompaña un epílogo sobre el litigio entre España y estos saqueadores de tumbas náuticas, y también, la inspiración de la autora en la biografía de Sabina de Alvear y Ward. ¡A los amantes de las novelas históricas marinas les va a encantar!

En definitiva, Las dos vidas del capitán rinde un merecido homenaje a un personaje injustamente olvidado, no solo por su relevancia en las colonias de ultramar si no en la defensa de Cádiz durante la Guerra de la Independencia Española. Un hombre de innegable honor y valor personal, Diego de Alvear y Ponce de León, que no debería quedar en las sombras de la Historia. ¡A leer, grumetes, con el espíritu de Espronceda como bandera! «Qué es mi barco mi tesoro, qué es mi Dios la libertad, mi ley, la fuerza y el viento, mi única patria, la mar».

Ficha técnica
Fecha de publicación: 5 junio, 2014. Editor: Grijalbo. Géneros: Novela histórica, Ensayo.
Traducción: -. Páginas: 384. Precio: 21,90 €. Electrónico: Sí.
Valoración
★★★☆☆

4 comentarios

Tu reseña invita a leerla y la autora está entre mis preferidas, así que no tengo escusa,
saludos

Seguro que te encanta, Porlomenix. Ya nos contarás que te ha parecido :)

Ciertamente le falta proactividad y épica a la novela. Es, cómo no, la opinión y el punto de vista de Mari Pau Domínguez. Pero, naturalmente hay otros. ¿Os enfadaría mucho, reyes y reinas del brezal leer "Un asunto personal", la reseña de "Las dos vidas del capitán" publicada por lanovelaantihistorica.wordpress.com?.
Seguro que el viaje os merece la pena y veis "Las dos vidas del capitán" en toda su verdadera magnitud. En lo que es y en lo que podría haber sido contada de otra manera.

No nos enfada, no. :D

De hecho ya he leído tu artículo, y lo cierto es que es muy completo y ofrece un punto de vista diferente y completo de la novela. Es también una opinión sobre la obra, lo que nunca está de más. ;)

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies