Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra definición
de fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll
y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

#arte de Jakub Rebelka

El editor te
recomienda

Literatura

Yermo Ediciones recupera Lanfeust
de Troy

El sello del planeta rojo publica una nueva edición
de este clásico de la fantasía francobelga en forma de viñeta.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

V. E. Schwab cierra
en febrero la trilogía ‘Shades of Magic’

La escritora cuenta en A Conjuring of Light el desenlace de la batalla mágica entre los cuatro Londres alternativos.

Cómics

Yermo Ediciones recu-
pera Lanfeust de Troy

El sello del planeta rojo publica una nueva edición
de este clásico de la fantasía francobelga en forma
de viñeta.

Literatura

Booket reeditará los cuentos inconclusos
de J. R. R. Tolkien

Esta importante colección de relatos y ensayos de la Tierra Media saldrá finalmente
en formato de bolsillo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

junio 28, 2014

Videojuegos: Tragaperras, monstruos y ángeles en «The Binding of Isaac»

Compartir

El mundo de los videojuegos está lleno de estudios que hacen auténticas virguerías con un amplio grupo de personas, pero los hay que con sólo dos integrantes consiguen publicar un juego completo y bien hecho como pocos. Es el caso de The Binding of Isaac, un juego de factura independiente creado por Edmund McMillen y programado por Himsl Florian. El juego, que cumplirá tres años en septiembre, es de acción y mazmorras estilo retro y utiliza el llamado sistema roguelike, entre cuyas características encontramos la muerte permanente (una vez el personaje ha caído hay que empezar desde el principio), la jugabilidad lo es todo (sencillo y directo al grano), es para un solo jugador, la curva de dificultad va en aumento y todo el contenido es aleatorio, desde mazmorras, monstruos y objetos. Tiene además una expansión: Wrath of the Lamb., un DLC oficial con mucho más contenido añadido.


El argumento es simplísimo: Isaac, el niño protagonista, huye de su madre (evitando la muerte que le hubiera dado por tener el cerebro hecho agua ver tantos programas religiosos y creer que su hijo es un demonio) hacia el sótano de su casa, el cual está lleno de todo tipo de monstruos y objetos (fruto de su imaginación). El objetivo final: enfrentarse a ella en un combate a muerte.

De monstruos, criaturas celestiales y tragaperras
The Binding of Isaac tiene un trasfondo muy curioso. Por un lado hay multitud de criaturas a las que hay que aniquilar, desde monstruos sanguinolentos hasta réplicas de uno mismo (con jefes finales de fase incluidos). Pero también hay montones de referencias religiosas como los ángeles que intentan acabar con el protagonista, ítems como la Biblia, efectos sonoros de coros celestiales, u otros objetos como relicarios o cruces que nos ayudan en la aventura (aunque lo religioso no es lo único).


Y es gracias a ese sistema roguelike, el de la aleatoriedad, que The Binding of Isaac tiene también un componente muy fuerte a la hora de presentar ítems aleatorios: monedas, llaves, bombas, puertas secretas o salas de arcade. Es en dichas salas donde si tenemos una buena reserva de monedas podremos sacar más objetos aleatorios de los niños trileros (y que no sólo están ahí, sino también los vemos de vez en cuando por el resto del mapa) o de las máquinas tragaperras que ofrecen recompensas más suculentas bajo la forma de abalorios u objetos de efecto pasivo. Estas máquinas no son como las tragaperras de juego online o las de los bares, aunque gráficamente son muy similares y son de las clásicas de tres carretes. La única diferencia es que no hay método efectivo para conseguir el premio deseado y tampoco tienen una tabla de combinaciones ganadoras.

Conclusiones
Para ser un juego hecho en dos meses, es uno de los más adictivos y con una cantidad asombrosa de contenido desbloqueable (echándole muchas horas, por supuesto). No hay ningún tipo de bug (al contrario que los juegos de las grandes compañías), la ambientación de terror funciona perfectamente (gracias en parte a la banda sonora de Danny Baranowsky) y el resultado es totalmente satisfactorio si el jugador gusta de los Action RPG y está dispuesto a perder una y otra vez hasta pillarle el tranquillo. Un juego brillante, no se puede decir menos.

0 comentarios

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies