Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Nuestra
definiciónde
Fantasía

Dícese de tener la espada a mano y el conjuro aprendido, abrir la puerta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Explorar un universo imaginario... o no.

Russ Nicholson

El editor
recomienda

Literatura

Neil Gaiman retrata la mitología nórdica en su próximo libro

Todos los trabajos del autor británico están influenciados por las diversas mitologías de la humanidad, entre ellas la nórdica, por lo que es natural que su nuevo trabajo sea precisamente un análisis novelado de los mitos nórdicos.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Literatura

‘La Espada de la Verdad’ sigue adelante con ‘The Nicci Chronicles’

Ahora que Terry Goodkind ha cerrado la saga principal, es hora de que Nicci tome el relevo.

Por Grayskull

Dark Horse publicará las tiras cómicas de ‘He-Man y los Masters del Universo’

El sello del caballo negro recupera y recopila en primicia las tiras cómicas de He-Man.

Reinos Olvidados

El elfo oscuro Drizzt Do'Urden vuelve pronto

El drow y los Compañeros de Mithril Hall viajan de nuevo hasta Gauntlgrym para buscar a un viejo amigo.

Literatura

Ediciones B publicará novelas de The Expanse

Tras el éxito de la serie en el canal SyFy, la colección Nova publicará al menos el primer libro de la saga escrita.

Las últimas novedades

Grimorio de novedades

mayo 01, 2014

Encuentro con Ismael Martínez Biurrun en Tipos Infames: "Los miméticos son como recién nacidos"

Compartir


El pasado 6 de marzo a las siete de la tarde tuvo lugar en la librería Tipos Infames de Madrid un encuentro de bloggers en exclusiva con Ismael Martínez Biurrun, autor de la novela Un minuto antes de la oscuridad (que hemos reseñado por aquí) y que ha sido publicada por Fantascy. Lo primero que nos llama la atención al entrar a Tipos Infames es que se trata de un sitio sin duda acogedor, con un ambiente agradable que invita a la charla, y así fue en efecto. Ismael da la casualidad (si es que podemos atribuirlo a la aleatoriedad) de que es una persona cercana, que al igual que la librería, invita al diálogo y derrocha simpatía. No por nada se presentó (al igual que su anfitrión, y disculpad que no podamos localizar su nombre) con una camisa hawaiana, como la de esos que salen en su última novela.

El encuentro fue cubierto por nuestro colaborador Rael (también estuvo en el encuentro blogger de Patrick Rothfuss), quien nos ha transmitido todo el material necesario para informar en esta crónica/reportaje sobre el autor y su novela. Pero antes que nada, agradecer a Penguin Random House, y a la editorial Fantascy (al evento acudió también una de sus editoras, Emilia López), la invitación a este tipo de actividades, y no sólo eso, sino también el ejercer de anfitrión e invitar a todos los presentes a las bebidas para amenizar el ambiente, un detalle muy de agradecer que demuestra la buena organización y su experiencia en este tipo de actividades.

En la fotografía, nuestro enviado Rael posa junto a Ismael Martínez Biurrun.

El evento estuvo dividido en dos partes: por un lado la charla con los bloggers invitados en Tipos Infames, y por otro la consabida presentación del libro en la misma librería. Decir que la presentación fue todo un éxito, con un aforo completo que demuestra una vez más que tanto la literatura de género como los autores nacionales llaman mucho más la atención que antes.

El encuentro con bloggers
Las diferentes preguntas hacia el autor se suceden una tras otra sin ningún momento de respiro entre los tres asistentes, y con multitud de spoilers, por lo que aquellos que no han leído la obra en cuestión deben tener cuidado con los comentarios vertidos aquí (las fotografías mostradas en este reportaje, por cierto, no pertenecen necesariamente del encuentro exclusivo, sino a la presentación posterior del libro).


En cuanto a la novela, decir que de una forma u otra ha calado en los lectores asistentes (y es de suponer que también entre los lectores de la calle), por lo que no podemos más que recalcar el buen ambiente mantenido en torno al debate sobre Un minuto antes de la oscuridad. Las primeras preguntas tienen que ver con Yonan, el mimético de la historia, y con el hecho de que uno se pregunte sobre su condición y destino como ser humano (y su condición de mimético). El autor comenta sobre él y sobre su idea de hacer una historia de ciencia ficción, la cual tuvo su origen en una visión: "la idea de hacer una historia de clones no viene tanto de la ciencia ficción sino de que en su momento me regalaron una copia de El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. Tiempo más tarde, ya que no fue la primera vez que leí la novela, ocurrió uno de esos momentos en los que despiertas, abres los ojos y ves un doble de ti mismo sentado a los pies de la cama, a lo que el otro yo responde que siga durmiendo que él seguirá vigilando". Y de ahí surge la semilla de Un minuto antes de la oscuridad.

La idea de Yonan, el mimético (que también podemos llamar clon) de Ciro, surgió de una manera muy natural, y aunque el recurso del hombre delante del espejo es un territorio muy trillado en la literatura, sin duda podía sacarle algún partido. "Los miméticos son como recién nacidos, y Sole se sorprende de que en realidad sea una hombre con pensamientos y deseos". Ismael Martínez Biurrun afirma que le gusta la mezcla géneros, aunque tiene miedo de que los lectores habituales de ciencia ficción de toda la vida no abracen esta novela. En esta ocasión se encuentra ante un público nuevo, ya que es la primera novela que escribe de este género.


La primera pregunta formulada por Rael, sobre el Madrid apocalíptico retratado en la novela, un futuro más que probable en el que se cierran colegios, centros de salud y el trabajo escasea cada vez más, y donde se pregunta al autor si escribió la novela apuntando precisamente hacia la reflexión de esa situación, como crítica de la actual situación que vive España, o ha sido una casualidad, el autor contesta que "dentro de la M-30 se mantiene la ficción de que las cosas siguen funcionando, aunque hay un derrumbe progresivo del sistema y la gente se marcha de la ciudad no se sabe adonde. No es una novela social en el sentido literal, no hay una crítica directa. Apela al lector para que se mire a sí mismo, como una incitación a la reflexión. Cómo se combina el egoísmo y el compromiso con los problemas que hay más allá de nuestra casa."

Y lo anterior tiene mucho que ver con el ambiente retratado en la novela, donde lo característico de una sociedad que se está desmoronando es la sencillez, e incluso el mayor miedo de todos los que residen en la Avenida de los Fuegos es quedarse excluido y no seguir siendo considerados ciudadanos (para ello el autor toma como referente la película Hotel Rwanda, dirigida por Terry George).


En relación a la siguiente cuestión formulada por nuestro enviado, donde pregunta sobre la mezcla de ciencia ficción con género policíaco y terror, y con los géneros con los que el autor se siente más identificado como escritor o lector (hasta el punto de querer escribir una novela de ese género), el autor responde que siente una mayor afinidad con el terror, aunque últimamente lee más novela generalista que de género. Le cuesta encontrar novelas (de género) que realmente le entusiasmen, aunque hace años se sabía muchos libros de Stephen King de memoria, y cuando más disfrutaba era cuando llegaba la escena más terrorífica.

Ismael cree que lo de mezclar géneros es bastante natural, y de hecho lo lleva haciendo en todas sus novelas. Es algo que su historia le pide y no es en absoluto algo intencionado (recalca además que Un minuto antes de la oscuridad no es una novela experimental). En cuanto a la literatura de género en nuestro país, Ismael cree que está cambiando un poco la dinámica en España sobre todo porque se han perdido muchos prejuicios, como por ejemplo el de comprar algún libro escrito por alguien llamando Martínez. "Por suerte eso está cambiando".


Para terminar, y a modo de curiosidad, aquí van algunas conclusiones finales sobre Un minuto antes de la oscuridad. En primer lugar, comentar que al principio el autor disfrutaba mucho con las investigaciones de Ciro, y empezó a gustarle más lo que pasaba entre Yonan y Sole dentro de la casa. En segundo lugar, Emilio Bueso (Esta noche arderá el cielo) le instó a explicar cómo está organizado el campamento de los hawaianos, que como saben los que han leído el libro, son el elemento de salvajismo dentro de la novela. Pero para eso el autor comenta que le gustaba jugar con la idea de que los hawaianos fueran el estado natural puro sin haber una maldad definida de por medio.

En tercer lugar, Ismael también cree que Un minuto antes de la oscuridad no es especialmente pesimista, aunque las cosas, hay que reconocerlo, pintan mal. Entroncando con esa idea, el autor afirma que se trata de remover al lector con cosas que le incomoden, con cosas que le hagan sentir bien, etcétera. Finalmente, la idea de la consigna de las palabras del mimético le gustaron por lo poco tecnológico que resultan (de hecho, están cogidas de un sitio en concreto, aunque no las quiso decir). Es algo que te hace pensar más en un gólem que en la ciencia ficción propiamente dicha, dado que parece que tiene una cualidad más mítica.

Y ya para despedirnos del todo, con el recuerdo de una buena charla y la aproximación hacia un autor cercano que se compromete con los lectores, una instantánea de Ismael Martínez Biurrun firmando ejemplares a los asistentes, ¡como no podía ser de otra forma!

comentarios

Me ha gustado mucho la crónica, al igual que las fotos que tiene el bueno de Rael con Ismael Martínez Biurrun, creo que los dos han salido guapísimos. Sinceramente, el libro, después de haberme leído además la reseña, creo que es perfecto para poder descansar entre lecturas teniendo algo de calidad entre las manos y frente a los ojos. xD Así que más adelante seguramente me lanzaré a ello, mi lista de futuribles no para de crecer... qué cruz...

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies