Mi espada, mi conjuro.
La puerta. Magia.
La mazmorra. Un troll.
Nos gusta la fantasía

"Sabe, oh príncipe, que entre los años en que los océanos anegaron Atlantis y las resplandecientes ciudades [...] hubo una edad no sonada en la que brillantes reinos ocuparon la tierra como el manto azul entre las estrellas."

LA

en la tinta

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra,
un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía.


- La fantasía es la poción mágica de la literatura -

Síguenos

Por Crom y los Siete, bús-
canos en las redes sociales y
evitaremos el Sueño Eterno.

No te pierdas...

Televisión

La serie de ‘La Rueda
del Tiempo’ en Sony

Ya conocemos el nombre de la productora que estará al frente de la ambiciosa serie de televisión que adaptará la macrosaga de libros de fantasía épica de Robert Jordan.

Cómic

Hellboy se las verá con vampiros en Halloween

El Castillo Golga será el lugar donde transcurra Mr. Higgins Comes Home, una historia de vampiros clásica donde Mignola homenajea a la Hammer.

Rol

Wizards of the Coast libera la quinta edición de ‘Dungeons & Dragons’

Tres años desde su publicación en inglés, la compañía de los magos de la costa ha decidido que es el momento de que otros países publiquen el nuevo D&D.

Literatura

‘Los pequeños hombres libres’ en bolsillo

La novela fue publicada en
la colección Toro Mítico de Almuzara, pero hace años
que estaba descatalogada.

Opinión

¿Es Tad Williams uno de los autores de fantasía peor tratados en España?

El autor de "Añoranzas y pesares" y La canción de Cazarrabo está gafado
por un poder superior.

Esta es nuestra
Definición

de fantasía

Dícese de tener la espa-
da a mano
y el hechizo aprendido, abrir la puer-
ta a ganzúa, recorrer las mazmorras, enfrentarse al troll, al gnoll y al conjurador de la torre. Encontrar la biblioteca del nigromante y aprender sus antiguos y preciados conjuros escritos en lengua dracónica.
Explorar un universo imaginario...
o quizá no.

#arte Jakub Rebelka

#arte de JAKUB REBELKA

No te pierdas

Literatura

The Banner Saga 3
en Kickstarter

Stoic ha iniciado la campaña de mecenazgo para sacar adelante la conclusión de su trilogía de fantasía vikinga.

Cine

La fantasía africana de Marlon James

Será una trilogía de fantasía inspirada en los antiguos mitos y leyendas africanos.

Echa un ojo a nuestra sección
de noticias para estar al día.

También
en Twitter

Publihechizo

Publihechizo

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll. El mundo. Nos gusta la fantasía en todas sus formas.

Cómics

El Juez Dredd tendrá serie de televisión

La serie se centrará en un grupo de jueces del futuro.

Televisión

La BBC lleva a la tele ‘La ciudad y la ciudad’ de China Miéville

La novela negra del escritor británico en cuatro partes.

Cómics

Hellboy se las verá con vampiros en Halloween.

Mignola homenajea a las películas de la Hammer.

25 abr. 2011

Las Monarquías de Dios (II): "Los Reyes Heréticos", de Paul Kearney (por Loren)

Compartir


Reseña de la novela de Paul Kearney (
The Heretic Kings), publicada por Alamut en 2010. Prosiguen las diferentes tramas iniciadas en El Viaje de Hawkwood, primera novela de la serie, de obligatoria lectura si queremos comprender en su totalidad las propiedades de 'Los Reyes Heréticos'.

En la primera entrega de "Las Monarquías de Dios" vimos caer la ciudad más importante del continente, la joya occidente, Aekir, a manos de los invasores merduk. También vimos cómo un soldado que sobrevivió en la debacle que siguió a la conquista de dicha ciudad va subiendo en los peldaños del ejército para ir haciéndose poco a poco un nombre. También vimos la quema de herejes en la ciudad de Abrusio, gobernada por el joven rey Abeleyn, y por supuesto, las aspiraciones de la Iglesia, motivadas por el aspirante a pontífice Himmerius. No he podido evitar sentir una enorme tentación a la hora de coger esta segunda parte titulada Los Reyes Heréticos, que tras ese augurante título se esconde una novela de fantasía épica en toda regla, donde los reyes hacen sus movimientos en un mundo que se asemeja a un enorme tablero de ajedrez político, militar y religioso; donde las órdenes fervientemente devotas aspiran a algo más que erradicar la herejía de la faz de la tierra; donde una serie de misterios largamente olvidados (y escondidos) comienzan a salir a la luz para cambiar todo aquello que los hombres conocen. Y digo tentación porque uno de los atractivos principales de la novela es descubrir qué demonios hay en el Continente Occidental, gracias a la expedición de la primera novela, y que por supuesto no os contaré (para eso habrá que leer el libro). Sí diré, en cambio, que mis expectativas han sido ampliamente superadas a ese respecto, y el misterio se desvela en su mayor parte (o eso creemos).

Nos encontramos ante una novela que se lee del tirón, con una estructura bien definida, partida en tres partes, cada una destinada a lo que va, al grano, sin florituras. Puede que el descubrimiento del continente desconocido sea uno de los reclamos básicos del libro, pero que tire la primera piedra aquel que no se ha emocionado con los descubrimientos del joven inceptino Albrec en la ciudad de Charibon, una trama que me ha recordado en cierta forma a la novela de Umberto Eco El Nombre de la Rosa. O quién no ha sentido cierta simpatía por Corfe Cear-Inaf (uno de los personajes mejor desarrollado de las novelas), la pérdida de su esposa en la conquista de Aekir, su ascensión en el ejército, el haber salvado al verdadero pontífice de Las Monarquías de Dios, Macrobius, y que no se le reconozca por ello, tratado como un vulgar soldado que no conoce su lugar en la política ni en el juego de tronos de Torunna tras la defensa clave del Dique de Ormann. Porque una cosa es cierta, la serie de Paul Kearney tiene de todo lo que podemos esperar en una obra de fantasía épica, con el correlativo aliciente de incluir elementos que nos resultan tremendamente familiares y conocidos por las lecciones de historia de toda la vida (quizá ese sea su mayor logro).

En Los Reyes Heréticos, el lector hallará todo lo que espera encontrar en la digna continuación de El Viaje de Hawkwood, algo potenciado porque podemos ver más cosas de ese mundo enorme que nos da la sensación de tener muchos más recovecos por explorar. Además, estamos ante uno de los misterios mejor desarrollados en el género fantástico de los últimos años (y sí, me refiero al descubrimiento del nuevo mundo). La única pega es que Kearney sabe dosificar la información de una manera excelente, dando al que lee un ritmo frenético por pasar páginas y llegar al desenlace de sus momentos favoritos más esperados. El problema es que el autor nos deja con la miel en los labios para una entrega posterior, y esa urgente sensación de lectura voraz debe ser saciada de algún modo. Nos vemos en Las Guerras de Hierro.

***

Ventajas:
-Numerosas tramas abiertas, imposible aburrirse.
-El saber qué hay en el Continente Occidental.

-El estilo del autor nos incita a seguir leyendo para ir desvelando los diferentes puntos clave de la historia.

-La ambientación que el autor imprime en ciertos temas como el mar, la disposición de campamentos militares, las batallas...


Desventajas:
-Que por escasez de ventas, la serie no ha tenido todo el éxito que merece en España.
-Que no haya sido publicada mucho antes.
-Para leer la continuación,
Las Guerras de Hierro, es necesario (por el momento) estar suscrito a la colección.

3 comentarios

¡Bien dicho!
Esperemos que tu reseña sea un nuevo granito de arena que haga rodar a otros que sumen en la carrera de las suscripciones.

Gracias por opinar. ;)

Sí, espero que ese grano de arena aporte algo, y la opinión de la novela es totalmente sincera, sin duda lo merece.

Un saludo.

A ver si el tema de las suscripciones mejora hasta que finalice, que parece que la cosa está difícil.
Yo terminé de leer el primero hoy, y me alegra saber que el segundo está muy bien también. A ver cuándo puedo empezar con él ^^

Conversaciones




Si Frank Frazetta hubiera ilustrado la Tierra Media

El legendario artista de fantasía heroica y ciencia ficción podría haber ilustrado El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien, pero el proyecto nunca salió adelante.

Ilustración

Mi espada, mi conjuro. La puerta, magia, Igni. La mazmorra, un troll.
Nos gusta la fantasía

 

© 2009-2016 La Espada en la Tinta. Todos los textos y arte son propiedad son propiedad de sus respectivos autores.
La web

La Espada en la Tinta lleva desde 2009 acercando la literatura fantástica a
los lectores de habla hispana apasiona-
dos por el género.
Síguenos

No dejes de visitarnos en nuestras redes sociales.

Nosotros

Editor/Redactor
jefe
Loren Sparrow

Más

Qué es
La redacción
Contacto
Guía para
comentar

En breve
activamos
esta sección
Gracias por aceptar las cookies. Puedes cerrar este mensaje o leer más sobre la política de cookies. Más información | Sobre las cookies